comparador seguros coche

Conductores séniors: Personas 'non gratas' para algunas aseguradoras

Última actualización: 02/06/2006

Conductores séniors:  Personas 'non gratas' para algunas aseguradoras

Los conductores jóvenes menores de 25 años, o aquellos que tienen menos de dos años de experiencia de carné de conducir, son excluidos por la gran mayoría de las compañías y pagan hasta un 56% por el seguro de su coche. Lo que no es tan conocido es que los séniors en algunas compañías tampoco son bienvenidos. Se trata de personas que sobrepasan la barrera de los 60 años (depende de la compañía en concreto, para unas es a los 60 años, para otras los 70, etc.).

Es un colectivo importante de la sociedad, cada vez mayor en número debido a los avances médicos y a la mejora de la calidad de vida. En la mayoría de los casos, tienen unas facultades físicas aceptables. Una vez que se han jubilado, aún les quedan grandes cosas por hacer y, por supuesto, aún quieren disfrutar conduciendo sus vehículos. Sin embargo, no todas las aseguradoras los aceptan, o bien, con limitaciones o pérdida de derechos en determinadas coberturas.

El problema

Las compañías, a la hora de calcular el precio de un seguro, tienen en cuenta la edad del conductor. A menor edad, el seguro es mas caro. Por lo tanto, este no debe ser el obstáculo.

Así mismo, también tienen en cuenta los años de antigüedad del permiso de conducir, de tal manera que cuantos menos años, mas caro es el seguro. Por lo tanto, este tampoco es el escollo.

Se podría pensar que el problema radica en que a medida que una persona se hace mayor, la facultades físicas disminuyen y la reacciones al volante se hacen mas lentas. Por decirlo de alguna manera, ante una situación imprevista o de emergencia, un conductor sénior puede tener un riesgo mas alto de no poder controlar la situación, si bien es cierto que es un hecho demostrado que las personas mayores, por la inseguridad que le genera la pérdida de facultades, conducen mas despacio y, por lo tanto, están expuestas a menos riesgos. Aparte de que en muchos casos el número de kilómetros anuales que hacen están por debajo de la media con respecto a otras escalas de la población más joven. Este no es el problema.

El problema radica en las indemnizaciones por daños físicos. Una persona mayor, ante un accidente, es mas propensa a sufrir una secuela, invalidez o, incluso, la muerte.

Por ejemplo, ante un traumatismo, es mas probable que no supere la crisis que una persona joven, porque seguramente al problema del accidente se sume a otros que pueda acarrear. No es lo mismo operar de urgencia por traumatismo craneoencefálico a una persona joven y deportista, que una persona mayor que ya tiene otros problemas de salud (por ejemplo, coronarios, diabetes, etc). Así mismo, si se supera el traumatismo, es mas probable que quede con mayores secuelas, y la rehabilitación es más costosa.

Por lo tanto, las personas mayores, ante un cuadro clínico idéntico que un joven por accidente, las indemnizaciones por secuelas son mayores. Conscientes de ello, las aseguradoras limitan' determinadas indemnizaciones o, incluso, excluyen a clientes a partir de cierta edad.

Tirón de orejas

A continuación se mostrarán ejemplos de compañías que limitan indemnizaciones por razón de edad:

En Ocaso Seguros, si el asegurado u ocupantes del vehículo son mayores de 70 años, están excluidos de la indemnización en el supuesto de muerte, invalidez permanente o gran invalidez. En MMT Seguros también tienen estas exclusiones a personas mayores de 65 años.

En Mutua Levante, si el asegurado es mayor de 70 y menor de 80 años, se indemniza con el 50% con respecto a otro asegurado de edad distinta. Si tiene mas de 80 años, no tiene derecho a ninguna indemnización. En el supuesto de invalidez permanente, gran invalidez, asistencia sanitaria, etc, NO tiene derecho a ninguna prestación.

En AXA, Direct, Fidelidade, Mussap, Next, Onyx y Seguros Bilbao no indemnizan por invalidez permanente a personas mayores de de 70 años.

NOTA: En el resto de aseguradoras no hemos encontrado ninguna limitación de indemnización por edad.

Paradojas del destino

Cambiar de compañía de seguros está a la orden del día cuando los clientes son jóvenes, o no siendo tan jóvenes, en los primeros años de tener el primer vehículo. El motivo es sencillo, y es que con poca bonificación, los precios suelen ser altos, por lo que el cliente va buscando la mejor relación calidad precio. A este hecho se suma que el poder adquisitivo suele ser menor.

Sin embargo, a media que el conductor tiene más años, la probabilidad de cambio se reduce. En primer lugar porque la diferencia de precios suele ser menor, el poder adquisitivo tiende a ser mayor y, sobre todo, porque ya se acumulan unos años de experiencia con una compañía con la que se está contento. Los cambios suelen venir de la mano de una mala experiencia con un siniestro, o bien, por el cambio de vehículo que se quiere asegurar a todo riesgo y en una compañía de la competencia ofrecen un precio ''arrasador''.

Por ello, es habitual que una persona con mas de 60 años haya estado con su actual compañía mas de 10 o 20 años, con pocos o ningún siniestro declarado en los últimos. Es decir, un cliente ideal. A pesar de ello, en esa situación, si tuviera un accidente, la respuesta de algunas aseguradoras será: ''Muchas gracias por estar con nosotros tantos años, se lo vamos a agradecer pagándole menos''.

02 de Junio de 2006
www.arpem.com

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar