Prueba PIAGGIO BEVERLY 300 ie

A TRIPLE ALTURA

La gama de scooters de Piaggio es, con seguridad de las más amplias del mercado. El principal fabricante de scooters de Europa no puede permitir que su gama se quede desfasada, por lo que renueva sus modelos constantemente. Ahora le ha tocado el turno al Beverly, que en el caso del 300 tiene que estar a triple altura: rueda alta, gama alta y además, estar como mínimo a la altura del anterior Beverly

  

A TRIPLE ALTURA

Piaggio lanzó su gama Beverly allá por el año 2001. Desde entonces, y con permiso del Scoopy, es una de las referencias en cuanto a scooters de rueda alta. De hecho, prácticamente inventó su segmento: si Honda, con el Scoopy inventó el rueda alta, Piaggio refinó el concepto y con el Beverly se convirtió en un scooter sofisticado, elegante , además de seguir siendo un utilitario cómodo, ágil y más estable que los scooters tradicionales.

piaggio beverly 300 ieDesde entonces se han vendido más de 270.000 unidades. Unidas a las innumerables ventas de los Liberty (gama baja en rueda alta, con motor de aire) y Carnaby, (el gama media de los de rueda de 16” de la marca italiana), está claro que el fabricante de Pontedera es uno de los mayores especialistas del mundo en este mercado. Y toda esta experiencia se ha volcado para conseguir mejorar el Beverly.

Una carrocería totalmente renovada pero que no ha perdido el aire de familia, cambios en el chasis y frenos y algunos retoques en el ya conocido motor de 300cc permiten hablar de un scooter nuevo. Es algo más que un lavado de cara lo que se ha hecho con este scooter. Su línea, sin embargo, y como te decía, es la del Beverly: puedes reconocerlo como tal desde la primera vez que lo ves. Sin embargo es enteramente distinto a los anteriores. Muy conseguido, aúna un cierto look clásico (y más en estos colores que ves en las fotos) con detalles de modernidad total, tales como el doble faro superpuesto delantero, las luces “daylight” de leds o los pilotos de intermitentes con la tulipa transparente, sin color.

Sigue empleando el original sistema de cierre de guantera y asiento de sus predecesores. Así, para abrir el asiento, siempre que no este el bloqueo de dirección cerrado y la llave esté en la cerradura de contacto, con sólo dar al botón del manillar, el asiento se abre. Este hueco ha mejorado mucho su capacidad (un 50%, según Piaggio) y ahora cabe un integral y un jet. Todo un récord para un rueda alta. Además está bien pensado. En un lado de este hueco hay un bolsillo para la documentación y que no ande por ahí dando tumbos y otro específico para las herramientas. Para abrir la guantera que queda delante de tus piernas cuando estás sentado, con empujar la llave de contacto hacia dentro se abre esta guantera. Y como la apertura principal del asiento es eléctrica y en caso de descarga de la batería no podrías abrir, dentro de la guantera (cuyo cierre es totalmente mecánico) hay una palanca para abrir, de forma manual, el asiento. Esta guantera es amplia, ya lo era en los anteriores Beverly, lo que hace que este scooter sea uno de los rueda alta mejor provistos para los que van siempre con muchas cosas encima. Además, si te resulta todavía poco, Piaggio, entre sus accesorios ha previsto unos top case de 36 y 48 litros fácilmente adaptables al portabultos trasero del Beverly.



LA MECÁNICA

Para el chasis se sigue recurriendo a una estructura de doble cuna en acero de alta resistencia. La horquilla es estándar, con la botella abajo -como suele ser normal en los scooters, salvo excepciones- de 35mm, más que suficiente para las exigencias de este tipo de vehículos. Los amortiguadores si son nuevos, aunque el esquema sigue siendo el mismo: dos amortiguadores regulables en precarga de muelle.piaggio beverly 300 ie

Trabajan bien, las suspensiones en general. Un poco (muy poco) rebotones en algunas circunstancias, algo habitual en Piaggio, la verdad es que ayudan a convertir al Beverly en un scooter muy noble, bien sujeto al suelo. Lógicamente, a esto también ayudan sus grandes llantas y unos neumáticos Michelín de calidad. Por cierto, que hablando de las llantas hay que precisar que, a pesar de que lo normal en los rueda alta eran las dos de 16”, en este nuevo Beverly se emplean unas medidas distintas: 16” delante, pero sólo 14” atrás. Esto es algo que ya habíamos visto, por ejemplo, en el propio Beverly 400, y que es una hábil respuesta al compromiso entre la estabilidad de las ruedas de 16” y la mayor capacidad del hueco bajo el asiento si ese espacio no está empleado por la propia rueda, algo que se consigue con la llanta trasera de 14”. Por último, sobre las llantas: precioso diseño de 20 radios.

Los frenos si han sido objeto de una profunda revisión, o más bien “reforma”. Se emplea un enorme disco delantero de 300mm y otro trasero de 240mm. Sobre el disco delantero actúa una pinza de doble pistón que a su vez es accionada por una bomba de freno de 12mm. Con todo ello, y según declara Piaggio en el dossier de prensa, el esfuerzo sobre la maneta es un 50% menor para la misma cantidad de frenado. Y desde luego, la mejora en tacto y calidad de frenado es más que notable.

piaggio beverly 300 ieEl motor si es el conocido 300cc de la marca. Basado en el anterior QUASAR 250cc, de 4 válvulas, agua e inyección, y se modificó toda la parte termodinámica del motor (cigüeñal, biela, pistón, cilindro y culata) buscando una mejora del par motor. Así obtuvieron una cilindrada de 278cc para el motor, un aumento de cilindrada que se empleó directamente en mejorar el par y la respuesta inmediata al gas, sin buscar ni mayores potencias ni mayor velocidad que con el 250cc. Este motor, el mismo que se monta en, por ejemplo, el X7, consigue totalmente ese objetivo: es un 250cc “gordo”, con muy buen par, de 22NM a tan sólo 5.750rpm y una respuesta rápida y suave al mando del gas. Pero se conforma con poco más de 22Cv, lo que limita su velocidad máxima a poco más de lo que es capaz cualquier 250cc. Y esto, con competidores de 27Cv (Scoopy 300) y hasta 30Cv (Kymco SuperDink 300) en la misma cilindrada, hace que el Beverly, en carretera, se quede algo corto. Y en Milán ya vimos el nuevo People GTi 300...



CÓMO VA

Dos de las características de este scooter definen su comportamiento: por un lado, es un rueda alta, lo que le da un plus de agilidad y estabilidad. Y por otro lado, el motor Piaggio de 278cc, menos potente que otros motores de la categoría de los 300, pero con mucho par y una finura de funcionamiento muy conseguida. Por tanto, el Beverly es un scooter ágil, estable y de buena salida, aunque un poco corto de velocidad punta. Aún así, en la carretera se le llegan a ver los 140 Km/h, aunque le cuesta, lo cual es más que suficiente en trayectos de medio radio.

En ciudad es un gran scooter. Estrecho y estable, pasa entre coches sin mucho problema. Las suspensiones están bien taradas, lo cual ayuda a que sea un gran scooter: no tienes mucho problema en elevar el ritmo en curvas y esquinas, ya que se agarra bien y resulta noble. Y también en zonas bacheadas sus ruedas altas y las suspensiones hacen que sea controlable y responda bien. Pero de todas las mejoras introducidas por Piaggio en este nuevo Beverly, la que se lleva la nota son los nuevos frenos: potentes y con buen tacto, unidos al buen agarre de los neumáticos Michelín (en frenadas y en curvas) hacen que el Beverly pueda llevarse muy deprisa en zonas de curvas.



EN CONCLUSIÓN

El Piaggio Beverly se ha convertido en una referencia entre los scooters de rueda alta. Estilo italiano en su diseño unido al saber hacer de Piaggio en esto de los scooters han convertido a este scooter en una opción con la que siempre acertarás. Suave y dulce, fácil de manejar, no muy alto de asiento, cómodo...y ahora con mejores frenos, mejor capacidad de carga y una conseguida línea que conjuga el estilo clásico y lo moderno. Seguro que seguirá siendo, durante mucho tiempo, una opción acertada. Eso sí, esa seguridad de que compras algo bueno, hay que pagarla, y el precio de 4.466€ lo sitúa por encima de otras opciones de la cilindrada. Eso si, si te ha gustado, consulta el precio, porque suele haber promociones que “te lo acercarán” un poco. 

Equipamiento Probador:

Casco: LS2

Chaqueta: Hebo O´Rey

Guantes: Hebo

Botas: Axo



A favor

- Innegable estilo, funcionamiento suave y noble comportamiento.

En contra

- El motor debería aumentar de potencia y mejorar su velocidad máxima.

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Enero 2011

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar