Prueba BMW 640d Gran Coupé
313 CV Automático

SERIE 6 GRAN COUPE: ESPERA RECOMPENSADA

BMW ha alargado la plataforma del Serie 6 y le ha añadido un par de puertas para los pasajeros. Con ello no ha logrado una berlina pero si un coupé de cuatro puertas. Este nicho de mercado fue inaugurado por Mercedes con el CLS y pronto le siguieron algunos fabricantes como Volkswagen, Audi, Porsche o Jaguar que copiaron esta nueva tendencia.

  

NUEVOS SEGMENTOS

Los tres fabricantes alemanes de automóviles Premium, están inmersos en una batalla para inventar nuevos nichos de mercado, cuando uno de ellos lo encuentra y tiene éxito, los demás le van a la zaga y lanzan modelos de similar filosofía.

Sorprende el tiempo que se ha tomado BMW para lanzar su interpretación de un Mercedes CLS, Porsche Panamera o de un Audi A7 Sportback.

La distancia entre ejes se incrementa en 113 mm para dar cabida a las puertas traseras.

Gracias a ese aumento, el BMW rompe la barrera de los cinco metros de longitud que diferencia a los coches “grandes” del resto y como ese aumento se ha realizado sobre la distancia entre ejes, los principales beneficiados son los pasajeros de las plazas traseras en lugar de la capacidad de maletero.

El resultado no es un simple Serie 6 Coupé alargado, hay un montón de detalles que distinguen al Gran Coupé y que consiguen un resultado estético brillante. La luz de freno trasera que ocupa todo el ancho de la luneta, la visión trasera agresiva, tomas de aire delanteras, etc, todos estos detalles contribuyen a notar que la mutación, ha sido todo un éxito.



VERSIONES Y ACABADOS

La versión Gran Coupé es la tercera variante que comercializa BMW sobre su modelo de la Serie 6. Las otras dos opciones de carrocería son Coupé y la versión cabrio.

Existen solo dos mecánicas por el momento, una de cada combustible y con similar arquitectura y cilindrada: seis cilindros en línea y tres litros de cilindrada. La versión de gasolina, 640i proporciona 320 caballos y la versión que ilustra esta prueba, 640d, consigue 313 caballos.

El Grand Coupé viene muy bien equipado pero a la ya abultada factura se le pueden añadir algunas opciones que pueden incrementar el precio en gran medida.

Los faros de leds con luz adaptativa por 2.546 euros, Adaptative Drive por 4.596 euros, paquete deportivo M por 7.293 euros, visión nocturna BMW Night Vision por 2.546 euros o navegador desde 2.907 euros por citar algunas de sus opciones.



INTERIORES

Este apartado es muy importante ya que es la principal diferencia con sus hermanos Coupés y la razón de su existencia. Para facilitar la habitabilidad de todos los pasajeros se ha incrementado levemente la altura del techo, 23 mm, no es mucho y no lo convierte de la noche a la mañana en un monovolumen pero es una pequeña ayuda. Si los asientos delanteros se encuentran regulados en la posición más elevada, las personas más altas (a partir de 1,85 metros) tendrán algo de dificultad a la hora de acceder al interior por tener que flexionar mucho el tronco. La solución pasa por dejar estos asientos en una posición más baja y así el espacio resultante es satisfactorio para cualquier talla.

Para mantener la filosofía del Coupé, o para reducir costes, los asientos delanteros son idénticos a los demás Serie 6, cómodos y muy envolventes. El salpicadero está orientado hacia el conductor, típico de BMW, y la ergonomía de todos los controles es realmente buena. La tecla que permite el cambio entre los distintos modos de conducción, se encuentra en la parte central por delante de la palanca del cambio, aunque no queda a la vista siempre es posible encontrarla por intuición y accionarla sin desviar la mirada de la carretera. Como esta tecla, el resto de funciones se encuentran y manejan fácilmente y sin distracciones innecesarias. El mando del iDrive aglutina muchas de ellas, pero siempre quedan algunas funciones que se manejan con botones por separado. Esta forma de agrupar las cada vez más numerosas funciones es muy acertada y de ella deberían aprender algunos rivales, en el Porsche Panamera podemos encontrar cerca de 100 botones entre la consola central y el resto del salpicadero.

El acabado de todo el interior es impecable, no solo por los materiales si no por los pequeños detalles, costuras o remate de zonas que no quedan ni siquiera a la vista.

Las plazas traseras están divididas, en parte, por el túnel de transmisión pero a diferencia de sus rivales permite que un quinto pasajero se pueda acomodar en ellas. Lógicamente no destaca por su comodidad, pero en caso de necesidad es perfectamente utilizable. Los otros dos asientos traseros tienen un formato parecido a los delanteros y se viaja cómodamente a la vez que muy sujeto en los laterales. El espacio para las piernas no es brillante pero si razonable. El maletero, con 460 litros, está en la zona media entre sus rivales (Porsche Panamera 445 litros y Audi A7 Sportback 535 litros) los asientos son abatibles.



EN CARRETERA

BMW se ha centrado en los últimos años en la contención del consumo de combustible y emisiones dentro del marco de su programa Efficient Dynamics. El 640d se beneficia de estos estudios y por ello sus emisiones de CO2 son de solo 146 gr/km y el consumo medio homologado unos increíbles 5,5 litros/100 km. Si tenemos en cuenta que hablamos de un motor de seis cilindros, más de 300 caballos, con una velocidad máxima autolimitada a 250 km/h y una aceleración de cero a 100 km/h de 5,4 segundos, realmente resultan impresionantes.

Lo mejor de esta mecánica diesel es que no parece ser diesel, la sonoridad cuando circulamos a bajas velocidades es inexistente. Pero lo más interesante llega cuando decidimos “abusar” de sus caballos y comienzan a resoplar sus dos turbos. La cifra de potencia, 313 caballos, no es tan relevante como la cifra de par de 630 Nm ¡Desde solo 1.500 r.p.m. y hasta 2.500 r.p.m.! Este rendimiento le otorga al coche un empuje, independientemente de la velocidad, tan absolutamente brillante que no tiene nada que envidiar a cualquier gran deportivo de gasolina. El remate de todo este derroche de prestaciones es que la sonoridad de su seis cilindros viene acompañada de un bello bramido al que nunca se relacionaría con una mecánica diesel.

 El lado más tranquilo y relajante de la conducción lo proporciona la excelente caja de cambios de ocho velocidades. Nuestra unidad de pruebas contaba con Control dinámico de suspensión y Direct Drive. En el programa de conducción que funciona por defecto, el funcionamiento es suave ya que mantiene el motor a bajas revoluciones. Este sistema opcional (Adaptative Drive, 4.596 euros), permite elegir entre diversos modos de conducción: Confort, Confort+, Sport y Sport+. El paso de un programa a otro modifica la suspensión, sensibilidad del acelerador y el nivel de control de tracción. Es posible pasar de una conducción relajada y placentera, como si viajáramos en la más confortable de las limusinas, a otra más agresiva y delicada que llega a cancelar el control de estabilidad. Independientemente de la modalidad, el Gran Coupé se siente siempre muy bien “colocado” sobre el asfalto. Bien sea por su mayor distancia entre ejes o por la posición más cercana al asfalto de los pasajeros, la sensación de gran estabilidad es muy grande. El Gran Coupé lleva de serie una modalidad de conducción, Eco Pro, que en este caso se suma a las cuatro que proporciona la opción Adaptative Drive. En el extremo opuesto del modo Sport+, este modo incide en una conducción eficiente actuando sobre climatizador y diversos sistemas para tratar de minimizar el consumo de combustible.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL BMW SERIE 6?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el BMW Serie 6 Gran Coupé 640d 313 Cv Automático, hemos tomado como referencia un hombre de 50 años y casado, con 10 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, guarda el coche en garaje propio y recorre hasta 18.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio mas competitivo con un seguro a todo riesgo con franquicia de 180 euros, es Reale con un precio de 983.14 euros y con una una calidad en la póliza de 8.06, teniendo una relación calidad precio de 8.22



RIVALES Y CONCLUSIONES

Casi todos alemanes: Porsche Panamera, Audi A7, Mercedes CLS o Maserati Quattroporte (la excepción). Comparado con el Panamera las plazas traseras no son tan amplias aunque el BMW Grand Coupé ofrece la posibilidad de llevar a un pasajero más. La configuración 4+1 no es la habitual de este tipo de berlinas que se deciden en su mayoría por un 2+2, salvo el Quattroporte.

La versión de nuestra prueba, 640d, deberá hacerse con la inmensa mayoría de las ventas dentro de los dos únicos motores disponibles, por el momento. Es fácil encontrar el motivo, este motor es increíblemente eficiente, la melodía de sus seis cilindros enamora y sus prestaciones hacen que el Porsche Panamera casi se avergüence, tanto en diesel como en gasolina (V6 de 300 caballos). Tras pasar muchas horas a bordo sin sentir la más mínima fatiga, lo único que alegra al dejar el asiento del Gran Coupé es poder admirar desde fuera una vez más su impresionante estilo, una más entre sus numerosas cualidades.

BMW ha sido el último en llegar y eso se nota en algunos aspectos. Mejora a todos sus rivales en puntos tan importantes como prestaciones, consumos y emisiones. Solo cede ante ellos en que a pesar de ser el modelo de mayores dimensiones, no es el que cuenta con mayor espacio para los pasajeros y maletero, aunque no por ello se le pueda acusar de ser pequeño. La larga espera, bien ha merecido la pena aunque BMW lo vende caro ya que supera incluso al más caro de todos ellos, el Porsche Panamera, y pone su precio de partida (640d) sin opcionales en 89.500 euros.



A favor

- Prestaciones (el motor 640d es brillante y muy agradable en su manejo. La suavidad y el elevado refinamiento junto con su empuje son sus mayores virtudes)

- Consumos (la combinación del cambio automático con este motor y los diversos sistemas de ahorro de combustible, ofrecen un conjunto muy equilibrado y sorprendentemente económico en el consumo)

- Diseño (realmente conseguido y con personalidad propia. Atrae las mismas miradas, si no más, que la versión Coupé)

- Confort (con los diferentes programas de funcionamiento se logra un confort al más alto nivel. En los modos deportivos tampoco resulta incómodo para los pasajeros)

- Calidad (el cuero de los asientos, las costuras, los materiales y los ajustes no admiten crítica)

- Sonoridad (el único sonido que se percibe, es al acelerar a fondo y esa, es una melodía no un sonido)

En contra

- Precio (es el mejor entre todos sus rivales, pero también es el más caro)

- Espacio (particularmente me ha parecido razonable, pero no hay que dejar de lado que sus rivales son más amplios)

Prueba y Redacción: www.arpem.com
Fotos: Alex Blanco
Agosto 2012

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar