Prueba SUBARU FORESTER
2.0 TD Executive Plus

VERSATILIDAD SOBRE RUEDAS

El Subaru Forester es uno de los coches con más aptitudes diferentes del mercado. Además de destacar por su espacio interior y capacidad, es bueno para casi cualquier cosa. Su manejo en carretera es más que decente para tratarse de un coche de su envergadura y altura. La combinación de la tracción integral con su altura libre al suelo, permite hacer incursiones fuera de la carretera tan gratificante como lo es en conducción por asfalto

  

INTEGRACIÓN EN EL MERCADO

Este nuevo Forester es un lavado de cara integral del coche de tercera generación, pero su nuevo estilo le hace más atractivo y moderniza enormemente su imagen para poder rivalizar con la ingente cantidad de modelos que militan en su segmento. El nuevo diseño incorpora un estilo más agudo y similar al de otro modelo de Subaru, el XV. Aun así mantiene la naturaleza robusta del modelo saliente pero con mejoras en economía de combustible, seguridad y calidad en sus interiores. El Subaru Forester es un SUV muy bien realizado y robusto que rivaliza con modelos como el Volkswagen Tiguan, Mazda CX-5 o Ford Kuga entre otros. Ya en su cuarta generación se posiciona completamente dentro de la tendencia actual para este tipo de modelos, algo que no le sucedió cuando salió al mercado al no encajar con ninguno de los modelos de aquel entonces. Sus proporciones bastante cuadradas no le otorgan un estilo altamente atractivo pero a cambio, estas formas tan rectas, le proporcionan un enorme y aprovechable espacio interior.



MODELOS Y VERSIONES

El Forester se ofrece con tres motores, dos mecánicas de gasolina y una diesel. Ambos bloques con una capacidad de dos litros de cilindrada y con la disposición mecánica habitual de la marca, Boxer. El motor diesel ofrece una potencia de 147 caballos y se ofrece con dos tipos de cambio: manual de seis velocidades y automático, Lineartronic, de variador continuo. En gasolina las potencias son 150 y 241 caballos, en este caso ambas versiones se suministran únicamente con caja de cambios automática CVT.

Subaru Forester

Para la mayoría de compradores será mejor la versión diesel que aunque un poco más sonoro tiene una respuesta muy contundente a pocas vueltas y un consumo bastante moderado para tratarse de un vehículo de sus características y volumen. Todos los Forester disponen de tracción integral, Symmetrycal All-Wheel Drive, que proporciona un agarre excelente en cualquier tipo de asfalto y permite incursiones por el campo un poco más intensas que en el resto de rivales. Se comercializa con cuatro acabados: Sport, Sport Plus, Executive y Executive Plus, este último acabado es el correspondiente a la unidad de esta prueba. Su precio es de 38.500 euros y la única opción para este equipamiento es la pintura metalizada que tiene un coste de 500 euros. Por ello su precio final es de 40.000 euros. Existe un Subaru Forester desde 27.900 euros.



INTERIORES

El anterior Forester aumentó de tamaño, los pilares A se desplazaron 200 mm hacia delante lo que dio más espacio a los pasajeros delanteros, los espejos retrovisores montados en las puertas reducen enormemente los puntos ciegos durante la conducción gracias también a su generoso tamaño. En la parte trasera el suelo se ha rebajado para crear más espacio para los pies, es decir, conserva las virtudes y los defectos de la anterior generación. El espacio abunda en todo el interior y el conductor goza de buena visibilidad en cualquier dirección gracias  a las amplias ventanas y a los pilares estrechos.

Subaru Forester

El interior es bastante parecido al de otro Subaru, el XV. Dentro encontramos materiales de calidad al mismo tiempo que se ven otros menos buenos pero que aparentan una dura capacidad de resistencia al maltrato. Por otra parte el diseño presenta un aspecto ligeramente anticuado y aunque hay mayor presencia de plásticos duros, en general, no hay quejas relativas a la calidad interior. En todas sus plazas existe una gran capacidad y los pasajeros traseros gozan de un espacio generoso para las piernas pero no tienen rejillas de ventilación. Nuevos son los mandos en el volante y el sistema multimedia con sistema de navegación. Esta nueva versión se sirve de una nueva pantalla táctil de 7 pulgadas que resulta mucho más sensible a la hora de manejarla que la del modelo antiguo, también es más brillante y su definición es francamente buena. El maletero tiene un labio plano y bajo por lo que es fácil de cargar y en esta versión de acabado Executive Plus, se añade a su equipamiento la apertura y cierre electrónico del portón. La capacidad del maletero es generosa con 505 litros ampliables hasta los 1.564 litros, una referencia entre sus competidores.



EN CARRETERA

El Forester de última generación nunca ha sido tan efectivo de conducir como sus rivales y esto, en gran parte, sigue siendo válido para este modelo actualizado. El sistema de cuatro ruedas motrices permanentes asegura que tendremos elevados niveles de agarre, pero la dirección y el gran volumen del coche no le permite ser tan ágil como algunos de sus rivales. Esto sucede en gran parte por el balanceo de la carrocería, sin ser exagerado es inevitable aunque el lado bueno es que a pesar de ello el Forester se siente muy seguro y permite, dentro de sus limitaciones, ir bastante rápido entre curvas. La caja de cambios manual es agradable de manejo pero la caja de cambios automática viene acompañada de unas paletas en el volante y en los momentos en los que apetece divertirse al volante o efectuar un adelantamiento, le dota al Forester de la agilidad necesaria. Fuera de la carretera, el sistema Xmode de Subaru se suma a las funciones de descenso de pendientes. Con todo ello el Forester es bastante capaz y es aquí donde dejará en evidencia a los rivales que antes le aventajaban en carretera.

Subaru Forester

La variante gasolina de dos litros y 150 caballos es suave de funcionamiento pero un poco escasa por lo que los compradores que deseen más rendimiento deberán optar por el XT de 241 caballos. En cualquier caso la mayoría de compradores se decidirán por el diesel 2.0 ya que resulta el más equilibrado entre prestaciones y consumos. Es sorprendentemente refinado y con sus poderosos 350 Nm de par dejará satisfechos a la gran mayoría de potenciales compradores. Al principio traquetea un poco en el momento de la puesta en marcha pero luego se estabiliza, aunque es un poco más tosco que los motores de los rivales se adapta perfectamente a la naturaleza de este modelo y su buen rendimiento es indiscutible. Se echan de menos los últimos avances tecnológicos introducidos en el recién llegado Subaru Outback, la frenada de emergencia automática y el control de crucero adaptativo pero es posible que con el tiempo los acabe incorporando. En el campo su comportamiento está por encima de la media, además de permitir unos ritmos elevados al circular por pistas en mal estado sin castigar a los ocupantes, su sistema de tracción, su altura libre y las ayudas electrónicas permiten afrontar pendientes y bajadas sin que toque ninguna parte que no deba hacerlo contra el suelo.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

Me han parecido bastante sorprendentes los consumos del Forester por lo contenidos. Estamos ante un vehículo con tracción total, cambio automático y un peso en vacío de 1.690 kilos. Las pruebas realizadas con cuatro pasajeros, maletero pleno de carga y aire acondicionado en funcionamiento han arrojado unas cifras más propias de un compacto. En autopista circulando a 120 kilómetros/hora hemos logrado un consumo de 6,8 litros/100 kilómetros. La cifra mínima de consumo obtenida con un solo pasajero y circulando a una velocidad media de 100 kilómetros/hora ha sido de 5,7 litros/100 kilómetros.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL SUBARU FORESTER?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Subaru Forester 2.0 TDI Executive Plusn, tomando como referencia un hombre de 47 años casado, con 24 de antigüedad de carné, que vive en Segovia, deja el coche en un parking individual y recorre hasta 20.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a todo riesgo con una franquicia de 300 €, es Genesis con un precio de 272 € y con una calidad en la póliza de 8.79.



RIVALES Y CONCLUSIONES

El Forester no es un modelo muy habitual en las ciudades, pero en cuanto uno se aleja y sale al campo, es fácil encontrarse bastantes de ellos. Esto significa que aunque no tenga un precio muy competitivo, es un modelo muy popular en las zonas rurales en donde realmente se necesitan modelos realmente versátiles. Subaru tiene la esperanza de que esto perdure en esta última generación que además es ahora más eficiente, mejor equipado y más espacioso que sus predecesores por lo que podría ser un modelo a tener en cuenta como vehículo familiar para una familia de ciudad algo más aventurera.

Subaru Forester

Los Forester, al igual que el resto de modelos Subaru, tienen muy buena reputación ya que todos sus motores son ya una evolución de otros modelos anteriores y están lo suficientemente probados. Esto se refleja en las encuestas de satisfacción de los clientes en los que obtiene siempre muy buena posición. Aunque estéticamente pueda parecer un poco soso en su diseño y tenga un manejo menos efectivo que los líderes de la categoría en carretera, lo cierto es que es un coche muy equilibrado en su conjunto. En cuanto a la motorización más conveniente, el modelo de acceso es la versión de gasolina de 150 caballos, pero resulta más recomendable dar un pequeño salto económico y decidirse por la variante diesel que ofrece un mejor resultado entre prestaciones y consumos.



A favor

- Prestaciones (el motor diesel es muy recomendable. Ofrece un rendimiento que sin ser sobresaliente si resulta convincente y suficiente para la envergadura y peso del Forester)

- Sistema X-Mode (gracias a este sistema las pendientes pronunciadas de subida o bajada son más fáciles de afrontar)

- Visibilidad (con sus grandes espejos, ventanas y pilares estrechos disponemos de una buena visión de todo lo que ocurre alrededor)

- Capacidad (no solo para los pasajeros, el maletero con 505 litros satisface a cualquier familia de cuatro o cinco miembros. En el interior también es generoso con los huecos portaobjetos y guanteras)

- Lineartronic (esta caja de cambios hace honor a su nombre, tiene un funcionamiento muy suave y lineal. Esta suavidad se mantiene siempre, incluso cuando se hunde el pie en el acelerador. Las “paletas” tras el volante son un plus muy interesante)

- Motor Boxer Diesel (Esta mecánica no es un rayo, pero tiene otras cualidades de empuje que en combinación con el cambio automático parecen aumentar)

En contra

- Motor gasolina de 150 caballos (esta mecánica se siente un poco aletargada a la hora de exigir aceleración. La combinación de esta mecánica con la caja de cambios CVT automática no mejora la situación)

- Materiales (con un precio un poco que ronda los 40.000 euros, se echan de menos un poco más de atención a los detalles de acabado y plásticos del interior)

- Sistemas de última generación (se echa de menos la falta de dispositivos de seguridad que acaba de incorporar el recién llegado Outback)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Julio 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar