Presentación YAMAHA MT-125

ALEGRÍA PARA LOS JÓVENES

Yamaha ha dado a luz un nuevo vástago que hace crecer la familia MT, la 125, no solo por su mocedad, también por su cilindrada es la más pequeña de la saga. Aprovechando el éxito de sus hermanas mayores, sobre todo las MT-09 y MT-07, Yamaha no quiere perder la sinergia que está tomando esta peculiar familia y propone esta 125 con una estética espectacular como corresponde a su linaje.

 

La base técnica la toma de la YZF-125 R, y han conseguido un interesantísimo cóctel entre estilo, personalidad, polivalencia, naked streetfighter y deportiva.

Visualmente tengo que destacar su frontal con el faro inclinado de diseño angular enmarcado por luces de LED de conducción diurna y enfatizado por lasYamaha MT-125 tomas de aire en su perfil. Eso es una seña de identidad de las motos que como reza su eslogan “vienen del lado oscuro de Japón”. Detrás de la pequeña capilla superior se encuentra un cuadro de instrumentos igualmente novedoso, inspirado en la estética de los modernos smartphones. Es totalmente digital con barras que se van añadiendo y borrando en su lectura, y como dato curioso al arrancar la moto saluda a su conductor con una animación.

La parte trasera termina en un agresivo colín que esconde la luz del piloto debajo del asiento y preside un afilado porta-matriculas, que no desentona con la silueta del depósito y sus tomas de aire laterales. El conjunto consigue un aspecto musculoso al dejar despejada al máximo la rueda trasera y logra un sutil efecto de “moto grande”.

 

MECÁNICA CONOCIDA PUESTA AL DÍA

En cuanto a su mecánica, el motor es el monocilíndrico de 4T refrigerado por agua que rinde lo máximo que permite la legislación para conducirlo con el carné de coche: 15 CV. Está alimentado por un nuevo y afinado sistema Yamaha MT-125de inyección de combustible que gasta y contamina muy poco. Su distribución está mandada por un solo árbol de levas (SOHC) que acciona las 4 válvulas ubicadas en la culata. La caja de cambios es de 6 velocidades, embrague multidisco bañado en aceite y la transmisión secundaria por una clásica cadena.

En la parte ciclista el bastidor es de tipo Deltabox fabricado en chapa de acero, con una horquilla telescópica invertida para la suspensión delantera, de 130 mm de recorrido y un amortiguador trasero unido con bieletas al chasis para proporcionar buena progresividad en sus114 mm de recorrido. Los frenos son de disco en los dos ejes de 292 mm el delantero y 230 mm el trasero. Las llantas de aluminio de inspiración deportiva y aspecto muy ligero, calzadas con neumáticos 100/80-17 y 130/70-17 delante y atrás respectivamente.



NOS PONEMOS EN MARCHA

La postura de conducción se asemeja a otros modelos de la familia MT de mayor cilindrada, el piloto va en una posición relativamente erguida, adelantado, con los brazos sobre el manillar de una forma natural, las estriberas ligeramente altas y atrasadas. Es una postura más cómoda y menos exigente que en una deportiva pura, pero permite practicar una cYamaha MT-125onducción sport cuando se trata de atacar en los virajes. El asiento es amplio, situado a 820 mm del suelo que permite plantar los pies con comodidad a pilotos de estatura media. Todo lo encontramos en su sitio, las entalladuras laterales del depósito recogen las piernas con amabilidad, podemos sujetarnos bien a la moto y sentirla con precisión en los virajes. El lugar para el pasajero esta más elevado, pero nada exagerado, lo acoge con corrección y tiene suficiente espacio, todo el conjunto denota una agradable sensación de calidad.

Barcelona y sus alrededores han sido el lugar elegido por Yamaha Europa para la presentación internacional de este apetecible modelo, su comportamiento dentro del ordenado tráfico de la Ciudad Condal es excelente. Es ligera (138 kg) tiene buen radio de giro, llegas bien al suelo y se mueve con soltura entre los coches. Luego el cambio de marchas está bien escalonado, con una primera más bien corta que te permite “trialear” entre el tráfico a muy baja velocidad y Yamaha MT-125no tienes apenas que tirar de embrague para salir disparado de los semáforos.

En autopista o autovía es una naked, no ofrece nada de protección y se encuentra limitada por los 15 CV de potencia de su motor. No obstante su comportamiento es intachable y puede mantener sin problemas 100-115 km/h de velocidad de crucero y sobrepasar los 120 km/h ocasionalmente si nos acurrucamos sobre el depósito de gasolina y mantenemos el gas a fondo durante un buen rato.

Pero será en carreteras de montaña muy viradas donde más nos divertiremos, el chasis y parte ciclo está por encima del motor, se comporta muy bien, frena bien y si vigilamos que el régimen de vueltas esté siempre entre 6.000 y 9.000 rpm, encontramos la respuesta necesaria para ir de un viraje a otro con celeridad.

En definitiva esta Yamaha MT 125 es un producto que nace con estrella, muy bien arropado por su familia, con una marcada apariencia de moto grande que viene con el firme objetivo de conquistar el corazón de los más jóvenes.



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Yamaha
Junio 2014

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar