Presentación DAELIM S3 125 Fi

TERCERO EN DISCORDIA

Daelim llegó hace ya muchos años a España. Trajeron, entonces, el NS, un súper ventas durante muchos años. Con el tiempo llegó el S1, un nuevo modelo que venia a sustituir a los ya “viejos” NS. Después, un GT, el S2. Ahora, por fin, el S3, que llega no sólo con la intención de ser el tercero de esta familia, si no el tercer “boom” del año del mercado del scooter 125cc.

 

Hace ya más de una año que Kymco presentó su SuperDink. Al poco quedó claro que habían acertado de pleno y en un momento de crisis como aquél (que sigue siendo este) resultó y resulta un éxito de ventas. Y hace unos meses, Honda, con un scooter 125cc de otro segmento, no un GT, si no una “cosa” nueva y llamativa que ahora conocemos como PCX está triunfando por todo lo alto. Se ve que en Daelim también gusta esto de vender scooters y han echado toda la carne en el asador para hacer este S3, un nuevo scooter que incorpora tres (otra vez “3”: es el número mágico de este Daelim) de las cosas que han hecho del Kymco y del Honda un éxito: el look moderno y agresivo del Kymco, algún “gadget” tecnológico como el Honda y un buen precio, como los dos.

daelim s3 125 fiEl look moderno y agresivo no hay más que verlo. El triple faro delantero, con leds de posición es muy llamativo; también son de leds los pilotos traseros. La línea lateral es llamativa, con el manillar muy alto, un gran asiento y una cierta “descompensación” entre un morro ancho y grande y una zaga más estilizada. En cuanto a sus “juguetes” en el campo de la tecnología, sus llaves: inexistentes salvo la de abrir la guantera. Para poder arrancarlo, abrir la tapa de gasolina o el asiento sólo tienes que acercarte a menos de un metro de él con el mando de proximidad en el bolsillo, como en los coches “modernos”. El S3 reconoce el mando y entonces te permite girar el mando del contacto, desbloquear la dirección, poner el contacto y arrancar, al tiempo que activa el botón del asiento (mando electrónico) bajo el contacto para que puedas abrirlo. Lógicamente viene con dos mandos, por si uno falla y además trae algún sistema de seguridad más para poder abrir el asiento (bajo el que está la batería) por si esta se viene abajo, fallando todo el sistema eléctrico del mando. Y en cuanto al precio, 2.649€, por todo un “señor” scooter GT, no está nada mal.

¿COMO ES?

daelim s3 125 fiIIndudablemente es llamativo, eso, a la vista está. Y es más pequeño de lo que en las fotos te puede parecer. En cuanto a tamaño recuerda bastante al “pequeño” Burgman 125, algo que se agradecerá en ciudad, por que además gira muy bien. Por el lado derecho Daelim ha optado por darle una cierta imagen sport con un escape de salida doble, estrecho y alto, muy original. El suelo plano, algo muy apreciado por todos los que tengan que llevar algo de cuando en cuando entre los pies. Eso, que Daelim lo sabe, quiere convertirlo en una de las “señas de identidad” de la marca y por ello repite este sistema en este scooter. Pero para evitar la excesiva flexibilidad de chasis inherente a este tipo de suelo en los scooters, en Daelim “se han inventado” un chasis de tres largueros, uniendo el suelo a la pipa de la dirección no sólo con los dos tubos normales que bajan desde esa pipa, si no también con un tercero de refuerzo que baja por el centro. En el resto de la parte ciclo, una horquilla estándar y dos amortiguadores conforman las suspensiones y los frenos se confían a un sistema combinado, en el que con la maneta de freno izquierda mandas presión de frenado a la rueda trasera y a uno de los juegos de pistones (el inferior, más pequeño) de la pinza del freno delantero. Una llanta delantera de 14” y trasera de 13” aseguran una buena estabilidad.

El motor es otra de las novedades de este S3. Con la parte termodinámica (culata, cilindro, pistón, biela y sus componentes) de la Roadwin 125R y unos nuevos cárteres se ha creado este nuevo 125 de cuatro válvulas con doble árbol de levas y refrigeración líquida, un motor que se puede considerar de última generación, aunque en cuanto a potencia se les ha quedado “un pelín” corto: 14 Cv, a falta de uno sólo del límite legal que se marca para el carnet B y que muchos de sus competidores alcanzan. Por supuesto, es un motor de inyección electrónica y para ello se emplea la misma que ya tiene probada la marca en otros modelos y que fabrica el mismo proveedor que hace las de Hyundai. También son de nuevo diseño los soportes del motor, lo que redunda en un bajo nivel (bajísimo, realmente) de vibraciones que llegan al conductor.

daelim s3 125 fiEn cuanto al resto del S3, es un scooter bien acabado. El cuadro es muy completo y legible, los mandos suaves y con buen tacto, pata de cabra y caballete, guantera central con llave y una lateral, más pequeña y muy a mano...todo está bien hecho en este S3. La cúpula resulta algo baja si buscas una protección 100%, pero queda muy bien y no molesta en absoluto a la vista, ya que miras muy por encima. El respaldo del conductor es regulable en tres posiciones de forma sencilla. Bajo el asiento, que se soporta elevado mediante un amortiguador hidráulico, cabe un casco integral y uno jet. No caben dos integrales, como en otros maxis de la cilindrada. Sin embargo si que es destacable la trampilla de acceso al motor en el suelo del hueco, algo muy cómodo para el para mantenimiento y la batería, en la parte delantera del hueco, donde es fácilmente accesible en caso de fallo. 



¿COMO VA?

daelim s3 125 fiBien, en marcha. Te subes con el mando en el bolsillo (o cerca) y pulsas el mando del contacto. Te saluda con una luz azul en su cerco y ya lo puedes girar y poner el contacto. A partir de aquí, como con cualquier scooter, con un freno cogido y apretando el botón de arranque, lo pones en marcha. Llama la atención que su doble escape (por lo menos doble en apariencia) emite un sonido más agudo que otros de sus “congéneres” de 125cc. Suena bien, no vibra mucho y el asiento es muy cómodo. Enroscas el gas y es un poco lento de reacciones. No es malo, simplemente en Daelim han decidido primar su capacidad de rodar deprisa en carretera y lo han dotado de una transmisión algo larga. Esto beneficia su velocidad punta (y más si pillas algo de cuesta a favor) pero penaliza un poco las salidas.

De hecho Daelim declara 113km/h en llano, que no está mal y nos aseguran que con algo de cuesta, sorprende. Es ágil y parece muy maniobrable. Resulta un scooter agradable, poco ruidoso y cómodo. Los frenos actúan bien. A pesar de que el sistema de frenos combinado no suele ser de mi agrado, reconozco que para los futuros conductores de este scooter que vengan del coche les resultará más fácil y seguro frenar con este sistema, por que además está bien tarado y el uso del freno “doble” en la maneta del trasero no interfiere demasiado en el tacto de la otra maneta. Aun así, conductores más experimentados pueden llegar a desear un freno más potente y de tacto más seco, menos esponjoso.

La amortiguación trabaja bien, algo dura, puede parecer un poco rebotón de atrás en baches muy bruscos, como si te “comes” un badén de velocidad o “guardia acostado”, que dicen en mi tierra. Pero gracias a esta suspensión “algo dura” el S3 se agarra bien y transmite lo que tiene bajo sus ruedas de 14” (delantera) y 13” (trasera) Los neumáticos, sin embargo, no acaban de convencerme. No es que deslicen no mucho menos, agarran bien. Pero no llegas a “captar sus intenciones”, no notas el nivel de agarre y eso desconcierta un poco a la hora de tumbar fuerte. Claro, que esto es algo grave en una moto súper deportiva, pero relativamente poco importante en un scooter de 125cc. 



ACCESORIOS

daelim s3 125 fiDaelim quiere cubrir todos los flancos: clientes que le quieren dar un aire más touring, más sport, más carga, etc. Por ello ha diseñado algunos accesorios muy interesante para este S3. Destaca un top case trasero fabricado por Shad de 37 litros y personalizado con la marca y perfectamente acoplable al soporte que el S3 trae preparado (y escondido bajo una moldura) en el centro del asa trasera. En este mismo soporte también puedes montar (en vez del baúl, no a la vez) un respaldo para el pasajero. Por supuesto, y como buen scooter GT, hay una pantalla más elevada disponible. Y el más llamativo y original de los accesorios presentados: un portaobjetos que, atornillado al suelo entre el asiento y el contra escudo interior proporciona un hueco para guardar cosas bajo llave y le da un aire más sport, al parecer el típico travesaño central del chasis de otros maxis. Muy original. 

Equipamiento probador:

Casco: LS2 Comtact Modular

Chaqueta: A-Pro

Pantalón: Hebo

Guantes: Hebo

Botas: Axo



A favor

- Tecnología e imagen a un precio atractivo

En contra

- El tacto de los frenos y la calidad de los neumáticos

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Daelim, Miguel Méndez e Israel Medranoz
Octubre 2010

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos