Prueba MITSUBISHI ASX
2.0 Di-D 150 CV Kaiteki 4WD

A LA SOMBRA DEL QASHQAI

Mitsubishi pretendió, con el lanzamiento del ASX, imitar el papel que el Qashqai interpretó para Nissan. Al igual que sus rivales, el ASX se comercializa con tracción delantera o total aunque el grueso de las ventas siempre suele ser para la versión de dos ruedas motrices.

  

DE TAL PALO TAL ASTILLA

Todos los fabricantes se han preocupado en lanzar nuevos modelos al estilo del Nissan Qashqai, verdadero superventas del mercado. Esta nueva saga de SUV, combinan la practicidad de un turismo de tamaño mediano con el estilo atractivo y aventurero que tienen los todoterreno. Cuando Nissan lanzó su Qashqai, la novedad del recién nacido segmento le llevó a enfrentarse a modelos como el Ford Focus o el Volkswagen Golf. En la actualidad, esa ambigüedad ha desaparecido y el mercado se ha llenado de numerosos rivales directos con los que competir. Mitsubishi ha desarrollado el ASX utilizando la misma plataforma del Outlander. Aunque el Outlander es un modelo más grande en longitud, el ASX carece de tercera fila de asientos y tiene un compartimento de motor ligeramente más pequeño por lo que es una opción de menor tamaño que no rivaliza con él. A comienzos de este año, 2012, Mitsubishi ha retocado los motores diesel para reducir las emisiones de CO2, de 145 a 136 gr/km y una ligera disminución en los consumos, En esta ocasión sin cambios estéticos exteriores pero si con algunos interiores como nuevos colores en el salpicadero y detalles cromados en algunos controles.



VERSIONES Y MOTORES

El elenco mecánico del ASX es muy simple y solo cuenta con una mecánica de gasolina y dos diesel. El motor de gasolina es un 1.6 litros de cuatro cilindros e inyección indirecta que consigue 117 caballos y tiene cinco velocidades.

La gama mecánica diesel está formada por dos motores de 1.8 litros con 116 y 150 caballos ambas con seis velocidades. La única variante que puede llevar tracción integral es el diesel más potente, 200 DI-D. Si no tenemos intención de circular en firmes complicados (barro, nieve), y teniendo en cuenta el elevado coste de este sistema (3.500 euros) resulta más aconsejable decidirse por la versión de tracción delantera. 

El motor de gasolina tiene potencia suficiente para mover al ASX en todos los terrenos pero no cuenta con el poder de atracción que tienen ambas mecánicas diesel, sobradas en sus cifras de par máximo (270 y 300 Nm) y con una respuesta mucho más satisfactoria, sin olvidar los consumos.

Los acabados se denominan. Challenge, Motion y Kaiteki. Las opciones son menos numerosas de lo habitual debido a que todos los acabados vienen muy equipados (especialmente los dos superiores), si queremos más equipamiento, tendremos que dar el salto al siguiente acabado. El básico, Challenge, cuenta con: avisadores de aparcamiento traseros, control de velocidad, faros antiniebla, asistencia de arranque en cuesta, ordenador de viaje, volante multifunción, retrovisores exteriores calefactados, climatizador, elevalunas eléctricos delanteros y traseros, luces automáticas y sensor de lluvia, volante y pomo del cambio de cuero, radio CD MP3 con seis altavoces, conexión auxiliar y llantas de aleación de 16 pulgadas. El modelo más lujoso, Kaiteki, cuenta entre su equipamiento de serie con elementos que en la mayoría de vehículos son opciones que tenemos que pagar aparte como la tapicería de cuero, faros de xenón o el techo panorámico. El navegador, de serie anteriormente en el acabado Kaiteki, pasa a ser una opción por 995 euros más IVA. Todos los ASX llevan start/stop (AS&G en Mitsubishi).



INTERIOR

La unidad que ilustra esta prueba lleva el acabado Kaiteki que es, de los tres existentes, el superior de la gama ASX. En la presentación del interior predominan los tonos oscuros como el negro, es muy sobria pero los plásticos tienen un buen ajuste y son agradables a la vista y al tacto. Los relojes del cuadro van "hundidos" y tienen una lectura clara ya que están retroiluminados. Sentados en los asientos de cuero tenemos una posición ligeramente elevada sobre la carretera, tienen un acabado impecable y el material del que están tapizados, cuero, es de muy buena calidad. A pesar de su longitud, relativamente corta, el ASX cuenta con mucho espacio en el interior. Las cuatro plazas ofrecen una altura considerable para sus ocupantes (la trasera central menos) y las plazas traseras cuentan con un espacio generoso para las piernas y extremadamente generoso para los pies. La altura de la banqueta de los dos asientos delanteros deja un espacio enorme para colocarlos y esto genera una sensación de amplitud y confort elevados. Los asientos delanteros cuentan con buena sujeción lateral a la vista, porque en la práctica apenas sujetan el cuerpo. 

Las puertas traseras no tienen un gran ángulo de apertura por lo que el acceso a las plazas traseras no es especialmente bueno. El maletero cuenta con una capacidad de 416 litros que le sitúan en la zona media entre sus rivales (van desde los 328 litros hasta 591 litros), si abatimos los asientos queda una superficie plana con 1.193 litros de capacidad. En el maletero hay una tapa bajo la cual se encuentra otro espacio extra (26 litros) para dejar algunos objetos y en donde se colocan los triángulos y el sistema para reparar un posible pinchazo.



EN CARRETERA

La puesta en marcha del motor se realiza por medio de un botón, al disponer de llave inteligente (Kaiteki) tampoco es necesario abrir las puertas pulsando el mando a distancia, basta con aproximarse y tocar el pequeño botón situado al lado del picaporte. Mitsubishi es famosa por sus vehículos 4x4 pero con el ASX no pretenden destacar en ese terreno. Si bien es cierto que nuestra unidad de pruebas cuenta con tracción total, el terreno donde pretende brillar este modelo es el asfalto.

Esta nueva mecánica desarrollada por la propia Mitsubishi destaca por una entrega de potencia tan suave como contundente. Con solo 1.8 litros de cilindrada cuenta con un turbocompresor de geometría variable y con un novedoso sistema de control electrónico de alzado de las válvulas. Ha sido desarrollado por la propia Mitsubishi junto con su filial (Mitsubishi Heavy Industries) especializada en motores para barcos.

El funcionamiento de este motor es muy satisfactorio y la sonoridad, desde el interior, es tan contenida que hace dudar que se trate de una mecánica diesel. Una de sus principales virtudes son sus recuperaciones, los adelantamientos o incorporaciones se realizan con una facilidad sorprendente, incluso viajando con cinco pasajeros adultos. No en vano el par máximo, 300 Nm, se alcanza entre 2.000 y 3.000 r.p.m. En el inicio de la marcha (por debajo de 1.000 r.p.m) es un poco perezoso, pero la recuperación es rápida y cuando llega hasta 1.300 r.p.m. su reacción es inmediata, comienza a empujar con bastante contundencia, realmente aparenta la potencia que tiene. 

La suspensión del ASX está preparada para rodar por todo tipo firmes con total comodidad para los pasajeros y sobre todo, con la sensación de que nada se está rompiendo o desmontando en el interior. Tiene ausencia total de crujidos o ruidos cuando pasamos por baches profundos o carreteras en muy mal estado.

La desventaja de tener un paseo cómodo en todos los firmes es que si el ASX se apoya mucho en las curvas, el balanceo es ligeramente más acusado que en una berlina convencional de menor altura.

El funcionamiento de la tracción total, en condiciones de baja adherencia, consiste en transferir par al eje trasero. Para elegir el tipo de de tracción cuenta con un mando circular ubicado en la consola central, junto a la palanca del cambio. Tiene tres posiciones: 2WD, 4WD y Lock. Normalmente circularemos con este mando en la primera posición (2WD) tracción delantera. Si el asfalto pierde adherencia por la lluvia podremos activar la siguiente posición, 4WD, en la que el ASX seguirá siendo impulsado por las ruedas delanteras en mayor medida pero con el eje trasero preparado para actuar si existiera una pérdida de tracción, elevando de esa forma el nivel de seguridad. Esta posición también es apta para circular por pistas de tierra, en las que usaremos la última posición, Lock, si tenemos que atacar alguna pendiente pronunciada o alguna situación más complicada por tener poca adherencia (barro o nieve). En esta posición, el ASX pasa a estar propulsado por las cuatro ruedas e incluso, si fuera necesario con mayor empuje en el eje trasero. Aunque la capacidad de tracción en el campo es superior a la de un vehículo con tracción delantera y puede subir por pendientes complicadas con mayor facilidad, la circulación fuera de carretera está limitada por su escasa altura libre al suelo, 17 centímetros y por unos neumáticos eminentemente asfálticos.



RIVALES Y CONCLUSIÓN

Este segmento ha visto como aumentaban todos sus integrantes con gran rapidez. La oferta económica ha ido adecuándose hasta llegar a convertir a los SUV en una opción razonable frente a una berlina convencional.

Los precios del ASX son, en general, competitivos teniendo en cuenta que su equipamiento de serie es más generoso que en el resto de rivales.

En cuanto al coste de la versión más lujosa del ASX, Kaiteki, no es la más cara (29.830 euros) y viene equipada al máximo nivel. 

Los rivales más complicados para el ASX son el superventas Nissan Qashqai o los coreanos como el Hyundai IX35 y el Kia Sportage. El Nissan es muy similar por tamaño, capacidad y precio. La versión diesel de 150 caballos en el Qashqai viene asociada obligatoriamente a una caja de cambios automática y es ligeramente más costosa que el Mitsubishi. El Kia Sportage está cosechando un gran éxito de ventas que se ve reflejado en los dos meses de espera hasta la entrega de unidades. El coreano es más capaz que el ASX y con una estética más atractiva, pero pierde claramente frente al ASX por prestaciones, ya que su potencia es menor y los consumos son más elevados.

El Hyundai IX35 (primo hermano del Kia) cuenta con una mecánica más potente (184 caballos), es más capaz y tiene unas prestaciones y precio similares, es otra opción a tener en cuenta. También existe una versión del Ford Kuga (Titanium S 2.0 TDCi 160 cv Powershift 4WD) que ofrece un buen equipamiento, pero menos que ASX, que además de contar con cambio automático se comercializa a menor precio, 28.400 euros, que el Mitsubishi. El comportamiento en carretera del Kuga es el más deportivo de todos los SUV de este tamaño y la capacidad interior (plazas y maletero) es similar a la del Mitsubishi. Las ventajas del ASX son una mecánica muy brillante (200 DI-D) que sobresale entre todos los rivales por tener mejores prestaciones, consumos y emisiones. El espacio interior es correcto y el maletero en la media. La decisión entonces, dependerá de las necesidades de espacio (Kia o Hyundai), el mejor comportamiento en carretera del Ford Kuga, o el gusto por tener el mejor motor (por prestaciones y consumos) de todos los SUV de su rango de precios.



A favor

- Prestaciones (este motor diesel de 150 caballos ofrece unas aceleraciones y un empuje que sorprende, incluso circulando con cinco pasajeros)

- Consumos (los mejores entre todos sus rivales a pesar de ser el más rápido)

- Sonoridad (el interior está muy bien aislado, a alta velocidad solo se escuchan los retrovisores)

- Habitabilidad (en el exterior el ASX parece pequeño, pero la habitabilidad interior es sorprendentemente buena)

- Precio adecuado (el precio casi nunca suele estar en el lado de lo favorable, pero el ASX ofrece unos buenos valores generales y se queda muy bien posicionado entre sus rivales)

En contra

- Balanceo (más cómodo que sus rivales en carretera pero ligeramente más blando en los apoyos)

- Asientos delanteros (poco envolventes pero muy cómodos por dureza)

- Consumos (a velocidades medias “legales” el consumo es muy contenido, si decidimos exprimir la mecánica se dispara algo más de lo habitual)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Agosto 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar