Rieju Tango 125 2019

LA MOTO DEL VERANO Y... ¡DE TODO EL TIEMPO!

Así es la Rieju Tango, desenfadada y divertida, ideal para utilizarla en el lugar de vacaciones, en la playa, la montaña, el campo y la ciudad. Una moto polivalente para todo y para todos los días.

 

Me complace mucho que a la última marca cien por cien española que sigue produciendo motos (Montesa no debemos olvidar que pertenece a Honda) se le ocurra fabricar motos de este tipo. La nueva Tango es una reedición del modelo que apareció en el 2006 y sigue su misma filosofía, solo que ahora se ha modernizado, es más funcional y va mejor en todos los ambientes. En principio solo entra en la categoría de 125, pero no descartaría que en un futuro no muy lejano hubiera también una Tango 250/300, pero tiempo al tiempo, hay que ir paso a paso.

Esta Tango 125 cuesta 3.149 euros, un precio un tanto elevado si lo comparamos con el de sus posibles rivales: la Hanway Scrambler (2.195 €), la Mash Seventy (2.195 €) o la Macbor Eight Mile (2.599 €). Claramente son más baratas, pero en realidad no son competencia directa, pues son motos con diseños más clásicos, para un público que prefiere un estilo vintage. Además, son modelos producidos en China en grandes series que se comercializan con distintas marcas en sus depósitos y se venden prácticamente sin variaciones en otros grandes mercados mundiales como Asia, Sudamérica y África.

Rieju Tango 125 2019

Rieju fabrica todo, menos el motor, en su factoría de Figueras. Sus proveedores son casi todos nacionales: amortiguador, frenos, componentes eléctricos... Todo lo ensamblan en su cadena de montaje. El motor lo fabrica Zongshen Motors (una de las más afamadas y prestigiosas factorías del sector asiático), es de diseño Honda y es el último modelo refrigerado por aire con eje de balance que reduce las vibraciones al mínimo. Lleva inyección electrónica, cumple la normativa europea (por lo que gasta y contamina muy poco), el embrague es multidisco de accionamiento muy suave, asociado a una caja de cambios de 5 velocidades. No le hacen falta más, pues su motor tiene buena respuesta a medio régimen y el desarrollo final, debido a su orientación campera, es bastante corto, con una velocidad punta que ronda los 100/110 km/h, depende del relieve del terreno por el que nos movamos.

Los componentes de la Tango 125 son convencionales, pero de buena calidad. En la suspensión delantera lleva una horquilla telescópica con barras de 37 milímetros de diámetro, el amortiguador trasero es Olle y los frenos de disco son de 260 milímetros delante y 220 milímetros atrás, con latiguillos inextensibles y -para cumplir con la normativa Euro4- incorpora frenada combinada, que beneficia a los motoristas con menos experiencia, todo de la marca J.Juan. 

Las llantas son de radios, con cerco y buje de aluminio. Ligeras y resistentes, la delantera es de 19 pulgadas, afianzando su vocación campera, y la trasera es de 16 pulgadas. Viene calzada con neumáticos de tacos tipo trail, válidos para una utilización mixta asfalto/tierra, y lo cierto es que se desenvuelven muy bien en zonas trialeras.

Rieju Tango 125 2019

Estéticamente es una trail ligera, sencilla y bonita, con un aspecto que recuerda a las motos españolas que inventaron este concepto hace casi 50 años, las Montesa Cota 348 trail, la Ossa Explorer o la Bultaco Alpina. En el depósito de gasolina caben 7,7 litros, la altura del asiento se encuentra a solo 790 milímetros del suelo y el peso total del conjunto es de 104 kilos. La instrumentación es sencilla y práctica, con una pantalla redonda que parece un reloj, pero es totalmente digital.

Nos ponemos en marcha

A sus mandos resulta una moto de dimensiones contenidas, es estrecha, se llega muy bien al suelo y transmite ligereza. La posición de conducción es racional, con un manillar alto sin excesos y con las estriberas bien ubicadas para ir sentado y poder ponerte de pie sobre ellas cuando la conducción off-road lo requiera.

Lo primero que me llamó la atención al iniciar la marcha fue su discreción. Suena muy poco y todo funciona suave: motor, palanca de embrague, tacto del gas... Transmite esa agradable sensación de ser una moto muy fácil de conducir.

Rieju Tango 125 2019

Moviéndome en ciudad, entre los pocos coches que encontré en el municipio de Rosas (localidad cercana a Figueras, sede de la fábrica de Rieju y lugar elegido para esta presentación), me gustó mucho su manejabilidad y amplio radio de giro, algo lógico en una moto trialera; se desenvuelve genial entre coches. En carretera da lo que puedes esperar de una 125 de cuatro tiempos de unos 10-12 caballos (no declaran la potencia máxima). Se defiende bien y es más divertida cuanto más ratonero sea el trazado de la ruta elegida.

Fuera del asfalto me sorprendió. Hicimos una excursión por el Cabo de Creus, en principio por pistas de tierra, pero que se fueron volviendo cada vez más pedregosas, estrechas y empinadas. La pequeña Tango 125 no perdió la cara en ningún momento y demostró su eficacia y buenas maneras, proporcionándome unos ratos divertidos derrapando y superando dificultades que en las que en principio no me habría atrevido a meterme si no llega a ser porque Mikel -nuestro guía y excampeón de España de enduro que trabaja en Rieju- los abordaba y superaba con sorprendente facilidad.

Para terminar, solo decir que esta Tango 125 cumple sobradamente con las expectativas de funcionalidad, sencillez y diversión en cualquier terreno. Además, es un vehículo bien construido, asequible, de bajo mantenimiento y consumo reducido. Como te decía al principio, este nuevo producto de la firma de Figueras es una gran herramienta de diversión, pero también una gran utilitaria para disfrutarla todos los días en cualquier escenario.

Rieju Tango 125 2019

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Rieju
Junio 2019

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos