comparador seguros coche

Contratos de seguros de coche y moto

Última actualización: 01/02/2009

Contratos de seguros de coche y moto

A la hora de contratar un seguro los acuerdos entre dos partes deben ser ''ciegas'', en tanto en cuanto permita un sistema justo entre los implicados, sin perjudicar, ni favorecer.

Y en seguros no siempre son así, porque los contratos tienden a defender mas a las aseguradoras que a los usuarios.

A veces, hay motivos que lo justifican, a veces, no tanto. Si lo que se busca es un sistema mas justo, algunas normas deberían cambiar.

El contrato del seguro de coche, o moto, se hace con la pretensión de cubrir un riesgo durante un periodo de tiempo. Como contraprestación, el usuario paga un dinero por ANTICIPADO que cubrirá todo ese periodo, pero ahora bien, si por el motivo que fuera, el vehículo ''desaparece'', bien porque el coche lo hemos vendido, bien porque ha sufrido un accidente y es declarado siniestro total, automáticamente, el riesgo también desaparece.

La Ley en este punto es clara, y viene a decir que la aseguradora tiene derecho sobre la parte de la prima no consumida en TODOS LOS CASOS. Y no es justo, porque hay veces que SI está justificado que sea así, y hay otras veces que no.

Por ejemplo, si nos roban el coche y no aparece, es lógico que la aseguradora se quede con la parte de la póliza no consumida ya que nos ha indemnizado por el siniestro, pero ¿debe quedársela si no tenemos contratada la cobertura de robo y no nos indemniza por el siniestro?

Supongamos ahora que un usuario contrata un seguro de automóvil, por el cual, en función de su edad, antigüedad del carné, residencia, etc, paga una prima.

Al cabo de unos meses, uno (o varios) de los criterios que sirvieron de base para calcular el seguro varía. A partir de ese momento, el usuario está obligado a notificar a la compañía dicha variación del riesgo.

Si la valoración del riesgo supone una subida de la prima, esta se efectúa inmediatamente, pero si esta variación supone una bajada, esta se ''aplaza'' a la siguiente anualidad

Otro ejemplo mas, los seguros normalmente se pagan de forma anticipada, sin embargo, en todos los demás ámbitos se suele cobrar por “trabajo hecho”. El mecánico cambia el aceite del coche y cobra cuando llega el cliente a recoger el coche.

Por una parte es una conducta lógica, ya que el pago del seguro de forma anticipada sirve para ir pagando los siniestros que se van produciendo a posteriori. Si no fuera así, cada aseguradora necesitaría tener un capital para ir atendiendo los pagos de forma previa.Pero esta conducta también debería serlo de cara al usuario, es decir, si se paga el seguro anualmente tiene un precio, pero si se paga de forma fraccionada, se incluye un recargo. Lo correcto sería justo al revés, es decir, poder pagar el seguro de forma mensual, trimestral, semestral sin ningún recargo, y de hacerlo anualmente, que tuviera una bonificación. Porque las aseguradoras no van a tener todos los siniestros en un mes concreto, y por otro lado, si el usuario deja de pagar sucesivos vencimientos, no se tiene derecho a coberturas.

01 de Febrero de 2009
www.arpem.com

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar