Prueba NISSAN LEAF
109 CV Tekna

EL COCHE MÁS VERDE

Nissan ha renovado su modelo eléctrico tan solo dos años después de su lanzamiento. La revisión profunda ha supuesto una serie de mejoras como la reducción del peso total, aumento de la capacidad de la batería, mayor rapidez en la recarga y más funcionalidad interior. La autonomía oficial ahora es de 199 kilómetros

  

CAMBIOS

El LEAF va a cumplir tres años desde su lanzamiento y fue el primer coche alimentado por electricidad comercializado por un fabricante de automóviles. Como es habitual con todos los automóviles cuando salió el primer modelo a la venta, no era perfecto. La mayoría de usuarios del LEAF estaban muy satisfechos pero otros con el uso hicieron muchas sugerencias a Nissan de cómo mejorarlo. Nissan LEAFEstas sugerencias no cayeron en saco roto y aunque muchos fabricantes esperan al momento de la renovación del modelo para introducir estas mejoras, Nissan no ha querido hacerlo así. La marca japonesa escuchó a sus clientes y por ello acaba de lanzar este nuevo LEAF mejorado. Para 2013 se ha actualizado ligeramente y ha mejorado en bastantes apartados importantes que le acercan más a ser utilizado en el mundo real. El LEAF conserva a grandes rasgos las formas llamativas y distintivas (que no atractivas) del modelo inicial lanzado en 2011. Con una carrocería que se “hincha” alrededor de las ruedas, unos faros delanteros en lo alto que llegan casi hasta la base del parabrisas y unas luces traseras verticales formadas por tiras de leds a lo largo del portón trasero. En lugar de rejilla para ventilar el radiador (que no tiene) el LEAF cuenta con una compuerta que deja al descubierto los dos puntos de recarga. El mayor de los cambios es el nuevo cargador que reduce el tiempo de recarga aproximadamente a la mitad. También recibe un nuevo modo de conducción llamado B que aumenta el frenado regenerativo durante la deceleración, reduce su peso en 32 kilos y renueva el diseño interior con colores más convencionales. En resumen el LEAF puede parecer el mismo modelo que el anterior pero incluye bastantes mejoras bajo una estética muy similar.



MODELOS Y VERSIONES

El LEAF se comercializa con una sola carrocería y una sola mecánica. Existen tres acabados disponibles: Visia, Acenta y Tekna. La versión que probamos en ARPEM corresponde al acabado más lujoso Tekna que tiene un precio base de 36.100 euros, en este precio se incluye la batería ya que también se puede comprar a menor precioNissan LEAF y con la batería en régimen de alquiler. A los 36.100 euros de nuestra unidad de pruebas hay que añadir las siguientes opciones: pintura metalizada (445 euros), sistema de aparcamiento trasero (343 euros) y embellecedor de la consola central (121 euros). El precio total es de 37.009 euros sin incluir descuentos. Existe un Nissan LEAF desde 18.500 euros (descuentos incluidos) y con la batería alquilada.

El Nissan LEAF cuenta con incentivos para facilitar su compra. Por parte del gobierno existe una subvención que varía en función de la autonomía del vehículo. El LEAF se encuentra en la posición más privilegiada entre los modelos de su categoría con lo que la ayuda a la compra es de 5.500 euros. Esta ayuda se puede solicitar con carácter retroactivo para los vehículos comprados desde el 1 de enero de 2013 o hasta el 31 de agosto o agotamiento de estos fondos para los vehículos pendientes de matriculación. Esta ayuda es compatible con otro tipo de ayudas que ofrezca la Unión Europea u otros organismos nacionales en las diferentes comunidades autónomas.



INTERIORES

El interior ha recibido un cambio de imagen total que afecta principalmente al color del salpicadero y tapicería que ahora es de color negro, anteriormente blanco. Puede que no transmita la misma sensación futurista pero desde luego es mucho más fácil de mantener limpio, sobre todo si se transportan niños en los asientos traseros

Ya que hablamos de las plazas traseras se puede añadir que ahora se dispone de 5 centímetros más de espacio para las piernas gracias al rediseño de los respaldos de los asientos delanteros. La batería del Nissan LEAFLEAF se encuentra en el suelo, bajo los asientos, esta ubicación es responsable, parcialmente, del generoso espacio en los asientos traseros. 

Capaz de transportar a cuatro personas cómodamente, y a cinco cuando sea necesario aunque de forma temporal. El panel de instrumentos, completamente digital, está dividido en dos alturas y domina el interior. La zona central del salpicadero cuenta con una pantalla táctil de 7 pulgadas que controla el sistema de navegación y muestra datos especiales como lecturas de eficiencia energética y medias de consumo. El LEAF es un coche conectado en muchos sentidos, mediante una aplicación disponible para cualquier smartphone podemos enfriar o calentar la cabina, controlar el proceso de carga y saber si se ha interrumpido esta. Se puede incluso programar las horas de recarga para aprovechar las tarifas eléctricas más baratas. Para los que no posean un teléfono de este tipo, también se pueden realizar estas tareas a través de la pantalla táctil. La calidad del interior es similar al de otros modelos compactos rivales pero el acabado general es ligeramente superior. El acabado Tekna incluye además una serie de cámaras repartidas por espejos y paragolpes que disponen de un gran angular y nos proporcionan una vista completa de 360º que resulta muy útil a la hora de aparcar.



EN CARRETERA

El LEAF está impulsado por un motor eléctrico de 80 KW que equivalen a 109 caballos de potencia y está alimentado por una batería de iones de litio de 24 KWh. Tiene una sola velocidad pero debido a que su fuerza está inmediatamente disponible desde el primer momento de pisar el acelerador, sus prestaciones no defraudarán.Nissan LEAF Si en alguna ocasión has conducido un modelo híbrido, ya sabes lo silenciosos que son estos coches en modo completamente eléctrico y los que no lo hayan hecho quedarán gratamente sorprendidos por la escasa diferencia que existe con un vehículo convencional de combustión interna en rendimiento. La circulación a bordo del LEAF presume de ser silenciosa en todo momento, simplemente se escucha un vago sonido agudo en las ocasiones en las que se acelera con decisión. Ese sonido incluso se puede utilizar para avisar a los peatones que desde fuera del habitáculo lo pueden escuchar mejor, ya que desde el interior es difícilmente audible. La “desventaja” es que el ruido del viento y los neumáticos rodando sobre el asfalto son más claramente audibles pero en general el Nissan LEAF es impresionantemente silencioso.

Si nos olvidamos de que el LEAF no es un coche de “verdad”, es un vehículo muy fácil de manejar y que se mantiene ágil entre el tráfico ciudadano. El poder de aceleración cuando se pisa el pedal a fondo es bastante grande, al estilo de un compacto de gasolina de su tamaño, y si nos olvidamos por un momento de la autonomía, algo francamente difícil, lo cierto es que se llega a saborear su impulso silencioso. Las cifras oficiales hablan de un 0 a 100 kilómetros/hora en 11,5Nissan LEAF segundos pero son engañosas ya que la sensación es que acelera asombrosamente rápido, posiblemente porque el empuje llega de forma instantánea y no progresivamente como en la mayoría de vehículos.  El nuevo modo de conducción llamado B, está usurpando la posición que en el antiguo Nissan LEAF se correspondía con el modo ECO. Este modo sigue estando disponible pero a través de una tecla del salpicadero. El modo B aumenta la capacidad de recarga de la batería en las fases de deceleración, al estilo del KERS en un coche de Fórmula 1, lo que unido a una aerodinámica más favorable eleva ligeramente la autonomía, 24 kilómetros más. Autonomía que siempre dependerá de las condiciones del tráfico, de la forma de conducir, temperatura ambiente (el frío elevado afecta negativamente al consumo de la batería) y de la orografía del terreno. El tacto del pedal del freno es firme y seguro y carece de la extraña sensación de vaguedad de otros sistemas de frenada regenerativa que aparentan no detener el coche. Con la batería montada en la parte baja del coche y la dirección asistida, lógicamente eléctrica pero bien afinada, el LEAF se muestra estable en curva. Responde de forma similar a otros modelos compactos del mercado y se siente muy normal en conducción. Las llantas de 17 pulgadas opcionales que montaba esta unidad contribuyen a su buena estabilidad.



CONSUMOS REALES

El LEAF se puede recargar en una red doméstica estándar en aproximadamente ocho horas, algo así como dejarlo toda la noche en carga. Pero si disponemos del cable, y del puesto de recarga rápida, Nissan LEAFpodemos realizar esta recarga en solo 4 horas o hasta el 80% en solo 30 minutos. Este modelo incluye ahora un mecanismo que bloquea el enchufe para que nadie pueda desconectarlo mientras se está recargando. La autonomía real durante esta prueba en circunstancias de clima frío ha sido de 160 kilómetros aunque los últimos 10 kilómetros se realizaron con los avisos parpadeando que la reserva de carga se estaba agotando. En el portal www.movele.es aparecen los distintos puntos de recarga repartidos por todo el territorio nacional. En la prueba realizada en ARPEM en 2012 del anterior Nissan LEAF se contabilizaban aproximadamente 30 puestos de recarga menos. Ni el incremento de puestos ni su distribución por el territorio parecen por el momento suficiente para aventurarse a salir de las ciudades o alrededores.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL NISSAN LEAF?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Nissan LEAF 109 CV Tekna, hemos tomado como referencia un hombre de 35 años casado, con 17 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 15.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo, es Verti con un precio de 549 € y con una calidad en la póliza de 7.81.



RIVALES Y CONCLUSIONES

No hay ninguna duda de las mejoras integrales en esta versión 2013 del Nissan LEAF. Por supuesto, la mayoría de los inconvenientes se mantienen también y con el LEAFNissan LEAF siempre estaremos acosados por los problemas de una infraestructura de abastecimiento eléctrico deficiente e irregular. Algo menos importante pero a tener en cuenta es la que afecta a la mayoría de vehículos eléctricos que es su atractivo visual. Si se tiene la suficiente paciencia para pasar sobre sus defectos, el LEAF proporciona una experiencia de libertad e independencia sobre el resto de los automóviles. Si vivimos entre 40 y 50 kilómetros de la ciudad es una alternativa viable. El LEAF es un coche ideal para ir al trabajo a diario pero todavía no es lo bastante funcional para la mayoría de las familias como único coche por lo que siempre será recomendable tener un coche de apoyo de los que queman combustible por si surge algún imprevisto. Si somos viajeros de larga distancia, habrá que estudiar las otras alternativas híbridas como el Toyota Auris o el Chevrolet Volt.



A favor

- Comodidad (la suspensión es bastante cuidadosa con los pasajeros y el espacio es razonable para cuatro pasajeros)

- Sonoridad (es toda una sensación la falta de ruido salvo el del viento o el de los neumáticos rozando el asfalto a 100 kilómetros/hora)

- Espacio (el maletero aumenta de tamaño. Es una cifra mediocre en el mundo actual de los compactos pero suficiente para la mayoría de las familias)

- Consumo y emisiones (el no consumir combustible fósil y no contaminar son siempre un valor a tener en cuenta si necesitamos un coche para movernos dentro de la ciudad)

- Empuje (una verdadera delicia cuando se pisa a fondo el acelerador, el empuje es tan instantáneo que aparenta tener más potencia de la que anuncia)

En contra

- Autonomía (en el mejor de los casos la autonomía es de 160 kilómetros. Aunque con el uso se va aprendiendo a aprovechar las frenadas o no desperdiciar la energía, sigue resultando estresante realizar un viaje por carretera si no hemos previsto previamente los puntos de recarga)

- Depreciación (irónicamente la batería del LEAF será más valiosa que el propio coche dentro de 10 años)

- Infraestructuras (en la actualidad España y el resto de países de nuestro alrededor, no cuentan con una infraestructura necesaria de apoyo para los coches eléctricos. Por otra parte está previsto que esto cambie en los próximos años)

Prueba y Redacción: Arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Diciembre 2013

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar