Los coches autónomos podrían reducir la prima del seguro

Los coches autónomos están a la vuelta de la esquina. En poco tiempo veremos en Europa circulando con normalidad vehículos totalmente autónomos, de nivel 5 según la SAE (Society of Automotive Engineers). La cámara baja de Alemania, por ejemplo, ya aprobó una propuesta de ley para permitir la circulación de vehículos autónomos de nivel 4. Este nivel permite la circulación totalmente autónoma, es decir, el conductor puede desatender su atención completamente e incluso abandonar su asiento, aunque eso sí, solo podrá circular por áreas geográficas determinadas.

coches autonomos

¿Qué es un coche autónomo?

Es un vehículo capaz de realizar todas las funciones de conducción sin la intervención humana en ningún momento, más allá de indicar el punto de inicio y final del trayecto. Actualmente no existe ningún coche autónomo en el mercado, aunque sí hay diferentes proyectos en desarrollo. Para definir el nivel de autonomía de un vehículo, la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE) ha definido seis niveles, del 0 al 5. El más bajo es aquel en el que el automóvil no es capaz de realizar ninguna función de conducción, por sencilla que sea, por sí solo, y el más alto, aquel en el que no requiere de la intervención de un humano para ninguna tarea. En la actualidad, nos encontramos en un nivel intermedio. Los coches más avanzados tienen un nivel 2+.

¿Qué modificaciones pueden afectar a los seguros de este tipo de vehículos?

Aunque falta mucho tiempo para que este tipo de vehículos se asienten en el mercado, su llegada va a traer consigo modificaciones en el seguro del coche, cuya prima anual podría reducirse. Según la DGT, el 90% de los accidentes de tráfico son responsabilidad del ser humano. El coche autónomo, de funcionar como se espera, podría reducir notablemente la siniestralidad. Esta reducción afectaría notablemente a la prima del seguro, ya que las aseguradoras se basan en la siniestralidad para establecer el precio de sus productos.

¿Desaparecerá la figura del conductor?

La existencia de coches autónomos implica la desaparición de la figura del conductor, por lo que todos los ocupantes del vehículo actuarían como pasajeros. Por este motivo, el cambio más significativo que se producirá en el sector se dará en la cobertura obligatoria de responsabilidad civil del conductor. Actualmente, una parte de la responsabilidad recae sobre el propietario del vehículo y otra sobre el conductor.

¿Quién tendrá la responsabilidad?

En el escenario que presenta el coche autónomo, al dejar de existir la figura del conductor, sólo permanecerá la responsabilidad del propietario. Sería el caso, por ejemplo, de los daños causados por remolques, la caída de objetos transportados, el uso del vehículo por un menor de edad etc. La responsabilidad civil del conductor podría desaparecer y trasladarse a las marcas y fabricantes de software y hardware.

¿Aparecerán nuevos productos en las aseguradoras?

Las aseguradoras tendrán que valorar el lanzamiento de otros productos, como nuevos seguros de responsabilidad para las marcas automovilísticas, para los fabricantes de hardware, de software, de GPS, etc. Por otro lado, la llegada del coche autónomo permitirá al sector asegurador incluir servicios añadidos, como revisiones de los vehículos, o mejorar otras coberturas como la asistencia en viaje, que podría, por ejemplo, eliminar las limitaciones kilométricas que actualmente tienen algunas aseguradoras para el remolque del coche.

¿Habrá modificaciones legislativas?

También serán necesarios cambios en el plano legal, ya que la Convención de Viena sobre la circulación vial de 1968 establece en el artículo 8 que el conductor deberá tener el dominio de su vehículo en todo momento. Según se recoge en el artículo 47 del Real Decreto 2822/1998, en España está autorizada la circulación de coches autónomos, pero sólo para pruebas o ensayos de investigación y siempre bajo la supervisión de un conductor, que será aún responsable de eventuales accidentes.
Fuentes:

  • Convención de Viena sobre la circulación vial de 1968, artículo 8
  • Real Decreto 2822/1998, artículo 47

Te interesa
Qué pasa en China y en Estados Unidos

En China y en Estados Unidos ya está a punto, desde finales de 2020, la legislación que regula los vehículos de nivel 4, que son cuasi autónomos. Es un coche normal que puede conducirse solo, pero en el que siempre su ocupante tiene la opción de tomar las riendas si lo desea. En Europa, llegará pronto esta la normativa para los vehículos autónomos de categoría 4 y se prevé que la legislación de los vehículos totalmente autónomos (los llamados de categoría 5) esté lista en 2030. En cuanto a los autobuses autónomos, llegarán, pero seguramente no será en el 2030.

Sabías que…

Los coches autónomos son mejores en materia de seguridad que las personas. No tanto porque sea la máquina quien toma las decisiones, sino porque su agilidad y capacidad de cálculo para ponderar variables es más rápida que la del ser humano. Ante un imprevisto, el tiempo de respuesta de un conductor en plenas facultades es siempre mayor. Los ADAS (o Sistemas Avanzados de Asistencia al Conductor) son los sistemas que hoy incorporan casi todos los coches para evitar, en la medida de lo posible, que se produzca un accidente. Sus sensores calculan distancias, detectan objetos y analizan la situación del tráfico. Con la información que obtienen estos sensores, la electrónica del vehículo es capaz de tomar decisiones preestablecidas y de actuar sobre el acelerador, los frenos o la dirección, así como de advertir al conductor en caso de detectar riesgos.

RESUMEN
  • Dentro de poco tiempo, veremos coches autónomos circulando por nuestras ciudades y carreteras. En este tipo de coches, el conductor puede desatender su atención completamente e incluso abandonar su asiento, aunque eso sí, solo podrá circular por áreas geográficas determinadas.
  • Actualmente no existe ningún coche autónomo en el mercado, aunque sí hay diferentes proyectos en desarrollo. Para definir el nivel de intervención de estos sistemas en la capacidad de maniobra de un vehículo, la Sociedad de Ingenieros Automotrices (SAE) ha definido seis niveles, del 0 al 5. Los coches más avanzados del mercado, en la actualidad, tienen un nivel 2+.
  • Las primas anuales de estos vehículos podrían reducirse considerablemente y al reducirse la siniestralidad, ya que, según la DGT, el 90% de los accidentes se producen por un fallo humano.
  • Por este motivo, el cambio más significativo que se producirá en el sector se dará en la cobertura obligatoria de responsabilidad civil del conductor. Sólo permanecerá la responsabilidad del propietario La responsabilidad civil del conductor podría desaparecer y trasladarse a las marcas y fabricantes de software y hardware.
  • Las aseguradoras tendrán que valorar el lanzamiento de otros productos, como nuevos seguros de responsabilidad para las marcas automovilísticas, para los fabricantes de hardware, de software, de GPS, etc.
  • También serán necesarios cambios legales. En España está autorizada la circulación de coches autónomos, pero sólo para pruebas o ensayos de investigación y siempre bajo la supervisión de un conductor
FAQ
¿Qué es un vehículo autónomo?
¿Existen coches autónomos en el mercado actualmente?
¿Puede el desarrollo de coches autónomos propiciar un cambio en las primas de los seguros?
¿Surgirán nuevos productos en las aseguradoras con los coches autónomos?
Deja tu valoración

Únete a la discusión

0 comentario

comentario autor avatar

No publicaremos comentarios que contengan insultos o información falsa, inapropiada o abusiva.

¡Sé el primero en comentar!