La siniestralidad decrece al ritmo de la economía

El uso del vehículo y la siniestralidad al volante guarda relación con el ritmo de la economía. Así lo aseguran desde Estamos Seguros, la plataforma divulgativa de la patronal del seguro UNESPA, que informa que en época de crecimiento económico tienen lugar más golpes entre vehículos debido al aumento de la circulación por las calles: a más coches, más colisiones. Cuando hay crisis sucede justo lo contrario, las colisiones entre vehículos descienden.

los golpes de chapa

Datos extraídos por la empresa TIREA explican que “los golpes de chapa tocaron suelo en España en 2013 con 1,73 millones de percances, desde entonces no han dejado de crecer hasta los 1,94 millones registrados en 2019”. El número de accidentes leves (es decir, sin heridos) de 2019 es el mayor que se ha registrado desde 2010 y supone, respecto a 2018, un incremento interanual del 0,33%.

2020, un año de menor siniestralidad

Sin embargo, en 2020 se redujo la siniestralidad un 30 por ciento y el número de fallecidos de accidente de tráfico, debido a las restricciones de movilidad que impuso la pandemia. El estudio más reciente, La siniestralidad vial en España, elaborado por la Dirección General de Tráfico, ofrece la siguiente evolución en relación con el número de víctimas de accidente de tráfico desde 1960 a 2020.

El informe sitúa 2020 casi a los mismos niveles de 1972. En el siguiente cuadro se muestra más pormenorizadamente la evolución de los principales indicadores de siniestralidad y exposición al riesgo.

Golpes de chapa por época del año

Además de variar en función de la coyuntura económica, el número de accidentes de tráfico leves se ve afectado también por la época del año e, incluso, por el día de la semana. Volviendo al informe de Estamos Seguros de UNESPA, los golpes de chapa son típicos del tráfico urbano. Durante 2019, se produjeron de media 162.380 choques al mes. Cifra que, “rebasa el promedio histórico de las dos últimas décadas”.

Lógicamente, en vacaciones, cuando disminuye drásticamente el tráfico en las ciudades, es cuando menos siniestros se registran. Por eso, el mes de agosto (con 138.460) fue el menos accidentado, seguido de diciembre (149.746). Mayo y octubre, con 174.434 y 174.414 choques sin heridos respectivamente, fueron los meses más agitados del año pasado para las aseguradoras de coches.

De la misma manera, los días de la semana también reflejan nuestros hábitos colectivos. Así, las colisiones caen los sábados y, sobre todo, los domingos (con 2.947 choques de media). Los días más complicados son los viernes (6.346 golpes entre vehículos) y los lunes (6.208).

Por regiones

La Región de Murcia fue el lugar donde más aumentaron los golpes de chapa en 2019 (un 3,48%), seguido de Andalucía (2,50%) y Castilla-La Mancha (1,83%). Por su parte, hasta en nueve comunidades y en las dos ciudades autónomas las colisiones disminuyeron, aunque lo hicieron de forma más perceptible en Melilla (-8,91%), Ceuta (-2,86%), Aragón (-2,09%) y el País Vasco (-2,07%).

Lógicamente, donde hay más población hay más accidentes en términos absolutos: Andalucía (389.929 colisiones), Cataluña (290.500) y Madrid (274.989). Sin embargo, si atendemos al número de choques por cada 100.000 habitantes, el resultado cambia: Baleares (con 5.075 colisiones), Cantabria (5.000), Melilla (4.901) y Andalucía (4.568) encabezan la lista de siniestralidad leve. En el polo opuesto -el de las regiones con menos choques por cada 100.000 habitantes- se colocan Aragón (3.138), Ceuta (3.214), País Vasco (3.366) y Castilla-La Mancha (3.550).
Número de accidentes leves en 2019 por comunidades autónomas.

Puntos negros de peligrosidad de la red de carreteras

Por otro lado, un informe de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), publicado en 2021, destaca que en el quinquenio analizado (2015-2019) el Índice de Peligrosidad Medio (IPM) de la Red de Carreteras del Estado -que es el indicador más fiable para medir la peligrosidad de las vías- ha disminuido un 3 por ciento respecto del quinquenio anterior (9,5 frente a 9,8). Sin embargo, se han detectado más tramos que superan en más de diez veces ese índice, pasando de 180 a 500, en los que se ha contabilizado 1.685 accidentes y 2.523 víctimas, la mayoría de ellos heridos leves.

El informe AEA ha localizado los tramos de las carreteras españolas más peligrosas, destacando por su índice de peligrosidad (que supera 686 veces la media nacional) el km. 245 de la N-2, en la provincia de Zaragoza. No obstante, el informe sigue señalando el km. 12 de la A-55, situado a la altura de Mos (Pontevedra), como el tramo que contabiliza más accidentes (108) y víctimas (194) de la Red de Carreteras del Estado, si bien en el informe de este año no aparece entre los 500 más peligrosos porque ha mejorado su índice de peligrosidad respecto a periodos anteriores.

RESUMEN
  • La siniestralidad aumenta con la bonanza económica, ya que se incrementa el uso del automóvil y, por tanto, las probabilidades de que haya más accidentes.
  • Según un estudio de la Dirección General de Tráfico, los accidentes disminuyeron en 2020 casi un 30 por ciento en relación con 2019, debido fundamentalmente a las restricciones impuestas por la pandemia.
  • Baleares es la comunidad que más accidentes registra.
  • El tramo de mayor peligrosidad de las carreteras españolas sigue siendo el km. 245 de la N-2, en la provincia de Zaragoza.
FAQ
¿Ha crecido o decrecido la siniestralidad en España?
¿Cuál es el día de la semana en el que se producen más accidentes?
¿Cuál es el punto negro de mayor peligrosidad de nuestra red de carreteras?
Deja tu valoración

Únete a la discusión

0 comentario

comentario autor avatar

No publicaremos comentarios que contengan insultos o información falsa, inapropiada o abusiva.

¡Sé el primero en comentar!