Prueba TOYOTA RAV4
2.2 D-4D 150 CV Advance Cross Sport 4x2

EQUILIBRIO JAPONÉS

El nuevo Rav4 continúa siendo uno de los todoterreno de tamaño medio de referencia. Lo es por lo bien ajustado y la calidad de sus acabados y sobre todo por el equilibrio de sus suspensiones, que absorben la mayor parte de las irregularidades de la carretera o pistas forestales sin castigar a sus ocupantes. El motor Diesel de 150 CV tiene un comportamiento excelente, porque tiene fuerza y permite mover al Rav4 con soltura y tiene un consumo moderado.

  

PUESTA AL DÍA

Toyota ha realizado un nuevo restyling al pequeño de los todoterreno de la marca. Respecto al modelo de 2009, varía ligeramente en la parte frontal ya que se ha rediseñado la parrilla, los faros y el paragolpes. Los cambios en el interior sólo afectan a los materiales empleados.

Igual que en las generaciones anteriores, el Rav4 se ofrece con dos tipos de carrocerías: normal y Cross Sport. La carrocería Cross Sport se distingue por la ausencia de rueda de repuesto en el portón (el tamaño del Rav4 se reduce 80mm), porque no lleva barras longitudinales en el techo y por la posibilidad de tener cámara de visión trasera.

Hay tres niveles de equipamiento: Active (sólo con carrocería normal), Advance y Executive.

El Rav4 se puede adquirir con un motor gasolina: 2.0 Valvematic, de 158 CV, con cambio manual y tracción delantera o con cambio automático MultiDrive S y tracción total. También existen dos motores Diesel: un 2.2 D-4D de 150 CV con cambio manual y tracción delantera o total y un 2.2 D-CAT de 150 CV con cambio automático AutoDrive S y tracción total.

Toda la gama Rav4 cuenta con 7 airbags, control de tracción (TRC), control de estabilidad (VSC), Radio-Cd con lector de Mp3, cuatro elevalunas eléctricos y toma de corriente de 12V en el maletero entre otros elementos.



VIDA A BORDO

El interior del Rav4 es amplio para cuatro personas, tiene múltiples huecos para dejar objetos y un maletero con buena capacidad de carga.

El puesto de conducción es parecido al de un turismo. Se puede encontrar una buena postura gracias a la regulación en altura y profundidad del volante (achatado por su parte inferior) y a unos asientos cómodos. Aunque sería de agradecer que envolvieran más el cuerpo.

El salpicadero está formado por una mezcla de plásticos de tacto duro y otros de aspecto y tacto metálico. Estos últimos están situados en la parte central donde se encuentra el navegador con pantalla táctil (que es opcional y supone un incremento de precio de 2.550€). Hay que acostumbrarse a su uso porque es menos intuitivo que la mayoría de navegadores que hemos probado. Además hay otro inconveniente, sólo se puede introducir las direcciones pulsando la pantalla que queda retirada del conductor.

En la parte posterior del habitáculo pueden viajar cómodamente dos personas. La banqueta se puede mover aproximadamente 185mm (en dos secciones 60/40). También se puede regular la inclinación de los respaldos. Toyota denomina a este sistema EasyFlat.

Si viajan tres personas, se pueden encontrar con dos problemas: el asiento central es muy estrecho y el respaldo es incómodo (debido a que se abate formando el reposabrazos). El segundo problema es el cinturón de seguridad de la plaza central. Se encuentra en el techo y no hay ningún dispositivo que evite el contacto con el cuello o la cabeza del pasajero situado a la izquierda.

El maletero tiene una capacidad de 410 litros. Se puede ampliar moviendo los asientos o abatiéndolos. Este último proceso se realiza también desde unos tiradores que hay situados en el maletero. Además posee un doble fondo con un sistema que permite guardar la bandeja enrollable cuando necesitamos la máxima capacidad de carga (en la mayoría de los modelos, la bandeja hay que dejarla fuera).

El acceso al maletero se realiza a través de un portón de apertura lateral (se abre hacia la derecha). No se puede abrir la luneta trasera por lo que si estamos aparcados junto a una pared o muy próximos a otros vehículos, no podremos abrir totalmente el acceso al maletero.



CONDUCCIÓN EN CARRETERA

Hemos probado el Rav4 con el motor 2.2 D-4D 150CV y tracción delantera. Empuja desde bajas revoluciones y permite realizar una conducción agradable, porque no es necesario estar constantemente cambiando de marchas.

El Toyota Rav4 es un vehículo muy bien adaptado para la carretera. Es cómodo gracias a que tiene unas suspensiones que absorben perfectamente las irregularidades sin que ello afecte a un excesivo balanceo de la carrocería.

En carreteras abiertas se puede rodar a buen ritmo sin grandes esfuerzos. En carreteras de montaña, cuando se exige al Rav4, notaremos un mayor balanceo de la carrocería y en ocasiones tendremos que hacer pequeñas correcciones con el volante al entrar en curvas cerradas para evitar el subviraje.

En ciudad tenemos mejor visión que en cualquier turismo, gracias al puesto de conducción elevado. Los pilares laterales son estrechos lo que facilita la visión también los giros. Para aparcar, y sobre todo para salir marcha atrás de un aparcamiento en batería, es recomendable la opción de la cámara de visión trasera (incluida en el navegador con disco duro).

En un recorrido por autovía de 140 km aproximadamente, realizando una conducción eficiente, el consumo que indicaba el ordenador de viaje no superaba los 6,5 l/100 km que es un consumo muy moderado para un vehículo de estas características. Después de realizar un recorrido por montaña, exigiendo en ocasiones la máxima aceleración posible, el consumo rondaba los 10 l/100km.

El motor D-4D de 150 CV no es muy ruidoso si no se revoluciona en exceso. Circulando por carretera llega más ruido al interior del habitáculo procedente de los retrovisores y de los neumáticos (Yokohama Geolandar G91) que del motor.



CONDUCCIÓN OFF-ROAD

La altura de la carrocería con respecto al suelo del Rav4 es escasa para un vehículo de estas características (182mm) por lo que podemos tocar con los bajos al pasar roderas con gran profundidad. Únicamente la versión de tracción a las cuatro ruedas tiene bloqueo del diferencial y ayudas a la conducción como el sistema de descenso en pendientes (DAC). Sin estos sistemas y limitado por la poca altura libre al suelo, es recomendable no aventurarse más allá de las pistas en buen estado. La suspensión delantera tipo MacPherson y la trasera de doble brazo se encargan de absorber la mayor parte de las irregularidades.

El control de estabilidad (VSC) —que actúa con frecuencia— cuenta con un sistema de ayuda al arranque en cuestas (HAC) que se activa presionando con fuerza el pedal del freno.

Nuestra unidad de pruebas tenía faros halógenos. Daban una iluminación muy buena aunque la ausencia de lavafaros puede ser un problema al circular fuera de carreteras asfaltadas.



SUS RIVALES

El Toyota Rav4 se encuentra en una de las categorías que más ha evolucionado en los últimos años. Son muchos los modelos con los que se podría equiparar.

Nuestra versión, con tracción delantera y una potencia de 150CV, es una alternativa, por precio (25.950€), al nuevo KIA Sportage 2.0 CRDi 136CV, el Ford Kuga 2.0 TDCi 140 CV o el Opel Antara 2.0 CDTi 150CV. Un Volkswagen Tiguan 2.0 TDI 140CV es mucho más costoso.

Los rivales del Rav4 con tracción total son prácticamente los mismos. Aunque habría que añadir como principal rival al Honda CR-V. El Honda, junto con el Toyota, son los dos todoterreno más equilibrados para hacer un uso mixto de carretera y pistas.



A favor

- Comportamiento (equilibrio para circular por carretera y fuera de ella).

- Espacio interior.

- Sonoridad (el motor D-4D sólo se aprecia notablemente en grandes aceleraciones).

En contra

- Aptitudes off-road (debido a que nuestra unidad era tracción delantera).

- Apertura del portón del maletero (se abre hacia la derecha).

- Plaza central trasera (es estrecha e incómoda).

Prueba y Redacción: Lorenzo Serrano
Fotos: José Antonio Díaz y José Robledo
Noviembre 2010

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar