Ilustración: Arpem.com

El riesgo de que una persona novel o con pocos años con el carné de conducir sufra un accidente es mayor que el que tiene una persona con varios años de experiencia.

Esta es la razón por la que algunas compañías de seguros pueden excluir de la póliza a conductores con menos de dos años de experiencia con el carné de conducir, de tal forma que para estar correctamente asegurado pueden exigirte que les incluyas, ya sea como conductor principal u ocasional.

En caso de no hacerlo y la persona que conduce el vehículo no cumpla este requisito, puede tener graves consecuencias ante un hipotético accidente, ya que la compañía puede rechazar la indemnización por los daños personales que se produzca, así como los daños materiales del propio vehículo.

En ningún caso la aseguradora podrá negarse a indemnizar a los terceros perjudicados ni podrá reclamar al asegurado por los gastos que esto le suponga, ya que el derecho de repetición solo está contemplado en caso de conducción bajo los efectos del alcohol o las drogas, por hacerlo sin el permiso de conducir obligatorio o por conducta dolosa o mala fe.

Más información de seguros aquí