Prueba SKODA FABIA
1.0 MPI 75 CV Ambition

MEJOR EN TODO PERO IGUAL DE DISCRETO

El Skoda Fabia ha sido siempre una buena opción de coche pequeño y esta última generación, la tercera, sigue manteniendo esta tradición. Tiene un precio razonable, según qué versión, y es barato de mantener, cómodo y práctico además añade ciertas dosis de lujo gracias al nuevo diseño de familia y a la tecnología adicional añadida como la radio DAB o el sistema de frenada de emergencia

  

PERSIGUIENDO AL MINI

El Grupo Volkswagen se hizo cargo de Skoda en los años 90 y desde entonces han invertido ingentes cantidades de dinero en desarrollo de la marca, además de que poco a poco, han ido recibiendo toda la tecnología del grupo alemán. Este nuevo Fabia no es una excepción, estrena una nueva plataforma desarrollada a partir del nuevo chasis MQB. Esta nueva generación de Fabia viene con un diseño moderno aunque no muy atrevido. Afila sus líneas y mejora sustancialmente a su antecesor pero sigue teniendo un diseño discreto en comparación con algunos de sus rivales como Ford Fiesta, Renault Clio o Hyundai i20. La buena noticia es que las posibilidades de personalización se han incrementado significativamente. La tercera generación del Fabia se presentó con nuevas combinaciones de colores de llantas, techo o retrovisores para que contrastaran con el resto de la carrocería y aportara un toque alegre y desenfadado en un intento similar de personalización al del Mini, verdadero maestro en estas artes. No es un cambio revolucionario pero al menos ofrece algo más.



MODELOS Y VERSIONES

El Fabia está disponible con dos tipos de carrocería: berlina de cinco puertas y familiar (Combi), no hay versión de tres puertas. Con la nueva plataforma, el Fabia ha recibido nuevos motores todos alineados bajo las directrices de la Euro 6. La gama mecánica de la versión de cinco puertas está formada por dos motores de gasolina con cuatro niveles de potencia y un motor diesel con dos niveles de potencia. En gasolina comienza con el bloque de un litro y tres cilindros, 1.0 MPI de 60 y 75 caballos con caja de cambios manual de cinco velocidades. El siguiente nivel de potencia es el bloque de cuatro cilindros 1.2 TSI con potencias de 90 y 110 caballos, esta última mecánica disponible con caja manual de seis velocidades y otra automática de doble embrague y siete velocidades.

Skoda Fabia

En diesel cuenta con una mecánica de tres cilindros y 1.4 litros con potencias de 90 y 105 caballos. Con este tipo de combustible la versión que puede disfrutar del cambio automático de doble embrague es la variante de 90 caballos, la de 110 dispone de un cambio manual de cinco relaciones. El Fabia cuenta con tres niveles de acabado: Ambition, Active y Style. 

La versión de esta prueba corresponde al acabado Ambition que tiene un precio de partida de 8.990 euros. A este precio hay que añadir los siguientes opcionales: llantas de aleación, pintura metalizada, interior rojo Cayenne con inserciones en aluminio, suspensión deportiva, elevalunas eléctricos traseros y paquete simply Clever. El precio final de esta unidad de pruebas es de 10.175 euros. Existe un Skoda Fabia desde 8.230 euros.



INTERIORES

El cuadro de mandos se presenta de una forma limpia y clara. Se nota esmero y sentido común en su diseño. Los plásticos que están al alcance de la mano son suaves y los que no lo están no lo son. Cada mando y control está donde uno se lo espera. El Fabia es un coche práctico y con un maletero razonable para su tamaño, 330 litros (530 en versión Combi). Los asientos delanteros son cómodos, espaciosos y con este acabado sujetan el cuerpo perfectamente. El asiento trasero puede acomodar a tres personas no muy voluminosas o mejor solo a dos pasajeros ya que el túnel central resulta molesto para el pasajero que va sentado en medio. Llevar a pasajeros altos no será un problema debido a que esta zona del coche goza de bastante altura.

Skoda Fabia

El asiento trasero de divide en dos secciones, 60/40, y abatido puede proporcionar un volumen al maletero de 1.150 litros. En otras partes del interior se encuentra numerosos huecos de almacenamiento útil, como por ejemplo los cajones ocultos bajo los asientos delanteros, grandes compartimentos en la puerta y dos portavasos delante de la palanca de cambios. Además el paquete de acabado opcional Simply Clever, aporta un hueco para el móvil o un pequeño cubo de basura para el bolsillo de la puerta delantera.



EN CARRETERA

Bajo la piel, el Fabia utiliza una versión reelaborada del anterior modelo más alguna de las características de la nueva arquitectura MQB que ya ha aparecido en el modelo mayor, Octavia. Como resultado es ligeramente más ancho y más bajo que antes mientras que la distancia entre ejes es algo más larga. Más importante aún es que el Fabia de tercera generación es alrededor de 65 kilos más ligero que antes, algo que se percibe enseguida, sobre todo a la hora de practicar una conducción deportiva.

