Prueba VOLKSWAGEN GOLF SPORTSVAN
1.6 TDCi BMT 110 CV Advance DSG

RELEVO ESPERADO

Práctico y económico de utilizar, el Volkswagen Golf Sportsvan es más grande que el Golf en el que está basado y que el modelo al que sustituye, el antiguo y longevo Volkswagen Golf Plus. Es un monovolumen de cinco plazas tan competente que merece ser tenido en cuenta por cualquier usuario que necesite un coche familiar de alta capacidad interior y tamaño contenido en el exterior

  

OTRA VARIANTE

Para aquellos que necesiten un Volkswagen Golf más práctico pero no quieran decidirse por el Golf Variant, Volkswagen ha lanzado este sustituto del Golf Plus. El por qué del cambio de nombre no queda muy claro ya que Sportsvan ni se refiere a un deportivo ni tampoco es una furgoneta, aunque si resulta suficientemente espacioso y práctico para una familia de cinco miembros. Apareció por vez primera al público en el Salón de Frankfurt de 2013 y ha sido a principios de este año 2014 cuando ha entrado en producción. Por su tamaño se enfrenta a la competencia con modelos como el Citroën C4 Picasso, Mercedes Benz Clase B o el recién llegado BMW Serie 2 Active Tourer.

El Sportsvan se posiciona en el segmento de los monovolúmenes compactos, con capacidad únicamente para cinco pasajeros. Aunque en su frontal nos recuerde al Golf, el Sportsvan no tiene los ángulos y curvas ceñidas ni los bordes afilados del exitoso compacto. Sustituye al Golf Plus que estuvo a la venta nada menos que durante diez años. Es el más pequeño de todos sus contrincantes lo que le penaliza levemente en capacidad total pero está muy bien aprovechado por dentro y en ciudad se agradece su menor tamaño a la hora de buscar aparcamiento.



MODELOS Y VERSIONES

La gama mecánica del Sportsvan está conformada por cinco motores, tres de gasolina y dos diesel. En gasolina dispone de la saga de motores 1.2 y 1.4 TSI con potencias de: 110, 125 y 150 caballos. Cuenta con cajas de cambios manuales de seis velocidades o automática de doble embrague de siete velocidades en opción para los dos más potentes. Las versiones diesel, TDI 110 y TDI 150 también están disponibles en versión manual de seis velocidades o automática DSG en opción, de siete velocidades en el TDI 110 y de seis relaciones en el TDI 150. Todos los motores van equipados con start/stop y también están turboalimentados lo que garantiza buen rendimiento cuando se necesita y consumos moderados, siempre que no se abuse del pie derecho.

VOLKSWAGEN GOLF SPORTSVAN1.6 TDCi BMT 110 CV Advance DSG

Los acabados disponibles son tres: Edition, Advance y Sport. La versión de nuestra unidad de pruebas es un Advance que tiene un precio de partida de 27.310 euros en configuración TDI 110 con cambio automático DSG. A este precio hay que añadir las siguientes opciones: Park Assist, sistema de navegación, pintura azul pacífico metalizado, techo corredizo/deflector panorámico eléctrico y asistente de velocidad de crucero con asistente de frenada de emergencia, por lo que el precio final es de 31.190 euros. Existe un Volkswagen Golf Sportsvan desde 21.020 euros.



INTERIORES

Está basado en la plataforma del Golf pero es 80 mm más largo, 80 mm más ancho y en cuanto a la altura es la cota que más aumenta con 120 mm de diferencia. Por todo ello ofrece mayor espacio interior que el Golf y que el Golf Plus al que sustituye. El maletero tiene 500 litros de capacidad por 398 litros del Golf. Hay mucho espacio para las piernas en las plazas traseras así como para la cabeza. La fila trasera de asientos, además de estar divididos en 60/40/20, se puede desplazar longitudinalmente para mayor comodidad de los pasajeros o aumentar la capacidad del maletero en función de las necesidades del propietario, logrando hasta 590 litros. Con los asientos desplazados a su posición más retrasada sigue manteniendo una buena capacidad para el maletero, aunque a la hora de abatirlos para ganar el máximo de espacio la superficie conseguida no resulte totalmente plana como por ejemplo en un Citroën C4 Picasso. Para lograr que la superficie de carga, aunque no horizontal, no tenga resaltes dispone de una especie de lengüetas abatibles que cubren los huecos dejados al abatir los asientos, esto facilita las labores de carga. También dispone de un piso de maletero móvil, de esta forma, en su posición más alta no hay labio inferior de carga y no hay que levantar o bajar objetos cuando se carga el maletero. Con todos los asientos abatidos la capacidad total es de 1.520 litros, cifra que aunque elevada es inferior a la de un Ford C-Max (1.723 litros), Citroën C4 Picasso (1.851 litros) o Renault Scénic (1.870 litros).

VOLKSWAGEN GOLF SPORTSVAN1.6 TDCi BMT 110 CV Advance DSG

El túnel central no es demasiado intrusivo por lo que el pasajero de la plaza trasera central no tiene mayor problema para colocar los pies. Independientemente del acabado que se elija, el interior está muy bien construido y se percibe capaz de hacer frente a los rigores de una vida familiar ajetreada. En el interior se cuenta con bastantes espacios para dejar objetos, destacan las guanteras de las puertas delanteras, muy bien resueltas por capacidad y por su diseño idóneo para colocar botellas de agua de tamaño grande. El SportsVan comparte numerosos detalles de su interior con el Golf, entre ellas la pantalla táctil de 5,8 pulgadas en la que manejar, además del audio o el navegador, los datos de conducción facilitados por el ordenador de a bordo. El diseño del interior, compartido en su mayoría con el Golf, resulta algo austero, pero hay que reconocerle que todos los mandos están bien situados y son muy fáciles de usar. Esto no es algo que se pueda decir de sus rivales ya que por ejemplo el salpicadero central del Ford C-Max parece un sembrado de botones. El acabado Advance ofrece unos materiales de calidad agradables a la vista y al tacto y dentro de su austeridad, me ha resultado muy atractivo.



EN CARRETERA

Las sensaciones de conducción con el Sportsvan son muy parecidas a las del Golf convencional. La suspensión es bastante firme, tal vez algo más de lo deseable para un monovolumen si se elije el acabado Sport, pero el caso es que la estabilidad es muy buena y el balanceo está muy controlado.

VOLKSWAGEN GOLF SPORTSVAN1.6 TDCi BMT 110 CV Advance DSG

Por otra parte hay que tener en cuenta por qué tipo de carreteras nos movemos habitualmente ya que una suspensión tan firme puede llegar a resultar incómoda en carreteras bacheadas. Particularmente prefiero que la suspensión sea ligeramente firme a ligeramente blanda ya que la estabilidad es mayor con la segunda pero es posible que a algunos conductores les pueda llegar a resultar molesto si circulan por carreteras bacheadas, la suspensión del acabado Advance es un buen punto intermedio entre ambas opciones. En marcha se siente como un Volkswagen Golf, simplemente un poco más grande y pesado, que es lo que sucede en la realidad. En cuanto a la mecánica el 1.6 TDI de 110 caballos goza de un funcionamiento muy suave. Al estar equipado con cambio de marchas automático de doble embrague, DSG, la respuesta es excelente para una potencia tan reducida. El cambio automático saca mucho rendimiento de esta pequeña mecánica y la aprovecha completamente. Es muy agradable de conducir por su respuesta inmediata y los consumos resultan parcos en cualquier situación. En carretera el ruido del viento y tal vez el de los neumáticos se percibe desde el interior, no llega a ser molesto pero si audible. El motor solo se percibe en los momentos de aceleración ya que durante la circulación resulta silencioso. La posición de conducción más elevada y la gran visibilidad hacia todos los ángulos, sobre todo hacia atrás, hace que resulte muy fácil y cómoda su conducción en ciudad.

En opción cuenta con cámara de marcha atrás que aunque siempre ayuda en el caso del Sportsvan no es indispensable.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

El cambio DSG penaliza levemente el consumo urbano pero en carretera ha demostrado ser igual de económico que un cambio manual. A 120 kilómetros/hora hemos logrado un consumo de 5,8 litros/100 kilómetros. A 100 kilómetros/hora el consumo ha bajado hasta los 4,5 litros/100 kilómetros y en ciudad, con atascos frecuentes,  se suelen superar 6 litros/100 kilómetros. El sistema Start/Stop contribuye enormemente a reducir el gasto, su funcionamiento es correcto en la mayoría de ocasiones aunque en determinadas circunstancias se retrasa un poco al poner en marcha el motor.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL VOLKSWAGEN GOLF SPORTSVAN?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Volkswagen Golf Sportsvan 1.6 TDCi BMT 110 CV Advance DSG, tomando como referencia una mujer de 41 años casada, con 16 de antigüedad de carné, que vive en Madrid, deja el coche en un parking privado y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con una franquicia de 300 €, es Genesis con póliza VIP con un precio de 272 € y con una calidad en la póliza de 8.79.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Si se tiene una familia y se está valorando la posibilidad de comprar un monovolumen compacto hay que tener en cuenta que el modelo de Volkswagen no es de los más capaces de su segmento. El Sportsvan ha recibido algunos gadgets modernos como Google Streetview, Google Earth, avisador por cambio de carril, avisador del punto muerto, aviso por impacto frontal entre otros lo que le coloca en primera línea tecnológica respecto a sus adversarios.

VOLKSWAGEN GOLF SPORTSVAN1.6 TDCi BMT 110 CV Advance DSG

No es el mejor monovolumen compacto por espacio o precio, pero todavía sigue teniendo tantos argumentos a su favor que sigue siendo un candidato serio por motores, calidad o comportamiento en carretera. La característica más importante del nuevo Sportsvan es algo que no se puede ver, la nueva plataforma MQB sobre la que se asienta. Esta plataforma ha permitido a sus diseñadores ganar espacio en el interior sin necesidad de hacer un vehículo “cuadrado” y poco esbelto. Es un vehículo extremadamente cómodo y práctico para el día a día, se siente muy espacioso y luminoso. Su talón de Aquiles me ha parecido el precio, es problemático porque además de ser más caro que sus rivales, también es más caro que un Volkswagen Touran, modelo mucho más amplio, con posibilidad de transportar hasta siete pasajeros y con los mismos niveles de calidad y comportamiento.



A favor

- Interior versátil (además de ser bastante amplio ofrece muchas posibilidades de uso al repartir el espacio entre maletero y pasajeros según necesidades)

- Comportamiento (no llega a sentirse como un Golf, pero con una suspensión más bien firme tiene un comportamiento en carretera superior al de sus rivales)

- Cambio (el cambio automático DSG tiene un funcionamiento adictivo, cuando se utiliza durante una semana se le echa mucho de menos al volver a un cambio manual)

- Consumos (moderados en cualquier circunstancia)

- Prestaciones (son solo 110 caballos pero para una utilización normal cumple sobradamente, el cambio DSG le ayuda a extraer toda su potencia de una forma muy eficiente tanto en consumos como en aceleraciones)

En contra

- Precio (la tecnología tiene un precio y la nueva plataforma junto con los gadgets tecnológicos han dado como fruto un precio final elevado)

- Espacio (es amplio y suficiente para la mayoría de usuarios, pero sus rivales lo son más)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Noviembre 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar