«Llevé mi coche al taller para realizarle la revisión anual. Lo dejé allí y dos horas más tarde me llamaron para decirme que habían tenido un accidente con el coche, ya que lo sacaron a la carretera para probarlo.

Al parecer un coche se saltó un ceda al paso y le golpeó. En un principio todo fueron buenas intenciones: los del taller se encargaban de la reparación y me aseguraron que el coche iba a quedar en perfectas condiciones.

De esto ha pasado más de un mes y la postura del concesionario ha variado bastante, ya que ahora se lavan las manos completamente del tema. Según ellos, como fue otro coche el causante del accidente, ellos no tienen ninguna responsabilidad y es el seguro del otro coche el que tiene que hacerse cargo de la reparación. El perito del seguro ha declarado el coche siniestro total, por lo que se me ofrece una indemnización, con la que evidentemente pierdo dinero, ya que el coche a pesar de tener 5 años estaba flamante: ni un rasguño, extras, todas las revisiones pasadas en ese concesionario, solo 59000km…

Mi pregunta es: ¿Hay alguna opción de que la SEAT se responsabilice? Me parece indignante que puedan coger el coche de un cliente, sacarlo a la calle, destrozarlo y que yo sea la única perjudicada y ellos no asuman nada de culpa.

¿Es normal que en las revisiones rutinarias saquen el coche a probarlo? Cuando dejo el coche en el taller firmo un documento en el que autorizo al taller a realizar todas las pruebas que consideren oportunas. ¿Este documento no compromete al concesionario a devolvérmelo en las mismas condiciones?

En estos momentos lo único que se me ocurre es amenazarles con hoja de reclamaciones, dar parte a consumo, a la OCU, exponer el tema en periódicos, revistas, radios, internet, etc… No sé si servirá de algo…«

Respuesta de Arpem

El taller te hizo firmar un papel para dar tu autorización a que realicen las pruebas oportunas al vehículo para comprobar su correcto funcionamiento, por lo tanto, si lo firmaste, no supone una falta que lo sacaran a la calle, aunque habría que ver en detalle este documento.

En cualquiera de los casos, este hecho no exime al taller de cualquier daño que causen al vehículo mientras está en su poder, ya sea probándolo o durante los pertinentes trabajos de reparación. El daño que sufra el vehículo es de su responsabilidad.

Como nos comentas, en el accidente hubo un tercero implicado que se saltó un ceda el paso y colisionó contra tu vehículo, por lo tanto, la responsabilidad del siniestro parece que es exclusivamente de este tercero.

En este punto, tenemos tres compañías de seguros implicadas, la de tu vehículo, la del coche que colisionó se saltó el ceda el paso y, además, la aseguradora que cubre la responsabilidad civil del taller.

Como parece que no hay acuerdo entre las partes para determinar la responsabilidad, lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con tu compañía de seguros de coche para que te ayuden a reclamar los daños que te han causado, pero no solo los del coche, sino también los perjuicios que te pueda estar ocasionando estar sin vehículo, ya que la responsabilidad no es tuya y estás en tu derecho de exigir una compensación.

Lo más probable es que en tu póliza tengas contratada una cobertura de reclamación de daños, con la que puedes utilizar abogados de la aseguradora para realizar estas acciones. Si ves que tu compañía no te ayuda como crees que debería, comprueba en la póliza si tienes derecho a que te paguen una determinada cantidad para contratar a un abogado de confianza que te lleve el asunto y defienda de forma adecuada tus intereses.

A priori, si el vehículo es declarado siniestro total, puedes reclamar el valor de compra de un vehículo de segunda mano, con similares características y antigüedad, de tal manera que quedes en la misma situación que te encontrabas antes del siniestro.

Además, como te indicaba anteriormente, si esta situación te está provocando otra serie de gastos o perjuicios, por ejemplo, gastos de desplazamiento, puedes sumarlo a tu reclamación, para lo cual resulta conveniente que guardes todos los tickets o justificantes de pago que realices. De la misma manera, puedes exigir la entrega de un vehículo de sustitución hasta que te indemnicen con la cantidad pertinente.

Según tu consulta todo hace indicar que el principal culpable de los daños es el vehículo que colisiona contra el tuyo, pero eso es algo que deben aclarar las aseguradoras implicadas tras realizar las oportunas investigaciones.