El motor es un bloque de un litro y tres cilindros de inyección directa sin turbo. Son 75 caballos a 6.200 rpm y solo 95 Nm de 3000-4300 rpm. Esto se traduce en una aceleración de 14,7 segundos en el 0 a 100 kilómetros/hora lo que significa que la aceleración es algo lenta, y todo ello con solo el conductor a bordo. Si se viaja con todas las plazas ocupadas y el maletero cargado es algo más complicado. Esto ya supone tener nervios de acero para realizar adelantamientos en carreteras de doble sentido y tener que medir muy bien las distancias. Lo que resulta una lástima pues el coche tiene una suspensión muy bien resuelta con una estabilidad y aplomo elevados. El nuevo chasis es más ligero y el aumento de la distancia entre ejes crea unas condiciones mejores que el modelo saliente para mejorar su manejo. Los gruesos neumáticos junto con las grandes llantas y una suspensión muy bien afinada hacen muy bien su trabajo, aislar a los pasajeros de las imperfecciones de la carretera y mantener el coche siempre noble en sus reacciones.

Skoda Fabia

Esta versión de mayor potencia del motor 1.0 tricilíndrico, utilizado en el pequeño Cítigo, es buena para un uso ciudadano en donde resulta más que suficiente, sin embargo se queda corta cuando se trata de salir a carretera o subir empinadas pendientes de autopista. Un consejo, el 1.2 TSI no cuesta mucho más caro para comprar.



CONSUMOS REALES DURANTE LA PRUEBA

Cuenta con la tecnología Start/stop lo que le ayuda, principalmente en ciudad su medio natural, a mantener los consumos comedidos. Durante la prueba por ciudad el consumo medio fue de 6,1 litros/100 kilómetros. En carretera no fue posible acercarse al oficial de 4,2 litros/100 kilómetros, probablemente porque fue necesario jugar a menudo con el cambio para tratar de extraer toda la potencia precisa. El consumo obtenido circulando a 120 kilómetros/hora fue de 5,9 litros/100 kilómetros y de 7,1 litros/100 kilómetros en conducción deportiva.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL SKODA FABIA?

En nuestro comparador de seguros, a la fecha que se ha realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Skoda Fabia 1.0 MPI 75 CV Ambition, tomando como referencia una mujer de 30 años soltera, con 11 de antigüedad de carné, que vive en Barcelona, deja el coche en la calle y recorre hasta 12.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliado es Regal, con un precio anual de 207 € y con una calidad en la póliza de 8.5.



RIVALES Y CONCLUSIONES

Queda claro que los viajes largos por autopista no son el punto fuerte de esta versión del Fabia, en cambio este modelo se encuentra en su salsa dentro de la ciudad. Es un motor relativamente silencioso y suave que permite una conducción ágil entre calles y semáforos. La verdadera fuerza del Fabia es su practicidad, tiene un maletero que es 40 litros más grande que el de un Ford Fiesta y 50 litros mayor que el de un Volkswagen Polo. Los dos motores de gasolina de 1.0 litros son frugales de consumo pero siempre será una elección más redonda el 1.2 TSI.

El mayor problema de la versión de esta prueba, 1.0, es que existe un motor mucho mejor, el 1.2 TSI. No hay mucha diferencia económica y en teoría es incluso más eficiente en consumos (no necesita ser acelerado tan a fondo para circular en igualdad de prestaciones), el otro gran beneficio real es que es más rápido y gratificante de conducir. El otro motor de tres cilindros, 1.4 TDI no ofrece mal resultado pero al ser más caro conviene considerar si se van a realizar realmente un alto número de kilómetros o viajes largos frecuentes.

Skoda Fabia

En resumen el Skoda Fabia es un coche muy versátil, sólido y diseñado de forma inteligente, los precios son un poco más altos que antes pero posiblemente eso es inevitable dada la mejora sustancial de la marca y el equipamiento. No es el líder de su clase pero si ofrece una combinación de solidez, refinamiento y bajos consumos que tan poco abundan mucho en el resto de rivales. Tan solo hay que asegurarse de que se opta por el motor correcto en función de nuestras necesidades particulares.



A favor

- Capacidad (la tercera generación del Fabia disfruta de mayor espacio que el modelo anterior, es uno de los mayores de su segmento)

- Estabilidad (el nuevo chasis le proporciona mayor aplomo que el anterior además de que mejora la habitabilidad interior, tiene una estabilidad en curva bastante mejorada)

- Plazas delanteras (los pasajeros delanteros cuentan con bastante espacio y los asientos deportivos sujetan perfectamente el cuerpo durante la conducción deportiva)

- Motor 1.2 TSI (es, con diferencia, el mejor de toda la gama incluyendo las variantes diesel)

- Tecnología de seguridad (además de los numerosos airbags y el control de estabilidad, en los acabados superiores se puede montar un sistema de frenada de emergencia que puede ralentizar o incluso detener el coche si detecta que va a colisionar con el vehículo que nos precede)

En contra

- Prestaciones 1,0 MPI (no es un motor adecuado para la carretera o largas distancias, hay que jugar con el cambio de marchas para intentar sacar todo su potencial y aun así tampoco ofrece un gran rendimiento)

- Diseño (sigue siendo demasiado sobrio en sus líneas, podría ser un poco más valiente. Aun así ha mejorado bastante al anterior gracias a que se apoya en los diseños del nuevo Octavia y Rapid para el frontal)

- Sensaciones (el Fabia con esta mecánica 1.0 es muy poco emocionante en su conducción)

- Sin versión deportiva (debido a la aparente falta de demanda, Skoda no ofrece en esta ocasión una versión RS más deportiva)

- Sin versión tres puertas (existe una carrocería familiar pero en este segmento, suele ser habitual que sus rivales dispongan de la opción de una carrocería de tres puertas)

Prueba y Redacción: Miguel A. Corcuera
Fotos: Alex Blanco
Agosto 2015

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar