Presentación Honda CB500X 2019

DEJE AVENTURERO

Esta “X” es una de las tres hermanas de la saga CB500 y va dirigida a aquellos usuarios que, además de una moto polivalente, fácil de llevar y apta para el carné A2, quieren un componente más viajero y aventurero

 

Lanzada en el 2013 y revisada en el 2016, esta nueva CB500X del 2019 presenta algunas novedades que la convierten en una aventurera más preparada y agresiva, sin perder por ello de vista su faceta funcional y utilitaria. Cuesta 6700 euros y en mi opinión es la que más aspiraciones tiene de las tres hermanas.

Honda dice que su diseño está inspirado en la Africa Twin. Evidentemente, no tiene nada que ver una moto con otra, pero sí es cierto que estéticamente tienen un aire de familia. Las principales diferencias con respecto a su antecesora van dirigidas a su mejor desenvoltura fuera de la carretera. El frontal y los laterales han sido rediseñados y ahora, aunque la pantalla es algo más pequeña, lleva unas entalladuras que canalizan el aire hacia fuera y protegen mejor al piloto. 

El asiento es más estrecho en su unión con el depósito, por lo que se llega bien al suelo a pesar de ser lógicamente la más alta de las tres hermanas (830 mm de altura de asiento). También es la más larga, la más ancha, tiene más distancia entre ejes y, en su condición de trail, tiene mucha más distancia libre al suelo. Las principales responsables de sus medidas son la nueva llanta delantera, que pasa de 17 a 19 pulgadas (una medida más campera), y las suspensiones, que son también de mayor recorrido. La horquilla delantera es de 41 milímetros de diámetro como sus hermanas, pero gana 10 milímetros de recorrido y llega a los 150 milímetros. La suspensión trasera pasa de 118 milímetros a 135 milímetros de recorrido, con un amortiguador que se puede regular en precarga del muelle en 9 posiciones y es de calidad superior.

Honda CB500X 2019

Las ruedas van calzadas con neumáticos que no son de tacos pero que llevan un dibujo más profundo que mejora su comportamiento en tierra. El mayor diámetro de la rueda varía ligeramente la geometría de dirección con un ángulo de lanzamiento de 27’5º y 108 milímetros de avance. Esto le da más estabilidad en línea recta, sobre todo cuando circulamos a alta velocidad por zonas muy bacheadas. Los frenos llevan sistema ABS de serie y actúa sobre un disco de freno delantero lobulado de 310 milímetros con pinza de dos pistones; el trasero es de 240 milímetros con pinza de pistón simple.

El motor tiene la salida del piñón de arrastre cerca del eje del basculante, en busca de una buena centralización de masas y poca elongación de la cadena cuando funciona la suspensión. El peso total en vacío es de 197 kilogramos.

La instrumentación se compone de una pantalla LCD muy completa, con indicador de marcha engranada y cuentarrevoluciones con luz de aviso de sobrerregimen, que se puede programar para que nos avise cuando queramos en un rango entre 5000 y 8750 rpm en incrementos de 250 rpm.

El bastidor es simple y robusto, fabricado en acero de estructura tipo diamante, el tubo principal es de 35 milímetros de diámetro, con los soportes del motor calculados para aumentar la rigidez de todo el conjunto y reducir las vibraciones.

Honda CB500X 2019

Sobre la técnica del motor hay poco que añadir, es un bicilíndrico paralelo de 8 válvulas, DOHC y refrigeración líquida, robusto, ligero y polivalente para muchos usos. Sus medidas internas no han variado: 67 milímetros x 66,8 milímetros y las muñequillas del cigüeñal están desfasadas 180°, lleva un eje de equilibrado situado entre los cilindros, cerca del centro de gravedad de la moto. La inyección de gasolina PGM-FI proporciona una excelente respuesta al acelerador y un consumo homologado de 3,5 l/100 km. La potencia máxima es de 47 caballos a 8600 rpm, con un par de 43 Nm a 6500 rpm.

La disposición triangular del cigüeñal, eje primario y eje secundario es muy similar a la de los motores RR de cuatro cilindros, que permite alojarlos dentro de un cárter muy compacto. La caja de seis velocidades también es una copia de sus primas RR y usa la misma estructura para el mecanismo de brazo y articulación del cambio.

La culata DOHC utiliza balancines de rodillo, el ajuste de válvulas por pastillas permite que los balancines sean ligeros, pueden utilizar muelles de menor carga y por tanto menor fricción. La cadena de distribución tipo silencioso (cadena SV) tiene la superficie de sus pasadores tratada con Vanadio, reduciendo también la fricción y aumentando la protección contra la suciedad. El diámetro de las válvulas continúa siendo de 26 milímetros la de admisión y 21’5 milímetros la de escape.

Honda CB500X 2019

Sensaciones de conducción

El equipo de ingenieros de Honda -presentes en esta presentación internacional celebrada en la isla de Tenerife por las estupendas carreteras de los aledaños del Teide y su Parque Nacional- nos confirmaron que la electrónica de esta “X”, junto con una distribución retocada con respecto a sus hermanas de gama, ofrece distinta entrega de potencia. Pierde un poco de estirada en la parte alta de revoluciones, pero gana un 4% de potencia y par entre 3000 y 7000 vueltas. Esto parece una tontería, pero es muy importante en una moto de estas características, porque la hace más eficaz en tramos virados al abrir y cortar gas y, al mismo tiempo, más agradable y fácil de conducir.

Me ha gustado mucho su comportamiento y me he divertido de verdad con la CB500X por las negras y reviradas carreteras del Parque del Teide. También he tenido ocasión de rodar unos kilómetros de tierra por pistas forestales y ahí he echado de menos unos neumáticos de tacos con más agarre, la “X” se presta a ello cuando saca su espíritu aventurero.

Honda CB500X 2019

Es una moto fácil de llevar, ideal para motoristas sin demasiada experiencia, es noble de reacciones, con potencia moderada y un funcionamiento amigable que transmite confianza. Está claro que no hay motos aburridas, sino escenarios inadecuados, porque disfruté como un enano con esta 500X haciendo la subida al Teide desde Vilaflor, con sus cientos de horquillas cerradas y curvas enlazadas de todo tipo sobre un asfalto volcánico que agarra como si tuviera pegamento.

Sin duda, recomiendo esta CB500X, no solo a conductores noveles, sino a todo aquel que quiera una motocicleta sencilla, robusta, noble, viajera, polivalente, económica de adquisición y de mantener, con una autonomía de 500 kilómetros y un divertido deje aventurero.

Honda CB500X 2019

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Honda
Marzo 2019

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar