Comparativa
Yamaha TMAX 530 ABS &
SYM Maxsym 600i ABS

¿DESEQUILIBRIO?

Tal vez muchos de vosotros podáis pensar que enfrentar al líder absoluto de la categoría, el venerado TMAX, con el modesto SYM Maxsym 600 sea una contienda desigual. Pero, como voy a explicaros y tratar de demostrar a continuación, este lance tiene mucho más sentido del que parece.

> Ficha técnica SYM Maxsym 600i ABS

Es cierto que Yamaha renovó su TMAX lanzando el 530 con mucha sabiduría para seguir manteniendo la hegemonía en un segmento que hasta ahora ha dominado con mano de hierro. También es verdad que en estos últimos años y casi desde su aparición en el 2001 el TMAX no ha tenido rival y se ha ganado su privilegiada posición con todo merecimiento. Para los que no estéis muy “puestos”, voy a daros algunas cifras para que os hagáis una idea del “fenómeno TMAX”:

Desde su aparición, Yamaha ha vendido más de 230.000 unidades en todo el mundo y la mayor parte de esas ventas se han producido en Europa. España es sin duda un país de referencia, donde hemos matriculado en torno a las 21.000 unidades, una cifra solo superada por Italia. El año pasado, dentro de la lenta y progresiva recuperación de la crisis que llevamos años padeciendo, se vendieron 2.325 unidades; el doble que el resto de sus competidores juntos. De su antagonista de hoy, la SYM Maxsym 600i, se matricularon 286 unidades en el mismo periodo. Por tanto, podemos considerar al TMAX como un fenómeno social, un signo de distinción y el sueño de casi todos los propietarios de un scooter, sea de la marca que sea y tenga la cilindrada que tenga, su ilusión es algún día poder ser dueño de un TMAX.

Comparativa Yamaha TMAX 50 ABA & SYM Maxsym 600i ABS

Dicho esto, parece que nada ni nadie puede tener opción frente al “todopoderoso” Yamaha, pero como ya dije el día de su presentación, el Maxsym 600i ABS me parece una opción “maxi-interesante”. Este scooter de 600 presenta una agradable calidad de ejecución, una tecnología que apuesta por la robustez y sencillez, pero que al mismo tiempo proporciona unas prestaciones interesantes. Además, viene cargado de buenos detalles para hacer lo más cómoda y agradable posible la vida a bordo de conductor y pasajero.

 

EMPECEMOS CON LAS COMPARACIONES

Físicamente son muy diferentes. El TMAX es más estilizado y sus medidas externas también son más recortadas. El Maxsym es más largo (2.270 mm frente a 2.200 mm), más ancho (825 mm frente a 775 mm) y más pesado (238 kg frente a 222 kg). Sin embargo, es un poquito mas corto entre ejes (1.560 mm frente a 1.580 mm) y el asiento esta sensiblemente más cerca del suelo (770 mm frente a 800 mm).

Técnicamente también hay diferencias. Al TMAX lo impulsa un motor bicilíndrico paralelo de 530 cc, que rinde 46 CV a 6.750 rpm; y el del SYM es un monocilíndrico de 565 cc, que desarrolla 45 CV a 7.000 rpm. También en par motor el Yamaha tiene una ligera ventaja: 52,3 Nm a 5.250 rpm contra 47 Nm a 6.500 rpm.

La parte ciclo en el Yamaha lo conforma un espectacular bastidor monocasco de aluminio y en el SYM, un clásico tubular de acero con el motor oficiando de basculante como en un scooter tradicional. En las suspensiones las dos llevan una horquilla telescópica delantera anclada con doble tija a la dirección, pero en el Yamaha es invertida y de mayor calidad. La suspensión trasera en el japonés es un monoamortiguador anclado a un robusto basculante de aluminio, mientras que el taiwanés se conforma con dos amortiguadores que unen el carter-motor al chasis. Las dos llevan doble disco en la rueda delantera y uno trasero con sistemas ABS de última generación, las medidas de los neumáticos también coinciden, exceptuando la llanta trasera de 14 pulgadas en el SYM en lugar de las 15 pulgadas de su rival. Las dos equipan prácticos frenos de estacionamiento adicional.

Comparativa Yamaha TMAX 530 ABS & SYM Maxsym 600i ABS

De todas formas, si quieres saber muchas mas cosas sobre sus diferencias técnicas, te remito a nuestra completísima tabla de fichas técnicas (Yamaha TMAX 530 - SYM Maxsym 600i ABS), donde encontrarás todas y cada una de sus peculiaridades.

Si hablamos de calidad general y detalles de terminación, la Yamaha es claramente superior, sus plásticos, sus texturas, su ensamblaje, todo encaja perfectamente. Para mí es difícil imaginar una calidad superior. La SYM no es mala, pero no llega a la exquisitez de su rival. Sin embargo, tiene muchos detalles que se agradecen en la vida cotidiana. Por ejemplo, lleva una rejilla de calefacción en el parte central del túnel, que en invierno con la mantita puesta, se tiene que ir de “coña”; tiene tres guanteras, la central con llave incorpora dos tomas de corriente, una USB y otra de mechero de 12 voltios; la apertura del asiento se puede hacer con la llave desde el contacto o con un pulsador eléctrico en la piña izquierda; y en el hueco caben dos cascos integrales. El asiento se mantiene abierto gracias a un amortiguador hidráulico y lleva luz de cortesía con interruptor por célula fotoeléctrica. Las otras dos guanteras a ambos lados del escudo son muy prácticas para pequeños objetos: llaves, móvil, mando de garaje y cabe hasta una pequeña botella de agua. Además, ahora SYM ofrece una promoción en la que entregan de regalo un práctico baúl trasero de 48 litros de capacidad.

Comparativa Yamaha TMAX 530 ABS & SYM Maxsym 600i ABS

La TMAX no tiene tantas “cositas”; en su hueco bajo el asiento solo cabe un casco integral y dispone de una sola guantera. El detalle novedoso más importante es que viene con una llave inteligente que se lleva en el bolsillo (aunque es innecesariamente grande, del tamaño de un ratón mediano de ordenador) y todas las funciones de contacto, arranque paro, bloqueo del manillar y apertura del asiento, se realizan desde un mando central debajo del manillar.



A LOS MANDOS

Bueno, nos metemos en faena. Empezamos por la posición de conducción, que es muy diferente y en cada una de ellas refuerza su estilo y personalidad. En el Yamaha vas sentado más alto, tienes la sensación de ir más encima de la moto, la plataforma de los reposa-pies va más elevada, con lo que obliga a llevar las piernas algo flexionadas. El manillar está más bajo, las manos más cerca de las rodillas y esto obliga a ir ligeramente inclinado hacia delante; es la posición de una moto deportiva. En el SYM vas sentado más confortablemente, “dentro” de la moto, las piernas van más relajadas, la plataforma está más cerca del suelo y llegas mejor con los dos pies, el manillar va más alto y la pantalla también es más alta, protege claramente mejor que el Yamaha; es una postura mucho más turística.

Comparativa Yamaha TMAX 530 ABS & SYM Maxsym 600i ABS

En relación a su comportamiento, pensaba que conforme a los datos de la ficha técnica habría menos diferencias en prestaciones, pero el Yamaha es claramente mejor en todo. Corre más, 174 km/h reales frente a 165 km/h en las mismas condiciones, acelera con más energía desde parado (de 0 a 100 km/h lo hace en 7,8 seg y 8,3 seg el SYM) y también recupera mejor. Hemos realizado nuestras mediciones habituales en el circuito Correcaminos en Recas (Toledo), y allí el Yamaha puso claramente de manifiesto su superioridad dinámica. En las prueba de agilidad, pasando los diez conos separados 5 metros cada uno en recorrido de ida y vuelta con un giro de 360º la cosa anduvo bastante equilibrada. El menor peso del Yamaha se compensa con un manillar más alto y una mejor postura de conducción para esta prueba del SYM. La diferencia a favor del TMAX fue solo de unas centésimas (23,33 seg contra 23,52 seg). En las pruebas de frenada el resultado fue muy similar, deteniéndose los dos de manera segura y eficaz, por lo que podemos dar un empate en este apartado. Sus consumos también son parecidos, como media, en una utilización mas bien alegre por carretera y ciudad, el SYM ha gastado 4,6 l/100 km y 4,8 l/100km el Yamaha.

Exprimiendo sus prestaciones a fondo, en una serie de vueltas rápidas al circuito de Recas, es donde la diferencia resultó más abultada. Con un tiempo de 1.22.34, el Yamaha se impone claramente al SYM, que no pudo bajar de 1.26.70 (casi cuatro segundos y medio más que su rival). Una aceleración y recuperación más enérgica, mayor precisión en las trazadas, suspensiones más eficaces con las que te sientes más seguro en los virajes, y el que tarde más en tocar los bajos en el asfalto, son bazas que juegan a favor del Yamaha. En carreteras viradas de montaña, a igualdad de conductores, el Maxsym se esfuerza y el TMAX se va fumando un puro, y si aprietas a este último, entonces el SYM no le ve el pelo. En cambio, en autovía y autopista, aunque el TMAX tiene más finura de rodadura, el Maxsym mantiene el tipo y, a velocidades legales y superiores, vas más cómodo de postura y protege mejor.

Comparativa Yamaha TMAX 530 ABS & SYM Maxsym 600i ABS



¿CUANTO CUESTA CALCULAR EL SEGURO DE ESTOS SCOOTERS?

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar la Yamaha TMAX 530 ABS o la SYM Maxsym 600i ABS, en la fecha en que se ha realizado esta comparativa. Para ello, hemos tomado como perfil de referencia el de un varón de 36 años, casado, con 16 años de antigüedad de carné, que vive en Getafe, que guarda la moto en un garaje privado y recorre hasta 6.500 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más bajo para un seguro a terceros ampliados es Génesis, con 239 € al año para el TMAX, y 227 € para el Maxsym. Esta póliza, además, obtiene una nota de 7.81 puntos sobre 10 con el sistema de puntuación de Arpem en lo que a calidad se refiere. En el caso de optar por un seguro a terceros sin coberturas, MAPFRE (calidad de la póliza de 5 puntos) da un precio anual de 135 € para el SYM. Para el TMAX, sin embargo, el mejor precio a terceros lo da Nuez, con 97 € y una puntuación de 3.23 en calidad.



CONCLUSIONES

Está claro y todos sabíamos antes de comenzar la prueba que el Yamaha TMAX no es el líder dictatorial de su segmento por casualidad y que en términos absolutos, sería con seguridad el ganador de esta contienda. Pero hay un aspecto de vital importancia que ha sido el principal motivador de esta... “desigual prueba”, y es el precio de adquisición. Y ahí el SYM gana por goleada. 11.499 euros contra 6.799 euros, la taiwanesa cuesta el 59% de lo que hay que pagar por la japonesa y eso es una diferencia abismal.

Comparativa Yamaha TMAX 530 ABS & SYM Maxsym 600i ABS

Para dictar un veredicto, afirmo sin rodeos que el Yamaha TMAX 530 es mejor moto. Si tú eres de esos que aprecias la calidad, que quieres lo mejor, lo más refinado, tienes el capricho y te lo puedes permitir, no lo dudes, cómprate el Yamaha TMAX. No te va a decepcionar y te hará esbozar una amplia sonrisa de satisfacción cada vez que lo utilices. Pero si lo que quieres es un scooter grande que te sirva para todo, para usarlo a diario durante todo el año, con buena capacidad de carga, salpicado de detalles útiles, cumplidor, moderado en todos sus aspectos, que ofrece mucho a cambio de poco y con una relación calidad-precio-prestaciones inmejorable, tampoco lo dudes, no hay nada en el mercado parecido al Maxsim 600i ABS. Cada mañana que salgas a hacer recados, al trabajo o a cualquier parte, sentirás la felicidad de saber que has hecho una gran compra.

Equipamiento probador:
Casco: Shark
Botas: Dainese
Guantes: Rainers
Chaqueta: TucanoUrbano 
Pantalón: Dainese



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Paloma Soria
Octubre 2016

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar