Presentación YAMAHA X-ENTER 125

UN RIVAL DE TALLA

La firma de los tres diapasones lanza un ataque frontal al Honda Scoopy, líder indiscutible de ventas entre los scooters de rueda alta, con virtudes y argumentos convincentes

 

En principio Yamaha ha creado un scooter de 125 (se puede conducir con el carné de coche), con un diseño compacto y armonioso pero sobre todo han querido que sea extremadamente fácil de conducir, apto para motoristas principiantes y divertido para expertos. Pretende ser la moto ciudadana ideal, complementada con su novedosa suspensión trasera tipo Monocross y su frenada combinada que optimizan su comportamiento sobre adoquinados o firmes en mal estado.

Para su puesta de largo internacional, Yamaha Europa ha preparado una presentación de producto en la ciudad Condal, donde hemos podido experimentar en primera persona y sobre un recorrido muy variado las aptitudes de este producto.

 

SUS ARGUMENTOS

El X-Enter es un nuevo scooter de rueda alta con una apariencia agradable y moderna, equipado con llantas de cinco palos y 16 pulgadas en los dos ejes, monta unos neumáticos de nuevo dibujo desarrollados conjunta y específicamente para esta moto. El frontal de doble faro recuerda a las realizaciones más deportivayamaha x-enter 125s de la marca y el piloto trasero está formado por modernos leds infundibles. La ergonomía es buena, la posición de conducción cómoda y hay bastante espacio para las piernas, incluso para conductores altos, además tiene muy buen radio de giro. La instrumentación es por medio de una pantalla de cristal líquido de diseño moderno, fácil y rápida lectura y bastante completa, con reloj horario e incluso termómetro para medir la temperatura ambiente.

El motor es un monocilíndrico de cuatro tiempos con distribución de tipo SOHC, refrigeración líquida, inyección electrónica y cambio automático con correa y variador. El bastidor es de tubo de acero, diseñado para tener el suelo plano, algo muy apreciado en este tipo de vehículos pues permite transportar objetos más grandes y fortalece su utilidad. Lleva un hueco bajo el asiento en el que cabe un antirrobo, unos guantes y tal vez un chubasquero, pero no cabe un casco. Debajo del panel de instrumentos, en la carcasa del faro, incorpora una practica mini-guantera, muy útil para llaves, mando del garaje o para tener una tarjeta de crédito siempre a mano.

En la suspensión delantera encontramos una horquilla telescópica de largoyamaha x-enter 125 recorrido que se complementa perfectamente con la comentada suspensión trasera Monocross. Para detener la moto lo hace por medio de un disco delantero de 267 mm y un clásico (y ya algo desfasado) tambor trasero de 150 mm que actúan de forma combinada. La maneta derecha solo acciona la pinza del disco delantero, pero cuando apretamos la maneta izquierda lo hace sobre los dos, a través de un sencillo sistema mecánico que se muestra muy eficaz.

Esta primera toma de contacto me ha parecido muy positiva, la nueva X-Enter es un buen producto con el que Yamaha pretende conquistar un buen pedazo del suculento pastel de las 125 de rueda alta. Cuesta 2.999 euros y por 150 euros más se puede adquirir con un baúl trasero en el que cabe holgadamente un casco integral y un eficaz parabrisas delantero.

Buenos argumentos no le faltan y los va a necesitar, la tarea que le espera no es nada fácil, pero al líder también le ha salido un hueso duro de roer.



Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Yamaha
Enero 2012

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar