Como todos los coches Tesla, nuestro Model 3 recibe actualizaciones de programación cada cierto tiempo. Estas introducen nuevas funciones o mejoran las ya existentes y afectan a distintos componentes del vehículo, desde la gestión de la batería y del motor a los asistentes a la conducción y la pantalla táctil, entre otros. Las actualizaciones se descargan directamente en el sistema informático del vehículo, bien mediante la conexión móvil que trae de serie, bien conectándolo a una red WiFi.

Actualmente, la versión 9.0 del sistema operativo Tesla es la base sobre la que se realizan las actualizaciones de programación. La versión 9.0 fue introducida para todos los vehículos de la marca en octubre de 2018. Nuestro Model 3, por tanto, ya la tenía instalada cuando nos fue entregado. Aquí se pueden consultar las diferencias de la versión 9.0 del sistema operativo con respecto a la anterior.

El usuario de un Tesla puede consultar la versión del sistema operativo y los detalles sobre las últimas actualizaciones instaladas en su vehículo pulsando en Controles > Software.

Aspecto de la pantalla cuando hay una nueva actualización disponible

Cuando hay una nueva actualización disponible, aparece automáticamente una notificación en la pantalla táctil. El usuario tiene la opción de instalarla en el momento o programarla para más adelante. Esto también se puede realizar desde la aplicación móvil del coche.

Mientras la actualización se descarga e instala, no es posible circular ni cargar la batería. Si la actualización se ha programado para un momento en que el coche se encuentra cargando, la carga se detiene y continúa automáticamente cuando el proceso ha terminado. Este puede durar hasta tres horas, según Tesla, aunque en cada ocasión especifica el tiempo aproximado que será necesario (en el caso que mostramos en la imagen, utilizamos la conexión de datos propia del coche y el tiempo estimado fue de 45 minutos).

Si, por algún motivo, una actualización se interrumpe o no llega a completarse, Tesla recomienda contactar con su servicio de atención al cliente. Una vez se ha realizado con éxito una actualización, no es posible deshacer el proceso y retornar el sistema al estado anterior.

Nosotros vamos a instalar en nuestro Model 3 todas las actualizaciones que Tesla ponga a disposición de los clientes, tal y como recomienda. En este blog iremos detallando el contenido de cada una de ellas, así como las posibles incidencias que puedan surgir en el proceso.

A continuación aparece un listado de actualizaciones, ordenadas de más recientes a más antiguas, que hemos instalado en el coche.

Actualización 2019.12.1.2 5c87371 (07/05/2019)

Solo cinco días después de la última actualización, nos aparece en la pantalla del Model 3 un aviso que indica que hay otra disponible. Las mejoras anunciadas son exactamente las mismas que hemos descrito en el caso anterior y el número de identificación de la actualización es casi idéntico. La duración de la instalación ha sido de solo 25 minutos. Por la información que hemos podido recabar, se trata de un reajuste de la actualización anterior, ya que algunos usuarios avisaron de ciertos problemas de pantalla desde su instalación. En nuestro coche no hemos apreciado diferencias y, por el momento, desde el 02/05/2019 no han vuelto a aparecer problemas con la pantalla.

Actualización 2019.12.1.1 4b1dd29 (02/05/2019)

Esta actualización nos fue enviada desde el servicio al cliente de Tesla tras comunicarles nuestros problemas de apagado de la pantalla. Estos problemas consistieron en varios reinicios inesperados durante la conducción (en los que la pantalla permaneció apagada unos diez segundos) y en un apagón más largo, de unos cinco minutos de duración, que sucedió al iniciar la marcha por primera vez una mañana.

Además de solucionar, teóricamente, lo anterior (iremos contando si los fallos se reproducen o no), esta actualización incluye las siguientes mejoras:

  • Rendimiento a alta velocidad. Según Tesla, ahora es posible mantener el par y la potencia de forma prolongada en el tiempo para realizar trayectos a alta velocidad.
  • Actualizaciones de programación. Tesla ha modificado la forma de consultar, en la pantalla, la versión del sistema operativo que tiene instalado el coche y las últimas actualizaciones realizadas. Ahora hay que acceder a Controles > Software. Hasta este momento era necesario pulsar en la «T» situada en la parte superior central de la pantalla y, en la ventana que se despliega, pulsar en la pestaña «Notas de versión».
  • TeslAtari. Con la versión 9.0 del sistema operativo, Tesla introdujo la posibilidad de utilizar juegos Atari en la pantalla. Ahora ha mejorado los controles táctiles (no especifica cómo), existe la opción de jugar a pantalla completa y hay dos juegos nuevos: «2048» y «Super Breakout». Para elegir un juego, hay que pulsar sobre la «T» de la parte superior de la pantalla y seleccionar el icono TeslAtari dentro de la pestaña «Bandeja de sorpresas». Cuando se está utilizando un juego, es posible volver al menú de juegos pulsando en el icono de menú ubicado en la parte superior izquierda de la pantalla.
  • Precalentamiento de la batería en ruta. Esta función permite reducir el tiempo de recarga en un Supercargador. Si este se ha establecido previamente como destino en el navegador, el vehículo precalienta la batería cuando se aproxima al lugar para garantizar la temperatura idónea en el momento de cargar. Según Tesla, esto permite reducir el tiempo de carga en un 25% de media.
  • Luces largas automáticas. Tesla introduce la función de cambio automático entre luces cortas y largas, muy extendida en la industria. Esta función se activa o desactiva pulsando en Controles > Luces > Luces largas automáticas.
  • Navegador web. Una de las funciones que ofrece la pantalla del Model 3 es la navegación por Internet. Se ha actualizado el navegador anterior a Chromium, una versión de código abierto de Google Chrome. Hasta ahora, el navegador se basaba en una plataforma denominada QT WebKit, que tiene aplicación específica en pantallas de la industria del automóvil. Una queja habitual de los usuarios de coches Tesla era la poca fiabilidad de este navegador por su funcionamiento errático y muy limitado.
  • Sistema de control de la presión de los neumáticos (TPMS). Esta función permite modificar el valor predeterminado de alama por presión baja de los neumáticos. Tesla dice que la ha introducido para adaptar la alarma a los momentos en que se circula con neumáticos de repuesto, por caminos no asfaltados o en circuitos.

Actualización 2019.8.3 da116a6 (28/03/2019)

  • Aumento de la potencia máxima. Tesla dice que ha sido de un 5% en toda la gama Model 3. Teóricamente, nuestro coche ahora tiene 369 CV (originalmente eran 351). Tan pronto como podamos, volveremos a medir las prestaciones para comprobar en qué medida el cambio ha surtido efecto.
  • Luces de freno dinámicas. Si se realiza una frenada intensa desde más de 50 km/h, las luces de freno ahora parpadean. Esta función es frecuente en la industria del automóvil. Adicionalmente, si el vehículo llega a detenerse, se encienden automáticamente las luces de emergencia, bien hasta que se reemprende la marcha, bien hasta que se apagan manualmente con el botón (que está ubicado en el techo; imagen).
  • Modo centinela. Esta función sirve para proteger el vehículo mientras está estacionado. Tiene dos modos de actuación: alerta o alarma. El primero se activa cuando las cámaras y los sensores detectan que alguien, por ejemplo, se apoya contra él. En este caso se muestra un mensaje en la pantalla táctil para anunciar que el sistema de cámaras se encuentra grabando. El segundo modo se activa cuando el sistema detecta un peligro severo, como al producirse la rotura de una ventanilla. En este caso se activa la alarma, se aumenta al máximo el brillo de la pantalla y el sistema de sonido emite música al volumen más elevado posible. El modo centinela ha de activarse manualmente cada vez que se desea utilizar. Para ello hay que pulsar en Controles > Seguridad y protección > Modo centinela.
  • Cámara del panel de instrumentos. Desde ahora es posible almacenar archivos de vídeo, de hasta 10 minutos de duración, grabados por las cámaras laterales y una de las cámaras frontales. Para iniciar la grabación hay que pulsar sobre el icono «cámara» de la pantalla táctil; para pausarla, mantener pulsado el mismo icono.
  • Modo para perro. Esta función está diseñada para que una mascota pueda permanecer cómodamente en el interior del vehículo cuando este queda estacionado. El sistema de climatización mantiene el habitáculo a la temperatura deseada y en la pantalla se muestra un mensaje para informar a los viandantes de que el animal está en buenas condiciones. Para activar el modo para perro hay que tocar el icono de ventilador cuando el coche esté estacionado, acceder a la pestaña «Mantener climatización encendida para perro» y ajustar la temperatura.

Actualización 2019.5.25 8301c3d (11/03/2019)

Esta actualización comprende pequeños arreglos y mejoras. Los cambios fueron los siguientes:

  • Plegado automático de espejos con base en la ubicación. Esta función permite configurar los retrovisores exteriores para que se plieguen automáticamente cuando el coche se aproxima a una ubicación concreta. Puede resultar útil, por ejemplo, para un usuario que tenga una plaza de aparcamiento estrecha. Sigue el mismo principio que Tesla ya utilizó en los Model S y Model X con suspensión neumática; esta se puede configurar para aumentar o reducir la distancia de la carrocería al suelo en lugares específicos. Para activar la función, cuando el coche se encuentre en la ubicación deseada se ha de acceder a Controles > Controles rápidos > Plegar > Plegar siempre en esta ubicación.
  • Soporte de idioma nuevo. Desde este momento, se pueden elegir el italiano y el alemán como idiomas del sistema. El cambio incluye la posibilidad de usar comandos por voz. Al menú de idiomas se accede pulsando en Controles > Mostrar > Idioma.