Prueba DAELIM ROADWIN 250 R Fi

LO MISMO...PERO MEJOR

Es una frase que se usa bastante, aunque así, en frío, parece bastante contradictoria. Pero es que es justo lo que me viene a la mente cuando recuerdo los kilómetros que he echo sobre la Roadwin 250 R: es lo mismo que la 125 R...pero mejor.

  

LO MISMO...PERO MEJOR

daelim roadwin 250 r fiChasis, cárteres del motor, carrocería, manillares, ruedas...son literalmente los mismos, con la “sutil” diferencia en la llanta delantera de montar un doble disco de freno. Y no sólo comparten todo este “material”, si no que, como es lógico, comparten “filosofía de vida”. Las dos llevan por apellidos las letras R-Fi. Las dos últimas, como habrás deducido, son por la inyección electrónica. Y la R es para “presumir” de deportiva, aunque en el fondo tiene “alma” más bien de sport. Es una buen moto utilitaria, vestida “de largo”, con un cierto estilo deportivo pero con una posición muy erguida y cómoda, buen radio de giro, suspensiones cómodas y un comportamiento noble, que permite conducir con alegría, pero con limitaciones: los neumáticos “Swallow made in Korea” se comportan dignamente en seco, pero no “los ves venir”.

Es, al igual que su hermana de 125 de la que deriva, una moto bastante simple. Un chasis de acero, perimetral. Dentro, un motor monocilíndrico de 4T, con doble árbol de levas en cabeza, refrigerado por agua y con inyección electrónica. Varía el cilindro, claro, y a pesar de que el cárter si es básicamente el de la 125, las nuevas medidas (tanto diámetro como carrera) del cilindro habrán obligado a reformar cigüeñal y culata, por lo que se puede decir que es un motor nuevo. Lleva suspensiones bastante simples y tres frenos de disco, una parte ciclo que cumple, aunque sin pretensiones...salvo la de ser una moto con un precio final asequible.

A nivel de equipamiento, sigue la misma tónica: no echarás nada en falta, aunque tampoco recurre a lujos y extravagancias. En este sentido, el cuadro, con retroiluminación en azul, está compuesto por un cuentavueltas muy grande con la velocidad en un cuadrado digital dentro y otra pantalla bastante pequeña, pero completa a su derecha. No es que se lea mal: toda la información que da la pantalla (combustible, temperatura, hora y kilometraje) se lee bien, aunque la estética del cuadro no es muy acertada. Además, va “embutida” en una carcasa de plástico que cierra todos los huecos delanteros del carenado, con el cuadro en el centro, lo que le hace parecer aún más pequeño.daelim roadwin 250 r fi

El asiento es de dos alturas, como corresponde a una “R”. Son cómodos y la diferencia de altura no es mucha. Además, como el piloto puede ir bastante erguido, el pasajero quedará bastante tapado. Los reposapiés traseros, eso si, están un poco altos. Los semimanillares son de los que salen hacia arriba y las estriberas están en una posición algo retrasada, pero poco. La posición de conducción resultante es muy buena, permite estar muchas horas al manillar de la Roadwin.

A los lados del asiento trasero se han previsto unos tetones en el subchasis para poder sujetar equipaje. El tapón de depósito es de los “chachis”, con cerradura y bisagra; no te quedarás con él en la mano a la hora de repostar. Y cuando vas a aparcar puedes elegir entre la pata lateral y el caballete central, ambos bien construidos y fáciles de usar.



LA MECÁNICA

El “nuevo” motor de 250cc es, como te decía antes, un monocilíndrico 4T DOHC de agua. De él se han obtenido 23,5 Cv a 9.000rpm y un par motor de 18,9Nm a 8.000rpm, cifras más cercanas (aunque por encima) a las 250 básicas, tipo Yamaha YBR 250, de 21 Cv que a las más sport de la categoría, la Honda VTR, con 30 Cv o la Kawa Ninja 250R, de 33 Cv. Destaca el trabajo realizado en vibraciones y ruidos mecánicos. Al igual que el 125, este motor equipa un árbol contrarrotante para eliminar vibraciones, y si en la 125 estas estaban todavía muy presentes, en este 250, aunque no desaparecidas por completo, si que están en un nivel muy aceptable. Mejor todavía se han resuelto los ruidos: al ralentí no oirás nada que desentone y por el escape sale un sonido ronco a monocilíndrico grande: recuerda al de las trail de 600 de hace unos años.

daelim roadwin 250 r fiLa caja de cambios es de cinco marchas, al igual que en la 125. Esto permite aprovechar el par motor disponible para acelerar rápido: te ahorras un cambio de marcha. Sin embargo, cuando estás en autopista se echa de menos una 6ª velocidad que desahogue el motor y permita rodar un poco más deprisa sin “apretar” el motor: En 5ª, la Roadwin 250 es capaz de alcanzar el tope de vueltas sin problemas, lo que indica que podría perfectamente con una 6ª.

Monta una horquilla convencional, de tarado blando. Detrás, la suspensión trasera es un monoamortiguador no progresivo, sin bieletas y montado directamente sobre el basculante, rectangular y de acero. También tiene un tarado bastante blando, buscando sobre todo la comodidad de los que van encima. No suponen un problema a la hora de apretar el ritmo, ya que son los neumáticos los que te marcarán los límites de la Roadwin. De frenos va muy sobrada. La moto pesa 11 kgs más que la 125 y corre, según declara Daelim 145 Km/h. Con ello, se ha pasado del único freno delantero de la 125 a dos discos mordidos por sendas pinzas de doble pistón. Y frena muy bien, y con buen tacto.



COMO VA

La verdad es que la Daelim Roadwin 250 R es una moto muy agradable. Por un precio muy razonable, de 250cc básica, tienes una moto con una “pinta” más atractiva, un gran carenado que protege bastante y unas prestaciones superiores a las de cualquier 250cc utilitaria. Y con todo ellos resulta más versátil que esas básicas de su nivel de precio. No sólo te llevará día a día por la ciudad de forma cómoda. Es casi igual de ágil y en carretera es bastante más rápida, amén de que con su carenado viajarás más cómodo. Como te decía en el apartado anterior, con menos vibraciones y ruidos mecánicos que su hermana de 125cc, con unas prestaciones bastante más altas y tan cómoda como ella, la Roadwin 250 es una moto mucho más polivalente que la 125 y que muchas 250cc. 

En la ciudad la moto se maneja muy bien. El asiento está a unos muy razonables 780mm al suelo. Gira bien, se nota que no tiene horquilla invertida (si no lo sabías, suele limitar bastante el radio de giro) y con todo ellos resulta cómoda de manejar. También hay que tener en cuenta que es una moto carenada, y que este no es precisamente estrecho. Los espejos sobresalen bastante, lo cual, aunque es perfecto para ver por ellos, limitan un poco los sitios por los que te puedes “colar”. Es más alta de carenado de lo que parece, por lo que bajarla o subirla de las aceras de altura normal no será problema. Es, en suma, una moto bien adaptada a la vida ciudadana, aunque en los semáforos hay veces que para encontrar el punto muerto te las ves negras: no tiene buen tacto el cambio para encontrarlo.daelim roadwin 250 r fi

En carretera las diferencias con la 125 son abismales. SI con la “pequeña” pasar de 100 o 110 Km/h supone un nivel de vibraciones importante, con la 250cc estas no aparecen. El motor gira bien y sin atosigarse a 120/130 Km/h. Y es capaz de mucho más, pero su caja de cambios de 5 velocidades te obliga a llevar el motor alto de vueltas. Aún asi, si tienes prisa, es fácil llevarla hasta unos 150Km/h de marcador. Y aunque ya no es tan fácil, hemos llegado a verle los 161Km/h en el marcador, eso si, muy, muy agachado y con un poco de ventaja cuesta abajo.

En las curvas a ritmos de turismo la moto es muy agradable. El motor tiene par suficiente como para elegir marcha sin muchos compromisos y la moto es cómoda en cualquier postura que lleves. No hay muchos problemas si el asfalto no es perfecto, una de las ventajas de no llevar suspensiones “racing” y duras como un cuerno. Pero eso (y las consabidas ruedas Swallow) recomiendan refrenar un poco tus ansias deportivas. No va mal, entiéndeme, pero suspensiones blandas y neumáticos que no avisan de sus intenciones no son la mejor arma para hacer tramos en “tiempos de récord”. Pero si que deja divertirte, frenar fuerte, tumbar y abrir gas pronto hasta la siguiente curva: o lo que es lo mismo, una conducción sport razonable.

La autopista es aburrida, desde luego. Pero la Roadwin es capaz de rodar por ella por encima de las velocidades admitidas y además lleva a su piloto algo resguardado del viento y las inclemencias, aunque la cúpula no sea alta. Por eso, si no tienes prisa ni interés en “reventar radares”, es una moto que en autopista se defiende sin problemas. Aunque una 6ª velocidad, en este ambiente, es justo donde más se echa en falta.



EN CONCLUSIÓN

3.049€. Más barata que casi todas las 250cc y que muchas 125. Mejor equipada que algunas 650cc y casi la mitad de precio. Y útil y polivalente como pocas. Esa es la conclusión que mejor resume esta Roadwin.

Es una moto muy mejorada con respecto a la 125. No sólo por sus lógicas superiores prestaciones, si no por que presenta un funcionamiento general mejor que su hermana pequeña. Por eso, aunque en su planteamiento, en sus formas exteriores o en el nombre se parezca a la 125cc es una mejor opción...siempre que tengas carnet para ella.

Podrían mejorarse aún más las pequeñas vibraciones o ruiditos que te llegan cuando la subes mucho de vueltas. El cambio, algo impreciso en el punto muerto también podría ser mejor, por que es algo que ya se veía en la Roadwin 125. Pero desde luego, el precio al que te venden esta 250cc es difícilmente mejorable. Y por eso, los pequeños “defectillos” que en una prueba como esta puedes detectar son perfectamente disculpables.

Equipamiento probador:

Casco: LS2 Stealth

Chaqueta: Halvarssons

Guantes: Hebo

Botas: Alpinestar Supertech-R



A favor

- Una 250 muy versátil, a precio record, y de buenas prestaciones para su potencia.

En contra

- La precisión del cambio y la estética del cuadro.

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Mayo 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar