comparador seguros coche

Seguros de automóviles - Bonus-Malus

Última actualización: 01/12/2005

Seguros de automóviles - Bonus-Malus

La implantación de los sistemas de bonificación en las pólizas de seguros de coche supone un GRAN avance para los usuarios, ya que permite a las aseguradoras ''premiar'' a los buenos conductores, en detrimento de aquellos que, bien por su forma de conducir, el grado de uso, etc, declaran siniestros que, al fin y al cabo, suponen un gasto para la compañía.

Por decirlo de alguna manera, lo que se pretende es que ''no paguen justos por pecadores''.

La objetivo es que dos conductores con la misma edad y el mismo vehículo (ver aquí los aspectos que pueden influir en el cálculo de un seguro), que en teoría deberían pagar la misma cuota por el seguro, en realidad, pueden estar pagando cantidades muy distintas.

Cada compañía tiene su propio sistema de bonificación, por lo que el objetivo de este informe es analizar los detalles a tener en cuenta en el sistema bonus-malus, y valorar aquellos puntos positivos, y negativos, que ofrece el mercado.

BONIFICACIÓN MÁXIMA

La bonificación es el tanto por ciento (%) de descuento, sobre la tarifa base, que la aseguradora hará al asegurado. Por lo tanto, es importante saber cuál será el máximo que se puede alcanzar.

Por norma general, el valor medio de la máxima bonificación, hasta hace unos años, era del 50%. Es decir, si la cobertura de daños propios cuesta, por ejemplo, 300 euros de tarifa base, implicaría que si el asegurado tiene un 50% de bonificación, en realidad, va a pagar 150 euros.

La alta competitividad en el sector, y el ''gancho comercial'' que supone tener una alta bonificación ha significado, a lo largo del tiempo, que las compañías vayan aumentando este valor.

Hoy por hoy, la mayor bonificación que ofrece en el mercado es del 70% en la cobertura de daños propios en la aseguradora Vitalicio Seguros.

Por detrás se sitúan Regal y Génesis, que ofrecen hasta el 65% en pólizas a todo riesgo.

Un escalón mas abajo se sitúan aseguradoras como Direct Seguros o MMT Seguros, con el 60%.

Con el 55% está Línea Directa Aseguradora, Atlantis, Fenix Directo (póliza Auto), Allianz, HDI Seguros, Winterthur

Con el 50% encontramos a compañías como AMA Seguros, Caser o Zurich.

AÑOS EN OBTENER LA MÁXIMA BONIFICACIÓN

Si bien es importante poder disponer de una alta bonificación, no menos importante es la escala, o años, en obtenerla.

Hay aseguradoras que van subiendo la bonificación en tramos de 10%, o incluso 15%, pero no siempre es así, ya que también hay otras con tramos de 5 en 5%, o incluso, de 2 en 2%.

Ello implica desigualdades muy importantes para alcanzar la misma bonificación. Es la temida ''la letra pequeña'' de los seguros, porque si bien comercialmente se puede ''vender'' un 60%, si en la práctica es imposible alcanzarlo, carece de sentido.

Por ejemplo, en el caso mas negativo corresponde a Direct Seguros, que se tarda 21 años!!! en llegar al 60%, los tramos son los siguientes: 0-5-10-15-20-22-25-28-30-33-35-38-40-43-45-48-50-52-54-56-58-60%

En el caso de Winterthur, son 15 años!!!, los tramos son los siguientes: 0-5-10-15-20-25-30-35-40-42.5-45-47.5-50-52.5-55%

En el caso de Caser, son 12 años!!! para alcanzar el 50%. Los tamos son los siguientes: 0-6-10-14-18-22-26-30-34-38-42-46-50%

Como se puede observar en estos casos, ofertar una alta bonificación es positivo de cara a tener un buen ''reclamo publicitario'', sin embargo, en la práctica, será prácticamente imposible alcanzarlo, entre otras cosas, porque ¿quién no declara un parte siniestro en 21-15-12 años?.

No obstante, las aseguradoras son conscientes de que la manera mas rápida para captar un cliente es ofrecerle un buen precio, o lo que es lo mismo, darle una alta bonificación de entrada. De ahí que, por ejemplo, cuando hay un conductor que ha estado algunos años en otra compañía, y si declarar siniestros, se le ofrece, directamente una alta bonificación.

En el lado opuesto, por ejemplo, está Línea Directa Aseguradora, con 5 años. Los tamos son los siguientes: 0-15-25-35-45-55%. O por ejemplo, Génesis 0-10-20-30-40-50-60-65%

SUBIDAS Y BAJADAS EN LA BONIFICACIÓN

Antes de vencer el seguro, y de cara a su renovación, las compañías hacen un ''resumen'' de lo ocurrido a lo largo del año, para aplicar la bonificación en el siguiente recibo, de tal manera que:

  • Si el asegurado no declara ningún parte: se sube UN nivel en el sistema bonus-malus
  • Si se declara un siniestro: ¿se baja UN nivel?. No, y aquí es donde entra la ''letra pequeña'' de los seguros, y las diferencias entre las distintas aseguradoras.

Para ello, es necesario analizar TRES conceptos diferentes, que son: Siniestros computables, niveles que se bajan, y división de la bonificación.

SINIESTROS COMPUTABLES

En primer lugar, se analiza el tipo de siniestro declarado, y en función de qué compañía, unas los tienen en cuenta, y otras no.

Por norma general, hay un patrón común en todas, y es el siguiente:

Los matices entre unas y otras empiezan cuando se declaran siniestros que afectan al robo, incendio, y lunas.

Por ejemplo, en el caso de MMT Seguros, Caser y HDI Seguros no penalizan por dar un parte de robo, incendio, y lunas. Lo mismo ocurre en el caso de Génesis, pero solo para el PRIMER siniestro.

Winterthur si penaliza por incendio, pero no por robo y lunas.

En el caso de Azur y AMA Seguros no se penaliza por dar un parte de lunas, pero si el robo y el incendio.

Línea Directa Aseguradora penaliza por robo e incendio, y en el caso de lunas penaliza si es sustitución completa (la reparación parcial no conlleva penalización).

NIVELES QUE SE BAJAN

Si bien por cada año sin declarar un siniestro se sube UN nivel en la escala de bonificación, no en todas las aseguradoras, por cada parte computable, se baja UN solo nivel.

En el caso de Winterthur, se baja CINCO TRAMOS!!! para las coberturas de Responsabilidad Civil Obligatoria y Voluntaria, y CUATRO TRAMOS!!! para las coberturas de incendio y Daños propios.

En el caso de Azur, TRES TRAMOS!!! por cada parte que afecte a las coberturas de Responsabilidad Civil Obligatoria, Voluntaria o Daños propios. En Direct Seguros también, pero solo en el caso de Responsabilidad Civil.

En Atlantis, DOS tramos por cada siniestro computable.

En el lado opuesto, están aseguradoras como Línea Directa, MMT Seguros, Génesis, Caser, que por cada siniestro computable, baja UN nivel.

DIVISIÓN DE BONIFICACIÓN

Existe un grupo reducido de compañías que ''dividen'' el sistema de bonificación por grupos de coberturas. Es el caso de HDI Seguros, donde la Responsabilidad Civil Obligatoria y la Voluntaria se engloba en el grupo A, y la cobertura de Daños Propios en el grupo B. Si por ejemplo tenemos una bonificación de un 40% en cada grupo, y hacemos uso de la responsabilidad civil obligatoria, al año siguiente la bonificación del grupo A nos bajará un nivel, mientras que la bonificación del grupo B (donde no está dicha cobertura), al no verse afectada, y por tanto subirá un nivel.

Muy pocas compañías tienen esta división de coberturas, por ejemplo, también lo aplica Caser.

EL MEJOR SISTEMA

Sin duda alguna, hoy por hoy, el MEJOR sistema de bonificación que hay en el mercado es el que ofrece Mutua Madrileña.

Permite dar partes SIN penalizar. Es decir, al año siguiente el seguro nos seguirá costando igual, demos, o no demos un parte.

Eso si, ''en teoría'', no se pueden dar mas de tres partes al año, y el importe de estos no puede superar el doble de la prima pagada. Y decimos en teoría porque en la práctica, La Mutua Madrileña puede optar bien por permitir que demos mas de tres partes, o que el importe de uno solo supere con creces el doble de la prima. O también puede optar por no renovar el seguro a su cliente si detecta que puede ser ''conflictivo''.

SISTEMAS OPACOS

Como se habrá podido comprobar, no se ha hecho mención de aseguradoras de primer nivel, como puede ser Mapfre, Pelayo, Reale... Todo tiene su explicación.

Hay un grupo importante de aseguradoras que, simplemente, tiene un sistema de bonificación OPACO para el usuario.

Es decir, en realidad, la compañía aplica un sistema de bonificación, pero el usuario NO LO CONOCE, y ello implica, por ejemplo:

  • La bonificación máxima puede variar de un año a otro, sin previo aviso o consentimiento por parte del cliente.
  • Número de años en obtener la máxima bonificación puede variar de un año a otro, sin previo aviso.
  • Pueden subir, o incluso bajar niveles de bonificación cada año sin dar partes.
  • Pueden penalizar por una cobertura que años atrás no penalizaba.
  • Por cada parte dado, pueden penalizar un nivel, dos o cinco, o ninguno, ya que es discrecional.

El objetivo de tener una bonificación OPACA es, sin duda, poder hacer, por parte de la aseguradora, a su ''antojo'' lo que estime oportuno, a nivel general, con todos sus clientes, y a nivel particular, con cada asegurado.

A continuación citamos algunas compañías de primer nivel que tienen un sistema ''opaco'' de bonificación:

Mapfre

Pelayo

Reale

Fiatc

Liberty

Mussap Seguros

Catalana Occidente

Seguros Bilbao

Groupama Seguros

Lagun Aro

Las compañías de seguros siempre han tenido un ''talón de Aquiles'', y ha sido una imagen de oscurantismo y ''letra pequeña''.

No tener un sistema de bonificación claro, conciso, y disponible al público, sin duda, no ayuda en nada.

PUNTUACIÓN DE CALIDAD

En base a todos estos parámetros analizados, se ha confeccionado un ''ranking de calidad'' del sistema de bonificación (el sistema de puntuación está disponible aquí). Tomando como valor máximo un 5, y valor mínimo 0. Estos son los resultados:

 

 

INFORMACIÓN Y TRANSPARENCIA

Para concluir este informe, cabe remarcar el derecho de los asegurados a tener su propia INFORMACIÓN.

Cuando una póliza está próxima a su vencimiento, lo ideal sería que por parte de la compañía se mandara un aviso informando de dos aspectos:

  • Precio de la póliza para la siguiente anualidad
  • Bonificación que se va a aplicar al cliente.

Con dichos datos, el usuario podrá contrastar cuánto le han subido, o bajado, la tarifa base, y así mismo, cuanto le ha subido, o bajado, la bonificación.

LA REALIDAD

La REALIDAD dice que, aún habiendo más de 40 compañías en el mercado, ''sobran dedos de una mano'' para contar las que envían dicha información al cliente.

El motivo no se debe buscar en la intención de ''ocultar'' la información al propio asegurado, sino que tiene su fundamento en ''autoprotegerse'' de la competencia. La explicación es muy simple, y es que si la compañía contraria se entera de la bonificación que le aplica a un cliente, directamente se lo ofrecerá, o incluso mejorará, si se trata de un buen conductor.

Lo peor de todo es que ''no hay remedio'', ya que ninguna aseguradora va a facilitar ningún dato que pueda servir a la competencia para robarle su cartera.

Imagine que contrata un préstamo hipotecario a interés variable, pero su banco no le dice qué tipo de interés le va aplicar en cada revisión de dicho interés ¿sería tolerable?. En el mundo del seguro SÍ.

01 de Diciembre de 2005
www.arpem.com

USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar