Prueba YAMAHA N-MAX

CIUDADANO "MAX"

La familia MAX de Yamaha siempre se ha asociado a modelos premium deportivos y parecía que no podía dar cabida a un miembro eminentemente ciudadano y polivalente, pero la firma de los tres diapasones lo ha hecho y con ello pretende dar nombre al aspirante de rey de la ciudad

 

Lo he dicho en otras ocasiones, el apellido “Max” es sinónimo de triunfo en el mercado, y esta N-MAX no es una excepción, también se ha situado en la cabecera de las listas de ventas desde su presentación el pasado año. Desde luego no me cabe duda que es por méritos propios. Es un scooter con muchas virtudes y así lo auguré hace once meses. Está claro que no pretende ser el mejor o el máximo exponente dentro de la gama Yamaha de scooters del octavo de litro, ese papel lo sigue teniendo el X-MAX 125, pero si quiere ser el ciudadano más eficaz, en dura competencia con el Honda PCX 125.

Un vehículo de estas características, tiene que cumplir las principales virtudes de un buen ciudadano: tener una buena posición de conducción, ser muy fácil de manejar, con un motor suave, dócil y una parte ciclo noble y ágil, algo que, aunque pueda parecer fácil, no es sencillo de conseguir. Es importante también que sea ligero, el N-MAX solo pesa 127 kg, fiable y austero, tanto de consumo como de mantenimiento. La marca tiene homologado 2,18 l/100 km, y nosotros, en la vida real, con una utilización intensiva ciudadana y algunas vías de circunvalación, nunca hemos pasado de 3 l/100km.

Cuenta con una carrocería actual y atractiva, de tamaño exterior recortada, pero espaciosa y habitable “en su interior”. Por ponerle alguna pega solo decir que su túnel central resulta un tanto elevado, sin duda es más cómodo y práctico en ciudad tener el suelo plano, pero entonces no tiene la combinación de ligereza, rigidez y precisión de este chasis, que une de forma directa el eje de la dirección con el eje del basculante. En cuanto a su capacidad de carga -otro asunto importante en un buen ciudadano- tiene un hueco bajo el asiento en el que cabe un casco integral. Lo ideal sería que cupieran dos, pero entonces ya nos iríamos a un tamaño de scooter que le restaría virtudes dinámicas urbanas. Su frontal está muy bien conseguido con una clara alusión a sus hermanos mayores y potenciando su imagen algo sport. Tiene una pantalla que protege de maravilla, además la iluminación es por medio de LEDS que siempre nos hacen ser más visibles. Redundando en materia de seguridad, destacar sus frenos de disco en los dos ejes, con sistema ABS de serie.

Yamaha N-MAX

Otros buenos detalles para hacer la vida abordo más agradable son la instrumentación totalmente digital con pantalla LCD bastante completa y bien legible, lleva una guantera abierta tras el escudo amplia y profunda en la que cabe una botella de agua por ejemplo, la cerradura de contacto va protegida, lleva caballete central y pata de cabra.

 

MOTOR BLUE CORE

Así denomina Yamaha a esta nueva generación de propulsores que ha desarrollado. Es un motor muy compacto, monocilíndrico cuatro tiempos, con cuatro válvulas, refrigerado por agua y el radiador va integrado en un lateral del cárter. Han desarrollado un sistema de distribución variable (VVA) para mejorar su respuesta en toda la gama de revoluciones y emplean alta tecnología de baja fricción con la biela descentrada (offset), pistón forjado y recubrimientos internos para minimizar las pérdidas de potencia. Va alimentado por un sistema de inyección muy afinado que consigue un rendimiento de 12 CV a 7.500 rpm y un par de 11,7 Nm a 7.250 rpm y sin duda, su sistema de distribución variable es el responsable de estas buenas cifras.

Para los aficionados a la mecánica, básicamente el VVA funciona de la siguiente manera: En bajos las válvulas de admisión las acciona una leva normal, pero a 6.000 rpm un motor eléctrico hace que el balancín se enganche a otro que gira loco a su lado para accionar otra leva que aumenta el cruce de válvulas. De esta forma (como todos los sistemas de distribución variable) funcionan con una alzada y cruce de válvulas moderado que optimizan el llenado del motor en bajos y medios, y por encima de 6.000 rpm, cuando hace falta funcionar a pleno pulmón, consigue un llenado y rendimiento máximo.

La parte ciclista está formada por una sólida y al mismo tiempo ligera estructura de tubos de acero, muy bien entramados que unen la pipa de la dirección con el eje del basculante, que es el propio cárter del motor. La suspensión trasera lleva dos amortiguadores hidráulicos que proporcionan 90 mm de recorrido y la horquilla delantera es convencional de 100 mm de recorrido. Los discos de freno son de 230 mm de diámetro y las llantas de 13”.

Yamaha N-MAX



EN ACCIÓN

La posición de conducción resulta cómoda, con unas plataformas para los pies largas, que permiten llevarlos adelantados en el plano inclinado o centrados en los laterales del túnel. El manillar es cómodo de tamaño y posición y todos los mandos tienen buen tacto. El asiento, a 765 mm de altura, permite llegar bien al suelo, aunque tú talla no sea muy “baloncestera”. Bajar y subir la N-MAX del caballete se hace con mucha facilidad, igual que levantarlo de su pata lateral, requiere un esfuerzo mínimo.

Se siente ligero y ágil en cualquier circunstancia, mide menos de dos metros (1.955 mm) y con su motor Blue Core no se arruga en ninguna circunstancia, demostrando siempre muy buenas maneras, con un tacto agradable (aunque no es el más “fino” que hemos probado), enérgico desde bajo régimen, constante su respuesta en medios y brillante acelerando arriba.

El bastidor es muy bueno, los frenos eficaces y seguros, gracias a la acción del ABS, aunque se deja notar más de lo que nos gustaría cuando entra en acción. Gracias a su ligereza y a sus ruedas de 13” tiene una agilidad endiablada, se maneja con el pensamiento y da confianza cuando abordamos una curva inclinando fuerte. Incluso sorteando baches en tramos peor asfaltados las suspensiones cumplen con corrección su cometido. En las vías de circunvalación, tipo M-30 se desenvuelve bien, en llano circula con facilidad a 100-105 km/h y hemos llegado a ver los 118 km/h de marcador en terrenos favorables.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA YAMAHA N-MAX?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que se ha realizado esta prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Yamaha N-MAX, tomando como referencia una mujer de 30 años casada, con 8 de antigüedad de carné, que vive en Vitoria, guarda la moto en un garaje privado y recorre hasta 4.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece mejor relación calidad-precio para un seguro a todo riesgo con franquicia de 150 €, es Mapfre con un precio anual de 209 €. Mientras que la compañía que ofrece un precio más barato para un seguro a terceros ampliados, es Génesis con un precio anual de 206 €.



CONCLUSIONES

Te decía hace un año tras su presentación en Lisboa, que esta N-Max 125 se postula como un serio aspirante a ser el rey de la ciudad. Después de haberlo probado a fondo no me cabe ninguna duda, la primera buena impresión que me causó ha sido superada tras la prueba. Es un scooter dirigido a un amplio espectro de usuarios y ofrece todo lo que necesitamos para movernos por la ciudad y sus aledaños, ya sea solo o con acompañante a bordo. Cuida su terminación con muchos y buenos detalles, su imagen aporta cierto estilo deportivo, presume de una tecnología a la última que asegura un gran rendimiento con consumos ajustados. Y además su precio está bien aquilatado (2.849 €).

Yamaha N-MAX

Equipamiento probador:
Casco: Suomi
Botas: Dainese Walken
Guantes: Dainese
Chaqueta: Hevik 
Pantalón: Dainese Strokeville

 



A favor

- Un conjunto completo y sin fallos.

En contra

- El hueco bajo el asiento es un poco justo.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Mayo 2016

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar