Prueba VOLKSWAGEN POLO R WRC
2.0 TSI 220 Cv 3p

POLO R WRC, DE CARRERAS POR LAS CALLES

El Polo ha sido y es un modelo triunfador en las ventas durante años. Volkswagen estaba buscando convertirlo en el coche campeón del Mundo de Rallies por lo que se vio obligado a fabricar 2.500 unidades para poder cumplir los requisitos de homologación que la FIA le exigía. El Polo más potente del mercado es un coche muy serio, a pesar de no tener tracción integral ni 300 caballos como el coche que participa en el Mundial, si que requiere de ciertas dotes para poder extraer todo el potencial que le aporta el motor 2.0 de 220 caballos del Volkswagen Golf GTI

  

CUMPLIENDO LA NORMATIVA

Todos los modelos que participan en el Mundial de Rallies deben cumplir esta norma, de acuerdo a los reglamentos que la FIA impone a sus participantes, 2.500 unidades de Polo WRC han salido de la planta que Volkswagen tiene en Pamplona, de las que cerca de medio centenar han llegado a nuestro país.

Presentado al público en 2012 en una concentración anual que el Grupo Volkswagen organiza en Austria, esta edición limitada tiene algunos detalles estéticos diferenciadores del resto, como por ejemplo las enormes y bellas llantas de 18 pulgadas “Cagliari” calzadas Volkswagen Polo R WRCcon neumáticos de 215/35, paragolpes delantero retocado con tomas de aire más grandes, alerón trasero más grande en color negro y dos salidas de escape cromadas y a la vista en la parte trasera. Todos los Polo WRC tienen un solo acabado y un solo color, que es blanco, con unos vinilos azules y grises de inspiración rally en capó y laterales. Además de logotipos WRC oficiales en los laterales y trasera cuenta con una numeración colocada de forma discreta en la parte superior del alerón trasero. Los retrovisores llevan una carcasa en negro y las pinzas de freno vienen pintadas en azul, todo ello ofrece un conjunto que si bien se diferencia de cualquier Polo de calle, tampoco hace que se vuelvan las cabezas de los transeúntes, al menos de la mayoría ya que de vez en cuando algún que otro aficionado al motor si lo reconoce al instante. En general los retoques en la carrocería son sutiles si se comparan con el coche del Mundial o con un Polo convencional lo que agradecerán los que gustan pasar desapercibidos.



MODELOS Y VERSIONES

Como comentábamos al principio no hay opciones ni otros colores o número de puertas que elegir.Volkswagen Polo R WRC Esto que en principio puede parecer algo malo se convierte en toda una virtud ya que el pequeño Polo viene realmente bien equipado. Desde los asientos de Alcántara hasta el navegador táctil, asientos calefactados, sensor de parking trasero o los faros bi-xenon, pocos elementos habría que añadir para mejorar su equipamiento. El precio único de esta unidad es de 34.860 euros. 

Este modelo cuenta además con detalles únicos y exclusivos como un capó fabricado con dos piezas de acero y una capa de polímero entre ellas. Este sistema es el mismo que se utiliza en el coche de competición y logra reducir el peso de esta pieza en casi 2 kilos (1,9) sobre un total de 7 kilos.



INTERIORES

También discretos sin dejar de lado la sensación deportiva pero muy eficientes y de alta calidad. Los asientos delanteros son muy envolventes y muy mullidos pero nada incómodos, van recubiertos de Alcántara gris con costuras azules, el mismo material que se utiliza para su volante multifunción. Es una buena Volkswagen Polo R WRCcombinación entre un interior deportivo pero con grandes dosis de lujo. En muchas partes del interior encontramos el logo WRC como por ejemplo bordado en los asientos y en una inserción en el brazo vertical del volante deportivo. Cualquier coche con inspiración deportiva que se precie debe llevar pedales metálicos y el Polo WRC monta un pedalier de aluminio. 

El cuadro de mandos sigue la línea de diseño R-Line con agujas de color azul y el guarnecido del techo adopta un elegante color negro. Cuenta con detalles prácticos de almacenaje como los cajones de debajo de los asientos delanteros así como un cómodo reposabrazos central situado entre los dos asientos delanteros. Aunque los interiores no resultan tan espectaculares como uno espera de un modelo fabricado para ser homologado en rally, es porque salvo por sus prestaciones salvajes, no se aleja demasiado de los cánones de confort y calidad de los mejores acabados habituales en esta marca.



EN CARRETERA

Al girar la llave de contacto se pone en marcha el motor de dos litros e inyección directa y turboVolkswagen Polo R WRC del la anterior generación de Golf GTI. Un sonido bronco pero contenido sale por los escapes y anticipa lo que viene a continuación. Con una velocidad máxima de 243 kilómetros/hora y una aceleración de 0 a 100 kilómetros/hora de solo 6,4 segundos es fácil suponer el tipo de vehículo que estamos a punto de probar. Al insertar la primera velocidad de las seis disponibles, no se ofrece con DSG, y comenzar a moverse ya se nota el empuje que tiene el motor desde pocas revoluciones. Con cierta tosquedad en el arranque y un sonido racing que disfrutan más los peatones, comenzamos poco a poco a saborear este pequeño juguete. Además de superar en 40 caballos al Polo GTI también ofrece 100 Nm más de par (350 Nm en total de 2.500-4.000 rpm.) y eso se nota en cuanto empezamos a hundir más el pie derecho en el acelerador. A medida que sube de vueltas el instinto aconseja sujetar más fuerte el volante, no pierde tracción pero si parece querer salir disparado hacia todas direcciones. 

Está claro que este coche es puro rendimiento, además de un motor más potente también se han mejorado la cajaVolkswagen Polo R WRC de cambios, la suspensión más firme, los frenos más grandes y unas enormes llantas de 18 pulgadas. Pero incluso con todo ello preparado para soportar semejante caballería, el Polo WRC abruma y pone en apuros a los neumáticos delanteros. Durante las tres primeras marchas exprimidas al máximo entra en acción regularmente el sistema ESP que lucha para mantener atados a toda la caballería del cuatro cilindros con turbocompresor. En suelo mojado la luz amarilla destellante del ESP parece estar casi siempre encendida, es un coche que exige mucha atención y concentración y casi resulta imposible agotar las enormes reservas de potencia que tiene el WRC. Por otra parte esa exigencia en la conducción desaparece al instante si los ritmos de marcha son más relajados, el Polo es deportivo de suspensión pero no por ello resulta incómodo. Al menos no tan incómodo como sugieren sus pretensiones deportivas y el hecho de tener detalles racing no quiere decir que se trate de un coche radical, aunque en un viaje largo si la carretera está muy bacheada, puede llegar a ser incómodo.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

El Polo WRC no tiene un consumo reducido. En conducción deportiva extrema y debido a un depósito de combustible no demasiado grande, la autonomía podría no llegar ni a 400 kilómetros. En autovía a velocidades legales el consumo obtenido ha sido de 7,2 litros/100 kilómetros. En ciudad con atasco frecuente siempre supera los 10 litros/100 kilómetros.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL VW POLO R WRC?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Volkswagen Polo 2.0 TSI 220 Cv R WRC 3p, hemos tomado como referencia un hombre de 45 años casado, con 20 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, guarda el coche en garaje privado y recorre hasta 10.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo, es Qualitas Auto con un precio de 671 € y con una calidad en la póliza de 7.16.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Es un proyecto muy interesante el Polo WRC. Hay muchas cosas que me han encandilado, sobre todo el estilo cuidado, un rendimiento impresionante y un equipamiento de serie bastante completo. Posiblemente un sistema de tracción integral hubiera resultado perjudicial para el rendimiento del WRC, ya pesa 130 kilos más que el Polo GTI. Volkswagen ha intentado transferir, a través de un diferencial XDS, todo este poder a través de solamente las ruedas delanteras.

Los únicos rivales en el mercado semejantes a este modelo son el Mini John Cooper Works de 211 caballos y el Opel Corsa OPC que tiene la misma Volkswagen Polo R WRCpotencia, por otra parte tenemos el Renault Clio Sport EDC y el Peugeot 208 3p GTI, ambos con 200 caballos. Cifras oficiales a parte el modelo más “salvaje” de los tres es el Polo, por sensaciones, tacto de conducción y suspensión queda un paso por delante en efectividad pura. Sin ser incómodo el Polo WRC resulta menos confortable que los otros modelos y en cuanto al precio queda claro que la exclusividad tiene un coste. Salvo el Audi S1 2.0 TFSI de 231 caballos, el Volkswagen Polo WRC es el más caro de todos ellos por bastante diferencia. Y es que además de la exclusividad que le aporta su mayor precio, el hecho de ser una serie realmente limitada a tan pocas unidades hará que la ley de la oferta y la demanda funcione para agotar las existencias de Polo WRC, probablemente antes de que esté publicada esta prueba. En cualquier caso a los que no hayan llegado a tiempo para comprar estas unidades decirles que ya está rodando un nuevo Polo R que con 250 caballos y tracción integral quitará el reinado de Polo más potente al actual. Al ser tracción integral ya no sufrirá para transferir tanta potencia al suelo y es seguro que también tendrá el “honor” de ser el Volkswagen Polo más caro de la historia.

Además tras la victoria en 2013 Volkswagen quiere subir el listón más todavía y asegurarse el triunfo en el Mundial para los próximos años.



A favor

- Prestaciones (el motor 2.0 tiene unas prestaciones brillantes, dentro de un Polo resultan más sobresalientes)

- Acabados (rezuma calidad y buenos acabados, el hecho de ser deportivo y de tamaño contenido no hace que rebaje el listón)

- Discreción (salvo por los vinilos de color azul y gris, no llama apenas la atención, algo que agradecerán los que prefieren pasar desapercibidos)

- Sensaciones (sin ser radical logra transmitir cierta sensación de coche de carreras, tanto por el sonido como por el empuje y el tacto general, es un coche que encantará a los entusiastas de las sensaciones fuertes)

En contra

- Precio (es demasiado dinero para tratarse de un Polo, sobre todo si se tiene en cuenta que el Golf GTI es más grande y cuesta unos cuantos miles de euros menos)

- Dirección (aunque es comunicativa cuando se acelera a fondo decepciona un poco por la dificultad de transferir toda esa potencia a la carretera)

- Confort (sin llegar a ser radical por la suspensión si que resulta algo tosco cuando la carretera está más bacheada)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Mayo 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar