comparador seguros coche

Tarifas de seguros a la carta

Última actualización: 01/12/2009

Tarifas de seguros a la carta

Una historia corriente de una familia corriente de cualquier lugar corriente...

Juan y José son gemelos. Están casados, con hijos, y regentan el negocio familiar que puso en marcha su padre años atrás. Al salir del trabajo quedan con los amigos del pueblo para tomar una cerveza, y como muchas familias, los domingos quedan todos en la casa del padre a la hora de comer. Comparten la pasión del fútbol, e incluso suelen ir de vacaciones juntos en verano, mas aún, tienen el mismo coche porque se lo compraron a su amigo, y fueron a la misma autoescuela (la única que hay en el pueblo)...

Juan se quedó a vivir en Valderrobres (Teruel), de donde es oriunda toda la familia, y José (el amor es lo que tiene...) tiene su casa en Ames (Castellón), a escasos 10 km.

Pero José sabe que cada año, el seguro de su coche es mas caro que el de Juan, y no sabe muy bien porqué, pero es mas caro.

Y ahora... la misma historia, pero ''traducida'' al mundo asegurador corriente, de una aseguradora corriente de cualquier país corriente...

Juan y José (mismo sexo) son gemelos (misma fecha de nacimiento). Ya están casados (misma condición civil), con hijos, y regentan el negocio familiar que puso en marcha su padre años atrás (misma profesión). Al salir del trabajo suelen quedar con los amigos del pueblo para tomar una cerveza, y como muchas familias, los domingos quedan todos en la casa del padre a la hora de comer. Comparten la pasión del fútbol, e incluso suelen ir de vacaciones juntos en verano (mismo uso del vehículo), mas aún, tienen el mismo coche porque se lo compraron a su amigo (mismo riesgo a asegurar), y fueron a la misma autoescuela (la única que hay en el pueblo) (misma fecha de carné de conducir)...

Juan se quedó a vivir en Valderrobres (código postal 44XXX), de donde es oriunda toda la familia, y José (el amor es lo que tiene...) tiene su casa en Ames (código postal 15XXX), a escasos 10 km.

Para el mundo asegurador corriente, de cualquier país corriente, José tiene mas riesgo de sufrir un accidente que Juan, porque su código postal es diferente.

UN MUY BUEN SISTEMA DE TARIFAS, PERO CORRIENTE

El sistema que utilizan las aseguradoras a día de hoy para calcular las tarifas de seguros es ''del siglo pasado''. Es un buen sistema, muy bueno, porque se utilizan todos los datos que tienen a su alcance para establecer el sistema tarifario mas justo. Y son muchos datos, de muchos asegurados, durante muchos años, que les permite ajustar las tarifas al máximo para cada caso concreto.

Las compañías tienen datos para saber que un hombre tiene mas riesgo que una mujer, que tener menos edad es un agravante que genera mas siniestros y mas graves, que la falta de experiencia es peor que con muchos años al volante, que conducir 20.000 km al año no es lo mismo que conducir 50.000 km porque se está mas expuesto, que... Hay mas de 20 variables diferentes para establecer una tarifa del coche.

Es mas, incluso para hacer una tarifa ajustada a cada persona, se inventó el sistema de bonificación, de tal manera que dos personas en igual de condiciones, su precio podría variar en función de su historial de siniestralidad.

Y se mejoró tanto que las compañías comparten un fichero común de siniestralidad llamado SINCO.

Ahora bien... en el siglo XXI, será un sistema corriente, para un sector corriente.

TARIFAS A LA CARTA

El sector asegurador deberá evolucionar también en este sentido, tanto como la tecnología se lo pueda permitir. Y a día de hoy ya se lo permite. Se debe evolucionar a la ''tarifa a la carta''.

Se debe pasar del concepto de ''estadística general'' a ''estadística personal'', por decirlo de alguna manera, se pasaría de un sistema ''frío'' donde la persona particular no cuenta, a uno ''caliente'' donde el protagonista es cada persona.

En la ''estadística general'' se tiene en cuenta el comportamiento de miles de asegurados para establecer una tarifa particular de un conductor concreto, de tal manera que con los datos de muchos se confecciona el precio de una persona.

Utilizando un sistema de ''estadística personal'' se tendría que dar la situación que Juan y José pagaran lo mismo, si su comportamiento al volante es el mismo.

Cada persona tiene su factor de riesgo, independientemente del resto de asegurados. Y su comportamiento al volante determina el valor de su seguro.

Ya hay proyectos en marcha para hacer ''tarifas a la carta''. En varios países y con distintos formatos. Mapfre ha empezado en una prueba piloto, en lo que se conoce como Generación Y. No será el único, ya que hay otros en diferentes fases de avance.

01 de Diciembre de 2009
www.arpem.com

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar