Presentación Quadro4

¿LA MOTO-COCHE?

No, la realidad es que no es así, el Quadro o la Quadro, no sé cómo llamarlo, tiene mucho más de moto, o mejor dicho de scooter, que de coche. Lo que puedo asegurar es que es un vehículo diferente y su conducción tiene mucha gracia, tanto para el automovilista como para el motorista.

 

En Julio del 2012, probamos el primer Quadro3, de tres ruedas con video-prueba incluida explicamos lo que nos pareció ese vehículo, adelantando para un futuro cercano un nuevo Quadro revolucionario, con cuatro ruedas. La verdad es que el Quadro4 se ha hecho esperar, pero ya esta aquí, y no quiero adelantar acontecimientos, pero te diré que en esta primera toma de contacto, no me ha decepcionado en absoluto.

Muchas cosas han cambiado en estos años para Quadro, sus diseñadores siguen siendo italianos y se sigue fabricando en Taiwan, pero ahora es una empresa suiza que invierte en el desarrollo y construcción de vehículos urbanos de tres y cuatro ruedas. Su principal peculiaridad es que utiliza el sistema HTS (Hydraulic Tilting System) una suspensión hidroneumática (con patente mundial) que según sus diseñadores garantiza estabilidad, adherencia y seguridad. El Quadro4 no lo definen ni como coche ni como moto, sino como el primer SUV (Safe Utility Vehicle) del mundo con cuatro ruedas que se inclina al tomar las curvas. Se puede conducir en la CEE con el carné de coche.

Esta claro que un vehículo de estas características incorpora un buen número de novedades técnicas, pero sin duda la principal es su sistema de HTS que actúa tanto en el tren delantero como en el trasero.

Quadro4

Funciona a través de dos brazos horizontales de aleación ligera, anclados al centro del chasis y unidos a dos amortiguadores oleo-neumáticos laterales (no llevan muelles), que trabajan en colaboración de un tercer amortiguador central que reparte la presión a los laterales a través de una válvula de tres vías. Cuando abordamos un viraje e inclinamos el vehículo, el aceite presurizado pasa de un amortiguador a otro, de modo que permite una inclinación suave y progresiva hasta un ángulo máximo de 45º y la suspensión funciona a la perfección absorbiendo las irregularidades del terreno. Las ruedas son de 14 pulgadas, monta neumáticos de medida 110/80-14 y en cada una de ellas va un disco de freno de 24 cm de diámetro que, por cuestión de homologación, funcionan de manera integral. Con la maneta izquierda y el pedal situado en el lado derecho del suelo, actúan sobre los cuatro discos, y con la maneta derecha del manillar lo hace solo sobre los dos discos de las ruedas delanteras.

  

SENSACIONES DIFERENTES

En principio te diré que el Quadro4 tiene el aspecto de un scooter grande. Mide más de dos metros de largo (2,18 metros) y ochenta centímetros de ancho, con el depósito de 14 litros de gasolina lleno pesa 271 kg. Para empezar a manejarlo requiere una cierta liturgia que debemos aprender. En el centro de la parte interna del escudo hay una palanca roja que se acciona hacia arriba y abajo, sirve para bloquear la suspensión cortando el paso del aceite y para que al estacionarlo se quede fijo sobre sus cuatro ruedas. Pero atención, se puede bloquear con cualquier inclinación, por tanto, al aparcar conviene que se encuentre lo más vertical posible, ojo a esto. Si subimos la palanca queda libre, se puede inclinar a un lado y a otro y también caer al suelo. Hay otra palanca a la derecha debajo del asiento que es el freno de mano, para ponerlo y quitarlo hay que girar la llave de contacto hacia la izquierda.

Quadro4

Para arrancar esto es lo que hay que hacer: Subimos en el Quadro con la suspensión bloqueada (palanca hacia abajo), da una gran sensación de solidez y seguridad. Giramos la llave de contacto a la izquierda, quitamos el freno de mano, ponemos el contacto, apretamos cualquiera de los frenos y arrancamos el motor. A continuación, subimos la palanca desbloqueadora con el freno de pie o la maneta izquierda pisados (ahora te diré la razón) y salimos dando gas. Cuando nos detenemos en un semáforo, podemos parar sin poner los pies en el suelo teniendo cierta práctica y habilidad. Se queda casi totalmente bloqueado cuando accionamos los frenos de las cuatro ruedas, recuerda: con la maneta izquierda o con el pedal. Luego para salir soltamos frenos y aceleramos. Esta maniobra siempre resulta un poco desafiante y divertida, y es bastante difícil cuando circulamos con pasajero, que tiene que prestar su colaboración y moverse lo menos posible al parar. También podemos hacerlo como en un scooter normal, poner un pie en el suelo y punto, pero eso lo hacen los “pringaos”, je, je, je...

La primera sensación me sigue pareciendo como el Quadro3: es el particular comportamiento del tren delantero con su dirección-suspensión HTS el que marca la diferencia. En principio se maneja como una moto convencional, debes mantener el equilibrio dinámico, pero parece que lleves un amortiguador de dirección demasiado apretado. No tiene un tacto ágil y debes emplear más fuerza de la debida en los cambios de dirección, trabajar más con el cuerpo y hacer más palanca con los brazos que en un scooter convencional. Al poco rato te terminas acostumbrando y a cambio te ofrece una enorme solidez y sensación de seguridad en el tren delantero. Transmite mucha precisión, te ves capaz de colocar cada una de las ruedas delanteras en el lugar que quieres e inclinar a placer hasta llegar al tope de los 45º, que es una tumbada de narices.

Quadro4

Las suspensiones independientes funcionan muy bien, solo son bruscas y secas cuando cogen el mismo bache al mismo tiempo, por ejemplo, al pasar por las puñeteras bandas transversales negras y amarillas para reducir la velocidad.

El motor es una Aeon de 350 cc que ha mejorado con respecto al que probé en el Quadro3. Declaran 30 CV a 7.500 rpm, me parecen un poco optimistas, en ciudad es capaz de mover todo el conjunto con suficiente soltura, pero en carretera se queda algo corto, teniendo en cuenta que personalmente veo a la parte ciclo (bastidor, frenos y suspensiones) capaces de admitir sin problemas un 30 ó 35 % más de potencia.

Para terminar, diré una evidencia: el Quadro4 es un vehículo de momento único y debemos aplaudir la inventiva de sus creadores al ofrecer al gran público un ingenio tan original, con 4 ruedas que se inclina en las curvas como una moto. Necesitaría probarlo mucho más a fondo y en diferentes condiciones, pero no me cabe duda de que en terrenos difíciles aporta un plus importante de seguridad. Y como una imagen vale más que mil palabras, te invito a que veas y te quedes estupefacto con la galería de fotos y videos que te ofrecemos del Quadro4.

Quadro4



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Quadro
Enero 2017

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar