Prueba DUCATI HYPERMOTARD 796

"HYPERDIVERSIÓN"

Creo recordar que así titulé la prueba la primera vez que me subí en una Ducati Hypermotard, la 1100S hará unos tres o cuatro años. Y el motivo es porque aunque no sabía muy bien a que tipo de moto pertenece ni donde encuadrarla (la verdad es que sigo sin saberlo), me lo pase bastante bien con ella rodando por mis carreteras de montaña

  

"HYPERDIVERSIÓN"

También hice alguna incursión en un pequeño circuito de karts, rodé unas cuantas vueltas en el Jarama y además la utilice como mi transporte diario en mis bajadas a Madrid (vivo en El Escorial, a unos 50 km del centro de la ciudad). Además me dio servicio en mis recorridos urbanos para ir a la oficina o ir a comer a casa de mi ducati hypermotard 796madre; recuerdo que me dejó un buen sabor de boca, me divertí mucho con ella.

Hoy he cogido la 796, estéticamente es muy parecida a la 1100, aunque como ya han pasado unos años, me parece menos espectacular que entonces, pero aún así su diseño continúa siendo todo un alarde de estilo que transmite fuerza, vigor… ¡y eso que apenas tiene carrocería! Me siguen llamando la atención la ubicación de sus espejos retrovisores en los extremos del manillar, sujetos con una bisagra a los cubremanos, que a su vez llevan integrados los intermitentes delanteros. La verdad es que funcionalmente por estos espejos se ve bien lo que ocurre a nuestra espalda, pero en ciudad son muy molestos porque ensanchan considerablemente el manillar. Tenemos que tener mucho cuidado al calcular por donde vamos a pasar y no estamparlos contra los espejos de los automóviles. La verdad es que son muy originales pero entorpecen considerablemente nuestra agilidad urbana.



UN PAR DE TALLAS MENOS

Como te decía un poco más arriba, por fuera esta 796 es muy parecida o casi igual a su hermana mayor, pero cuando te subes en ella ves que todo está más recogido, es más corta, tiene menos distancia entre ejes, es más bajita y pesa sensiblemente menos. En resumidas cuentas es más manejable, más fácil de llevar y más asequible para un mayor número de usuarios.ducati hypermotard 796

La postura de este tipo de motos es un tanto extraña, pues en teoría son como motos de “supermotard, engordadas”. Por tanto sus inicios nacen a partir de una moto de motocross tuneada, les colocan ruedas de carretera y discos y pinzas de freno de una deportiva.

Como suele ser habitual en este tipo de motos, el asiento va alto, pero en esta ocasión han hecho lo posible para rebajar su altura y de este modo dar más confianza a los pilotos menos expertos, se encuentra en unos discretos 825 mm (875 mm en la 1100). Es largo y corrido hasta ducati hypermotard 796atrás, pero por su forma invita a sentarse bastante adelantado, en plan moto de cross. En esa posición cargamos el peso delante, por lo que damos firmeza a la rueda delantera y sentimos claramente lo que pasa en ella, es importante tratar de tenerla siempre bajo control y evitar innecesarias levantadas o corregir posibles deslizamientos. Por otra parte el tapizado y forma del asiento permite desplazarse bien a todo lo largo y situar nuestro peso donde más nos convenga. Así, si nos apetece aligerar el tren delantero y poner la rueda mirando al cielo, solo tenemos que echar el cuerpo atrás y acelerar con decisión. El manillar es bastante plano, pero la diferencia de altura con respecto al asiento nos confiere una postura relativamente descansada y no tenemos que cargar demasiado nuestro peso en manos y muñecas.

Hay que destacar también la calidad de los mandos y el buen funcionamiento de todos ellos. El cuadro de instrumentos es totalmente digital y proviene de la Streetfighter, es de fácil lectura y proporciona gran cantidad de información. Incluso cuenta con un sistema de toma de datos DDA (Ducati Data Analyzer), para comprobaciones de mantenimiento o cambiar algún parámetro de la puesta a punto, de la inyección o el encendido.



UN BUEN ALIADO: EL MOTOR

Realmente este elemento suele ser una de las partes fundamentales de cualquier vehículo, y en este caso lo considero todo un acierto. Como te puedes imaginar proviene de la Monster 796 y es un bicilíndrico en “V” a 90º refrigerado por aire y aceite que cúbica 803 cc. Lleva dos válvulas en cabeza controladas por un solo árbol de levas, que utiliza accionamiento desmodrómico para la distribución, tan típico en las Ducati. Como seguramente sabrás con este sistema las válvulas se abren y cierran por la acción de unas levas, por lo que no es necesario el uso de muelles para cerrarlas (llevan uno muy flojito solo por una cuestión de estanqueidad). Su ventaja principal es que las válvulas nunca se quedan “flotando” en un sobre-régimen y en teoría es imposible un cruce de válvulas o que a estas sean alcanzadas por el pistón. Además el motor al girar no tiene que vencer la fuerza de los muelles, por lo que las perdidas de potencia siempre son mucho menores.

ducati hypermotard 796

Por otra parte el tamaño de este grupo propulsor resulta bastante contenido, tiene un excelente reparto de pesos, está bien equilibrado y una relación perfecta entre potencia, par motor,
sencillez y fiabilidad. Rinde 81 CV a 8.000 rpm y proporciona un par de 75,5 Nm a 6.250 rpm. Además viene equipado con un cambio de seis relaciones unido al nuevo embrague de Ducati en baño de aceite y APTC, con función anti-rebote de control hidráulico. ¿Quieres saber lo que quiere decir todas estas cosas y en que afectan a su utilización? Pues no vas a tener más remedio que aguantarte y seguir leyendo hasta el final, porque ahora te voy a hablar de su parte ciclista.

El bastidor es un multitubular de acero al cromo-molibdeno, fabricado con tubos rectos y el motor forma parte integrante de la estructura, al más puro estilo Ducati. El basculante es de aluminio monobrazo y va anclado directamente a los carters del motor. La horquilla es una Marzocchi invertida de 43 mm de diámetro y 165 mm de recorrido y la suspensión trasera corre a cargo de un monoamortiguador Sachs multirregulable. En el apartado frenos no han escatimado, son Brembo, dos discos delanteros de 305 mm con pinzas radiales de cuatro pistones y un disco trasero de 245 mm con pinza de dos pistones.



HYPER-ACCIÓN

Siempre que arrancas una Ducati, sabes que es una Ducati, suena de una manera especial, vibra de una manera especial y la sientes de una manera especial. No obstante este motor, aún siendo refrigerado por aire se muestra bastante suave y comedido en sus ruidos mecánicos, y me consta que es uno de los bicilíndricos más agradables que ha hecho la marca de Borgo Panigale. En cuanto a las cifras que te decía antes se traducen en una respuesta bastante suave y contundente a la vez, el embrague funciona de maravilla y contribuye a aumentar esa suavidad y agrado de funcionamiento. Además su sistema antirrobote permite apurar frenadas al límite con confianza, pues en las reducciones más agresivas entra en acción y evita molestos -y algunas veces peligrosos- bloqueos de la rueda trasera, bastante típicos en las bicilíndricas de alto cubicaje. El embrague antibloqueo es una ayuda complementaria a nuestro pilotaje, muy de agradecer si no eres un experto a la hora de reducir marchas haciendo un doble embrague perfecto. 

ducati hypermotard 796

El motor va francamente bien, tiene suficiente potencia arriba y es enérgico a medio régimen. Solo tenemos que tener la precaución de mantener la escala del cuentavueltas por encima de 2.000 rpm,
 pues más abajo no va fino y “cogea” un poco, pero a partir de ahí, sube sin desfallecer y sin titubeos hasta un poco pasadas las 9.000 rpm.

En cuanto al comportamiento general de esta Hypermotard 796, he de reconocer que este tipo de moto no se encuentra entre mis favoritas en cuanto a concepto. No la ubico bien en ningún sitio, como deportiva no la puedo comparar a una 848 por ejemplo, y como naked polivalente me gusta mas como va una Monster. Pero he de reconocer que esta Hypermotard también tiene su público.

El motor me gusta y el chasis es rígido y el que sepa la puede conducir como una supermotard, pero personalmente para practicar ese tipo de pilotaje prefiero motos más ligeras. Por otra parte para realizar una conducción deportiva tradicional la encuentro rara. Su escaso lanzamiento, o tal vez su avance, la dan una agilidad endiablada en carreteras muy viradas, pero para mi entender peca de poca precisión en la trazada y es un poco nerviosa.ducati hypermotard 796 En carreteras reviradas con el firme en mal estado resulta muy eficaz y divertida, parece una moto de cross pero con unos frenos que hacen su trabajo de maravilla. Y es que en realidad es casi como una moto de cross y puedes utilizar una conducción al ataque, sentado muy adelantado, con el pie por el suelo y el cuerpo echado hacia atrás. Pero en carreteras generales con virajes amplios y rápidos, bien sentado y con la rodilla buscando el suelo, me resulta un tanto “bailona”, y no me inspira mucha confianza, a pesar del buen trabajo que hacen las suspensiones.

En resumen te diré que la Hypermotard 796 es un típico producto Ducati, bien elaborado y hecho a medida de un tipo de usuario que quiere ese tipo de moto. Su estética tiene gancho, es atrevida y resulta atractiva, pero desde luego no me parece una moto naked polivalente. Su posición es particular, viajar con ella más vale que no lo intentemos y en ciudad la penaliza bastante su anchura (con los retrovisores operativos). Así que quienes más y mejor van a disfrutar de esta Hypermotard 796 son los amantes del supermotard. Bien “estripando” por su tramo de montaña favorito o disfrutando con ella en un circuito mixto asfalto-tierra, que es donde la encontramos en su salsa.



A favor

- Su estética y personalidad.

En contra

- Es una moto muy particular fuera de su entorno.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Paloma Soria
Mayo 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar