Presentación Triumph Speed Twin 2019

TRUCAJE DE LUJO

Imagínate que tienes una Bonneville T120 y te parece que es un poco torpe, algo pesada y quieres que tenga más dinamismo. O tienes una Thruxton y te gusta cómo anda, pero preferirías que fuera un poco más cómoda, con una postura menos forzada. La nueva Speed Twin es la moto que necesitas.

 

Triumph desempolva un modelo legendario, diseñado por el gran Edward Turner en 1938. Dicen que fue la primera bicilíndrica twin de producción en serie, toda una revolución que cambió las sensaciones de los motoristas de la época. Hoy podemos decir que esta nueva Speed Twin reúne la potencia, par motor y prestaciones de la Thruxton R, pero con geometrías y posición de conducción más cómoda para distintos tipos de usuarios. La apuesta de Triumph es construir una verdadera “custom roadster” polivalente, ágil y dinámica.

Exteriormente sus formas son clásicas. De tamaño, se encuentra a caballo entre la Bonneville T120 y la más pequeña Street Twin. Aun así, pesa 2 kilos menos que esta última, 10 kilos menos que la Thruxton y 28 kilos menos que la Bonneville, lo que da una idea de lo compacta que es.

El nuevo bastidor, la configuración de las suspensiones, las pinzas delanteras de freno Brembo y el ABS desconectable, igual que el control de tracción, los neumáticos Pirelli Diablo Rosso 3... denotan claramente sus inclinaciones deportivas. No obstante, cumple perfectamente su papel de naked turística, con una posición de conducción natural, manillar plano y asiento largo, que acoge perfectamente a un pasajero y al mismo tiempo es sorprendentemente estrecho en su unión con el depósito de combustible (de 14,5 litros). Esto incrementa todavía más la sensación de ligereza y manejabilidad.

Triumph Speed Triple 2019

Detalles

Toda la iluminación es a base de ledes, el panel de instrumentos lo componen dos clásicas esferas con pantallas LCD integradas en cada una de ellas. Lleva toma de corriente USB y viene preparada para adaptar, como accesorio opcional, el sistema TPMS que indica en la pantalla la presión de aire de cada rueda. 

Destacaría también los espejos retrovisores en los extremos del manillar que ensanchan la moto, pero permiten ver francamente bien todo lo que pasa a nuestra espalda. Los silenciadores de escape con forma de megáfono, cortos y con la salida orientada hacia arriba, producen un sonido ronco y embriagador. La aleta delantera y guardabarros trasero son de aspecto minimalista, haciendo un guiño a los tiempos actuales. Y las tapas laterales de la carrocería tienen un diseño muy cuidado, con tomas de aire protegidas con una rejilla y unas placas muy chulas realizadas en aluminio pulido con el nombre del modelo grabado. Además, Triumph ha desarrollado más de 80 accesorios exclusivos para personalizar este modelo y mejorar su estilo, seguridad y practicidad.

Triumph Speed Triple 2019

Mecánica contrastada

Utiliza el motor que denominan “High Power”, un bicilíndrico paralelo de 1200 cc, 8 válvulas y un solo árbol de levas en cabeza. El fabricante ha disminuido peso e inercias aligerando el cigüeñal, aumentando la relación de compresión y algunos otros retoques internos para darle ese carácter deportivo con respuesta directa e instantánea y una subida de vueltas rápida. La potencia máxima es de 97 caballos y la cifra de par, de 112 Nm. Lleva las bielas caladas a 270º en el cigüeñal para conseguir esa entrega de potencia plana y constante que tanto gusta y que ofrece este tipo de configuración.

La refrigeración es líquida, al igual que en la Thruxton y la Bonneville. Los hombres de Triumph han conseguido nuevamente realizar el milagro de disimular perfectamente radiador, manguitos y sistema de inyección para mantener su estética a salvo.

En marcha el resultado es un funcionamiento fino y silencioso porque la cámara de agua también actúa como aislante de ruidos mecánicos, aunque los cilindros y culata mantienen sus aletas de refrigeración para cumplir una doble misión: primero mantener su estética vintage y luego ayudar el radiador en su misión de enfriar el propulsor.

Triumph Speed Triple 2019

Una jornada por la sierra madrileña

Qué día más bonito elegimos para estrenar esta nueva Triumph y la presentación dinámica fue justo por mis carreteras favoritas de la Sierra de Guadarrama (Madrid). Fresco, eso sí, como corresponde al mes de febrero en que nos encontramos, pero con un cielo azul y un sol radiante que me hacía sonreír dentro del casco e invitaba a atacar en cada viraje. Me hice amigo de la Speed Twin nada más montarme en ella, le conecté los puños calefactables (una opción muy recomendable para el invierno), inserté la primera y nada más soltar el embrague (equipado con sistema antirrebote) supe que nos íbamos a divertir.

Fuimos rodando en grupo los 8 o 10 periodistas convocados, comandados por mi buena amiga Paloma Lence, marketing manager de Triumph España, que marcaba el ritmo y nosotros seguíamos su trazada. Rodábamos de manera fluida y alegre por las carreteras de Villanueva del Pardillo, Villanueva de la Cañada, Quijorna y Navalagamella, hasta que llegamos a Robledo de Chavela.

Triumph Speed Triple 2019

En todo ese recorrido fui tanteando mi Speed Twin. La moto, a pesar de ser una 1200, me resulta estrecha, compacta, ligera y manejable. Sentado bastante adelantado, percibo buenas sensaciones de lo que ocurre en la rueda delantera y los Pirelli Diablo Rosso 3 me ofrecen confianza. Mi conducción era suave y relajada, pero íbamos ligeros. Se maneja bien entre curvas y acelera con energía desde medio régimen. No necesito estirar el motor y voy curveando en marchas largas, Hasta que subimos hacia el puerto de la Cruz Verde.

La consigna era no adelantar al guía, pero he de confesar que no me pude resistir. Iba el último del grupo al salir de Robledo, pero según subíamos hacia la Estación me fui calentando y adelantado a mis compañeros hasta ponerme al rebufo de Paloma. Por suerte llegamos a una zona que conozco bien, con una serie de virajes enlazados con buena visibilidad, adelanté a nuestra guía sin querer mirarla ni de reojo, no sea que viera alguna mirada de reprobación. La adelanté en esa zona rápida que termina en un viraje cerrado de derechas y apuré mucho la frenada a propósito para no estorbarla. La moto entró con facilidad justo por la trazada elegida y abrí el gas a fondo a la salida del viraje en tercera. Ya con carretera abierta por delante para mí solo, exploré un poco más las posibilidades de esta Triumph hasta llegar al bar del La Cruz Verde.

Triumph Speed Triple 2019

Me quedé muy satisfecho, no te voy a decir que me sorprendiera, pues la Thruxton, como bien sabes, es una moto que he probado a fondo y me gusta mucho (ver comparativa con la BMW NineT R) y sabía que esta Speed Twin no me iba a decepcionar. Es una naked sport de aspecto clásico que lo hace todo bien. Tiene tres modos de conducción, Road, Rain y Sport, yo prácticamente solo utilicé este último. 

En líneas generales me ha parecido una sport noble y precisa en las trayectorias, ligera en los virajes cerrados y rápida en los cambios de dirección, con suspensiones y frenos sencillos, pero que hacen su trabajo con eficacia. Todo, dentro de los límites lógicos de este tipo de moto. Puesta en la calle cuesta 13 100 euros... ¿Es cara? Pues te diría que sí, pero es que hoy en día todas las motos de su competencia lo son. Y lo que sin duda te puedo asegurar es que esta Triumph Speed Twin tiene mucha, pero que mucha gracia. Los colores disponibles son rojo, gris y negro, con cualquiera de ellos vas a disfrutar de verdad.

Triumph Speed Triple 2019

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Triumph
Febrero 2019

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos