Comparativa
Kawasaki W800 Cafe &
Royal Enfield Continental GT 650

CLÁSICAS DEPORTIVAS

La Royal Enfield Continental GT 650 y la Kawasaki W800 Cafe son dos motos inspiradas en el pasado dentro de una vertiente que se convirtió en ola cultural en el mundo de la moto de los años 50, la de las denominadas Cafe Racer.

> Ficha técnica Royal Enfield Continental GT 650

¿Qué es una Cafe Racer? ¿De dónde vienen? ¿Cómo empezaron?... El Reino Unido ha sido la cuna de muchas cosas, entre otras del motociclismo. A principios de los años 50, después de la 2ª Gran Guerra, la economía mundial no estaba para muchas alegrías. Los jóvenes motoristas ingleses, con pocos recursos para adquirir motos nuevas, reparaban y preparaban sus viejas monocilíndricas para utilizarlas en sus competiciones callejeras. 

Ver quién llegaba primero en sus recorridos de bar en bar a tomar pintas, correr entre las curvas y el tráfico de la campiña inglesa, era su afición y su objetivo. Las preparaciones principalmente consistían en rebajar peso, suprimir todo lo innecesario, mejorar la aerodinámica con una posición más agresiva: los manillares más bajos, retrasar y subir estriberas, cambiar asientos y escapes... y poco más.

Posteriormente fueron apareciendo este tipo de motos producidas en serie, con sus motores de dos cilindros, con más cubicaje y más potentes. Precisamente la Kawasaki W650 que apareció en 1999 y antecesora de nuestra moto de hoy se inspiraba en la BSA A7 que se empezó a fabricar en 1946 y estuvo en producción hasta 1962. Lo curioso es que en el modelo W de Kawasaki, la principal seña de identidad de su motor bicilíndrico twin es el sistema de accionamiento de la distribución por eje de rey, un árbol vertical con engranajes helicoidales; mientras las bicilíndricas británicas de antaño lo hacían con el clásico sistema de varillas y balancines.

De Royal Enfield quiero destacar que es una marca centenaria ubicada en la India, pero de origen muy británico. Una compañía que ha experimentado una espectacular evolución en los últimos 15 años, después de haber estado mucho tiempo anclada en el pasado. Ha vivido de la Bullet -su emblemática monocilíndrica cuyo diseño se remonta a los años 30- casi un siglo. Una moto que venden como churros en su mercado doméstico en la India (800.000 motos al año).

Comparativa Kawasaki W800 Cafe & Royal Enfield Continental GT 650

Royal Enfield presume de ser la factoría de motos con más años de producción ininterrumpida (desde 1901). Ahora, gracias a su buena salud económica, posee una enorme y moderna factoría con una gran capacidad de producción que apunta a objetivos muy ambiciosos, un futuro de enormes expectativas, con muchos proyectos nuevos que quieren expandir en todos los mercados.

La Continental es uno de ellos: una moto de imagen clásica, pero diseñada y construida con las técnicas más modernas y materiales de hoy, fiable y fácil de mantener, aunque también es cierto que algunos detalles de acabado son algo toscos, pero los compensa sobradamente por su precio de adquisición.

Y es el precio precisamente el punto más divergente de nuestra comparativa de hoy, que se presenta muy igualada en todos sus aspectos excepto en ese. La Royal Enfield Continental GT cuesta 6.400 euros puesta en la calle, frente a los 10.950 euros que hay que desembolsar por la Kawasaki W800 Cafe. Una diferencia mucho más que considerable.

Ahora como de costumbre en nuestras comparativas, vamos a proceder a su análisis en parado:

Características

Kawasaki W800 Cafe

Royal Enfield Continental GT 650

Precio 10.950 euros 6.400 euros
Dimensiones  
Longitud 2.135 mm 2.122 mm
Anchura 825 mm 744 mm
Altura 1.135 mm 1.024 mm
Distancia entre ejes 1.465 mm N.D.
Altura del asiento 790 mm 790 mm
Peso 223 kg 198 kg
Motor y transmisión  
Configuración de motor Bicilíndrico Bicilíndrico
Cilindrada 773 cc 648 cc
Potencia 48 CV / 6.000 rpm 48 CV / 7.100 rpm
Refrigeración Aire Mixto
Transmisión Manual, 5 velocidades Manual, 6 velocidades
Chasis  
Tipo Tubular de acero Tubular de acero
Suspensión delantera Horquilla telescópica con barras de 39 mm Horquilla telescópica con barras de 41 mm
Recorrido 130 mm 110 mm
Suspensión trasera Doble amortiguador con ajuste en precarga de muelle Doble amortiguador con ajuste en precarga de muelle
Recorrido 107 mm 88 mm
Freno delantero Un disco de 300 mm con pinza de dos pistones. ABS Un disco de 320 mm con pinza de dos pistones. ABS
Freno trasero Un disco de 270 mm con pinza de un pistón. ABS Un disco de 240 mm con pinza de un pistón. ABS
Dimensiones neumático delantero 100/90 18" 100/90 18"
Dimensiones neumático trasero 130/80 18" 130/70 18"

Comparativa Kawasaki W800 Cafe & Royal Enfield Continental GT 650

Como vemos, en sus dimensiones generales la Royal Enfield es un poquito más corta y algo más baja, aunque el asiento se encuentra exactamente a la misma altura y, según las cifras declaradas, es 25 kilos más ligera, pero en nuestras mediciones con los llenos hechos esa diferencia se reduce a 11 kilos (ver ficha adjunta).

Si hablamos de los motores, el de la Kawa tiene más cilindrada: 773 cc por 648 cc en la Royal. Además, el motor de la Kawa es de carrera larga (más carrera que diámetro), lo cual refuerza su carácter clásico. El de la Royal Enfield es de carrera corta, que mejora su respuesta para subir de revoluciones. Ambos están pensados y adaptados para conducirlos con el carné A2. Los dos declaran 48 caballos, tienen culatas de 8 válvulas, pero el carácter de la japonesa resulta más tranquilo. En nuestras mediciones en el banco de potencia en las mismas condiciones, la W800 ha obtenido los 48 caballos prometidos a 6.250 rpm con un par de 57 Nm a 4.200 rpm; y la Continental GT ha arrojado una cifra algo superior y, al tener menos cilindrada va algo más revolucionada: 49,2 caballos a 6.950 rpm con un par de 59 Nm a 5.250 rpm.

En su arquitectura los dos motores responden a los cánones tradicionales: twin paralelos verticales. El de la Kawa es más parecido a los bicilíndricos ingleses con sus bielas caladas a 360º (sus pistones suben y bajan al mismo tiempo), que afortunadamente ahora monta eje de equilibrado para controlar las vibraciones que producían sus ancestros británicos. La verdad es que resulta un motor agradable, con mucha personalidad y una estética retro muy bien conseguida. Va refrigerado por aire, es muy bonito a la vista, con las tuercas que sujetan los escapes en la culata con entalladuras para roscarlas como en las motos de antes. Los silenciosos salen uno por cada lado también son clásicos tipo “escupe-guisantes” (peashooter), al estilo de las Triumph Bonneville, emiten un sonido ronco y armonioso. El cambio lleva solo 5 marchas, no hacen falta más debido al buen par motor que proporciona para practicar una conducción tranquila, el embrague es de discos múltiples bañados en aceite.

Comparativa Kawasaki W800 Cafe & Royal Enfield Continental GT 650

El motor de la moto india es una réplica de los de antaño de su propia marca, parece grande por fuera, pero por dentro es muy compacto y moderno. Para su diseño y construcción se emplea tecnología de hoy en todo, materiales, sistemas de construcción, mecanizado de piezas… Que se realizan con la maquinaria y utillaje más avanzado. Lleva un ajustado sistema de gestión de motor e inyección de combustible Bosch que ahorra gasolina y contamina poco, el cigüeñal es forjado de acero de una sola pieza y las bielas, como mandan las tendencias actuales, van caladas a 270º con eje de balance para eliminar vibraciones.

La caja de cambios es de 6 velocidades, asociada a un embrague de discos múltiples en baño de aceite que incluye sistema antirrebote para evitar bloqueos de la rueda trasera si somos bruscos reduciendo marchas. Estéticamente también es un motor bonito con sus tapas de aluminio pulido con el anagrama de la marca orgullosamente grabado, las aletas de la refrigeración por aire y las tuercas roscadas de los escapes.

En los bastidores las dos se ponen de acuerdo, son de acero de doble cuna desmontables para poder sacar el motor con más facilidad; el de la Continental está diseñado y construido por el afamado especialista inglés Harris Performance, porque ahora esa empresa es propiedad de Royal Enfield, la ha comprado para desarrollar esta moto y futuros modelos.

Las suspensiones son tradicionales en las dos: una horquilla telescópica delantera sin reglajes y doble amortiguador trasero que solo permite graduar la precarga del muelle. Cabe destacar que los amortiguadores de la Continental GT son de gas con botella separada. En los frenos también hay acuerdo, un solo disco en cada eje con sistema ABS de dos vías, un poco más grande de diámetro el delantero de la Royal y un poco más pequeño el trasero. En cuanto a medidas de neumáticos, igualdad absoluta: 100/90-18 delante y 130/80-18 atrás.

Comparativa Kawasaki W800 Cafe & Royal Enfield Continental GT 650

Sus instrumentaciones, no son iguales, pero sí muy parecidas, de estilo clásico, dos relojes analógicos con velocímetro y tacómetro, con una pequeña pantalla digital con el resto de información (parciales, totalizador, gasolina…)

Estéticamente las dos me parecen unas Cafe Racer muy bien conseguidas. La Kawasaki aporta una cúpula para faro que estuvo muy de moda en los 70, del estilo de la BMW R 100 S, que protege del viento más de lo que parece y le queda bien. El manillar es de tipo murciélago (ver fotos), que en mi opinión es feo de narices, con las soldaduras que las podía haber hecho yo en mi casa. Desmerece la cuidada terminación general del resto de la moto. 

Por su parte, la Royal Enfield declara sus intenciones sport con un depósito de combustible largo, el asiento se puede pedir con un colín tipo “bullet”, manillar bajo de dos piezas y estriberas retrasadas.

No obstante, una vez puestos a los mandos de cada una, ninguna de las dos ofrece una postura demasiado radical, con una flexión de rodillas e inclinación del cuerpo muy parecida.

Nos ponemos en marcha

Como te he dicho, la postura de conducción no es deportiva extrema en ninguna de las dos, aunque el asiento es más duro de tacto en la Continental GT y las suspensiones te hacen sentir con más claridad que estás ante una moto de carácter más sport y notas mejor lo que sucede entre las ruedas y el asfalto.

Comparativa Kawasaki W800 Cafe & Royal Enfield Continental GT 650

Por su parte, la W800 es más amable con el conductor, todo dentro de unos límites cercanos. Las dimensiones de sus llantas, junto a los 27º de lanzamiento que tiene la pipa de dirección, la convierten en una moto noble y estable, pero parsimoniosa de reacciones. Es una deportiva de aspecto, pero le gustan los ambientes relajados y la vida tranquila. Disfruta haciendo trazadas amplias y precisas, manteniendo una velocidad constante de paso por curva y abriendo el gas a la salida del viraje que responderá con una tracción constante y siempre controlable.

La Continental GT, tiene un carácter algo más deportivo, motor y bastidor forman un conjunto bien equilibrado. La respuesta del propulsor es una gran baza, con una entrega de potencia lineal y constante desde bajo y medio régimen. Es una moto sencilla, fácil de conducir, muy apropiada para usuarios del carné A2, que le gusta llevar una moto con imagen deportiva, pero que en realidad es una herramienta perfecta para practicar un motociclismo sin complicaciones. Además, no hay que olvidar que el chasis está construido por Harris Performance y aporta muy buenos genes, se maneja bien, es lo suficientemente ágil entre curvas y resulta aplomada en virajes rápidos y tramos de alta velocidad.

En cuanto a prestaciones puras y tal como me esperaba no hay sorpresas. Bueno, solo que son casi clavadas. Te he preparado un cuadro comparativo para verlo más claramente:

 

Kawasaki W800 Cafe

Royal Enfield Continental GT 650

Velocidad máxima real/marca 170 / 180 km/h 171 / 177 km/h
Aceleración  
0-100 km/h 7,4 segundos 7,6 segundos
0-400 m 15,9 segundos 16,3 segundos
0-1000 m 30,0 segundos 30,5 segundos
Recuperación 6ª  
60-100 km/h 8,2 segundos 7,9 segundos
60-140 km/h 19,0 segundos  18,5 segundos
Peso verificado  
Lleno 223 kilos 212 kilos
Consumo medio 5,5 litros/100 km 4,3 litros/100 km
Autonomía 273 kilómetros 291 kilómetros

 

Comparativa Kawasaki W800 Cafe & Royal Enfield Continental GT 650

Como ves, la velocidad máxima real medida en la misma recta y en las mismas condiciones es prácticamente idéntica. Luego, en aceleraciones saliendo de parado, la Kawasaki tiene una ligerísima ventaja y en recuperaciones, en la marcha más larga a partir de 60 km/h, es la Royal Enfield la que goza de esa ligera ventaja. La modernidad del propulsor de la Continental GT favorece los consumos, que ahorra 1,2 litros de media cada 100 km y, aunque el depósito carga 2 litros menos de gasolina, consigue casi 20 km más de autonomía.

Conclusiones

Evidentemente si has llegado hasta aquí, seguro que ya te habrás formado tus propias conclusiones, pero ahí van las mías.

Te tengo que decir que son dos motos a cuyos mandos he recibido muchas sensaciones agradables, el sonido de sus motores, sus acompasadas palpitaciones (que en ninguno de los dos casos crecen en intensidad, aunque los subamos de vueltas), el tacto de sus mandos… Todo en las dos funciona correctamente. También he disfrutado de su conducción, el placer de rememorar tiempos pasados, dando vida a un estilo clásico perfectamente adaptado al presente, son dos motos construidas con tecnologías modernas que proporcionan una gran fiabilidad, sencillez y facilidad de conducción. Las dos son absolutamente recomendables por su comportamiento y filosofía para cualquier amante de las clásicas cafe racer.

Pero para mí la ganadora de esta comparativa sin duda es la Royal Enfield Continental GT. Dejando a un lado la estética de cada una, que sobre gustos no hay nada escrito, dinámicamente hablando y en líneas generales me gusta más su comportamiento, el motor es más moderno y eficiente, rinde lo mismo y gasta menos. Y en cuanto a tradición y personalidad, con la historia que tiene Royal Enfield, nadie la puede achacar que es imitadora de nadie. Pero donde la balanza se inclina claramente a su favor es en el factor precio, 4.550 euros es tanta diferencia de dinero, que casi te podrías comprar otra moto más.

Comparativa Kawasaki W800 Cafe & Royal Enfield Continental GT 650

¿Cuánto cuesta el seguro de estas motos?

Hemos calculado lo que costaría asegurar la Kawasaki W800 Cafe y la Royal Enfield Continental GT en nuestro comparador de seguros. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de una persona de 50 años, casado, con 30 años de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda la moto en un garaje individual y recorre entre 7.000 y 9.000 kilómetros al año. Con estos datos, en la fecha en que se ha realizado esta información, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliados es Génesis, con un precio de 77 euros tanto para la W800 Cafe como para la Continental GT 650, ambos con una puntuación de calidad de 8,55 puntos.

 

Kawasaki W800 Cafe

Royal Enfield Continental GT 650

Lo + Su imagen general El precio y comportamiento
Lo - El precio comparado con su rival Algunos detalles de acabado

 Comparativa Kawasaki W800 Cafe & Royal Enfield Continental GT 650

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Pablo Alonso
Diciembre 2019

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos