“Ayer me pasó algo insólito. Tenía mi vehículo estacionado y me pusieron otro delante, por lo que no podía salir. Era lo típico que no le ponen el freno de mano para que los puedas mover tú.

Empecé a pitar, y tras pasar un rato y ver que no venía nadie decidí empujar el coche, con tan mala suerte que golpeé a otro, haciéndole un pequeño bollo a ambos.

¿A quién le corresponde la responsabilidad de arreglarlos?”

Respuesta de Arpem:

Ante una situación de este tipo, lo adecuado es ponerse en contacto con las autoridades o llamar directamente a una grúa para que se lleven el vehículo y pueda sacar el tuyo sin complicaciones. Optar por la solución más rápida no siempre es lo más recomendable, aunque entiendo los nervios y la situación que pudiste vivir al no poder sacar el vehículo del lugar donde lo tenías aparcado. Por lo que comentas, entiendo que lo más probable es que te reclamen a ti los daños ocasionados en ambos vehículos.

En el caso de que así fuera, lo único que puedo decir en tu defensa es que el vehículo que estaba sin freno de mano incumplió lo dispuesto en el Reglamento General de Circulación, que en su artículo 92 indica que la parada y estacionamiento del vehículo ha de hacerse dejando el freno de mano accionado y de forma que permita al resto de usuarios de la vía la utilización del espacio restante disponible.

Si el otro vehículo hubiera dejado el coche correctamente aparcado y con el freno de mano accionado, está claro que no tendrías necesidad de desplazarlo o empujarlo y habrías salido del lugar donde lo tenías aparcado sin mayores problemas.

Sin embargo, no considero que esto sea motivo para determinar la responsabilidad del siniestro al propietario del vehículo que estaba sin freno de mano, ya que, como te decía, no te exime de actuar llamando a las autoridades o a una grúa. Solo te lo comento por si te sirve como defensa en caso de que te reclamen, sin embargo, de ser así, mi recomendación es que pidas asesoramiento a un abogado de confianza.