Prueba Audi A4
1.8 TFSI 170 CV Multitronic

EN SU PLENITUD

Audi actualizó la tercera generación de su A4 a principios de 2012. Ligeros cambios estéticos, nuevo motor y nuevas soluciones técnicas para modernizar un modelo que ha resultado ser todo un éxito dentro de la marca. El resultado es el mismo A4 que conocíamos y ya nos gustaba pero mucho más maduro y elegante.

  

REFINAMIENTO GENERAL

Presionado por la inminente llegada de sus rivales alemanes (BMW y Mercedes) que renovaron sus respectivos modelos, Audi se vio obligada a finales de 2011 a actualizar su A4, aunque llegó al mercado poco después, en 2012. No se trata de un modelo completamente nuevo, de hecho cuesta un poco distinguir a ambos modelos (moderno y antiguo) el diseño cambia sutilmente afinando sus líneas. El cambio estético más relevante del frontal son los faros delanteros, estos cambian de forma y se vuelven más afilados en la parte interior. La luz día será la forma más inmediata para poder distinguir uno nuevo del anterior. En los faros delanteros, la línea de puntos ondulada de leds anterior pasa a ser una línea continua envolvente que no llega a cerrarse por completo. La parrilla frontal también cambia de forma y añade dos lados más, antes era un paralelogramo y ahora es un pentágono. En la parte trasera las luces traseras de leds también sufren un rediseño así como todo el interior que ahora es más elegante. En conjunto se ha buscado mantener cierta concordancia familiar con las otras berlinas de la casa: A6 y A8. Este nuevo impulso a su modelo estrella pretende mantenerlo más tiempo como su vehículo más vendido, no en vano Audi ha logrado vender cerca de diez millones de unidades de A4 desde su nacimiento, incluyendo también el Audi 80.



GAMA MECÁNICA Y ACABADOS

El A4 se comercializa con dos tipos de carrocería: berlina y familiar que podrían ser tres si consideramos a la variante Allroad como una tercera opción.

Las mecánicas diesel cuentan con dos cilindradas, 2.0 TDI y 3.0 TDI. Estas dos cilindradas cuentan con potencias de 120, 143, 177 caballos para el motor de dos litros y 204 y 245 caballos para el de tres. La caja de cambios puede ser manual de seis velocidades o automática (Multitronic y S-Tronic) de ocho y siete respectivamente. Todos los motores diesel tienen la opción de transmisión integral Quattro excepto dos: 2.0 TDI de 120 caballos y 3.0 TDI de 204 caballos.

En gasolina nos encontramos con los motores TFSI con cilindradas de 1.8, 2.0 y 3.0. Las potencias son: 120, 170, 211 (2.0 TFSI) y 272 caballos (3.0 TFSI). Los dos menos potentes pueden llevar caja de cambios automática Multitronic de ocho velocidades o manual de seis y la S tronic más deportiva queda como opción del 2.0 de 211 caballos o como equipo de serie en el más potente de tres litros y 272 caballos. La tracción integral Quattro está disponible para el 2.0 TFSI de 170 y para el 3.0 TFSI que la incluye de serie. El A4 más potente y deportivo (hasta la llegada del RS4 de 420 caballos) es el S4 3.0 TFSI de 333 caballos, este modelo cuenta con tracción integral Quattro y cambio automático de doble embrague S tronic.

Las opciones en el Audi están agrupadas por paquetes. Así encontramos por citar algunos el paquete deportivo S Line (2.840 euros) que incluye revestimiento interior del techo en negro, regulación lumbar de asientos eléctrica, asientos delanteros deportivos, llantas de 18 pulgadas con neumáticos 245/40, detalles en el interior en aluminio y diversas costuras del interior (asientos, volante, pomo) en color. Paquete Business (2.140 euros) cuenta con sistema MMI de navegación, equipo de sonido Audi, pantalla de alta resolución en color y Bluetooth. Otros paquetes disponibles son el Audi Exclusive Line (5.005 euros), Paquete exterior S Line (1.980 euros) o Paquete estilo color negro (515 euros) entre otras muchas opciones.



INTERIORES

Audi ha vuelto a mejorar aun más el interior y lo ha hecho utilizando un lenguaje de diseño común entre todas sus plataformas. Los cambios en el interior tampoco son drásticos pero si lo suficientemente numerosos para que, complementados entre si, conseguir una sensación general de que todo es más lujoso. El salpicadero está hecho de plástico blando y suave al tacto y la mayoría de los elementos de control están enmarcados en un aro cromado. El cuadro de mandos conserva el aspecto elegante del anterior con los marcadores circulares y el consiguiente aro cromado alrededor. El display multifunción situado entre ambos relojes informa de todo lo que el conductor puede necesitar. A la derecha se encuentra la ranura donde se introduce el mando a distancia para, mediante una leve presión, poner el coche en marcha. Del mismo modo cuando queremos que el motor se detenga, tendremos que pulsar el mando hacia dentro.

El volante de tres brazos no solo tiene un aspecto impresionante si no que es una delicia para conducir. En el centro del salpicadero se encuentra, en la parte superior, la pantalla en color del MMI (Multi Media Interface). Se puede navegar a través de los canales de radio, reproducir música MP3 o la que llevemos en nuestro móvil a través del Bluetooth. Las funciones más importantes relativas a las diferentes configuraciones de conducción del coche también se realizan a través de esta unidad de mando así como la navegación por satélite. Todo se maneja con la mano derecha y la pequeña “rueda” del MMI. Me han parecido más fáciles e intuitivos de manejar todos sus controles y botones en comparación con el anterior A4, posiblemente porque ahora es menor el número de botones lo que reduce la confusión. La mayoría de botones producen una especie de “click” al manejarlos por lo que ya no tenemos duda de que los hemos pulsado, además transmiten una elevada calidad de fabricación.



EN CARRETERA

Tras haber probado varias motorizaciones de la saga de motores TFSI me confieso ferviente admirador de esta gama mecánica en todas sus variantes de potencia.

Como amante de los motores con turbo al considerar que es la forma más eficiente de extraer potencia y mantener consumos moderados, solo puedo decir que el A4 me ha sorprendido favorablemente. Me atrae principalmente por la “brutalidad contenida” con la que entrega sus 170 caballos. Siempre se siente el motor “lleno” de empuje, incluso desde muy pocas vueltas, basta un pisotón al acelerador y el A4 sale disparado pero sin brusquedades, la aceleración de cero a 100 kms/h es de 8,3 segundos.

Es muy silencioso tanto en marcha como al ralentí y las vibraciones son nulas por completo. Con las diferentes configuraciones de suspensión (Audi Drive Select) sintonizamos la que más se ajuste al estado de la carretera o a nuestro propio estado. De esta forma, podemos viajar en el lado suave disfrutando de su elevado confort o pasarnos al lado más deportivo y convertir la suspensión en más firme (nunca incómoda) para disfrutar de las curvas y haciendo que la respuesta de su motor sea más brillante. El cambio CVT Multitronic se encarga de forma rápida, eficiente y suave de los cambios de marcha pero se echa de menos un par de paletas de cambio tras el volante, simplemente para hacer que la conducción sea un poco más divertida. La nueva dirección electromecánica le convierte en un vehículo muy manejable entre calles estrechas. La aceleración y estabilidad a alta velocidad (muy alta velocidad) transmite mucha confianza, la poderosa frenada también contribuye a la sensación de seguridad.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL AUDI A4?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar Audi A4 1.8 TFSI 170 Cv Multitronic, hemos tomado como referencia una hombre de 40 años, con mas 10 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, guarda el coche en garaje propio y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio mas competitivo con un seguro a todo riesgo con franquicia es Génesis en su póliza vip con un precio de 369.57 euros y con una franquicia de 99 euros, una calidad en la póliza de 8.86, teniendo una relación calidad precio de 7.56.



RIVALES

El BMW Serie 3 (320i Automático) renovado por completo recientemente ha puesto el listón muy alto en este segmento y junto a él, el Mercedes-Benz Clase C 200 Automático (actualizado a mediados de 2011) son los rivales más directos.

El BMW aumentó de tamaño entre ejes y es prácticamente igual de amplio que el Audi A4 (a pesar de ser más corto). El Clase C es el más pequeño de los tres pero esta diferencia de longitud no se traduce literalmente en menor espacio para los pasajeros, si es algo más pequeño pero la diferencia no es apreciable. En cualquier caso ninguno de los tres resulta un coche especialmente amplio en las plazas traseras, mal endémico que parece afectar a la gran mayoría de los modelos de su segmento. Los tres tienen unos acabados excelentes pero en mi opinión el ganador es el Audi (si incluimos el pack S Line). En cuanto al manejo de los controles de la interfaz (Audi MMI, BMW i-Drive y Mercedes Comand) el más sencillo de usar e intuitivo para la mayoría es el del Audi gracias a su nueva configuración. Cuando se trata de practicar una conducción deportiva los más eficaces (que no incómodos) son Audi y BMW por su mayor firmeza, para los que quieran un confort más acusado deberán decantarse por el Mercedes. Los precios iniciales más favorables son para el Audi seguido por BMW y Mercedes, aunque si empezamos a sumar opciones hasta igualarlos en equipamiento la diferencia no es tan abultada. La ventaja de BMW es su absoluta novedad y la desventaja del Audi es que aunque tiene cambios importantes, el chasis sigue siendo el mismo y el coche, aparentemente, se parece bastante al anterior. Lo más interesante del A4 es que incorpora mucha tecnología importada de sus hermanos mayores A6 y A8

El tercer rival podría ser el Lexus IS 250 Premium aunque comparando cifras no resulta muy bien parado; por precio es el más caro, consume más que los tres alemanes y sus prestaciones a pesar de ser el más potente no son las mejores, las emisiones de CO2 son las más elevadas y es el menos capaz de los tres para pasajeros y maletero.

El Audi A4 es todavía mejor coche que antes, disponible desde 29.500 euros con el motor 1.8 TFSI de 120 caballos y por 34.970 euros si se trata del modelo de nuestra prueba (sin opciones). El A4 está atravesando el mejor momento de su vida comercial y se mantendrá dignamente en el mercado, hasta que Audi se plantee el lanzamiento de un modelo completamente nuevo durante los próximos dos años.



A favor

- Calidad (el A4 destila calidad en el exterior e interior. La calidad de fabricación y los materiales le diferencian del resto y le posiciona en un lugar privilegiado entre las berlinas Premium)

- Interiores (es muy cómodo en viaje, los asientos y el diseño de los interiores son perfectos para que un viaje largo no sea tan largo)

- Prestaciones (el motor 1.8 TFSI mueve con bastante agilidad al A4, es divertido, contundente al acelerar y sus consumos son razonables)

En contra

- Espacio plazas traseras (es la asignatura pendiente de muchas berlinas, BMW ha tenido que hacer un Serie 3 nuevo para mejorar este punto. No es pequeño pero si es mejorable)

- Precio (la calidad y la marca se pagan)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Julio 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar