Presentación Yamaha Niken 2018

¿UNA NUEVA ESTRELLA EN EL FIRMAMENTO?

Hace un par de años en el Salón de Milán vi un extraño prototipo de Yamaha que me llamó mucho la atención. El pasado octubre, en el mismo salón italiano, la Niken ya estaba lista para salir al mercado.

 

Han pasado siete meses desde entonces y me llevé una gran alegría cuando recibí la llamada del departamento de prensa y comunicación de Yamaha Motor Europa para invitarme a la presentación internacional de la nueva Niken.

La primera vez que la vi como moto ya en producción quedé indudablemente impactado por la desmesura de su tren delantero con ruedas gemelas y su original sistema de suspensión/dirección. Yamaha ha lanzado un lema acorde con la Niken “conduce la revolución” y desde luego no van desencaminados.

Además de felicitar a Yamaha por haber tenido la valentía de lanzar al mercado un producto tan innovador como este, quiero hacer algunas puntualizaciones:

  • La Niken está a la venta a un precio de 16 349 euros, que la sitúan en un segmento elitista. Además de por su precio, por razones obvias, es una moto exclusiva .

  • Hay que considerarla como moto de tres ruedas, no es un triciclo, está homologada como moto porque la anchura de su tren delantero es de 410 milímetros y no es suficiente para cumplir con la normativa de triciclo. Por lo tanto, para conducirla es necesario el carné A de moto.

  • Yamaha la ha definido como una moto de sensaciones, una nueva experiencia de conducción con un marcado carácter deportivo.

Yamaha Niken

Hablemos de técnica

El propulsor es el mismo tricilíndrico en línea de 847 cc que rinde 115 caballos que utilizan la MT-09, la Tracer 900 y la XSR900. Cuenta con una configuración tipo “crossplane”, con explosiones irregulares de encendido, que es una tecnología heredada de la competición, proporciona mejor tracción, fatiga menos el neumático trasero y suministra una curva de potencia más plana. El cigüeñal es un poco más pesado que en sus hermanas con lo que aumenta la inercia un 18% y propicia una entrega de par más constante en detrimento de una subida más rápida de revoluciones. El desarrollo final también se ha acortado con una corona de 47 dientes en lugar de 45.

Pero es en la parte ciclo donde se encuentra la “madre del cordero” de la Niken. El bastidor es mixto en su construcción, tiene una sólida estructura de aluminio en la parte delantera. El semichasis trasero y el robusto basculante también son de aluminio y la parte central -que es el nexo de unión del conjunto- está formada por un entramado de tubos de acero. El tren delantero (suspensión y dirección) utiliza el sistema bautizado como LMW (leaning multi wheel) que Yamaha empezó a desarrollar para las pequeñas Tricity y cuyos principios ha adaptado ahora a la Niken. Consta de un paralelogramo articulado del que cuelgan las ruedas a ambos lados unidas a dos barras que son similares a una horquilla telescópica y que están colocadas en el sentido de la marcha (mirar las fotos). También han instalado un nuevo tirante inferior que sigue las directrices del principio de Ackerman empleado en los coches y por el que las ruedas delanteras describen trayectorias ligeramente diferentes en el viraje, siendo la del interior un poco más cerrada. De las cuatro barras, las dos delanteras son más delgadas de sección (41 mm) y solo hacen el trabajo de guiar la dirección, mientras que las traseras tienen más diámetro (43 mm) y se encargan de todo el sistema de amortiguación, que es regulable en las tres vías. Todo el conjunto de suspensiones está firmado por Kayaba y proporciona un recorrido de 110 milímetros. El sistema funciona muy eficazmente, permite inclinar la moto con las dos ruedas en paralelo y la suspensión de cada una de ellas trabaja de forma independiente.

Yamaha Niken

Sensaciones

Dejémonos de teoría y pongámonos en marcha. El lugar elegido por Yamaha para la puesta de largo de la Niken ha sido el Tirol austriaco, más concretamente la estación Alpina de Kitzsteinhorn, cercana a la localidad de Kitzbühel. El motivo es que encuentran un gran paralelismo entre la técnica de esquí conocida como carving con la conducción de la Niken. El carving es una forma de esquiar que se basa en no derrapar, un esquí conducido, con una gran velocidad en curva y fuerte inclinación en pleno viraje, que va sin duda con la forma de pilotar la Niken. Así que después de las charlas técnicas del producto, durante la primera jornada probamos los esquís, con equipación Salomon y la ayuda de tres excelentes maestros excampeones del mundial de la especialidad. El escenario: las nieves perpetuas del glacial Kitzsteinhorn a más de 3000 metros de altura. Fue una lástima tanto despliegue pues la climatología no nos acompañó. Una espesa niebla, que personalmente es el fenómeno meteorológico que más odio para esquiar, me fastidió el día. Y pasó lo de siempre, cuando nos teníamos que ir fue cuando empezó a levantar la niebla y solo al final pude hacer un par de bajadas a gusto.

En la siguiente jornada me dispuse a afrontar más de 300 kilómetros con la Niken, subiendo y bajando todos los puertos de esa zona del Tirol, cruzando valles y disfrutando de los paisajes del Parque Nacional de Hohe Tauern. En cuanto a la climatología, nos hizo de todo. Ha sido una toma de contacto verdaderamente completa, tuvimos lluvia, nieve, sol, carreteas buenas, medianas, malas, tramos virados, otros rotos, zonas rápidas, túneles mojados...

Yamaha Niken

La primera sensación que te puedo contar es que nada más salir, si me vendan los ojos, me parece que conduzco una moto grande, con bastante lanzamiento de horquilla, pero con tacto de moto absolutamente normal. La postura de conducción es cómoda, vas sentado un poco más atrás que en una Tracer y el manillar es bastante más ancho para mandar fuerza al tren delantero. La cúpula protege lo suficiente y los mandos están bien situados, solo que aerodinámicamente, cuando llueve, las ruedas delanteras echan bastante agua a los pies.

Los hombres de Yamaha me han contado el arduo y largo periodo de tiempo e ingente cantidad de trabajo que ha supuesto el desarrollo de la Niken. Han sido montones de pruebas y miles de kilómetros recorridos para descubrir el camino a seguir, contrastar resultados, seguir adelante o volver atrás. Se autoimpusieron varias metas: conseguir una gran estabilidad y aplomo en virajes, una entrada en curva precisa y sin oscilaciones, plena seguridad en inclinadas con máximo apoyo, incluso en carreteras en mal estado, con el firme sucio o hasta mojado y una gran confianza en frenadas, además de ser estable a alta velocidad en línea recta pues la Niken es capaz de superar los 200 km/h.

Creo que estos objetivos los han cumplido en gran medida. Después de estos 300 kilómetros que he recorrido me he hecho una idea bastante clara de cómo es la Niken. Pero también te diré que para una moto de este calibre, que presenta tantas soluciones inéditas en su rango de tamaño y potencia, necesito más tiempo y muchos más kilómetros para coger confianza y poder explorar sus verdaderos límites y posibilidades.

Yamaha Niken

Cosas que me han gustado y quedado calaras: su valentía de diseño y concepto, así como el buen trabajo realizado para conseguir un tacto de moto lo más normal posible. La confianza que me ha transmitido el tren delantero en su conjunto, sobre todo en virajes rápidos con suelo mojado o en tortuosos trazados de puertos de montaña, incluso con el asfalto en mal estado. Su capacidad de inclinación llega a 45º donde empiezan a rozar los avisadores, pero eso no significa que no podamos inclinar más, de momento solo fui capaz de probarlo sobre asfalto seco. El motor, siempre correcto, en esta moto que pesa 263 kilogramos declarados, da la cara en todas circunstancias y en la ruta que hicimos no he echado de menos un motor más potente.

También te diré que no es una moto para principiantes, requiere experiencia conduciendo y saber calibrar lo que llevas entre manos. De entrada me parece bien que Yamaha no haya querido buscar la fórmula para poderla llevar con el carné de coche, con toda seguridad están renunciando a una cifra más alta de ventas, pero se aseguran un usuario más experto. En cuanto a la eficacia de sus frenos lo hace muy bien, pero me esperaba algo más de potencia, sobre todo en seco, tal vez en mi unidad de pruebas estaban todavía demasiado nuevos y les faltaba rodaje. Igual le pasa al cambio semiautomático con “Quickshifter” para subir marchas sin cortar gas ni tocar el embrague, va muy bien, pero el tacto es un poco duro, también creo que por falta de rodaje.

Yamaha Niken

Me hubiera gustado una terminación general más exquisita para este modelo. Teniendo en cuenta su precio podrían haber puesto una llave de contacto inteligente y el cuadro de instrumentos de la Tracer GT, por ejemplo. También me hubiera gustado que se pudiera bloquear el tren delantero con la moto derecha, nos evitaríamos poner la pata de cabra y facilitaría mucho las maniobras en parado y aparcar la moto, sobre todo a los conductores de menos de 1,70 metros de altura. El asiento se encuentra a 820 milímetros del suelo y las maniobras pie a tierra las hacemos con dificultad.

Sabemos que la Niken será una moto de minorías, pero el primer paso de este concepto está dado. Tal vez una futura GT Sport, con mejor protección e incluso con un juego de maletas puede ser el siguiente peldaño, a mi modo de ver encajaría más en este segmento que una deportiva pura, pero hay que dar tiempo al tiempo.

Para terminar, quiero destacar que la Niken tiene ojos, cara y precio y ya la podemos disfrutar por nuestras carreteras. Hay que felicitar nuevamente a Yamaha por ello.

Yamaha Niken

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Yamaha
Mayo 2018

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar