Prueba APRILIA SRV 850 ABS-ATC

UNA MOTO CON FORMA DE SCOOTER

Decía hace un año y medio, cuando acudí a la presentación de este modelo, que Aprilia había llevado el mundo del scooter a una nueva dimensión, por potencia, deportividad y prestaciones. Y hoy después de haberlo probado a fondo, me ratifico rotundamente en esa primera impresión.

  

UNA MOTO CON FORMA DE SCOOTER

Como te contaba, la SRV 850 tiene su origen sobre la base de la Gilera GP 800, marca también del grupo Piaggio, que fue presentada en el 2007 con la aureola de ser el scooter más grande y potente del mundo. Pero los técnicos de Aprilia han querido dar una vuelta de tuerca a este concepto y además darle un toque personal con la experiencia adquirida en competición.

De su diseño casi te podría hablar de un scooter, si no nuevo, por lo menos estéticamente muy diferenciado, los plásticos son totalmente inéditos y el resultado conseguido pone a todo el mundo de acuerdo, es mucho más atractivo que el padre de la criatura, con líneas más modernas y perfiladas, sin duda se ha mejorado la especie. 

El frontal se inspira en las RSV4 Campeonas del Mundo de Superbikes, con triple óptica y las espectaculares entradas de aire; en la parte trasera encontramos una mezcla entre ésta y la sugerente Dorsoduro. La versión que hoy probamos es la equipada con dos sistemas electrónicos de ayuda a la conducción, asistencia de frenada con ABS y control de tracción (ATC). Exteriormente solo se diferencia de la básica si te fijas en los sensores en las ruedas, el pulsador en la piña derecha para seleccionar el modo del ATC y algún adhesivo que lo indica. También nuestra moto de pruebas viene equipada con el practico baúl trasero que se ofrece en opción (caben dos cascos integrales). Aunque echa a perder su imponente imagen deportiva, la realidad es que es practiquísimo para el día a día y como reza el dicho, “vaya yo caliente… ríase la gente”.

El asiento es enorme, ancho y largo, aunque sin renunciar a un diseño deportivo, esconde un hueco debajo algo escueto, cabe un casco integral si no es de los grandes y alguna cosilla más. Los retrovisores que acogen los intermitentes son de nuevo diseño y los semi-manillares de aluminio con manetas deportivas regulables delatan su procedencia de moto deportiva. Igual que el cuadro de instrumentos mixto analógico/digital, claramente inspirado en la moto de superbikes.



MOTO Y BASTIDOR PUESTOS AL DÍA

Al repasar la ficha técnica y compararla con la del GP800 vemos pocas diferencias, tiene idénticas cotas de motor y cilindrada, el mismo chasis, suspensiones, ruedas y frenos.

El propulsor ha revisado la puesta a punto de la inyección para optimizar consumos y emisiones y monta una segunda sonda lambda. Estos retoques permiten declarar 1 CV más de potencia máxima, lo que es más bien anecdótico, y lo sitúan como el scooter más potente del mercado, 76 CV. Es una diferencia bastante abultada con respecto a sus más inmediatos perseguidores, el BMW 650 rinde 65 CV, y 45 CV declara el líder indiscutible de la categoría, el Yamaha T-Max.

Su configuración es un bicilíndrico en V a 90º, cubica exactamente 839,3 cc, tiene cuatro válvulas por cilindro, refrigeración líquida, inyección electrónica y encendido con doble bujía por cilindro. Consigue esos 76 CV a 7.750 rpm y un par de 76,5 Nm. Además su eficiencia en la combustión garantiza una reducción en sus emisiones contaminantes que le permiten superar la futura normativa Euro 4 y ofrecer unos consumos ajustados, unos 6,3 l/100 km de media durante nuestra prueba en conducción y a velocidades normales. En su depósito caben 19 litros que permiten una autonomía de unos 300 km y destacaría que con una conducción eficiente podemos cubrir una distancia de más de 330 km sin repostar. No obstante el testigo y el contador parcial de kilómetros de reserva no ofrecen una información certera de cuanta gasolina queda. Cuando aceleramos, frenamos o según la inclinación que alcancemos el chivato se enciende y se apaga volviendo a cero varias veces, hasta que por fin se queda fijo. Pero tanta vacilación hace desconfiar de cuanta gasolina queda en realidad. Así que opté por rellenar en cuanto se queda fijo, no sea que me vaya dejar tirado o no.

La transmisión es automática con un sobredimensionado variador CVT y embrague centrífugo en seco, todo el conjunto aprilia srv 850 abs-atcestá muy bien puesto a punto, para convertir esa potencia en empuje real, sin pérdidas de tracción ni oscilaciones. La transmisión final es por medio de una convencional cadena con eslabones, piñón y corona, de la prestigiosa marca Regina.

El bastidor es de tubo de acero convenientemente reforzado en busca de una sólida rigidez para que su comportamiento sea igual al de una moto de carácter deportivo. La unión entre la pipa de dirección y el eje del basculante es muy directa para evitar torsiones, ello conlleva que el puente central sea bastante alto, dejando un poco en entredicho su condición de scooter. Lleva una horquilla delantera telescópica con barras de 41 mm y el basculante trasero (independiente del motor como en una moto) es de aluminio con un amortiguador lateral montado en posición horizontal en el que se puede regular en siete posiciones la precarga de muelle. Las llantas son de aleación de aluminio con radios huecos, de 16” la delantera y 15” la trasera con neumáticos de 120/70 y 160/60 respectivamente.

Los frenos son dignos de una deportiva, con dos discos de 300 mm mordidos por pinzas Brembo de doble pistón y un simple disco trasero de 280 mm y pinza flotante, los latiguillos son del tipo metálicos inextensibles de acero trenzado para conducir el líquido. También incorpora un freno de estacionamiento que se acciona con una palanca desde el centro del contra-escudo.



¿RAZÓN O PASIÓN?

Si te preguntas quien necesita un scooter con un motor de 850 cc que corre casi 200 km/h (188 km/h reales), que tiene un bastidor de moto deportiva y que pesa en orden de marcha casi 270 kg, evidentemente dirás que nadie. Nadie asocia estas cifras a un vehículo utilitario pensado en origen para desplazamientos cortos y ciudadanos. Pero es que la SRV 850 no es eso. Es el mega-scooter maximizado, valga la redundancia. Todo llevado a lo grande con el objetivo de conseguir las mejores prestaciones en un vehículo que se puede llamar scooter.

La verdad es que cuando comienzas a rodar con él, el motor transmite una agradable sensación de docilidad, marcha suave ronroneando amigablemente. Su transmisión automática permite sortear y “trialear” entre los coches con seguridad, siempre teniendo en cuenta sus dimensiones y su peso. El puño de gas da seguridad, a la más leve insinuación dejaremos todo el tráfico rodado atrás y se va haciendo pequeñito rápidamente en nuestros bien situados espejos retrovisores. 

No te voy a decir que sea un prodigio de agilidad, las transferencias de peso se notan al acelerar y frenar y en conducción deportiva sobre terrenos muy virados cuesta un poco cambiar rápidamente de dirección. En las rotondas no basta con insinuar el giro, no entra solo, hay que proponérselo y efectuar la acción de inclinarlo, con decisión. Buscar el límite en la tumbada no es fácil, no es para conductores novatos, sin embargo, para un piloto con experiencia resulta un desafío divertido explorar sus límites. Y cuando alcances cierto grado de confianza con el SRV 850, podrás apreciar su aplomo, su nobleza y su deportivo comportamiento que te hará disfrutar de momentos memorables.

aprilia srv 850 abs-atcCuanto más me alejo de la ciudad, más se abren sus posibilidades y más a gusto se encuentra, curiosa paradoja en un scooter. En autovía y autopista ofrece grandes posibilidades, solo limitadas por la escasa protección que proporciona su escueta pantalla parabrisas que no es regulable. Por motor y chasis podemos plantearnos los viajes tan largos como queramos, no hay problema, su comportamiento siempre es seguro y aplomado, tanto en línea recta como en virajes rápidos mantiene sus trayectorias con la precisión de un tiralíneas.

Pero para los que corre sangre de piloto por sus venas, lo bueno viene cuando nos adentramos por carreteras secundarias. Una vez dominadas y siendo conscientes de su peso e inercias, allí encontraremos grandes dosis de diversión y un buen escenario para poner a prueba los genes deportivos de esta SRV. Las suspensiones en un primer momento me parecieron un poco blandas, pero cuando las empecé a exigir en fuertes frenadas practicando una conducción decididamente deportiva, me di cuenta que en realidad tienen unos reglajes bien logrados. Resultan cómodas en terrenos rizados y tienen suficiente firmeza para rodar más que rápido, apurar frenadas y apoyar con solidez. Los frenos también muestran su eficacia, en principio no parecen demasiado potentes (además hay que tener en cuenta el peso del conjunto), pero mantienen un buen nivel general. No desfallecieron por mucho que les exigí, incluso abusando de ellos en la bajada de uno de mis puertos de montaña favoritos, les daría un notable.



LA SRV 850 Y LA ELECTRÓNICA

Como he comentado, nuestra unidad de pruebas equipa los sistemas ABS y ATC que utilizan, cada uno de ellos, una unidad de control conectada directamente a los sensores de las ruedas. Estos miden constantemente la velocidad instantánea del giro de las ruedas y cuando detecta que la deceleración o aceleración de una de ellas es mayor que la de la otra, se activan en consecuencia. El ABS envía una señal que alivia la presión del sistema hidráulico hasta que se restablece el agarre y el ATC lo envía a la ECU del motor a través de un sofisticado sistema de comunicación CAN-bus que controla por medio de la inyección la potencia suministrada. El ATC puede estar activado, desactivado o en modo SPORT (se selecciona desde un interruptor en la piña derecha), en el que es menos intrusivo, permitiendo levemente la pérdida de tracción y actuando sólo en caso estrictamente necesario. Aunque te pueda parecer demasiada sofisticación tener un control de tracción en un scooter (ya sabes que soy de la antigua escuela y confío en mi muñeca) no está de más. Los 76 CV del motor combinados con típicas situaciones ciudadanas, manchas de gasoil, pasos de cebra mojados, pavimentos empedrados… pueden evitar algún que otro disgusto si descuidamos nuestra atención.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA APRILIA SRV 850 ABS-ATC?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar una Aprilia SRV 850 ABS-ATC, hemos tomado como referencia un varón de 38 años casado, con 15 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 7.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados a robo e incendio, es Regal Moto con un precio de 429.87 € y con una calidad en la póliza de 7.31.



CONCLUSIONES

Voy a intentar resumir este apartado en cuatro palabras, te diré que Aprilia ha conseguido lo que quería, ofrecer el scooter más potente, rápido y deportivo del mercado, con prestaciones sin compromisos. También te diré que como scooter utilitario tiene sus deficiencias, es grande, pesado, no protege bien y tiene muy pocos huecos y una escasa capacidad de carga. Por eso nuestra unidad de pruebas llevaba este estéticamente discutible pero practico baúl trasero. Y como apunte final me gustaría valorar su PVP de 10.320 € es como unos mil y pico euros menor que el de sus competidores más directos, el Yamaha T-Max 530 y el BMW C 600 Sport. 

Equipamiento Probador:

- Casco: Shoei XR 1100

- Chaqueta: LS2 ventilada

- Botas: Axo city

- Guantes: BMW Air Flow

- Pantalón: BMW Denim



A favor

- Su estética y prestaciones

En contra

- Escasa capacidad de carga

Prueba y Redacción: Mariano Urdin
Fotos: Javier Ortega
Noviembre 2013

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar