Prueba YAMAHA X MAX 125

MAX DE TODO

Max moderno, Max deportivo, Max capaz y Max bonito, por supuesto y mucho Max de moda. Es incluso Max T-Max que antes. Considerado por muchos el Max mejor de todos los scooters de 125cc, ahora, en su última versión, es Max de todo. O casi.

 

Desde el 2005 lleva Yamaha vendiendo X-Max. Un scooter que nació como hermano pequeño del siempre exitoso T-Max y que, desde luego, a nivel de ventas, tiene poco que envidiarle. Siempre fue un scooter rápido, cómodo, elegante y de líneas deportivas y en el 2007 evolucionó, como no podía ser de otra forma, para adaptarse a la exigente normativa anticontaminación Euro III, y cambió el carburador por una nueva y sofisticada inyección. Se aprovechó entonces y algunas críticas que las primeras versiones habían recibido sobre rumorosidad mecánica, vibraciones y traqueteos desaparecieron. Sin embargo, a nivel de prestaciones, la inyección no le sentó bien. Corría más el primer X-Max. Algo lógico, ya que la Euro III, quieras que no, implica estrangular un poco los motores y por tanto, algo menos velocidad y aceleración.

yamaha x max 125Pero el tiempo pasa, y a pesar de que el X-Max 125, el más caro de los scooters de 125cc de nuestro mercado seguía encaramado en las mejores posiciones de las listas de ventas, en Yamaha no se duermen en los laureles y antes de que venga alguien y “les pise el rabo” de las ventas, han modernizado su magnífico X-Max. Una nueva carrocería, y de paso, retoques en chasis y suspensiones, algunos en el motor y el nuevo X-Max está listo para seguir luchando por el liderazgo del mercado.

La nueva carrocería, de look más deportivo y moderno que la anterior, acerca sus líneas a las del nuevo T-Max. Parece un ligero restyling si no conoces bien estos scooters, pero si te fijas, los cambios son mayúsculos. No hay dos piezas de la carrocería que sean iguales. El nuevo X-Max es algo más afilado, menos “chato” que el anterior, tanto por delante como por detrás. La nueva cúpula, por fin separada del manillar no sólo mejora su aspecto frontal, si no que te da más espacio a sus mandos: el anterior daba un poco sensación de que llevabas el parabrisas pegado a la nariz, sensación típica de los scooters con la pantalla sobre el manillar. El nuevo cuadro, inspirado en los coches deportivos, según dice Yamaha, es más moderno y atractivo que el anterior. Por la noche, la iluminación en rojo queda de lo más “sport”. También ha cambiado la posición de conducción. Con la modificación de la plataforma para los pies, puedes ahora llevarlos en plan “Custom”, hacia adelante, además de la posición normal, con los pies abajo. Nuevos faros, nuevos asiento, nuevo colín...un nuevo scooter, vamos. Y por supuesto, sigue teniendo el enorme hueco debajo del asiento, donde además de dos cascos integrales puedes meter más cosas. Y por si te falta espacio, una práctica guantera delantera, para llevar cosas más a mano.

El motor no ha cambiado, básicamente es el mismo motor fabricado por Minarelli que ya se montaba, en su versión de inyección. Se declaran para él 13,8 Cv, los mismos que antes, algo lejos de los 15CV del tope legal y de los mejores motores de la categoría, con una par de 11,3 NM, ambos parámetros al mismo régimen de 8.750 rpm. Monta ahora un nuevo radiador, más grande y se ha modificado el alternador. También la amortiguación se ha mejorado. Y esto aunque el anterior X-Max ya iba muy bien, en este aspecto.

MAX MARCHA

En Yamaha han querido acercar el X-Max al T-Max con este cambio de modelo. Pero entiende esto más bien desde el punto de vista “filosófico”: el T-Max sigue teniendo un chasis muy especial y una estructura única, con el motor bajo los pies del piloto y un basculante “de moto” y sin embargo, los X-Max si tienen la arquitectura típica de un scooter, con el motor bajo el asiento y haciendo funciones de basculante del tren trasero. yamaha x max 125Sin embargo, esa imagen sport del T-Max y las sensaciones de vehículo deportivo que transmite son la que se han querido trasladar al X-Max. La verdad es que no es fácil que ningún scooter de 125cc pueda parecerse ni de lejos a como se comporta el T-Max, pero si que con el X-Max se ha conseguido un scooter muy noble en su forma de rodar, ágil y fácil de meter en curvas, que da confianza a la hora de tumbar y que, además, corre bastante. Pero no es “el que era” y las prestaciones de este nuevo X-Max quedan un poco por debajo de los “récords” que se conseguían con las primeras versiones de carburación. Es más suave, vibra mucho menos y de hecho, es ahora de los scooters de funcionamiento más suave y dulce del mercado, pero en prestaciones “puras”, aceleración y velocidad máxima pierde la posición de líder, en favor del nuevo Peugeot Satelis, más rápido, según nuestras mediciones.

Es un scooter muy cómodo, una vez en marcha. Poco ruido, ninguna vibración, todo suavidad y los mandos perfectos, tanto en posición como en tacto. Las suspensiones tienen un tarado tirando a duro, sin rebotes, pero firmes, lo que en las curvas y “dándole leña” le da ese comportamiento “sport” que se busca. Es muy noble y no es fácil encontrarle el límite tumbando sobre buen asfalto. Frena muy bien, con buen tacto en la maneta, y sin perder “la compostura” si retrasas la frenada hasta bien metido en la curva. El motor, algo perezoso al salir debido a un desarrollo más bien largo, tiene su mejor baza en el medio régimen y sólo llaneando con un poco de bajada a tu favor llegarás a su velocidad máxima, poco por encima de los 120Km/h en el marcador: no está mal y sigue estando en una cifra muy respetable para un 125.

yamaha x max 125Es en ciudad, donde los cambios del X-Max se agradecen más. Con la nueva carrocería el asiento está un poco más alto que antes (792mm contra 785) sin embargo, la carrocería nueva, más estilizada hace más fácil llegar al suelo a los que somos “menos altos”. Sigue girando muy bien, sólo que la nueva pantalla fija, en vez de sobre el manillar resulta más cómoda y ya no distorsiona la visión a través suyo. También se nota (y agradece) esa nueva suavidad de funcionamiento.

Es, en resumen, un gran scooter, como siempre. Se ha buscado mejorar su comportamiento y hacerlo todavía más cómodo y este objetivo se ha conseguido. Sólo esa pérdida de prestaciones empaña algo la imagen de este nuevo X-Max, pero lo cierto es que, en el fondo, debe ser muy poco lo que ha perdido con respecto a su mejor registro . Y si lo piensas, hasta en el rodaje de nuestra unidad ha podido perderse ese poco más que te lleva hasta rozar los 130 en el marcador, que es la mejor cifra posible para un 125 actual.



Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Junio 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar