Prueba RENAULT SCÉNIC XMOD
Energy 130 dCi eco2. Bose Edition

CON HÁBITO CAMPESTRE

Si no puedes vencerles, únete. Eso han debido aplicar en Renault al ver como los todocaminos crecen en preferencia de compra en detrimento de otros modelos en general y de los monovolúmenes en particular. El resultado es esta versión del Scénic “disfrazada” con aditamentos estéticos campestres y denominada Xmod

  

LO QUE APORTA EL XMOD

Nacido un poco como experimento, las cifras de ventas han persuadido a los jefes de Renault para que el Xmod sea uno más entre los modelos de la familia Scénic. Su particularidad casi se podría decir que salta a la vista: recubrimientos de plástico en toda la parte baja de la carrocería, incluyendo pasos de rueda y paragolpes específicos. Fijándonos un poco más también descubrimos neumáticos mixtos “M+S” para poder circular por tierra/barro o nieve. Estos últimos están vinculados al acabado Bose Edition que probamos y forman un paquete indisociable con el sistema electrónico “Extended Grip” que regula en tres modos el control de tracción por debajo de los 40 km/h. A su vez las suspensiones son 1 centímetro más altas para aumentar la distancia al suelo.

En el habitáculo el Xmod también encontramos algunas pequeñas diferencias con los demás Scénic: volante achatado por abajo y recubrimientos de aluminio en algunas zonas (pedales, consola central que rodea al cambio, etc.)

El resultado estético global es ciertamente agraciado y el nuevo frontal del Scénic con el rombo de la marca en el centro contribuye sobremanera a dotarle de una indiscutible personalidad.



¿EL HÁBITO HACE AL MONJE?

El Scénic XMod tiene tracción exclusivamente al eje delantero. En consecuencia sus aptitudes en el campo son muy limitadas. RENAULT SCÉNIC XMODEnergy 130 dCi eco2. Bose EditionAl margen de los neumáticos y la mayor altura al suelo, lo más relevante técnicamente para “adaptarlo” a ese uso es el sistema electrónico “Extended Grip”. Básicamente consiste en un regulador del control de tracción donde se pueden seleccionar tres programas diferentes del mismo mediante un mando situado al lado de la palanca de cambios. Funciona solo por debajo de 40 km/h y en la posición normal el control de tracción actúa de un modo “severo” impidiendo los patinamientos de las ruedas haciendo actuar los frenos o “cortando gas” si es necesario. En el modo “experto” solo actúan los frenos y hace una función de “seudo-autoblocante” y en la posición “terreno blando” es donde se percibe menos intromisión tecnológica y deja deslizar más las ruedas para poder avanzar en nieve, barro o arena donde un cierto nivel de patinamiento es imprescindible.

Todo esto no le permite tener la efectividad del más sencillo de los sistemas 4x4, pero al menos en el modo “experto” echa una mano a los conductores memos experimentados en estas lides (una ironía). En particular, en el caso de tener que circular por carreteras nevadas más que por zonas del campo con poca adherencia.



MÁXIMA MODULARIDAD Y POLIVALENCIA

Al margen de lo descrito hasta el momento, todas las demás características de este Scénic son idénticas a las de sus hermanos de gama. Estamos por lo tanto ante uno de los monovolúmenes medios mejor resueltos del mercado. Y eso implica: máximo aprovechamiento del espacio, modularidad interior y polivalencia de uso. RENAULT SCÉNIC XMODEnergy 130 dCi eco2. Bose EditionLógicamente no faltan muchas de las soluciones ingeniosas en las que fue pionero: mesitas tras los respaldos delanteros, huecos amplios para guardar cosas bajo los pies de las cuatro plazas principales, cortinillas parasol en los laterales traseros y una consola central entre asientos donde se incluye un hueco para guardar cosas. También hay cajones bajo los asientos delanteros y huecos con tapa bajo los traseros y un asiento delantero de acompañante cuyo respaldo se pliega completamente hacia adelante para poder transportar objetos muy largos (plegando también el asiento trasero queda espacio libre desde el portón hasta el salpicadero).

Respecto a la modularidad, en el Scénic encontramos tres asientos traseros individuales e independientes que podremos extraer del coche para dejarlo como si fuera una furgoneta. Lastima que al hacerlo quede al descubierto un escalón que impiden disfrutar de un suelo completamente plano. Pero si los asientos permanecen enclavados en su posición también podremos desplazarlos longitudinalmente para administrar el espacio de piernas/maletero según las necesidades, o plegar los respaldos (también se reclinan) o incluso todo el asiento.



HABITABILIDAD: CINCO CABEN BIEN

Al margen de cómo posicionar los asientos posteriores, lo cierto es que el Scénic es capaz de acoger a tres personas atrás con suficiente confort. El espacio para las piernas es correcto y aunque los asientos no son grandes, y el del centro es ligeramente más estrecho, tres adultos viajan con más desahogo y comodidad que en cualquier berlina del mercado.

Las dos plazas delanteras son lógicamente más amplias y confortables y los asientos cuentan con suficiente sujeción lateral. Incomprensiblemente el del acompañante va situado algo más alto y con la banqueta más plana que el del conductor, que es regulable en altura, y eso le hace perder algo de comodidad. Se puede resolver pagando el extra (200 €) de la regulación eléctrica del asiento del conductor que incluyen también la posibilidad de ajustar la altura del acompañante. 

A su vez el descansabrazos central es muy alto y puede molestar al usar el cambio a los conductores que gusten conducir sentados en una posición baja. Y en esa misma posición el anclaje central del cinturón de seguridad del conductor queda alejado del cuerpo, algo que afecta a la seguridad y que debería ser cambiado.



HABITÁCULO, LO BUENO Y LO MALO

Modularidad y espacio al margen, en el habitáculo encontramos otras cosas reseñables. Como los acabados, que mantienen una tónica muy Renault: calidad de ajustes y bondad de los plásticos pero con un diseño soso y poco decorado.

RENAULT SCÉNIC XMODEnergy 130 dCi eco2. Bose EditionRespecto al puesto de conducción hay que decir que es correcto, destacando la buena posición de la palanca de cambios, muy próxima al volante, pero en el que hay que asumir otras “luces y sombras”. Por ejemplo, tiene una estupenda visibilidad en la zona fronto-izquierda gracias a un marco del parabrisas muy bien resuelto que no entorpece en la visión en las curvas y giros hacia ese lado, como es desgraciada norma en muchos de los competidores (El Picasso también está muy bien resuelto al respecto). Y en contrapartida, hay una amplia zona del parabrisas en torno al retrovisor central, que no está protegida de los rayos del sol (los parasoles tampoco la cubren) y la entrada de los mismos acaba resultando muy incómoda. En tono menor también encontramos algunos botones/interruptores demasiado dispersos y otros ocultos de la vista.

La instrumentación, situada a medio camino entre el centro del salpicadero y la zona habitual delante de los ojos del conductor, es toda digital y ofrece la posibilidad de elegir entre cinco diseños diferentes con colores e informaciones diversas. Lamentablemente al conectar el limitador/regulador de velocidad, sus indicaciones “toman el sitio” de la temperatura del motor y nos quedamos sin esta ultima información.

RENAULT SCÉNIC XMODEnergy 130 dCi eco2. Bose EditionPor su parte el navegador cuenta con infinidad de posibles configuraciones y con una base de datos que avisa incluso de los radares fijos. La pantalla de este, que engloba otras muchas funciones es táctil pero esta alejadísima del conductor y en la mayoría de ocasiones tendremos que manejarla con el mando posicionado en la consola central entre los dos asientos.

Donde no hay pegas que poner es en el confort. La absorción de las suspensiones y la insonorización del habitáculo resultan óptimas. Bien es cierto que la rumorosidad de los neumáticos mixtos es superior a la de los convencionales de asfalto y se dejan sentir sobre todo si el asfalto es rugoso. Pero los ruidos aerodinámicos son mínimos y los de la mecánica, inexistentes.



MALETERO MODULABLE

La capacidad de maletero del Scénic oscila entre los 437 litros cuando los asientos están en la posición más retrasada y los 522 litros cuando están completamente adelantados. Unas cifras muy buenas que sumadas a las formas regulares del mismo y a la posibilidad de quitar la bandeja rígida y seguir “cargando hasta el techo” le otorgan una gran capacidad de carga. Si además hacemos uso de las distintas posiciones de asientos que ya hemos comentado, entonces las posibilidades de ubicar bultos crecen aun más.

Debajo de la moqueta hay sitio para una rueda de repuesto de verdad pero es un extra por el que hay que abonar 100 €. En caso contrario hay que conformarse con un kit de reparación de pinchazos mucho menos práctico y hasta inútil si con alguna piedra en el campo se produce un corte en el flanco del neumático.



MECÁNICA AGRADABLE Y CONTUNDENTE

El turbodiesel de 1.6 litros dCi de 130 caballos que mueve este Scénic es francamente bueno. Tiene una respuesta contundente al acelerador y aunque no es de los mejores por debajo de 2.000 revoluciones, lo cierto es que antes de esa cifra empieza ya a empujar. Y sin un gran efecto turbo pero con fuerza y progresividad llega pletórico hasta las 4.000 revoluciones. En caso de necesidad se puede “estirar” hasta las 4.500 pero no por ello se consiguen mejores prestaciones.



PRESTACIONES MÁS QUE CORRECTAS

Un motor con este temperamento asegura unas prestaciones correctas a pesar de la resistencia aerodinámica de una carrocería RENAULT SCÉNIC XMODEnergy 130 dCi eco2. Bose Editionsobreelevada, de un peso de tonelada y media y de unos neumáticos mixtos que siempre ofrecen más resistencia al avance. Aun así, las aceleraciones son buenas (de 0 a 100 km/h en unos ágiles 10,3 segundos) y aseguran una buena movilidad incluso circulando por puertos de montaña o con carga. Sin hacer uso del cambio de marchas las prestaciones son inferiores porque el desarrollo de las relaciones más altas, particularmente 5ª y 6ª, es largo para favorecer los consumos y en consecuencia las recuperaciones son menos contundentes que las aceleraciones. En conjunto se percibe como un coche de un andar correcto y hasta ágil si se hace un uso adecuado del cambio.



CONSUMOS AJUSTADOS

A pesar de los hándicap que hemos mencionado para las prestaciones y que también afectan al consumo, lo cierto es que este Xmod nos ha consumido muy poco. Por autovía/autopista hemos conseguido bajar de los 7 litros y solo sube a 8 en trazados mas complicados y haciendo uso de la zona alta del cuentarrevoluciones. En ciudad el sistema Stop/Start se deja sentir y también es fácil mantenerse por debajo de los 8 litros.



COMPORTAMIENTO

El Scénic es un monovolumen muy equilibrado en términos de comportamiento y esta versión Xmod no pierde esa cualidad. Ciertamente la mayor altura al suelo y los neumáticos mixtos le deben hacer perder un poco de agarre pero resulta imperceptible. RENAULT SCÉNIC XMODEnergy 130 dCi eco2. Bose EditionNo hemos apreciado un balanceo de la carrocería superior al del resto de Scénic ni las inercias que de esa superior altura se podrían derivar. Ciertamente en zonas de curvas lentas, si se exageran los ritmos de marcha, aparece antes un deslizamiento del neumático que en cualquier caso es extremadamente progresivo. En consecuencia “avisa” mucho y por lo tanto es muy fácil de conducir. Todo esto es posible por unas suspensiones muy bien equilibradas y amortiguadas, con el punto justo de firmeza como para hacer compatible el confort de marcha y la estabilidad sin que una cosa perjudique a la otra. En consecuencia transmite aplomo y confianza al conductor lo que redunda en una buena seguridad.

A su vez, la dirección con asistencia eléctrica resulta suficientemente precisa, lo que casi es una noticia porque este tipo de direcciones (cada vez más utilizadas por su simplicidad y bajo costo) suelen dejar mucho que desear. Y los frenos son correctos por tacto y resistencia a la fatiga y algo menos en lo referente a distancias de frenado donde los neumáticos mixtos también perjudican algo por su menor agarre en asfalto.



RIVALES

Hay unos cuantos coches, muy variopintos, disfrazados de “campestres”, tracción a un solo eje y con motor turbodiesel de un nivel de potencia similar al del Xmod.

Partiendo de que nuestro protagonista cuesta 25.650 € una vez aplicado el descuento en vigor de la marca RENAULT SCÉNIC XMODEnergy 130 dCi eco2. Bose Edition(2.600 €), el rival más barato es el Skoda Yeti 2.0 TDI en su versión Outdoor. Tiene dos niveles de potencia, 110 y 140 caballos, y precios entre 19.500 y 22.000 €. Por 20.750 € el Fiat 500 L Trekking 1.6 Multijet de 120 cv también responde al mismo perfil.

El Peugeot 3008 1.6 BlueHDI de 120 cv cuesta 22.130 € y aunque menos “disfrazado” de coche campestre, si tiene un sistema de tracción regulable denominado “Grip Control” que se adapta a diferentes situaciones de baja adherencia con una filosofía semejante a la del Xmod.

Un peldaño más arriba esta el Volvo V40 Cross Country D2 de 114 cv. Tiene un precio de 26.600 € que sube a 28.380 € con la motorización D3 de 150 cv y resulta más lujoso pero mucho menos capaz tanto para pasajeros como para equipajes.

Por estética, el Mini Countryman SD de 143 cv y el Mercedes GLA 200 CDI de 136 cv también podrían pertenecer a este grupo, pero su condición de vehículos de la categoría Premium eleva los precios hasta el entorno de los 30.000 €, muy lejos de las tarifas del Scénic Xmod. 



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR EL RENAULT SCÉNIC XMOD?

En nuestro comparador de seguros, en la fecha que hemos realizado la prueba, hemos calculado el precio que costaría asegurar el Renault Scénic Xmod Energy 130 dCi eco2. Bose Edition, hemos tomado como referencia una mujer de 28 años soltera, con 7 de antigüedad de carné, que vive en Logroño, deja el coche en la calle y recorre 14.000 kilómetros al año. Con estos datos, la compañía que ofrece un precio más competitivo para un seguro a terceros ampliados, es Génesis con un precio de 217 € y con una calidad en la póliza de 8.56.



CONCLUSIÓN

Con una estética muy diferenciada respecto a la del resto de Scénic, el Xmod tiene además una mayor altura al suelo, neumáticos mixtos y un sistema electrónico “Extended Grip” que regula la tracción en condiciones de baja adherencia. Esto no le convierte en un todoterreno ni tampoco puede igualar en eficacia a todocaminos con sistemas de tracción 4x4, pero facilita su conducción en situaciones de baja adherencia. Con el turbodiesel de 130 se mueve con soltura gastando poco combustible y el comportamiento dinámico, seguro y eficaz de todos los Scénic no se ve alterado. Tampoco el confort, aunque los neumáticos mixtos resulten más ruidosos a la rodadura que los convencionales de asfalto.

Por lo demás es un magnifico monovolumen, y como tal, tiene un maletero y un habitáculo muy bien resueltos desde el punto de vista de la practicidad, de la modularidad y del aprovechamiento del espacio.



A favor

- Personalidad estética (los añadidos “campestres” están muy bien resueltos y le diferencian claramente del resto de Scénic.

- Sistema “Extended Grip” (junto con las ruedas mixtas y la mayor altura al suelo le permite ampliar su radio de acción y facilita la conducción en situaciones de baja adherencia)

- Motor y consumos (Buena respuesta, agrado de uso y sobre todo unos consumos ajustados)

- Modularidad del habitáculo (tiene cinco asientos individuales con una segunda fila con regulación longitudinal, plegable y extraíble)

En contra

- Detalles mal resueltos (la dispersión y posicionamiento de algunos mandos, o la falta de protección al sol de la zona central del parabrisas merecían una revisión)

- Escalón en el suelo al retirar los asientos de la segunda fila (un suelo plano facilita la colocación de la carga y esta más en el “espíritu” de un monovolumen)

- Rumorosidad de los neumáticos mixtos (no llegar a resultar incomodo pero si evidente el incremento de sonoridad con relación a unos convencionales de asfalto)

Prueba y Redacción: Luís Villamil
Fotos: Enrique Brooking
Julio 2014

Busca tu coche

Marcas Modelos
Buscar coche
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar