seguros coche

 
     
     
 

Aseguradoras

 

Informes seguros

 
     

 

     
 

COBERTURAS

 

Daños Propios
Robo
Incendio
Lunas
Asistencia viaje
Seguro Coductor
Defensa Jurídica
Responsabilida Civil
Resp. Civil Volunt.
Grandes daños
Vehículo sustitución
Retirada Carné
Defensa Multas
Préstamo reparar

 
     

 

     
 

LETRA PEQUEÑA

 

Valor nuevo-venal
Siniestro total
Bonificaciones
Franquicias
Conductor ocasional
Accesorios
Fin prematuro
Exclusiones General
Transmisión coche
Variación riesgo

 
     

 

     
 

¿qué es una póliza?

 

¿qué es una póliza?
Cond. Particulares
Propuesta seguro
¿quién engaña?

 
     

 

     
 

en caso de siniestro

 

Aspectos humanos
Parte / atestado
CICOS,CIDE,SDM
Elección taller
El perito
¿Cuando pagan?

 
     

 

     
 

¿cómo se tramita?

 

Culpable-Todo R.
Inocente-Todo R.
Culpable-Terceros
Inocente-Terceros
Robo
Incendio
Vandalismo

 
     

 

     
 

importante saber

 

Reflexión
Tarifas riesgo
Tipos de pólizas
Mínimo imprescin.
Aconsejable tener
Ranking cuota
Tipos aseguradoras
¿Telefónicas?

 
     

 

     
 

Asesoría seguros

 

Siniestros
Pólizas
Jóvenes - noveles
Derechos y obliga.

 
     

 

   

 

vehículo de sustitución

 

calcular precios seguros coche

 

ORIGEN

 

Esta cobertura tiene su origen en la idea de que el asegurado disponga de un vehículo de sustitución como consecuencia de que el suyo se encuentre en el taller reparándose. O bien, ofrecer una indemnización para que el asegurado disponga de dinero para que pueda pagar un medio de transporte alternativo (taxi, autobús, tren) mientras le reparan el coche.

 

 

CONCEPTO

 

Al contratar esta cobertura el usuario se asegura que su compañía le pondrá un coche sustitutivo o indemnizará con una cantidad de dinero como consecuencia de que su vehículo se encuentre en el taller en reparación.

Para que dicha cobertura surta efecto, además de tenerla contratada, se debe dar la circunstancia de que el coche esté en el taller por un siniestro, es decir, por haber tenido un accidente, etc.

No se genera el derecho a esta cobertura en los casos de que el coche esté en el taller por una avería, mantenimiento, etc.

Saber lo bueno o malo de esta cobertura es saber si hay derecho a ella por cualquier tipo de siniestro o no, y así mismo, una vez sabido a esto, hay que conocer donde, como y cuanto va a recibir el usuario. Por ello, el estudio que se presenta a continuación se ha dividido en dos partes diferenciadas, llamadas "la letra pequeña I y II".

 

 

LA LETRA PEQUEÑA I "condiciones"

 

Ya se ha indicado que esta cobertura NO se aplica si el coche está en el taller por una avería, o una revisión rutinaria, o mantenimiento, etc., y SI se aplica cuando está en el taller como consecuencia de un siniestro.

Ahora bien, dicho siniestro puede ser, por ejemplo:

  • Haber recibido un golpe de un tercero sin ser culpables.
  • Que el coche haya sido robado y tenga desperfectos cuando lo han encontrado.
  • Que haya ocurrido un accidente del que el asegurado es culpable.
  • Etc.

Es decir, que el coche al fin y al cabo va a ir al taller, pero el origen del siniestro y quien lo paga es muy diferente, la cuestión es:

 

¿Se genera el derecho a esta cobertura en cualquier caso?

Pues eso depende de cada compañía y de lo que aparezca en las Condiciones Generales de la póliza, ya que puede darse el caso de que:

  • Solo tenga derecho a esta cobertura si el siniestro es por culpa del usuario y tiene contratada la cobertura de daños propios
  • Igual que el apartado anterior, pero además si el siniestro es culpa de un tercero.
  • Igual que el apartado anterior, pero además si es como consecuencia de un robo, y además tiene contratada la cobertura del robo
  • Etc., etc.

Es decir, que no hay regla fija, y cada compañía aplica esta cobertura como mejor considera.

La situación ideal sería que se produzca el derecho a esta cobertura SIEMPRE que el vehículo entre al taller por un siniestro, porque al fin y al cabo el hecho que lo produjo es indiferente, pero el resultado es el mismo: el usuario no puede usar su vehículo y necesita alternativas.

Pero incluso, y pensando en un caso ideal, lo óptimo sería que se genere el derecho a esta prestación SIEMPRE que el vehículo entre en el taller, ya sea por un siniestro o por una avería.

 

 

LA LETRA PEQUEÑA II "Dónde, Cómo y Cuánto"

 

Una vez que el usuario sabe que SI tiene derecho a esta cobertura, las siguientes cuestiones a valorar son:

1.- ¿Cuántos días va a poder disfrutar del coche sustituto?, o en su defecto, ¿con cuánto dinero le van a indemnizar para poder moverse durante esos días?.

2.- ¿Desde que día dispondrá del coche sustituto o indemnización?.

3.- ¿Cómo es el coche sustituto?

 

1.- ¿Cuántos días se puede disponer del coche?, o ¿de cuánto es la indemnización?

Lo ideal es disponer del vehículo de sustitución en la puerta de la casa del usuario desde el día en que el coche entra en el taller hasta que el coche sale del taller reparado.

Es decir, si lo que se busca evitar las incomodidades de no disponer de un vehículo propio, la situación ideal sería disponer de otro durante TODO el tiempo que dure la reparación.

Si la fórmula adoptada es la de indemnizar con dinero para que el usuario se pueda desplazar por su cuenta, la situación ideal sería, bien que la aseguradora abonase todas las facturas del taxi, autobús, tren… durante el tiempo en el que coche esté en el taller, o bien que la indemnización cubriese el coste de alquilar otro vehículo de las mismas características y durante TODO el tiempo durante el cual el coche está en el taller.

Pues bien, en la práctica no se da ni una situación ni otra, es decir, las compañías lo que hacen es curarse en salud y ofrecer:

  • Entregar un coche de alquiler un número máximo de tiempo, por ejemplo, 15 días, por lo que ¿y si la reparación dura más tiempo? (evidentemente lo tendrá que pagar el usuario si quiere continuar con el vehículo).
  • Indemnizar con una cantidad de dinero como máximo. Por regla general, o bien se indemniza con una cuota fija por día (por ejemplo 12 euros/día por día de reparación) y siempre hasta un máximo de días (por ejemplo 8), o bien con una cantidad de dinero en función del número de horas de reparación (por ejemplo a 6 euros/hora efectiva de reparación), y siempre con un máximo de horas de reparación (por ejemplo 50 horas).

Por ello, para ver la efectividad de esta cobertura es necesario saber los límites máximos de tiempo o cantidades, según los parámetros indicados anteriormente.

 

2.- ¿Desde qué día se dispone del coche sustituido o de la indemnización?

Existe un dicho popular que dice que "la justicia no es tal si se aplica tarde". Del mismo modo, es preciso conocer un dato fundamental, y es saber CUANDO comienza el derecho a recibir el coche sustituto o indemnización (lo que proceda en cada compañía).

Seguramente muchos pensarán que el derecho a estas compensaciones se produce desde el mismo momento en el que el vehículo entra en el taller.

Pues NO, esto es una equivocación: la gran mayoría de las compañías establecen que el derecho al coche de sustitución se genera A PARTIR del momento en que la compañía da orden de reparación.

Quizás haya quien piense que desde que el coche entra en el taller hasta que la compañía da orden de reparación pasan unas horas, sin embargo, en la práctica, esto puede llegar a ser días, semanas, o incluso meses, ya que para que su compañía dé la orden de reparación:

1.- El taller le pondrá dentro de la lista para reparaciones, ya que, por desgracia, casi nunca comienzan la reparación nada más llegar el coche.

2.- Hay que desmotar todas las partes afectadas del vehículo, para ver el alcance de la reparación.

3.- El taller y la compañía tienen que llegar a un acuerdo sobre el precio de la reparación. AQUÍ ESTÁ LA CLAVE de los retrasos, ya que la compañía intentará ir hacia la baja, y el taller, si es serio, querrá, por encima de todo, realizar la reparación con las máximas garantías.

4.- El usuario debe estar de acuerdo con el presupuesto final dado.

5.- La compañía da orden de reparación, previa conformidad del usuario.

Por ello, siendo un proceso normal, en función de la gravedad del siniestro puede durar una/s semana/s en peritar todos los daños del vehículo. Pero si se da el caso de que entre la compañía y el taller existan discrepancias entre lo que cuesta o no reparar el coche, entonces se puede hablar de varias semanas o meses en el peor de los casos.

Y hay que recordar que hasta que no exista ORDEN de reparación, el usuario no tiene derecho al coche sustituto o bien a la indemnización.

Pero es más, en algunos casos, las compañías que ofrecen la indemnización, no la hacen efectiva HASTA que no terminan la reparación. Esto es un despropósito, ya que si lo que quiere el usuario es el dinero para poder moverse mientras no tiene su coche, lo lógico es disponer de ese dinero cuanto antes mejor, y no cuando el coche ya está reparado.

Por último, es muy importante señalar que si durante la peritación, al final se llega a la conclusión de que el coche se considera siniestro total, en tal caso, en la mayoría (no todas) de las compañías el usuario no tiene derecho ni a coche sustituto ni a indemnización.

 

3.- ¿Cómo es el coche sustituido?

Si la prima a pagar por esta cobertura es fija, independientemente del vehículo que posea el usuario, entonces lo normal es que a todos los usuarios se les asigne un coche sustitutivo idéntico, o bien una indemnización estipulada y fija, puesto que no guarda relación al vehículo que posee, sino que lo que se pretende es que el asegurado pueda salir del paso en ese periodo de tener el coche en el taller.

Ahora bien, si la prima a pagar por esta cobertura está en función del vehículo, es decir, que a mejor vehículo más cara es la cobertura, se supone que es por que en caso de que tenga que hacer uso de esta cobertura la compañía dará a cambio un vehículo de similares características al del usuario, o bien una indemnización acorde a lo que ha pagado.

En las Condiciones Generales de su póliza se señalan tales extremos.

 

 

CONSEJO

 

Esta cobertura es aconsejable para personas a quienes les sea imprescindible el vehículo diariamente.

Su precio no suele ser excesivo, y cuesta aproximadamente como contratar las lunas del vehículo.

Por ello, no tiene precisamente una buena relación calidad/precio, ya que lo que hay que pagar, en relación con lo que se obtiene no es mucho.

Además, hay que fijarse en la letra pequeña para conocer el alcance de todos los derechos, y que se ajusten a las necesidades creadas en el supuesto de que el vehículo entre en el taller.

Si el asegurado dispone de un segundo coche, o bien no utiliza el vehículo para el uso diario, o dispone de alternativas (bus, metro…), esta cobertura no le será de mucha utilidad en comparación con la indemnización que percibirá a cambio.

Se podría decir que es una cobertura pensada más para los profesionales de la carretera.

Normalmente esta cobertura no se contrata aparte, sino que viene incluida con alguna mas, en algunas pólizas concretas, por lo que si el usuario no tiene claro que póliza elegir, o en qué compañía, puede servir para inclinar la balanza hacia una u otra.

 

 

seguros coche          seguros de coche

 

aseguradoras coches          comparativas seguro coche