Prueba PEUGEOT CITYSTAR 200

EN TIERRA DE NADIE

Resulta curioso encontrar un scooter con un motor de 200 centímetros cúbicos como el del Peugeot CityStar. No se puede conducir con el carné B y pierde 50 cc respecto al estándar del cuarto de litro. Pero en Peugeot han sabido desarrollar un 200 capaz de plantar cara a cualquier 250. Probamos este scooter urbano lleno de buenos detalles

  

COMO LOS COCHES

La marca francesa Peugeot comenzó su andadura fabricando molinillos de café, saleros y bicicletas para, posteriormente, adentrarse en el mundo del automóvil y las motocicletas. El peso de la parte automovilística está patente en los diseños de sus scooters que, además de rasgos estéticos heredados del automóvil, también tiene algunos funcionales que vienen del mundo de las cuatro ruedas.peugeot citystar 200

Por eso no es de extrañar que encontremos detalles en el CityStar que nos recuerden a un coche, como el frontal con dos grandes faros separados por una rejilla, intermitentes integrados en la carrocería y el logo del león presidiendo la parte delantera. Con la trasera sucede lo mismo, es como la de un coche a tamaño reducido. La forma del colín muy lisa y redondeada simula la zaga de un automóvil, con un gran piloto trasero horizontal y los dos intermitentes integrados situados en posición vertical.

El conjunto resulta elegante y su decoración monocolor ausente de llamativas grafías lo acentúa aún más. Pero que no te lleve a equívoco, el CityStar colmará tus expectativas si te gusta practicar una conducción ágil.



CÓMODO Y CAPAZ

El Peugeot CityStar es un scooter pequeño pensado para los desplazamientos urbanos y, como tal, debe cumplir una serie de requisitos para poder ser una herramienta práctica en el día a día.peugeot citystar 200

Por un lado está la comodidad a los mandos. En el CityStar la postura es muy natural, con el asiento no muy bajo para que no sea necesario flexionar mucho las piernas. Concretamente está situado a 795 mm del suelo, que tampoco es excesivo y, para que no esté limitado sólo a usuarios altos, la parte delantera del asiento es estrecha, así como la zona de la plataforma a la altura de donde debemos poner las piernas cuando echamos pie a tierra. Así no es necesario abrir las piernas y llegamos mejor al suelo. La pantalla ahumada no es muy grande pero tiene una forma bien estudiada y protege muy bien del viento y las inclemencias meteorológicas (si vamos a usar el scooter a diario hay que mirarlo todo).

Aunquepeugeot citystar 200 sus dimensiones son contenidas no se olvida del sufrido “paquete”. El acompañante tiene una buena porción de asiento reservada con forma ascendente en la parte delantera para sujetar su cuerpo en las frenadas. Tiene estriberas plegables forradas con goma para reducir vibraciones, dos enormes asideros laterales y un pequeño respaldo.

Otra de las cualidades que todo scooter urbano debería tener es una buena capacidad de carga. El CityStar cuenta con plataforma plana que, además de ser más cómoda, permite transportar bultos entre las piernas. Tras el escudo hay un gancho portabolsas y un cajón sin llave. El hueco debajo del asiento es muy generoso (una de las ventajas de los scooters de rueda pequeña). Cabe un casco integral y otro tipo jet si no es muy grande, suficiente para el día a día pero lo ideal sería que entrasen dos cascos integrales.



¿DE VERDAD ES UN 200?

El monocilíndrico de cuatro tiempos refrigerado por agua que da vida al CityStar tiene una cilindrada de 190 cc, a medio camino entre un 125 y un 250 cc pero más cercano al pequeño por consumos y al grande por prestaciones. Desarrolla una potencia máxima de sólo 19 CV a 8.500 rpm, un dato curioso porque los 125 más punteros llegan a los 15 CV. Pero en la cifra de par motor sí se distancia más de los motores de octavo de litro, con 17 Nm a 6.700 rpm. Esto unido a sus ruedas pequeñas (13 pulgadas), una transmisión que apuesta por las prestaciones y un peso ajustado (150 kilos), hacen que el CityStar se mueva con una soltura que no te esperas.

peugeot citystar 200Si lo comparas con un 250 cc de los económicos este Peugeot es bastante más rápido, y si lo comparas con los 250 más desarrollados no creas que lo dejan atrás con facilidad. Es rápido en aceleración, mantiene el tipo en las cuestas arriba (difícilmente cae de 120 Km/h de marcador) y hay que estar pendiente de la aguja del velocímetro porque es fácil verla flirtear con los 140 Km/h en llano.

Pero sólo con un buen motor no tenemos un buen scooter y el CityStar cuenta con las limitaciones propias de los “rueda pequeña”. Afortunadamente su chasis tubular de acero es lo suficientemente rígido para no desfallecer ante sus potentes frenos y dejar trabajar a unas suspensiones sencillas pero con un funcionamiento correcto. Cuenta con doble amortiguador trasero y dinámicamente no le afecta mucho que circulemos acompañados.

En cuanto a frenos el CityStar monta en la rueda delantera un disco de 240 mm de diámetro con pinza de dos bombines y atrás un disco de 210 mm y pinza de un bombín. No parece un equipo de frenos muy llamativo, pero no está nada mal para un “llanta pequeña” y tienen calidad. Hay mucha potencia disponible y se dosifica con precisión.



CIUDADANO Y ALGO MÁS

El CityStar 200 es ágil en ciudad, tiene unas dimensiones contenidas, es estrecho y los retrovisores en el manillar ayudan a maniobrar y pasar por sitios estrechos (aunque obligan a desviar la vista un poco más de la carretera). La plataforma no se encuentra situada muy alta y eso facilita la maniobra de “echar pie a tierra”, evitando algún que otro susto entre el tráfico urbano.

Carga bastante peso en la rueda delantera lo que le da aplomo delante y nos transmite una sensación de seguridad que no es común en este tipo de scooters. Las suspensiones tienen un tarado firme pero no son secas y absorben las irregularidades minimizando el efecto negativo de las ruedas pequeñas en los baches.peugeot citystar 200

Te permite inclinar sin problemas, claro que lleva unos neumáticos Michelin Pilot Sport que tienen un agarre más que bueno, y en carretera se muestra muy estable. La pantalla protege mucho más de lo que parece y el estrecho escudo también consigue desviar bastante viento para mantener las piernas protegidas. Durante la prueba me cayó una buena tormenta y, circulando por carretera con una postura un tanto encogida, sólo me mojé los hombros y un poco las manos.

Gracias a la valentía de su propulsor este pequeño scooter puede ser totalmente válido para ir a diario desde las afueras al corazón de la gran ciudad. En carretera echaremos de menos unas llantas con mayor diámetro que le den más estabilidad, algo más de protección aerodinámica y un poco de potencia. Pero dentro de la jungla urbana se agradecen sus cotas reducidas y su agilidad.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL PEUGEOT CITYSTAR 200?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar un  Peugeot Citystar 200, hemos tomado como referencia un hombre de 40 años casado, con 2 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 5.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados a robo e incendio, es Génesis con un precio de 282.82 € y con unacalidad en la póliza de 7.31.



CONCLUSIONES

Es un poco más grande que los scooters pequeños y bastante más pequeño que los megascooters. Aprovecha lo mejor de ambos mundos, por un lado es estrecho y maniobrable, por otro tiene buena protección aerodinámica, espacio para el pasajero y amplia capacidad de carga. Lo mismo sucede con su propulsor, consumo cercano a los pequeños 125 y prestaciones de 250 cc.

Su precio de 3.299 euros le sitúa en el grupo de “los caros”, pera también hay que tener claro que la calidad tiene un precio y los acabados de este scooter no los encuentras en uno de 2.000 euros.

Un scooter ideal para los que viven en el extrarradio y necesitan un mínimo de velocidad y aceleración, pero entran a diario en las entrañas de la gran ciudad, donde se valora un tamaño reducido para poder moverse con más soltura.

Equipamiento probador:
Casco: Suomy Apex Angel
Chaqueta: Suomy Hybrid Mesh
Guantes: Suomy Metropolis



A favor

- Prestaciones

- Consumo reducido

- Agilidad y estabilidad

En contra

- Un hueco bajo el asiento mayor para poder alojar dos integrales

- Hueco tras el escudo sin llave

- Retrovisores un poco retrasados

Prueba y Redacción: Iván solera
Fotos: Iván Solera
Agosto 2013

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar