Prueba MERCEDES BENZ CLASE E
280 CDI Avantgarde 190 CV

EL PODER DEL DINERO

Cuando alguien decide la compra de un Mercedes, sabe de antemano que no es fruto de la comparación con sus competidores. Mercedes, aunque muchos se empeñen en no reconocerlo se mueve en una categoría principal donde militan pocos o ninguno. Que por razones de marketing existan un modelo que se muestre accesible en precio no lo hace rival. Aquel que fija sus ojos en el modelo de la estrella sabe que va a pagar un plus por ello, sobretodo como se quiera acompañar de un mínimo de equipamiento que en otros fabricantes generalistas son moneda de cambio habitual.

  

LA DECISIÓN AL COMPRAR EL COCHE

Cuando alguien decide la compra de un Mercedes, sabe de antemano que no es fruto de la comparación con sus competidores. Mercedes, aunque muchos se empeñen en no reconocerlo se mueve en una categoría principal donde militan pocos o ninguno.

Que por razones de marketing existan un modelo que se muestre accesible en precio no lo hace rival. Aquel que fija sus ojos en el modelo de la estrella sabe que va a pagar un plus por ello, sobretodo como se quiera acompañar de un mínimo de equipamiento que en otros fabricantes generalistas son moneda de cambio habitual

El precio a pagar al decidir la compra de esta marca puede llegar a no ser justificable, si no era tan fuerte el deseo, o la cuenta corriente no acompaña. Una vez decidido a comprar un Mercedes clase E y asumiendo que el presupuesto va a ser ligeramente superior a su supuesta competencia, podemos ver que debemos mirar para tomar la decisión de la motorización que debería llevar. 

Hace tan solo un lustro si nos hubieran dicho que la gama de un vehículo iba a ofrecer igual número de motorizaciones diesel como de gasolina, no lo hubiéramos creído y si encima hubieran añadido que podríamos elegir caja manual o automática o tracción total e incluso la combinación de ambos nuestra incredulidad hubiera sido suprema. Sin embargo a día de hoy los clases E se compran en 5 motorizaciones diesel y otras tantas de gasolina, e incluso admiten combinaciones con tracción total en algunos de los modelos diesel. Las razones son múltiples y entre ellas la mejora de las mecánicas diesel, pero no es la única razón, ni la más poderosa, hablar de un menor precio del combustible o sensible menor consumo frente a los ciclos Otto son, razones insuficientes. Y buscar la razón verdadera más allá de lo lleno de potencia que van los regimenes medios de los motores turboalimentados, y la comodidad que esto proporciona a un conductor medio, son excusas como cualquiera otra. Razones adaptadas al conformismo de cada uno. Lo cierto es que hoy podemos analizar la compra de un modelo en diesel con la misma filosofía que hace una década analizábamos una gama de gasolina.

Comenzando por lo tanto en este punto, el modelo 200 CDI se nos muestra insuficiente, no para el coche en si que movería con cierta dignidad, pero si para el volumen de personas y cosas que puede llegar a desplazar un coche de este tamaño. Esta decisión tendría sentido en un país donde la orografía no exija a la mecánica como lo hace el nuestro y que además se usara habitualmente solo con el conductor.

El modelo 220CDI dispone de un volumen de caballos aceptable. La mejora a 170 HP en su última revisión le ha supuesto un incremento de consumo y emisiones, pero deja la potencia en un valor ya relevante, aún así el empuje en baja y sobretodo la regularidad de giro en regimenes cercanos al ralentí no es lo más apropiado y lógico para el modelo al que nos referimos, si no somos exquisitos con estas exigencias de suavidad y elegancia técnica, es una opción más que suficiente.

Para aquellos que no quieran prescindir del placer de disponer de un 6 cil el modelo de 280 CDI es el ideal para, sin elevar en mucho la potencia , permitir moverse dignamente incluso con el vehículo cargado, y eso sin renunciar a un giro muy suave y progresivo desde muy bajos regimenes

Para los que la agilidad sea una premisa, aún existe la posibilidad de subir a un 320 CDI, que comparte la misma mecánica que el 280CDI, al igual que el 220 CDI frente a 200 CDI .Siendo el 320 CDI y el 220 CDI versiones electrónicamente “vitaminadas” del motor de denominación inferior.

Para aquellos que no tengan miramientos con la cuenta corriente y quieran disponer de unos de los diesel más potentes y rápidos del mercado sigue quedando una posibilidad aún mejor. El 420 CDI con su elevado precio marca una diferencia en cuanto a refinamiento no ya por disponer de un motor de 8 cilindros en V, sino por tener un diferencial de potencia extra frente a modelos que no son precisamente mancos en cuanto a entrega de potencia se refiere.

Sin embargo el ,modelo más equilibrado para nuestro gusto es sin duda el 280 CDI, este modelo es un 6 cil, condición imprescindible para el prestigio que el modelo persigue y una entrega de potencia suficiente sin estridencias, acompañado todo ello de la ventaja añadida de un sobrado margen de duración por parte de un motor no “apretado” que se demuestra suficiente al ser usado con mayores requerimientos en su hermano mayor 320 CDI , lo que sin duda redunda en la seguridad de un mayor aguante a largo plazo.



LA TÉCNICA

Este motor tanto del 280CDI como del 320 CDI, fue la ruptura de mercedes de sus 6 cil en línea en diesel y lo hizo para sustituir dos modelos a la vez. Con la misma arquitectura sustituyo el 5 cil en línea del 270 CDI por el 280CDI y el 6 cil de 320 CDI por similar denominación pero ahora en V frente a la antigua disposición en línea. Este bloque no adopta la abertura en V de 60º que es la habitual en los motores de 6 cil en V, en este caso su V más abierta de 72 º, permite alojar elementos en el interior de la misma compactando el motor y sus auxiliares y reduce la altura del centro de gravedad del motor, que junto con el hecho de su menor longitud frente a los 6 en línea, permite retrasarlo en el vano motor, aportando agilidad en los cambios de dirección , a un coche que por tamaño le costaría encontrar. De esta forma Mercedes agrupa sus masas lo más cerca posible del centro geométrico del coche y rebaja este centro de gravedad lo que redunda en la estabilidad.

Para vencer el problema de la regularidad de las explosiones se recurre al decalado de muñequillas, de forma que la secuencia de ciclos de expansión sea homogénea y un eje de equilibrado elimina por otro lado todo atisbo de vibración que pudiera perturbar el regular giro de todo buen 6 cil. Este ángulo de 72º entre bancada de cilindros, unido al desfase que el descalado de las muñequillas introduce en la secuencia de entrega de fuerza de gas de las expansiones da una regularidad fija entre ellas de 60º, lo genera la regularidad que se manifiesta en un 6 cil y lo distingue del más vulgar aunque resolutivo 4 cilindros. Al final el comprador no percibe la técnica en si, pero nota una suavidad y regularidad que hace diferentes a estos motores frente a los habituales de solo 4 cilindros.

Por eso, este modelo ya tiene una gran parte de su trabajo hecho en cuanto a suavidad y elegancia mecánica. Mercedes ha sido siempre un coche que en motores Otto mantenía el tipo, pero daba sus mejores resultados en mecánicas diesel siendo pionera en la introducción del turbo en automoción para estos motores, como de los multiválvulas diesel. Por ello, si bien existen mecánicas en el mercado con mejor rendimiento e incluso con entregas de potencia superiores, un motor Mercedes ha sido siempre y es hoy sinónimo de prestigio en cuanto a diesel se refiere.

Hoy en día todos los diesel son ya de inyección directa y en muchos casos multiválvulas, aunque la ventaja de esta última parte no es necesariamente tan palpable ni mucho menos percibida. Sin embargo para el cliente la inyección directa supone que en un modelo de gama superior, con un equipamiento generoso en cuanto a consumo de potencia ( A/A, E/E, asistencia a la dirección y sistemas eléctricos varios ) no emplear más combustible del que usaba un compacto con mucha menos carga de consumo de potencia de hace apenas una década ( 6,6 litros/ 100 km en carretera y 7.3 litros/ 100 km durante la prueba) y a ello unimos el silencio de marcha que en solo un lustro han conseguido motores como el que tenemos entre manos. Mercedes Benz, eso si de inyecciones en common rail de avanzada generación, con inyectores que realizan aperturar múltiples en cada ciclo de explosión, de forma que el quemado sea suave eficiente y eficaz en todos ellos.

El motor es sin duda la parte más evolucionada del coche, aunque a nivel de presentación de información y opciones de consulta, el equipamiento de mercedes sigue estando muy a la altura de lo que se le pide a un coche de este porte.

Y si el motor es la guinda, que no decir del coche, sus chasis con suspensiones de paralelogramos deformables han sido por décadas las referencia a seguir en las categoría superiores de todo fabricante que se precie. La calidad de rodadura de sus coches y muy especialmente la forma de pasar por alteraciones del asfalto (al nivel de juntas de dilatación de puentes) sin perturbarse, han sido siempre puntos de referencia en los fabricantes de vehículos de altas gamas.

Y nada de esto desmerece por ser un modelo reciente, todo lo contrario cuando llegamos a estar un tanto cansados de escuchar que los Mercedes de hace una década fueron los últimos en cuanto a una calidad extrema y que el afán de abarcar categorías generalistas han hecho perder parte de este encanto que la marca de la estrella siempre ha defendido. Descubrimos que en Mercedes hay productos que no solo no bajan en presencia , sino que su calidad se supera día a día. que la competencia feroz del sector no ha conseguido retirar la calidad de la que hacen gala. Y que si bien en modelos como los C se perdido la clásica recirculación de bolas de la dirección por una más “vulgar” cremallera, ni esto ha afectado a determinados modelos de la marca, como el que hablamos. Ni es comparable usar las misma soluciones de otra fabricantes a pensar que dan el mismo resultado, todos los coches llevan 4 ruedas y suspensiones pero eso no los iguala en sus forma de rodar.



PROBAMOS EL COCHE

La calidad interior a nivel de materiales es muy elevada, no solo en cuanto a ajustes y aspecto, sino en amplitud, sonoridad y situación al volante, tan solo unas rejillas de ventilación un tanto escuálidas restan puntos a una presencia envidiable.

La habitabilidad es superior, como no podría ser menos en un coche de este tamaño y precio, tanto los asientos , en forma y materiales como en tamaño, recogen perfectamente el cuerpo del conductor como de los acompañantes y la sensación de amplitud acrecentada por el color claro del tapizado es simplemente inmejorable. El habitáculo se muestra imbatible en sensaciones, aún así la forma de acceder al asiento de conductor puede llegar a ser incomoda por el hecho de disponer del salpicadero muy retrasado dejando el hueco de acceso un tanto reducido, máxime si hemos aparcado en batería muy cerca de otro vehículo. Pero una vez instalado, el ajuste del asiento como del volante no deja lagunas en cuanto a su manejo, todo se encuentra en donde se busca y la ergonomía del mismo es envidiable 

La disposición del volante es muy buena dejando ver casi toda la información de un cuadro de instrumentos al que por desgracia se ha dejado un poco desvalido, podemos entender que el cliente no va a buscar deportividad, pero aminorar el cuenta revoluciones al tamaño de un desproporcionado reloj, no se nos aventura adecuado, aún cuando hablemos de un diesel con un rango estrecho de uso en cuanto a régimen se refiere.

Aún así el puesto de conducción sigue ganándose un notable muy elevado, a costa de elementos como los asientos o la localización del volante al que la única pega que se le puede poner es que el tempomat ocupa la posición donde en la mayor parte de los coche van los intermitentes, por lo que se confunde con ellos en muchas ocasiones. Incluso cuando llevamos hechos 1000 km con la unidad, seguimos acudiendo a la palanca para cambiar de carril, esta confusión que no debería tener trascendencia, implica la conexión del control de velocidad, este frena el coche en el avance, al coincidir la señalización de salida de carril con la reducción de velocidad del tempomat, situación cuando menos molesta.

De igual modo los intermitentes quedan bajos obligando a una postura sobre el volante a veces demasiado descolgada de manos. Podría haberse localizado al lado derecho que ha quedado completamente libre de elementos o como en la mayoría de modelos intercambiándolo con el del tempomat.

De igual modo reducir la información del combustible a un indicador de barras analógico, tampoco creemos que sea lo mejor y si a ello añadimos que el reloj de temperatura del motor es de igual factura el calificativo está en la línea de muy mejorable o imperdonable. La indicación de temperatura tiene además la pega de ser difícil de leer ( lleva impresa el valor de 80º y 120º) frente a los 90 º C habituales, que son además los normales a indicar. Para colmo el manual del fabricante se refiere a él en los términos en que puede llegar a 120º C en situaciones desfavorables de calor exterior y alta demanda de potencia. No creemos que esto pueda ser posible a menos que exista algún fallo en la refrigeración, pero en caso de que así fuera, razón de más para darle un protagonismo de cara al menos a una vigilancia, que es prácticamente imposible en las circunstancias actuales. A menos que perdamos unos segundos en fijarnos no sabemos si la temperatura anda en 70 ºC ó en 90º C, algo que es inaceptable hasta para un conductor que no quiera atender a esta variable que por otro lado es muy importante de cara a la duración del motor.

Por ultimo el ordenador de a bordo no se muestra excesivamente generoso en la información, podría haberse complementado con indicación de temperatura de aceite o bien permitir el reseteo de valores parciales como el consumo medio o la velocidad media, pero la única opción es resetear todos los datos acumulados desde la última vez, por otro lado su precisión en cuanto a la indicación ha sido perfecta.

La dirección del vehículo es un ejemplo de buen equilibrio, en un coche de este tamaño donde el maniobrar podría ser un engorro, el problema ha sido muy bien solucionado. La dirección se muestra directa , pero no rápida en su parte central de uso, lo que la volvería nerviosa en altos cruceros por autopista, entorno natural del modelo, pero a la vez de muestra muy rápida en su ultimo tramo de giro de volante, de manera que con solo 2,75 vueltas maniobramos toda ella. Esto junto con un radio de giro más que apropiado para el tamaño de coche, hace que su maniobrabilidad en ciudad quede muy bien cubierta, calificándola de envidiable para el volumen de coche que hablamos. Esta solución es otro viejo truco de Mercedes donde la dirección gira las ruedas un ángulo muy grande acusándose incluso desde el exterior, merced en parte al hecho de no llevar estas la carga de la tracción de potencia, al ser los modelos básicamente coches de propulsión, y en algún caso con tracción integral, pero con clara preponderancia de tracción al eje posterior..

Elemento clásicos en Mercedes como el freno de estacionamiento de pie, muy útil por dejar libre el espacio entre asientos, a día de hoy ha perdido interés, siendo ya preciso sustituirlo por un freno de accionamiento eléctrico, con similares ventajas y ninguno de los inconvenientes, como tener que levantar mucho el pie izq para pisarlo o el roce que se lleva la tapicería con la suela del zapato, tapicería que en la unidad probada era de un color claro muy poco sacrificado.

El maletero es más que suficiente y solo en aparcamientos se muestra en su tamaño real por fuera que es excesivo para el tamaño que dan a las plazas de los aparcamientos de nuestras ciudades, aún así tanto en forma interior como en volumen cubre con creces lo que se le puede pedir a un modelo como este.

Los espejos se oscurecen con las luces del vehículo que nos sigue con un funcionamiento perfecto, pero esto solo sucede en el interior y el izquierdo, no oscureciéndose el derecho y creando una sensación rara al distraer la atención hacia él.

Y son los espejos exteriores fuente de otra de nuestras quejas, ya que hay que acordarse de replegarlos desde dentro con un botón antes de sacar la llave del contacto, siempre que se elija y pague por esta opción, pero sin posibilidad de configurarlo al cerrar el coche con el mando, lo que hace que se olvide frecuentemente.

Esta imposibilidad de accionar el replegado de espejos con el mando, choca con el hecho de que si se dispone del espejo derecho de forma automática para ayudarnos en aparcamiento al insertar la marcha atrás, que lo hace girar para ver el bordillo o con las facilidad con que configuramos desde el puesto de conducción otras funciones como abrir el coche con uno o dos toque de la llave o bien el cerrar las puertas al ponerse en marcha el vehículo, acciones que algunos fabricante vinculan a su paso por el taller. No introducir la posibilidad de asociar el replegado de espejos, creemos que ha sido un fallo imperdonable, máxime cuando se ha tendido que pagar por esta opción.

De igual forma, el barrido del limpia parabrisas sigue siendo con su recorrido complejo uno de los mejores del mercado, por rapidez y zona barrida, así como la iluminación interna y posibilidades de luces tanto delante como detrás del habitaculo son simplemente inmejorables.

Nada es perfecto y en vez de una rueda de recambio normal llevamos una de galleta que aunque no se use casi nunca, no es apropiado que se obligue, en caso de tener que hacerlo, a demorar un viaje o perder un tiempo en reparar o comprar otra rueda. Pérdida de tiempo o trastorno de viaje que podría haberse solucionado con una rueda normal con un coste ridículo por unidad.

El cambio de machas está muy bien escalonado, para un motor que ya a 1500 RPM da más de 300 Nm y los mantiene hasta por encima del régimen de potencia máxima y 360 Nm desde 1800 RPM hasta 3600 RPM. La potencia máxima arrojada ha sido de 186,5 cv a 4000 RPM y el par máximo de 391 Nm a 2200 RPM, es por tanto un motor muy elástico , que mueve unos desarrollos que le permiten llegar a la velocidad máxima en 6º muy cerca del régimen de potencia máxima, un desarrollo algo largo por tratarse de un diesel y bajo régimen de entrega de potencia máxima, pero que se manifiesta en un consumo final contenido. Se puede circular a cruceros de 150 km/h con consumos medios de menos de 7,5 litros y el motor girando en 2500 RPM .

La palanca de cambios, siendo precisa y bastante rápida presenta un tacto no en línea con el resto del coche , observándose ruidos durante la maniobra de la palanca lo que sin afectar al funcionamiento de la misma no lo hace elegante. No es algo nuevo, estamos acostumbrados que el fabricante de la estrella se vuelque en sus cajas automáticas siendo estas de las mejores del mercado, pero dejando algo cojas las sensaciones que trasmiten sus cajas manuales

El motor es por tanto muy apropiado para carretera siendo algo molesto la diferencia de entrega de par en baja frente a regimenes medios , que se acusa al andar en ciudad, este defecto, habitual de los motores turboalimentados en diesel, está mitigado por la entrega de los 6 cil, pero esto repercute más en regularidad y vibraciones a bajo régimen que por empuje como tal, ya que hasta 1500 RPM, se nota un vacío importante, manifestándose más por la rápida subida de entrega par en esa zona.

Mirando la grafica del motor se muestra como a 1400 RPM la potencia desarrollada es de poco más de 50 cv , subiendo en solo 600 RPM hasta 110 CV para en las siguientes 1500 RPM subir solo otros 55cv. Este salto de potencia en bajo régimen da sensación de empuje en demandas altas a bajas vueltas, pero no da la progresividad que deberia perseguir estos modelos de coches. Por otro lado , el empuje de más de 100 cv disponibles a partir de 1900 RPM, permite una elasticidad muy elevada y permanente, que reduce el hecho de bajar una relación de cambio a solo subir el régimen del motor, pero no una mayor entrega real de potencia, en muchos casos innecesaria . La 5º se muestra una marcha casi única en carretera por la capacidad para mover el coche y la 6º por encima de 120km/h con similar agilidad que la 5º a un menor régimen y consumo .

A 180 km/h en 6º circulamos a 3100 RPM y una potencia de 175 cv , reducir a 5º hace subir el régimen a 3800 RPM, pero los CV que entregan el motor son solo 10 cv más.

La agilidad del coche como hemos comentado es muy buena, presentando algunas inercias si pretendemos sacar toda la potencia del motor. Las suspensión mantiene las trayectorias y el ESP permite algunas alegrías sin desmanes, pero el balanceo del coche no anima a seguir el ritmo y es que la suspensión aunque sea un prodigio en su diseño se ve aquejada de unos recorridos demasiado largos y una dureza de muelle demasiado enfocada al confort y eso contando que nuestra unidad era un equipamiento avantgarde la cual dispone de unas amortiguadores más firmes, que se si notan al pasar “guardias tumbados”, peso se hacen insuficientes para sujetar las inercias de las casi dos toneladas en carga circulando a ritmo vivo por carreteras viradas.

Los frenos disponen de asistencia del BAS que ante frenadas de emergencia aplica toda la intensidad, lo que reduce notoriamente la longitud de frenado en frenadas dudosas ( el típico sospechoso en el arcén), pero las trasferencia de peso al tren delantero hace que el coche se amorre con facilidad, descargando peso de las ruedas traseras y aunque las distancia de frenado , así como la efectividad en G es muy alta, la sensación de la misma no trasmite la tranquilidad que otros modelos de la competencia si hacen, siendo uno de los pocos capítulos a mejorar . El sistema de retención del coche en rampas, que permite soltar el freno y acelerar sin que tengamos que poner el freno de mano, funciona perfectamente y aporta comodidad sobretodo en aquellos recorridos urbanos donde las rampas son moneda de cambio habitual, la señalización en el cuadro cuando se pisa a fondo el pedal de freno indica que el coche ha quedado bloqueado y en cuanto desembragamos el freno suelta la presión en el momento justo.

Los consumos son muy contenidos, se ha procurado llevar el coche siempre en la zona donde se sintiera “cómodo”,siendo difícil mantener cruceros legales a poco que la carretera estuviera despejada tuviera buen firme y buen trazado, el control de velocidad para ello ha sido un buen aliado.

En los recorridos en ciudad se ha hecho de dos manera, una de ellas en el carácter del coche, que no parece animar a exigir grandes cambios de régimen ni velocidad en ciudad, aprovechando para ello la comodidad que ofrece en su acabado interior. Y la otra exigiendo, dentro de los limites legales, la aceleración máxima al motor y usando los frenos de forma más exigente, las diferencia no han sido muchas, así como en el recorrido por carretera donde tampoco suben los consumos de forma desmesurada cuando se abusa del acelerador, siempre dentro de lo razonable. El ordenador de a bordo por otro lado , ha sido extremadamente preciso.



CONSUMOS DEL COCHE

Mercedes clase E 280 CDI
  Distancia Consumo
Ciudad 25 km 8.6 L/100km
Carretera/ autovía 30% / 70% media 125 km/h 365 km 7.2 L/100km
Ciudad carretera exigente 20% / 80% 130 km 8.8 L/100km
Ciudad 40 km 8.5 L/100km
Ciudad exigente 25 km 11.0 L/100km
Carretera/ autovía 30% - 70% media 110 km/h 410 km 6.6 L/100km
  995 km 7.34 L/100km
     
% km ciudad 11.66 %  
% km carretera 33.82 %  
% km autovía 54.52 %  

 

(*) 73.1 litros reales, 0.03% de error en el marcador



DECELERACIÓN Y POTENCIA EN RUEDA

Datos obtenidos sobre el coche en tiempos de aceleración y distancias de frenado
Dos pasadas en la misma dirección y sentido contrario

Prueba Mercedes Clase E 280 CDI

Valor de deceleración en G, nótese que los valores siempre son superiores a 1 G que con neumáticos ruteros ( Michelín Primacy) como los de la unidad probada, implican el máximo aprovechamiento de los mismo por parte del sistema de frenos , la parte final de la frenada

Prueba Mercedes Clase E 280 CDI

Los valores de potencia arrojados durante la aceleración ( potencia efectiva a rueda) indican lo plana que se hace la curva de potencia del motor, como también se puede apreciar en la medida en banco, el coche acelera con 100 Kw en 3º ( 140 cv) durante la mayor parte del régimen de uso, motor muy lleno en medios con similar entrega de potencia a la que desarrolla en alto régimen.

Prueba Mercedes Clase E 280 CDI



DISTANCIAS DE FRENADO

Curva de frenado desde 120 km/h - 0 y 100 km/h - 0.

Prueba Mercedes Clase E 280 CDI



CURVA DE POTENCIA DEL MOTOR

 

Prueba Mercedes Clase E 280 CDI



MODELOS Y PRECIOS

 
DIESEL Precio tarifa Precio con descuento Calcular seguro Ofertas préstamos
136 cv Mercedes Clase E 200 CDI 40.450 € 37.750 € calcular seguros coche prestamos coche
136 cv Mercedes Clase E 200 CDI Automático 42.823 € 39.700 € calcular seguros coche prestamos coche
170 cv Mercedes Clase E 220 CDI 43.150 € 40.300 € calcular seguros coche prestamos coche
170 cv Mercedes Clase E 220 CDI Automático 45.523 € 42.500 € calcular seguros coche prestamos coche
190 cv Mercedes Clase E 280 CDI 46.600 € 43.550 € calcular seguros coche prestamos coche
190 cv Mercedes Clase E 280 CDI Automático 49.044 € 45.800 € calcular seguros coche prestamos coche
190 cv Mercedes Clase E 280 CDI 4Matic 52.600 € 49.150 € calcular seguros coche prestamos coche
224 cv Mercedes Clase E 320 CDI 52.300 € 48.900 € calcular seguros coche prestamos coche
224 cv Mercedes Clase E 320 CDI 4Matic 55.300 € 51.700 € calcular seguros coche prestamos coche
314 cv Mercedes Clase E 420 CDI 70.300 € 65.800 € calcular seguros coche prestamos coche


CONCLUSIONES E INFORMACIÓN

 
  Claros y sombras  
  Inmejorable
  • Superficie barrida por el limpia parabrisas.
  • Aspecto interior,
  • Luces y acabado
  • Sistema de asistencia a la frenada BAS
  • Precisión de consumo del ordenador
 
Impresionante
  • Efectividad de la suspensión sobre la trazada
  • Dirección Progresiva, rápida y precisa
  • Control de velocidad
  • Sistema de retención en rampa
Muy bueno
  • Forma de entrega de potencia del motor en todos los regimenes
  • Desarrollos de cambio
  • Consumos
Bueno
  • Entrega de potencia en regimenes medios y altos
  • Contención de las inercias por la suspensión
Mejorable
  • Sensación de frenada de emergencia
  • Tacto del cambio
  • Replegado de espejos no configurable con el cierre del coche
Aceptable
  • Antideslumbramiento de espejos solo en dos de los tres
Muy mejorable
  • Rueda de repuesto
  • Disposición intermitentes tempomat
Imperdonable
  • Instrumentación del cuadro: Nivel deposito, Revoluciones, Temperatura
     


Prueba y Redacción: Juan José Hidalgo
Fotos: Juan José Hidalgo
Enero 2007

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar