El atestado policial de un accidente de tráfico recoge los hechos acaecidos, la declaración de los testigos e implicados y las apreciaciones de los agentes de la autoridad, que se encargan de realizar un análisis de las circunstancias del siniestro y de hacer una primera valoración de los daños. Cuando los implicados no hacen un parte amistoso de accidente, las aseguradoras suelen basarse en este informe para determinar de quién es la responsabilidad, por lo que es importante que tu declaración se ajuste lo mejor posible a la realidad.

En este artículo encontrarás:

¿Qué ocurre si no estoy de acuerdo con la interpretación del accidente que hacen los agentes?

Cuando se produce un accidente de tráfico con víctimas, los responsables de realizar el atestado policial pueden ser la Guardia Civil, la Policía Local o la Policía Foral. A veces los nervios pueden jugarnos una mala pasada y hacen que te nos olvidemos de algún detalle que puede resultar determinante para demostrar nuestra inocencia, o bien que la interpretación que hace el agente sobre la dinámica del accidente no sea la adecuada según nuestra versión. El contenido del atestado es muy importante, puesto que en caso de versiones contradictorias, el juez tendrá muy en cuenta este informe imparcial, con análisis de restos, huellas de frenada o trayectorias de los vehículos. No obstante, también puede ocurrir que los agentes comentan algún error.

¿Puedo impugnar el atestado policial?

Aunque no te resultará sencillo, puedes impugnar el atestado policial aportando una prueba pericial que permita una reconstrucción del accidente, de tal forma que trates de convencer al juez de que la redacción original es errónea. Es necesario que valores cómo proceder junto con un abogado de tu confianza, ya que las aseguradoras no suelen prestar asistencia jurídica para este tipo de acciones.

¿En qué casos conviene hacerlo?

Se debe impugnar un atestado policial cuando no estemos de acuerdo con lo que recoge o no cumpla con los requisitos que la ley exige. Este documento sirve, a efectos legales, como denuncia de un accidente de tráfico; e incluso puede tener fuerza probatoria de los hechos investigados. En consecuencia, cuando no se esté conforme con lo manifestado en el atestado, el abogado del procesado precisa la labor de un experto en el ámbito de los accidentes. Este experto es conocido es un perito forense. Su colaboración con los tribunales es imprescindible para la resolución de toda clase de pleitos. Es conveniente también recurrir a un abogado especializado en accidentes de tráfico, para demostrar el error.

¿Qué hay que tener en cuenta a la hora de impugnar?

Hemos de diferenciar entre no estar de acuerdo con la dinámica del accidente de tráfico descrito en el informe, o no estar de acuerdo con su interpretación. Es en el segundo caso cuando tenemos más posibilidades de conseguir que modifiquen el atestado.

¿Cómo se hace la impugnación?

Debemos de contar con una prueba pericial que influya en la reconstrucción del accidente, para poder convencer al juez de que la conclusión del atestado es errónea, gracias a la intervención de un perito especializado en accidentes. Este tipo de pruebas técnicas son complejas y tienen un coste, pero el gasto puede resultar rentable, teniendo en cuenta la indemnización que estamos reclamando.

¿Qué necesito para solicitar el atestado policial?

Son necesarios los siguientes documentos: escrito que incluye todos los datos de los implicados dirigido a la sección de atestados de la comunidad autónoma; y la autoliquidación de la tasa municipal (varía según la comunidad). También se puede solicitar el atestado a través de la compañía de seguros o por medio de un abogado especializado que nos asesore.

Te interesa

En caso de versiones contradictorias entre los conductores, los jueces suelen hacer bastante caso al parecer de la dotación de atestados, porque les presume tanto imparcialidad como experiencia en el análisis de restos, huellas y trayectorias de los vehículos. Obviamente, esto no implica que estos agentes no comentan errores, pero es labor del abogado demostrar que este error ha existido, ya que ante la duda seguramente llevemos las de perder.

¿Sabías que…?

La mayoría de los accidentes de tráfico leves, generalmente los que ocurren en el interior de las ciudades, se tramitan sin atestado de los distintos cuerpos policiales. Si el asunto se soluciona con un parte amistoso, incluso aunque la policía se persone en el accidente, generalmente no elaboran un informe, si no ven la necesidad. El atestado se puede solucionar en cualquier momento. Si es sencillo, puede tardar un par de días, pero hay atestados complejos que requieren de una investigación y reconstrucción del accidente y pueden tardar hasta 45 días o más.

Resumen

  • El atestado policial de un accidente de tráfico recoge los hechos acaecidos, la declaración de los testigos e implicados y las apreciaciones de los agentes de la autoridad, que se encargan de realizar un análisis de las circunstancias del siniestro y de hacer una primera valoración de los daños.
  • El contenido del atestado es muy importante porque el juez lo tendrá muy en cuenta en caso de versiones contradictorias.
  • Sin embargo, puede que por errores involuntarios o por la inquietud del momento, estos hechos no queden bien descritos y no estemos de acuerdo con el atestado final.
  • En este caso, se puede impugnar el atestado, aportando una prueba pericial, tratando de convencer al juez sobre lo ocurrido. Su colaboración con los tribunales es imprescindible para la resolución de toda clase de pleitos.
  • Este tipo de pruebas técnicas son complejas y tienen un coste, pero el gasto puede resultar rentable. Normalmente hay dos opciones, recurrir a los servicios legales de la compañía del seguro o contratar los servicios de un abogado particular.

FAQ – Preguntas frecuentes

¿Qué es un atestado policial?
En el caso de un accidente de tráfico recoge los hechos acaecidos, la declaración de los testigos e implicados y las apreciaciones de los agentes de la autoridad, que se encargan de realizar un análisis de las circunstancias del siniestro y de hacer una primera valoración de los daños.
¿Por qué es tan importante un atestado policial?
El atestado es importante porque el juez lo tendrá muy en cuenta en caso de versiones contradictorias.
¿Se puede impugnar el atestado?
Puede que por errores involuntarios o por la inquietud del momento, estos hechos no queden bien descritos y no estemos de acuerdo. En este caso, se puede impugnar el atestado, aportando una prueba pericial, tratando de convencer al juez sobre lo ocurrido.
¿Qué se necesita para la impugnación de un atestado?
Se puede impugnar el atestado, aportando una prueba pericial, tratando de convencer al juez sobre lo ocurrido