Prueba VOLKSWAGEN PASSAT
2.0 TDI 150 cv DSG Sport

REVOLUCIONANDO LA EVOLUCIÓN

Evolución sin revolución, pero menuda evolución. El nuevo Passat vuelve a dar un paso adelante en calidad, comportamiento y equipamientos, reafirmándose como una de las mejores berlinas medias del mercado. Tanto es así que hasta se puede afirmar que en muchos aspectos puede rivalizar con las berlinas de la categoría Premium

  

PREMIADO Y CON NUEVAS CUALIDADES

El nuevo Passat inicia su andadura comercial estrenando, y presumiendo, de título: ha ganado el premio más prestigioso de cuantos recibe un coche en Europa, el “Car of de Year 2015”. Una óptima tarjeta de presentación para un coche de líneas continuistas con relación a su predecesor pero que en sus entrañas atesora muchas cualidades “nuevas”.

Realizado sobre la plataforma MQB que estreno el Golf actual y sobre la que el Grupo Volkswagen está haciendo o va a hacer 40 modelos de marcas y tamaños muy distintos, el nuevo Passat no crece a lo largo (es 2 mm más corto que el anterior) y si a lo ancho (12 mm) y también es más bajo (14 mm). Si a esto le sumamos un voladizo delantero muy reducido, unos pasos de rueda abombados, y una parrilla delantera de líneas completamente horizontales que le hacen parecer aun más bajo y ancho; el resultado global es realmente afortunado.



HABITÁCULO: CALIDAD, CONFORT Y FUNCIONALIDAD

En el habitáculo todo es nuevo pero desprende aroma a conocido. Es la consecuencia de una distribución de mandos perfecta, donde todo está colocado donde esperamos encontrarlo. Y hasta los menús de las múltiples configuraciones que se pueden regular en la pantalla central y en la instrumentación resultan intuitivos.

Volkswagen Passat

En este entorno merece ser destacada la nueva instrumentación opcional “Digital Cockpit” (de serie en campaña de lanzamiento). Está realizada como si fuera una pantalla de ordenador (pantalla TFT de 12,3 pulgadas) y ofrece tanta información como posibilidades de personalización. Entre ellas, la de poder ver el navegador entre los “relojes” (virtuales) del velocímetro y del cuentarrevoluciones.

En el diseño no hay nada novedoso, aunque resultan curiosas las líneas horizontales de la parte alta del salpicadero donde se han integrado las bocas de aire de la climatización. Y los acabados son realmente buenos, con ajustes y materiales de una calidad estupenda, mandos de tactos refinados, sitios para dejar cosas, y con una sensación de calidad y solidez que solo se encuentra en los vehículos de la categoría Premium.



HABITABILIDAD EXTRAORDINARIA PARA 4+1

El nuevo Passat mejora la habitabilidad de su antecesor y en particular el espacio para las piernas en las plazas traseras resulta espectacular. Hasta el punto de colocarse como el mejor de la categoría. A lo ancho también es espacioso, pero la plaza central es menos cómoda por culpa de un mullido un poco más firme que el de los laterales y sobre todo por el voluminoso túnel longitudinal que dificulta la colocación de las piernas.

En las plazas delanteras tampoco hay problemas de espacio y el puesto de conducción resulta ejemplar. Tiene regulaciones muy amplias adecuadas para cualquier talla, mandos fáciles de manejar y buena visibilidad (las cámaras opcionales con multitud de posibles vistas del coche y su entorno, incluso con visión cenital, son espectaculares). Y hasta han pensado en un parasol “extensible” que evita la entrada de los rayos solares por las ventanas laterales. Además los asientos, todos, son cómodos y la insonorización está muy cuidada, por lo que el confort brilla a alto nivel.



MALETERO ENORME

El maletero sigue la senda del habitáculo y es enorme. Declara una capacidad oficial de 586 litros por lo que se coloca como el segundo más capaz de la categoría. Solo el Skoda Octavia (realizado sobre la misma plataforma MQB del Passat) le supera en 4 litros. Un mérito enorme considerando además que bajo la moqueta hay una rueda de repuesto de verdad y una cantidad significativa de Poliespan de relleno para conseguir un suelo completamente plano.

Volkswagen Passat

Por supuesto los respaldos traseros se pueden abatir en dos partes asimétricas 60/40, operación muy fácil de realizar porque hay previstos al efecto dos tiradores en el maletero, y abatiendo el descansabrazos central queda un hueco de comunicación con el habitáculo para poder transportar objetos largos (unos esquís por ejemplo).

La única pega que le podemos poner es que se han “olvidado” de recubrir de moqueta la parte alta del maletero. Algo habitual en casi todos los coches pero que llama la atención en uno con una terminación tan cuidada como este. En contrapartida la tapa puede tener opcionalmente accionamiento eléctrico.



POTENCIA Y PROGRESIVIDAD SIN CARÁCTER

Mecánicamente el motor turbodiésel 2.0 litros TDI que probamos esta con sus 150 cv en el epicentro de la gama. Por debajo hay un 1.6 litros de 120 cv y por encima un 2.0 litros biturbo de 240 cv asociado a un sistema de tracción 4x4. Aunque en un futuro próximo se espera la comercialización de una nueva motorización del mismo propulsor que probamos pero con 190 cv.

El motor que nos ocupa pertenece a la nueva familia de motores Volkswagen. Y aunque la denominación 2.0 TDI se mantiene, en realidad son propulsores completamente nuevos. De hecho incorpora un novedoso Intercooler (Radiador de refrigeración del aire de admisión) que utiliza el agua del motor para la función refrigerante en lugar del aire como sucede en la práctica totalidad de coches del mercado. De este modo el rendimiento es más homogéneo y menos dependiente de factores climatológicos (El calor es un hándicap y las temperaturas suaves benefician).

En el plano funcional lo más llamativo del propulsor es la gran progresividad y homogeneidad de funcionamiento que tiene durante un rango muy amplio de revoluciones. Lo corrobora el hecho de declarar la cifra de potencia máxima como disponible ya a 3.500 revoluciones y sosteniéndola hasta las 4.000. También permite “estirar” hasta las 5.000 vueltas pero pasar de 4.500 no aporta el menor beneficio. Por debajo, empuja apenas pasadas las 1.600 rpm con un efecto turbo muy poco perceptible sacrificado en aras de la comentada progresividad.

Volkswagen Passat

En conjunto estamos ante una mecánica muy agradable de usar, silenciosa y que responde con fuerza. En cambio podemos achacarle una cierta falta de carácter. Una particularidad que se escenifica en la respuesta que ofrece a los cambios de posición del pedal del acelerador, donde falta algo de inmediatez. Una respuesta que podemos regular con el Driving Profile Selection, en tres posiciones: Eco, Normal y Sport; pero ni siquiera en esta última saca el carácter que uno espera de un motor con este nivel de potencia.



CAMBIO DSG ÓPTIMO EN AUTOMÁTICO

La versión que probamos monta el cambio de dos embragues DSG de 6 velocidades que funciona a la perfección en modo automático y que también podemos manejar manualmente de modo secuencial con la palanca o bien mediante levas situadas detrás del volante. Esta función manual resulta menos gratificante y no porque no sea rápida, que lo es, si no porque “desobedece” cambiando a la marcha superior cuando se alcanza el tope de revoluciones, o reduciendo por su cuenta cuando se acelera a tope.

El resultado del conjunto es muy bueno, tanto por la suavidad de uso como por la facilidad de manejo. Y solo los “tifosis” del uso manual le podrán poner pegas por lo ya comentado. Para estos hay disponible una versión con cambio manual menos cómoda pero que corre un poco más, gasta un poco menos y permite ahorrarse 2.480 € en la factura de compra.



PRESTACIONES CORRECTAS Y CONSUMOS AJUSTADOS

Este Passat tiene unas prestaciones correctas para la cifra de caballos que anuncia y se siente suficientemente ágil en los cambios de ritmo. De hecho sólo emplea 8,7 segundos en alcanzar los 100 km/h desde parado. También recupera bien pese a unos desarrollos del cambio largos destinados a economizar cuando se viaja a velocidades sostenidas. En carreteras de montaña donde las zonas de adelantamiento son más cortas, bastará con prestar algo más de atención al cambio y eventualmente preparar la maniobra reduciendo manualmente.

Volkswagen Passat

Las bondades del motor, las mejoras aerodinámicas (todos los bajos de la carrocería, excepto la zona por donde discurre el escape, están carenados) y los desarrollos del cambio, posibilitan unos consumos muy ajustados. Tanto es así, que se puede bajar de los 6 litros circulando por carreteras despejadas y con el programa Eco activado, donde el cambio conecta la función “a vela” (lo pone en punto muerto) en cuanto dejamos de acelerar y tampoco estamos frenando.

En cualquier caso, lo normal será mantenerse entre los 6 y los 7 litros incluso circulando con una cierta agilidad. Unas cifras que también serán habituales en ciudad donde el sistema Stop/Start, muy efectivo, ayuda notablemente. Si la carretera es de montaña y la abordamos a ritmo ágil puede llegar a los 8 litros, una cifra muy baja para el tipo de coche que es y que saca a relucir otra virtud: el consumo no se dispara en utilización exigente.



CHASIS SOBERBIO, ESTABILIDAD IMPRESIONANTE

La comentada plataforma/chasis MQB ha dado muestras en otros modelos de sus bondades (Golf, SEAT Leon, Skoda Octavia) en términos de comportamiento. Y en el Passat vuelve a mostrar todas sus virtudes. Más aún cuando en el eje trasero monta exclusivamente la suspensión multibrazo en lugar del eje semirrígido empleado en las versiones más económicas de los modelos mencionados.

Además el acabado Sport que probamos trae, en fase de lanzamiento, un equipo de neumáticos/llantas 235/45R18 muy generoso, en lugar del que a la postre será de serie, 215/55R17. Todo sumado genera una estabilidad sensacional independientemente de si circulamos por autopista o por una carretera de montaña con el asfalto muy deteriorado. Porque la carrocería se siente perfectamente sujeta (mérito de una amortiguación impecable) y con balanceos mínimos en las curvas que prácticamente pasan desapercibidos para el conductor. De este modo se minimizan las inercias, y la sensación de aplomo que transmite es absoluta. Incluso si en un apoyo lateral fuerte y a cierta velocidad topamos con un badén o cualquier otra irregularidad, este Passat mantiene inalterada la trayectoria. Conjuga así, y de manera impecable, dos capítulos que suelen ser antagónicos, el del confort con la efectividad. Muy fácil de conducir, pero también capaz de satisfacer al más deportivo de los conductores, algo a lo que también ayuda las posibilidades de personalización que ofrece (firmeza de amortiguación, asistencia de la dirección, respuesta del acelerador, etc.) realmente brillante.

Volkswagen Passat

Además las ayudas electrónicas, cuando tienen que actuar, lo hacen de un modo sutil pero muy eficaz, la dirección, pese a tener asistencia eléctrica, es precisa y los frenos cumplen sobradamente por potencia de deceleración, tacto y resistencia al uso intensivo.



MUCHOS EQUIPAMIENTOS PARA AUMENTAR LA SEGURIDAD

Otro apartado destacable en el nuevo Passat es la cantidad de equipamientos novedosos que tiene a disposición. Algunos son de serie y otros opcionales, pero todos contribuyen a elevar el listón de la seguridad.

Incluidos en la dotación de serie tiene: detector de fatiga (alerta al conductor cuando da muestras de estar cansado o se encuentra indispuesto, incluso llegando a la detención total); sistema proactivo de seguridad de los ocupantes Pre-Crash (tensa los cinturones y cierra ventanas y techo cuando detecta una situación de pre-colisión); unidad de frenado de emergencia anti-colisiones múltiples (detiene el coche tras una primera colisión para evitar una posterior); o el asistente de velocidad de crucero ACC (regula mediante un radar la distancia con el vehículo que nos precede) que incluye el Front Assist (detiene el coche completamente si detecta un choque inminente y circulamos por debajo de 30 Km/h). También en fase de lanzamiento esta versión Sport cuenta con faros de tecnología Led (Hay varios niveles hasta con cambio automático de luces corta/larga, regulación dinámica de alcance y con giro para las curvas, etc.)

Opcionalmente también se tiene acceso a otras dotaciones. Varios ejemplos: asistente de cambio involuntario de carril Lane Assist (“empuja” la dirección para mantener el coche en el carril fijado), reconocimiento de señales (las reproduce en la instrumentación), aviso de presencia de un vehículo en el ángulo muerto, o el curioso Park Assist (aparca el coche en batería o en línea sin que tengamos que accionar el volante).



RIVALES

En su calidad de berlina, el Passat encuentra infinidad de rivales de marcas muy variopintas. Y prácticamente todos tienen, como nuestro protagonista, posibilidad de montar cambio automático.

Volkswagen Passat

Citando solo a los que tienen ese tipo de transmisión y en orden creciente de precios encontramos a los siguientes modelos: Skoda Octavia 2.0 TDI (150 cv y 25.190 €), Toyota Avensis 150D (150 cv), Mazda6 2.2 150D (150 cv), Hyundai i40 1.7CRDi (136 cv), Ford Mondeo 2.0 TDCi (150cv), Citroën C5 HDI (160 cv), Renault Laguna dCi (173 cv), Skoda Octavia RS 2.0 TDI (184 cv), Honda Accord 2.2 i-DTEC (150 cv), Kia Optima 1.7 CRDi (136 cv), Opel Insignia 2.0 CDTI (163 cv) y Peugeot 508 2.0 HDI (180 cv).

El Passat con acabado Advance cuesta ya 33.665 € y es más caro que cualquiera de los modelos anteriores. Y con el acabado Sport que probamos, la factura asciende hasta los 35.175 €.

Entre medias de los dos acabados del Volkswagen se sitúa el Volvo S60 D3 (136 cv), y ya más caros solo aparecen los vehículos de la categoría Premium: BMW 318d (143 cv), Audi A4 2.0 TDI (150 cv) y Mercedes CLA 200 CDI (136 cv y 36.361 €), aunque este último deriva de un compacto y es mucho menos capaz.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL VW PASSAT?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Volkswagen Passat Sport 2.0 TDI BMT 150 CV DSG6, tomando como referencia un hombre de 45 años casado, con 20 de antigüedad de carné, que vive en Zamora, deja el coche en la calle y recorre hasta 18.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo, es Verti Seguros con un precio de 498 € y con una calidad en la póliza de 7.88.



CONCLUSIONES

Si analizamos el capítulo de rivales es fácil deducir que el Passat no es un coche barato. Es más, podríamos decir que es un coche caro porque solo los vehículos reconocidos como de la categoría Premium están por encima en precio. Sin embargo por acabados y presentación interior, por calidad de construcción y equipamientos, o por su intachable comportamiento dinámico, en nada tiene que envidiarles. Así las cosas, podríamos considerar que es el más barato de la categoría Premium donde por méritos propios también podríamos llegar a encuadrarlo. Es un cochazo.

Volkswagen Passat



A favor

- Comportamiento dinámico (Seguro, fácil de conducir, eficaz, difícil pensar en pedirle más)

- Acabados, presentación y calidad de construcción (Un nivel de perfección semejante solo se encuentra en vehículos de la categoría Premium)

- Consumos (Muy moderados teniendo en cuenta su nivel de prestaciones y la capacidad de carga que ostenta)

- Precio (si lo comparamos con los rivales del segmento Premium es el menos caro)

En contra

- Precio (Si lo comparamos con los rivales de marcas generalistas es el más caro)

- Motor sin carácter (potente y agradable pero demasiado lineal en la respuesta. Las normas anticontaminación Euro 6 tienen parte de la culpa)

- Cambio en uso manual (Tiene vocación de automático y lo demuestra con “desobediencias” que, aunque muy comunes, son desagradables para los conductores que aman la utilización “manual”)

Prueba y Redacción: Luís Villamil
Fotos: Alex Blanco
Marzo 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar