Prueba HONDA CIVIC
2.2 i-DTEC 150 CV Executive

DEPORTIVO Y FIABLE

La novena generación del Honda Civic se estrenó a comienzos de 2012. Algunos de los detalles de diseño futuristas se han marchado pero a cambio cuenta con una calidad interior muy mejorada, mayor comodidad y unas cualidades dinámicas al nivel de los mejores del segmento.

  

RENOVACIÓN OBLIGADA

La competencia es tan feroz en este segmento que todas las marcas se ven obligadas a destacar por algo cuando lanzan sus modelos. Los reyes durante muchos años, Ford Focus y Volkswagen Golf, así lo hacen a pesar de su hegemonía y los recién llegados de oriente como Kia Cee´d y su primo Hyundai I30, han visto evolucionar sus modelos hasta convertirse en una opción de compra tan seria como las demás. Por ello Honda a pesar de llevar 650.000 Civic vendidos (desde su lanzamiento en 1973) no ha dejado caducar su anterior fórmula ganadora: aspecto llamativo y futurista. Para reconstruir el nuevo modelo, se ha basado en la excelente reputación del anterior mejorándolo con una conducción más confortable y un interior con mayores dosis de calidad. 

En esta ocasión Honda ha sido menos audaz en el diseño y aunque en apariencia ha perdido algo de la personalidad con respecto al anterior, se sigue reconociendo al primer vistazo además de no parecerse tanto como antes a una nave espacial. Las luces de led delanteras añaden algo de vistosidad a la parte delantera y la trasera conserva su luneta divida en dos que en ocasiones facilita la visión trasera (aparcando) pero en otras la dificulta (circulando). Los pilotos traseros masivos sobresales significativamente del coche, es un rasgo distintivo pero que no convence estéticamente a todos por igual. Honda ha diseñado toda la trasera para que los pilotos ejerzan una función de alerón trasero que mejore el flujo de aire y la aerodinámica.



MODELOS Y VERSIONES

Hasta la llegada de las nuevas mecánicas, el Civic utiliza los motores conocidos de la línea anterior. El desarrollo de los nuevos motores se está prolongando más de lo que estaba previsto en un primer momento.

Hace justo un año existían rumores sobre la llegada inminente de un modelo deportivo Type R y también se hablaba de nuevas mecánicas para sustituir a las actuales (1.4i y 1.8i) que se han quedado desfasadas con respecto a la competencia. También es inminente (desde hace muchos meses) la llegada del nuevo 1.6 i-DTEC de 120 caballos que revolucionará el sector de los compactos diesel por su mínimo consumo y sobre todo las emisiones de CO2 por debajo de 100 gr/km. Mientras tanto la gama de gasolina sigue estando formada por el 1.4i VTEC y 1.8i VTEC con 100 y 141 caballos respectivamente. En diesel, por el momento, la única mecánica existente es la de 150 caballos, 2.2i-DTEC que ilustra esta prueba. 

Los acabados están divididos en tres niveles: Confort, Sport y Executive. El modelo de nuestra prueba corresponde al modelo Executive que tiene un precio de 26.000 euros.

Nuestra unidad cuenta con navegador (2.200 euros) por lo que el precio final es de 28.200 euros (26.000 euros si incluimos el plan PIVE).

El equipamiento de serie es muy completo ya que incluye: control de estabilidad, sistema de ayuda al arranque en pendiente, inmovilizador (alarma si es Sport o Executive), volante y pomo de piel (Sport y Executive), retrovisores eléctricos y térmicos, radio CD con MP3 y toma auxiliar y volante con funciones. Las llantas son de aleación en todos los Civic, el acabado Confort viene con llantas de 16 pulgadas y el Sport y Executive con 17 pulgadas. La mecánica diesel no está disponible para la serie limitada 40TH Aniversario. 



INTERIORES

La calidad interior ha mejorado considerablemente, no es que el anterior modelo fuera pobre de acabados pero en la nueva se han marchado los plásticos de aspecto y tacto convencional y han entrado unos nuevos de tacto suave y aspecto más logrado. Los asientos delanteros, de cuero en este acabado, son acogedores y envolventes. Cuentan con múltiples ajustes para garantizar la comodidad de la gran mayoría de estaturas.

Se echa de menos en esta versión, el ajuste eléctrico de los asientos. 

La configuración del cuadro también ha perdido algo del toque futurista anterior pero ahora es más fácil de leer y sobre todo más atractiva. Una de las principales virtudes de esta nueva generación es que todas las versiones, desde las más básicas hasta las más equipadas comparten la gran mayoría de materiales del salpicadero. Por ello salvo la tapicería de cuero de los asientos o algunas molduras en diferente color según versiones, no existen diferencias importantes entre acabados, todos son realmente buenos.

Con los controles del volante se pueden manejar además del audio la información del ordenador de a bordo. En el display se puede visualizar el consumo instantáneo y luego añadir alguna información extra como la autonomía, el consumo medio o el tiempo transcurrido de conducción. Habitualmente en otros vehículos los pasos de uno a otro campo de esta información se van realizando con un solo botón en marcha. Sin embargo en el Honda Civic esta tarea es algo más complicada. Tras una semana entera con el coche y no ser capaz de acceder a esta información no me quedó más remedio que preguntar en el servicio técnico. El proceso para visualizar los diferentes parámetros es algo confuso, aunque no difícil de aprender. Sin embargo como intentaba modificar los parámetros mientras circulaba, el ordenador no deja acceder a dichas funciones. Según explicaron en Honda, es imposible realizarlo con el coche en movimiento.

El sistema de plegado inteligente de los asientos traseros es uno de los más prácticos y cómodos que existen. Con una sola palanca (para cada respaldo) y muy poco esfuerzo se abaten respaldos y banquetas al unísono para dejar un gigantesco espacio diáfano en el maletero, 1.378 litros. Los pasajeros de las plazas traseras tienen un espacio razonable para las rodillas pero no para colocar los pies. El diseño del suelo del Civic se eleva al llegar a los asientos delanteros por lo que no queda espacio para colocar los pies bajo ellos, esto mismo sucedía en la versión anterior.



EN CARRETERA

¿Cuanto más cómodo es ahora?, los ingenieros de Honda se han pasado muchas horas trabajando en este apartado. El resultado es que el Civic sigue siendo divertido de conducir en carreteras de curvas aunque ha perdido algo de agilidad con respecto al anterior. La suspensión ha sido reajustada y se ha convertido en un coche bastante rígido y consistente pero no incómodo, de hecho es más rígido que la anterior generación del Type R. Tiene un agarre excelente y hay que forzar mucho el ritmo para que las ruedas empiecen a deslizar. Los asientos envolventes contribuyen a la buena sensación que tiene en curva el Civic. Hasta el momento el motor de esta prueba es el más deportivo de toda la gama. El motor diesel 2.2 tiene ahora más rendimiento que antes, 150 caballos (antes 140) y el coche es más ligero. Si a eso le sumamos la mejor aerodinámica y la incorporación del tan querido como odiado start/Stop, la economía y las emisiones del modelo ha mejorado ostensiblemente, 110 gr/km. Otro elemento que ha cambiado y que ayuda a reducir el consumo es la dirección asistida eléctrica, pero el precio a pagar es que se siente menos la carretera y las buenas sensaciones que transmitía el anterior modelo a través del volante se han desvanecido. 

Esta mecánica se muestra muy suave y refinada, la respuesta al acelerador es contundente y no hay signos de retraso desde que se pisa el acelerador hasta que llega la potencia y el empuje. De todos los modelos de la competencia de similar potencia que recuerdo haber probado, este es uno de los que mejor sabor de boca me han dejado.

La caja de cambios de seis velocidades, única disponible, tiene unas relaciones bien elegidas para este motor y es fácil de usar y precisa

Pero la mayoría de las ventas en este momento se decantan por motores de menor cilindrada y potencia y aunque Honda tiene previsto el lanzamiento de uno (1.6i D-TEC), por el momento no ha llegado. La versión de gasolina 1.8i VTEC, no logra ni acercarse a las prestaciones de este motor diesel y eso a pesar de las siglas de su nombre (VTEC).



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL HONDA CIVIC?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Honda Civic 2.2 i-DTEC 150 Cv Executive, hemos tomado como referencia una hombre de 38 años, con mas de 10 años de antigüedad de carné, que vive en Zaragoza, guarda el coche en garaje colectivo y recorre hasta 10.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio mas competitivo con un seguro a todo riesgo con franquicia de 200 euros es Direct Seguros con un precio de 258.64 €, una calidad en la póliza de 5.18, teniendo una relación calidad precio de 7.22.



RIVALES Y CONCLUSIONES

El nuevo Civic no supone un gran salto hacia delante. Aunque ha mejorado algunos aspectos importantes y muchos clientes lo agradecerán, no destaca entre sus rivales lo suficiente como suele hacerlo un modelo completamente nuevo.

Sigue siendo un coche práctico y atractivo, es más cómodo que antes y consume y contamina menos que el anterior. En cualquier caso se esperan novedades importantes para el Civic a medio plazo. El nuevo motor diesel 1.6i D-TEC es el modelo que falta para redondear la gama mecánica diesel del Civic y en gasolina se habla de nuevos motores de baja cilindrada y turboalimentados para hacer frente a los TSI de Volkswagen y Ecoboost de Ford

Mientras tanto el 2.2 D-TEC se defiende bastante bien de su competencia, a falta de compararlo con el nuevo Golf VII, el Civic es entre los compactos (Ford Focus, Peugeot 307, Opel Astra, Volkswagen Golf VI) el que tiene mejores prestaciones, consumo más bajo y menores emisiones de CO2. No es el más capaz para los pasajeros traseros pero a cambio cuenta con un maletero impresionante por capacidad que supera los 400 litros cuando ninguno de sus rivales ni siquiera se acerca a esa cifra. Honda cuenta con una reputación mecánica excelente y cuando terminen de llegar las novedades mecánicas anunciadas, el Civic estará preparado como modelo para enfrentarse con garantías a todos sus rivales, hasta que llegue ese momento este motor (2.2 DTEC) es la mejor elección posible dentro de la gama Civic.



A favor

- Calidad (es japonés, por ello y por las mejoras recibidas en esta última entrega está a un nivel elevado).

- Capacidad (su maletero es enorme, más capaz que los más capaces de su segmento, aunque sea a costa de no llevar rueda de repuesto).

- Fiabilidad (Honda es famosa por la buena reputación de sus mecánicas a largo plazo).

- Prestaciones (este motor diesel tiene un empuje sorprendente, desde pocas vueltas y a medio régimen responde sin retraso. Sus 150 caballos aparentan ser más).

En contra

- Manejo ordenador (no es lógico tener que detener el coche para pasar de una función a otra del ordenador de a bordo).

- Espacio pasajeros (el escalón que hay en el suelo del Civic a la altura del asiento delantero no deja sitio para colocar los pies. Lo mismo sucedía en el modelo anterior).

- Cambio automático (no hay posibilidad de cambio automático para este motor).

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Octubre 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar