Prueba HARLEY-DAVIDSON CROSS BONES

¡PIRATAS A LA VISTA!

Harley ha sido históricamente, aparte de la principal creadora y “alma mater” del segmento custom, la moto por excelencia de los “chicos malos” y rebeldes. A nadie se le escapa que uno de los principales iconos de libertad son dos melenudos “hippies” rodando en sus Harleys choperizadas con unas inacabables horquillas en las carreteras americanas hacia donde el horizonte les lleve. Por supuesto estamos hablando de “Easy Rider”, la película más icónica sobre el movimiento hippie y la libertad que este supuso. Efectivamente, durante décadas las motos americanas eran prácticamente coto privado de dos grandes grupos: por un lado aquellos que paseaban por el filo de la ilegalidad, muchos de los cuales se movían en bandas consideradas hasta peligrosas y criminales, mientras que irónicamente por el otro era usada por los cuerpos de policía y el ejército de los Estados Unidos.

  

¡PIRATAS A LA VISTA!

Cuando en los 80 Harley Davidson fue comprada a su anterior dueño-AMF, un “superholding” que fabricaba y comercializaba desde productos químicos hasta maquinaria pesada-, y se instauró la compañía tal y como la conocemos hoy día, se aprovechó esta leyenda para crear toda una cultura de rebeldía y libertad para usuarios llamémosles “normales” y la nueva directiva se ocupó de limpiar la imagen dejarle atrayendo a su mundo a famosos de todo tipo, desde actores a cantantes pasando por deportistas mundialmente conocidos. Esto llevó con el tiempo a un cierto “aburguesamiento” de su imagen para los usuarios más puristas. Por ello, en los últimos años se están sacando modelos que recuerdan aún más a ese mito de motoristas “Bad Boys”, verdaderos lobos solitarios del asfalto que ya no son ni mucho menos criminales ni gente de mal vivir sino, por el contrario, usuarios de buen nivel económico que se pueden permitir tener un vehículo con que destacar y ser admirados allá por donde ruedan. Hace unos años fue la radical e impactante Street Bob, más recientemente la algo más domesticada y urbana (a pesar de lo cual también era monoplaza) Nightster 1200, y para esta temporada ha desarrollado la versión más oscura, impresionante y radical que se ha podido ver en las últimas décadas de la siempre admirada Springer.



NADA QUE VER CON LA PRIMAVERA

Como muchos sabréis, en inglés la palabra “spring” significa primavera… pero eso no significa ni mucho menos que la Harley Springer tenga nada que ver con usuarios amantes de esta época del año. La otra acepción de este término es muelle, y precisamente estos modelos se denominan así porque el sistema amortiguación no es el de una horquilla convencional sino el que se había desarrollado anteriormente, por lo que nos remontamos a principios de siglo. La absorción de los baches en el tren delantero se encargaba a los pequeños muelles colocados en la parte superior, debajo del faro, entre los cuales se coloca un pequeño amortiguador para la retención de hidráulico. Se unían a unas barras que basculaban sobre una bieleta a la altura de la rueda. Suena algo complicado, pero lo entenderás mucho mejor viendo las fotos

harley davidson cross bones

Como es fácil de entender, esto constituye uno de los elementos más característicos y atractivos de la moto. De hecho, nada más ver su frontal comprendes inmediatamente que estás ante una obra de la fábrica de Milwaukee. Es algo tan característico que ninguna otra fábrica ha podido montarla sus motos. Como curiosidad, podemos citar algunas lo intentaron, como el caso de Honda Steed VLS en el ´98, pero los chicos de Harley (que conocen como nadie la importancia de eso llamado “temperamento propio”) denunciaron a los japoneses por plagio puesto que ellos tienen la patente del invento. Esto demuestra bien a las claras la importancia de este modelo para la fábrica americana que este año, aparte de la aparición de este modelo “Huesos Cruzados”, recuerda que también era conducida por el hijo de Indiana Jones en la última entrega de la película. Ya sabes, si hay una empresa que sabe hacer buen marketing, esa es Harley Davidson.

Aparte de esta horquilla tan característica, podemos ver una  rueda delantera de 15 pulgadas con llantas de radios y un precioso neumático de talón alto, mientras que en la Springer “normal” esta llanta es de 21 y mucho más fina. Sobre ella hay un guardabarros recortado al mejor estilo chopper. Recuerda que “chop” significa cortar, aligerar, de ahí el estilo minimalista de esta tendencia dentro de las custom. También el guardabarros trasero es muy corto dejando el gran neumático de 200 mm de ancho bien a la vista.

Más detalles. Como no puede ser otra manera en una moto para “chicos malotes”, el asiento es monoplaza tipo “Sprug”. Tiene un diseño encantadoramente retro, al estilo de las bicicletas antiguas, con dos muelles que sirven de amortiguación puesto que este modelo es aparentemente un “hardtail “ (cuya traducción viene a ser algo así como “cola rígida”) y originariamente estos modelos no tenían amortiguación detrás, por lo que la absorción de los impactos se dejaba solamente a estos dos breves muelles. No obstante, claro está, sin duda es muy importante aparentar ser un tipo duro, pero no tanto como para romperte  la espalda al primer bache que te encuentres. Por eso, esta Harley tiene la amortiguación trasera colocada horizontalmente al suelo debajo del motor.

harley davidson cross bones

 

Sigamos. Otro elemento que distingue a este modelo en concreto es el manillar tipo “Ape Hanger”. ¡Si, sé que todas las piezas tienen nombres especiales que parecen salidos de una película de vaqueros, pero qué quieres que te diga! En Harley son americanos y les encantan estos nombres.


  Siguiendo con nuestro la traducción, sería “cuelga monos”, que es como se denominan a esos manillares altos, abiertos y con las puntas abiertas hacia afuera. Puramente custom, la verdad es que estéticamente es arrollador, aunque en marcha la verdad es que tienen un tacto, digamos, bastante peculiar. Pero sí quieres una moto cómoda, cómprate un escúter, y si quiere ser el rey del bulevar y sentirte un tipo más duro que John Wayne cómprate esta Harley.

El depósito es ancho con una tira de cuero que la cruza de arriba abajo por el centro y con el (precioso) cuadro de relojes encastrado en medio con los indicadores tipo “Cat Eye”, que en cristiano sería “ojos de gato”. Los dos escapes laterales independientes con la terminación estilo recortado, refuerzan esa imagen de “outsider”..



MOTOR EMBLEMÁTICO

Y ahora pasemos al motor. Este es un Big Twin, que es como se denomina al motor más grande de Harley en el catálogo de cada momento. Hubo los motores Shovel, Evolution, y muchos otros antes, pero ahora estamos en la generación del Twin Cam de 1584 cm³. Por muchas evoluciones que tenga, un Big Twin siempre ha de tener unas características inamovibles entre las que están ser un V2 a 45°, tener refrigeración por aire y la caja del filtro (metálica, por supuesto) bien a la vista en un lateral, entre otras. Mantener ese estilo retro y ese retumbar inconfundible que ha hecho de Harley una leyenda no es nada fácil, sobre todo en tiempos como los actuales en que las normas antipolución son cada vez más estrictas. Por ello, en la última evolución de este motor se incorporó doble árbol de levas y una inyección electrónica que se mejora y afina año tras año, y que la verdad es que le sentó a este propulsor como mano de santo tanto en prestaciones como en suavidad y consumos. Por otro lado, hace dos años se incorporó un sistema de válvula de escape para controlar la emisión de sonido. Esta está colocada a mitad de camino de los colectores y se mantiene cerrada en las primeras marchas, por lo que prácticamente siempre en ciudad controlará el ruido, mientras que en las marchas más largas se abre para que ruede más desahogada en carretera. En las fotos de la galería de esta prueba puede ver un esquema de este sistema.

harley davidson cross bones

Y otra gran novedad relativamente reciente es que incorpora seis marchas en el cambio, por lo que rodar en largos viajes o excursiones resulta ahora mucho más descansado, disminuyendo el consumo y las vibraciones al rodar a menos revoluciones. Cuando metes la sexta marcha, te lo indica en la consola para que sepas que estás usando el “overdrive”, que al contrario que en otras motos aquí se puede usar muy pronto puesto que el par motor es digno de una locomotora… lo que por otra parte es habitual de estas Harley grandes. Nunca declaran potencia, aunque este propulsor hemos podido saber que proporciona algo más de 70 caballos a prácticamente 5000 revoluciones, por lo que en la práctica te encuentras rodando bastante por debajo de este régimen por una mera cuestión de aerodinámica. También el cambio y el embrague se han suavizado, siendo actualmente mucho más fáciles de usar que hace pocos años, y además este modelo incorpora un pedal del freno con una gran pieza donde poder apoyar la punta del pie y unas recias plataformas como reposapiés. La palanca del cambio es doble tipo punta-tacón, aunque esto es algo que la verdad yo nunca he llegado usar ( lo de cambiar bajando la leva con el tacón) porque lo encuentro bastante incómodo, pero si lo montan es que hay gente que lo usará.

Por último, no podemos olvidar que, como toda las Harley, la transmisión de la potencia a la rueda trasera no se hace con una tradicional cadena, sino por una correa dentada que ayuda (y mucho) a que este gigantesco motor refrigerado por aire sea más suave y dosificable de lo que te esperas en un principio..



LEVANDO ANCLAS

Como si fueras un pirata embarcando en su goleta en busca de aventuras y buena fortuna, te montas en esta Cross Bones (recuerda, esto significa Huesos Cruzados). La primera impresión es que el asiento es algo duro, pero confortable por lo anatómico que resulta, y la posición es realmente cómoda. Las estriberas tan bajas te llevan a una posición en la que casi pareces estar sentado sobre una silla y los puños colocados tan altos resultan estar a una altura correcta para no tratarse precisamente de un sport turismo.

Intentas plegar la pata de cabra, lo que te cuesta bastante trabajo si no tiene las piernas muy largas porque está anclada muy delante y apenas puede llegar con el pie. Bien, una vez lo has conseguido giras el mando del arranque en posición ON, puesto que como en toda la Harley basta con desbloquear este conmutador con la pintoresca llave circular habitual de la marca y metértela en el bolsillo. Por cierto, el llavero que te dan junto con la llave actúa de cortacorrientes que, al alejarte más de 10 metros de la moto, bloquea todo el sistema electrónico. Excelente antirrobo, os lo aseguro.

harley davidson cross bones

Sigamos con lo que estábamos. El motor cobra vida retumbando como no puede ser de otra manera en un Big Twin. Metes primera con una suavidad sorprendente en un motor de estas características (excelente trabajo realizado en los últimos años sobre la mecanización y aligeramiento interno de este propulsor, desde luego), sueltas el embrague mediante una maneta tan ancha y alejada del puño como siempre, y ya te sientes embriagado por el espíritu Harley.

La posición, como hemos dicho, es increíblemente cómoda para rodar en carretera, pero según pasan los kilómetros el llevar los brazos tan abiertos logra un claro efecto vela que termina cansando como sobrepases las velocidades legales. Esto, por cierto, resulta posible y fácil con un motor no muy potente, pero sí con un par excelente y con unas prestaciones perfectamente adecuadas a la filosofía de esta moto. Es decir, con un buen tacto para rodar a un ritmo medio, pero que cuando necesitas acelerar para un adelantamiento o similar responde perfectamente.

En ciudad, el peso del conjunto y el trabajo de brazos que te exige el “cuelgamonos” no la convierte precisamente en una buena moto urbana, sobre todo si hablamos de atascos. Pero, claro, sobre todo en verano no podrás aguantarte las ganas de pasearte con ella sobre todo por las noches de terraza en terraza siendo el objetivo de todas las miradas porque, no nos engañemos, si quieres pasar desapercibido no te comprarías una moto tan masiva, musculosa e impresionante como esta. A pesar del discretísimo color de la unidad de pruebas (dark blue Denia, para más señas) era casi imposible pasar por ningún sitio en que las cabezas no se girasen y un murmullo de admiración inundase el ambiente. Definitivamente, no apta para tímidos.



CONCLUSIÓN

Personalmente, os puedo asegurar que pocas motos me gustan más estéticamente que las Springer. Desde un punto de vista dinámico, puede que prefiera el modelo normal por su manillar más lógico y el pequeño plus de agilidad que proporciona su rueda delantera algo más estrecha, pero reconozco que esta Cross Bones es sencillamente impresionante. No en vano es una de las estrellas de la gama Harley de este año. No pude hablar con nadie que no se quedase absolutamente prendado y que no me hiciese más que comentarios de admiración sobre ella. Sin duda, algo tienen las Harley que subyugan a gente de todas las edades y generaciones, pero el caso de esta Springer ese “algo” es todavía mayor. Echa un vistazo a las fotos y sabrás por qué, aunque no lo puedas explicar.
Como nos pasa todos.



A favor

- Estética personal, atractiva y arrolladora

- Par Motor

- Consumos

- Sonido Inconfundible

- Es una Harley

En contra

- Aerodinámica

- Uso urbano

- Los brazos se cansan con los kilómetros

- Frenos delanteros algo justos

- Precio al nivel de lo que te ofrece: nada discreto

Prueba y Redacción: David García de Navarrete
Fotos: Arpem.com
Julio 2008

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar