Presentación Suzuki GSX-S750 A2 2019

IMPOSICIONES DEL MERCADO

Suzuki entra en el juego de las motos aptas para el A2 que parten de una naked deportiva restringida al máximo para cumplir con la legislación vigente.

 

En este momento Suzuki ofrece tres versiones de esta GSX-S750: la normal, que llamaremos “full”, ofrece una potencia de 114 caballos a 10.500 rpm; la “limitable”, que ofrece una potencia de 95 caballos a 9.500 rpm (no se vende en España); y la “limitada para el A2”, que tiene la potencia máxima permitida para esta licencia, que son 47,5 CV a 7.000 rpm. 

Las tres versiones son absolutamente iguales y los diferentes grados de potencia se consiguen a base de electrónica. Por tanto, una vez pasado el periodo de 2 años con el A2 y con el A en el bolsillo, se podría deslimitar la de 47,5 caballos, pero solo a la versión de 95 caballos (que es la homologada para poder limitarla) pues a la versión “full” no sería legal. El precio es el mismo para cualquier versión, 8699 euros, pero ahora hay una promoción de lanzamiento que regalan la matriculación y el seguro por 1 año a los mayores de 24 años.

Como recordatorio técnico, el motor básicamente es el empleado por Suzuki en sus deportivas de 600-750 desarrollado en el 2005, un cuatro cilindros en línea refrigerado por agua con doble árbol en su distribución (DOHC) y 16 válvulas. Lleva el exclusivo recubrimiento interior en sus cilindros SCEM (Suzuki Composite Electro Chemical Material), inyección electrónica en la alimentación y válvula de escape SET (Suzuki Exhaust Tuning).

Suzuki GSX-S750 2019

El bastidor es de acero y utiliza un diseño mixto. En la parte superior desde la pipa de la dirección al eje del basculante es de tipo doble viga estrecho con los tubos de sección en “D” y el semichasis posterior es un entramado de tubos redondos. Sus medidas son las que corresponden a una buena naked deportiva de media cilindrada: una distancia entre ejes contenida de 1455 milímetros, 25’3º de ángulo de lanzamiento de la dirección y 104 milímetros de avance. El asiento se encuentra a 820 milímetros del suelo, la postura de conducción resulta natural, con el manillar plano a una altura correcta y las estriberas bien situadas sin estar demasiado altas ni atrasadas. La horquilla delantera es una Kayaba invertida de 41 milímetros de diámetro y 120 milímetros de recorrido, solo tiene regulación en la precarga del muelle. El amortiguador trasero se ancla por medio de bieletas a un basculante construido también en acero que proporciona progresividad variable y un recorrido de suspensión de 138 milímetros. La precarga del muelle se pude regular en 7 posiciones.

Los frenos son de disco lobulados: dos en el tren anterior de 310 milímetros, mordidos por pinzas Nissin de anclaje radial y 4 pistones opuestos; y un disco trasero de 240 milímetros, con pinza de un pistón y sistema ABS de dos canales.

Suzuki GSX-S750 2019

Sensaciones de conducción por la Sierra de Aitana

Ya en la rueda de prensa previa a la jornada de prueba, los señores de Suzuki hicieron mucho hincapié en recordarnos a qué tipo de usuario va dirigido esta moto con 47,5 caballos: la ilusión y emoción que representa para un joven de 18 años tener toda una GSX-S750 y poderla conducir con su licencia A2. Una vez pasados los 2 años de purgatorio, es posible cambiar la centralita y convertir la misma moto en una naked deportiva de verdad con 95 caballos.

También los señores de Suzuki jugaron muy bien la baza al elegir el trazado para la presentación por la Sierra de Aitana (Alicante), con pequeños puertos de montaña de carreteras estrechas muy viradas y de buen firme, donde no hace falta “estirar” nada el motor.

¿Y cómo va esta moto con 47,5 CV? Bueno, pues que quieres que te diga, de parte ciclo, frena, se comporta y se sujeta muy bien, va sobradísima. En cuanto al motor, funciona correctamente, pero es lo que hay. Cuando llega a 7000 vueltas y parece que va pletórico de facultades para empezar la diversión, se queda como “atocinado” con un sobrerregimen lento y corto en el que es mucho mejor cambiar a la marcha siguiente. Comparada con la versión “full”, no tiene nada que ver, es una auténtica pena.

Suzuki GSX-S750 2019

Pero bueno, esto no es un error de Suzuki ni mucho menos. Esta moto hay que compararla con el resto que tienen la misma limitación y que un servidor apenas ha probado: la Kawasaki Z900, la BMW F 800 R, la Ducati Monster 821... Motos originalmente diseñadas para motores de más de 100 caballos, que han nacido por la demanda de un nuevo segmento legal del mercado.

Mi consejo a los jóvenes e inexpertos motoristas que acceden al A2 -incluso dejando de lado el precio- sería que se compraran una moto equilibrada en tamaño, peso y prestaciones. Diseñada con arreglo al límite de potencia permitida, es decir entre 300 y 500 estaría bien. Me parece la manera más adecuada de progresar.

A algunos nos parece una aberración hacer esta especie de “sacrilegio mecánico” con una moto tan bien equilibrada y estupendo comportamiento, como es una naked deportiva de media/alta cilindrada, para convertirla en una moto apta para principiantes. Pero como anunciamos en el título, esto es una imposición del mercado, los usuarios lo demandan y las marcas quieren vender motos. Suzuki estima que un 70% del total de las GSX-S750 que venderán este año, serán para el A2, lo que demuestra que este segmento de motos potentes limitadas existe y es muy importante para las marcas. De entre ellas, no me cabe la menor duda de que esta Suzuki GSX-S750 para el A2 es una gran elección.

Suzuki GSX-S750 2019

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Suzuki
Marzo 2019

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos