Prueba TOYOTA AYGO
1.0 VVT-i 68 CV City 5 puertas

RENOVACIÓN INMINENTE DEL AYGO

El Toyota Aygo es otra opción urbana más de Toyota que se sitúa entre el pequeño IQ y el no mucho más grande Yaris. Con tres opciones de modelos urbanos, Toyota intenta desbancar al resto de marcas que habitualmente militan en este segmento con un solo modelo. Es un rival que está a punto de renovarse para enfrentarse al Volkswagen up!

CADUCIDAD INMINENTE DEL AYGO

Los años no pasan en balde y Toyota ya está preparando un sustituto para el Aygo actual. Al igual que sucedió en el pasado, se ha desarrollado junto al grupo PSA: Peugeot 107 (ahora se llamará 108) y Citroën C1, en el caso particular de Toyota previsto para el próximo Salón de Ginebra. Además, las últimas novedades Toyota Aygoaparecidas del Grupo Volkswagen como el up!, el SEAT Mii o el Skoda Cítigo, hacen que la puesta al día, realizada en 2012, no resulte suficiente y sea aconsejable una renovación profunda para no quedarse completamente desfasados en un mercado que evoluciona a un ritmo vertiginoso.

El restyling de 2012 afectó en la parte delantera a los faros, paragolpes y capó. Además, se añadieron unas luces día de LED ubicadas junto a los faros antiniebla y dos nuevos colores de carrocería. La revisión de 2012 también implicó una reducción de las emisiones de CO2, que ahora solo son de 99 g/Km. Como cualquier coche típico de ciudad, el Aygo destaca por sus dimensiones compactas, veamos a continuación como se desenvuelve no solo en ciudad sino también en carretera durante viajes de largo recorrido.



MODELOS Y VERSIONES DEL COCHE

Solo hay un motor disponible, desaparece la versión diesel existente en la anterior versión, y se queda en solitario la mecánica de gasolina que es exactamente la misma que en el Aygo anterior. Consiste en un bloque de tres cilindros en línea y 998 centímetros cúbicos de 68 caballos. Esta mecánica se monta para dos tipos de carrocería, de tres y cinco puertas.Toyota Aygo La diferencia de precio existente entre las dos carrocerías es de 300 euros. La caja de cambios es manual de cinco velocidades pero se puede elegir una automática también de cinco, que Toyota denomina ConfortDrive y tiene un coste extra de 550 euros. El Aygo se comercializa únicamente con dos acabados: Live y City. El modelo que hemos utilizado para esta prueba corresponde al acabado city que tiene un precio de partida de 11.300 euros. A este precio hay que añadir los siguientes elementos opcionales: Pack Look (llantas de aleación de 14 pulgadas y seis radios, faros antiniebla delanteros), Cool Soda Edition (inserciones interiores en color azul Soda, rejillas de ventilación, cuentarrevoluciones y en molduras laterales), navegador Tom Tom integrado y pintura metalizada. El precio definitivo con todos los descuentos aplicados es de 9.365 euros. Existe un Toyota Aygo disponible desde 9.250 euros (7.750 euros con todos los descuentos incluidos).



INTERIORES DEL VEHÍCULO

El Aygo solo mide de longitud 3,43 metros, en ese reducido espacio caben perfectamente cuatro pasajeros de una talla media elevada que, además, no se encontrarán agobiados ni por espacio ni por visibilidad. En las plazas traseras hay espacio Toyota Aygosuficiente para colocar las piernas y en especial los pies, ya que los asientos delanteros están colocados a bastante distancia del suelo y dejan mucho espacio bajo ellos. La entrada y salida no es difícil con cinco puertas pero se complica demasiado si hablamos del modelo de tres puertas, ya que además los asientos delanteros, cuando se abaten, no vuelven a su posición original. Los asientos delanteros tienen una sujeción más bien escasa pero son cómodos, resultan algo incómodos los mandos del elevalunas pues la puerta del conductor solo dispone de un único botón, y si queremos bajar la ventanilla de la puerta derecha, hay que alargar la mano hasta la puerta del acompañante. El cuadro de mandos apenas ha variado con respecto a la anterior versión, tan solo algunos colores y tapicerías nuevas. Es simple pero muy eficaz en lo que a visibilidad se refiere. Las dos esferas,  velocímetro y cuentavueltas, quedan una a cada lado del aro del volante. El navegador Tom Tom opcional está integrado en una trampilla que bascula y se puede esconder si no lo estamos utilizando. Toyota AygoLa pantalla es de 4,3 pulgadas, cuenta con USB toma auxiliar para iPod y MP3, manos libres Bluetooth y se pueden visualizar fotos en la pantalla del navegador.

En cuanto al espacio para dejar objetos, existen numerosos cubículos en la parte baja de la consola y en las bandejas de las puertas. Cuenta con un maletero de 139 litros de capacidad y cerca de 25 litros más si sumamos los diferentes compartimentos del interior. El portón del maletero está conformado por el cristal trasero, este sistema es asequible y original pero poco práctico. Con ese diseño se logra una diferencia muy acusada entre el umbral de acceso y el piso de carga. La apertura es más bien escasa para dejar objetos, al mismo tiempo que hay que agacharse para depositarlos en el fondo del maletero. Toyota modificó en esta última revisión la apertura de la bandeja para facilitar algo más las labores de carga aunque sigue sin ser brillante en este aspecto.



EN CARRETERA CON EL URBANO

La única mecánica del Aygo es un bloque de tres cilindros con una potencia de 68 caballos, por lo que no hay ningún problema para moverse con agilidad por la ciudad. No es un prodigio en prestaciones, pero con un par máximo a 3.600 r.p.m. y sus relaciones de cambio tan bien ajustadas se obtienen unas aceleraciones honestas. Eso sí, hay que mantenerle alegre de vueltas, y de esa forma resulta relativamente fácil moverse exactamente en donde uno quiere, con rapidez y sin entorpecer al resto de vehículos. Sin embargo, en carretera o en algunas incorporaciones complicadas, deberemos ser conscientes de que no llevamos un deportivo ya que su respuesta, aun siendo rápida en distancias cortas, sí que se queda algo escasa a la Toyota Aygohora de acelerar en tramos más largos. Con una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora de 14,2 segundos, es un buen corredor de fondo pero no un velocista. En autovía su pequeña mecánica de tres cilindros es capaz de mantener unos cruceros razonablemente elevados, aunque a costa de elevar la sonoridad tanto como para llegar a ser molesto si se trata de un viaje largo. En cuanto a las suspensiones, se adapta perfectamente a los asfaltos bacheados filtrando bastante bien, de cara al confort, cualquier imperfección. En carretera la estabilidad se mantiene si no se realizan maniobras extrañas, en caso de forzar demasiado los apoyos, los balanceos excesivos hacen acto de presencia. La dirección asistida eléctrica es muy ligera pero transmite unas sensaciones al volante razonables. La calidad y cantidad de agarre es bueno con los neumáticos de serie, 155/55 14, y para las prestaciones de su motor son más que suficientes. La palanca de cambios está en una posición óptima pero su manejo no es tan afinado como debería, siendo preciso en todas las marchas salvo en la marcha atrás. Ésta llega a ser complicada de engranar en bastantes ocasiones e incluso cuando ya parece estar engranada hay que volver a repetir el movimiento una vez más. Todos los Aygo incorporaron a partir de 2012, independientemente de su acabado, el ESP como equipamiento de serie por lo que su nivel de seguridad activa mejoró muchos enteros.



CONSUMOS REALES DEL TOYOTA

Una de las claves del éxito del Aygo es su ligereza, con un peso inferior a 900 kilos, los consumos son siempre muy reducidos. Utilizando los llamados aceros de alta resistencia en casi la mitad de su carrocería, se logra un modelo muy ágil de respuesta y un consumo en carretera de 5 litros/100 kilómetros en condiciones de conducción normales. En ciudad el depósito se estira como si tuviera más capacidad (35 litros) y se logran unos consumos de 6,1 litros/100 kilómetros. En conjunto ofrece una autonomía bastante realista de 500 kilómetros con un solo depósito.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL TOYOTA AYGO?

 

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Toyota Aygo 1.0 VVT-i 68 Cv City 5 puertas, hemos tomado como referencia una mujer de 30 años soltera, con 12 de antigüedad de carné, que vive en Zaragoza, deja el coche en la calle y recorre hasta 10.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con franquicia de 220 €, es Direct Seguros con un precio de 170 € y con una calidad en la póliza de 5.04.



RIVALES Y CONCLUSIONES DEL COCHE

Un nuevo Toyota Aygo está terminando de desarrollarse para 2014. Tendrá una posición de conducción más baja y será ligeramente más largo que el modelo actual. También estará disponible con Toyota Aygocarrocería de tres y cinco puertas y estará equipado a un nivel parecido al de sus rivales de Volkswagen o Skoda.

Por el momento y hasta la llegada de este nuevo Aygo, el actual se queda en clara desventaja con los actuales modelos urbanos como el Volkswagen up!, tanto por habitabilidad como por comportamiento. Su única baza es ofrecer un precio considerablemente más bajo, casi a la altura de los más baratos del segmento. Resulta más recomendable la versión manual del Aygo que el automático ConfortDrive y por último recordar a los que elijan la versión de tres puertas que los asientos delanteros no vuelven a su posición original tras abatirlos para que pasen los pasajeros traseros.



A favor

- Habitabilidad pasajeros (aunque mida poco menos de 3,5 metros es capaz de llevar a cuatro pasajeros adultos de forma razonablemente cómoda)

- Consumos (el pequeño depósito parece más grande gracias a su autonomía superior a 500 kilómetros)

- Manejabilidad en ciudad (no es un Smart ForTwo o un Toyota IQ pero se aparca casi tan bien como ellos y en carretera tiene una habitabilidad, estabilidad y un confort superior)

En contra

- Sonoridad (el motor de tres cilindros se deja escuchar cuando se le exige aceleración)

- Respuesta en carretera (en general en ciudad, y en las distancias cortas, si se le conduce alto de revoluciones se mueve rápido y ágil. En carretera se echa en falta más potencia, sobre todo si se tiene pensado viajar con cuatro pasajeros)

- Maletero (suficiente para su tamaño a priori, el único inconveniente es que sus rivales más modernos ya ofrecen más espacio casi el doble, de maletero)

- Caja de cambios imprecisa (solo al engranar la marcha atrás se nota imprecisión, el resto de velocidades funcionan correctamente)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Febrero 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar