Prueba SYM MAXSYM 400

MaxiAcierto

Tenía ganas de probar este MaxSym 400i y en la semana que lo he tenido, creo que hemos hecho muy buenas migas. Pertenece al segmento de los Maxi-scooters Premium y por sus buenas cualidades es capaz de competir con los mejores del segmento. Lo cierto es que resulta muy agradable a la vista desde el primer momento y rápidamente puedes apreciar que viene cargado de buenos detalles.

  

LO "MAX" DE SYM

Esta firma taiwanesa siempre ha presumido de presentar unos estándares de calidad mucho más elevados que otras marcas asiáticas y doy fe que esto es una realidad. Sus acabados, calidad de pintura, ajustes y textura de sus plásticos… están a la altura de las mejores. Tal vez sea una herencia de sus tiempos en que la marca fabricaba para Honda, en una especia de “joint venture” con el gigante japonés, pero sus productos hoy día son absolutamente propios.

La MaxSym 400i es un scooter grande, que se coloca en la misma orbita que el Suzuki Burgman 400, Yamaha Majesty 400 e incluso el Honda Silver Wing 400, aunque este último cuenta con un motor de dos cilindros. Esto quiere decir que su espíritu es de GT, donde prima la comodidad, cierto lujo, con una imagen y un talante más elegante que deportivo.

¿Qué cosas valoro de un scooter de este tipo? Bueno pues personalmente me gusta que sea cómodo, espacioso tanto para el piloto como para el pasajero, que me proporcione un buen resguardo, que me transmita una agradable sensación de seguridad, que tenga muy buena capacidad de carga y pido cierto lujo y buen gusto en su terminación.



COMO ES EL MAXSYM 400i

El primer punto que he pedido lo cumple a la perfección, su postura de conducción es relajada, hay espacio más que suficiente para las piernas entre el asiento y el escudo y resulta suficientemente amplio con un mullido placentero tanto para el piloto como para el acompañante. Además las estriberas de este último, son retractiles y van forradas con goma para filtrar posibles vibraciones. En cuanto a su protección aerodinámica, no es mala para mi estatura (1.70 m) pero podría ser mejorable instalando una pantalla que se pudiera regular en altura, aunque fuera manualmente.

La capacidad de carga es uno de los puntos fuertes de este MaxSym. Cuenta con un buen hueco bajo el asiento que se abre muy cómodamente desde un pulsador eléctrico situado en la piña izquierda y también se puede abrir desde la llave de contacto cuando esta el motor parado. Por supuesto que caben dos cascos integrales, aunque a decir verdad hay que cogerle el truco a la forma de colocarlos, entran justos pero caben. Además llevamos dos guanteras en la parte superior del escudo, de buena capacidad (en la izquierda cabe una botella de agua) y lleva sym maxsym 400otra más otra con cerradura tras la columna de dirección, que tiene toma de corriente convencional y otra con entrada USB. Así pues no tendremos problema para transportar todos los cachivaches que nos vemos obligados a llevar en el día a día, llaves, mandos del garaje, cartera, tarjetas de crédito para peajes, moviles, cargadores… etc.

En cuanto a su terminación y calidad ya te he comentado que es excelente, está al nivel de los mejores, incluso tiene alguna cosa que pese a ser un extra a veces no resulta demasiado cómodo. Me refiero a los seguros de cerradura que hay que liberar con un imán hexagonal que lleva la propia llave y actúa sobre una corredera para poder introducirla. Al final resulta un poco engorroso si estamos haciendo recados y paramos y arrancamos muy seguido.

El cuadro de instrumentos es bastante completo, va retro-iluminado y proporciona una información clara y legible, tiene una pequeña esfera digital multifunción en el centro que nos indica fecha, hora, parciales, totalizador… y luego dos esferas grandes para velocímetro y cuentarrevoluciones y dos más pequeñas para temperatura del agua y nivel de combustible. El conjunto no queda mal pero personalmente me resulta demasiado “automovilístico”.



MECÁNICA A LA ALTULRA

Creo que ha quedado claro que el MaxSym aparentemente me ha gustado mucho, pero para un servidor, una de las partes más importantes de cualquier vehículo es su motor. Me gusta la mecánica y me gusta saber que es lo que llevo entre las piernas pues resulta una parte fundamental en el comportamiento del conjunto de la moto.

Sin ser nada absolutamente revolucionario, monta un tradicional y típico en esta cilindrada monocilindrico (a excepción de la Honda Silver Wing 400 que como te he dicho tiene 2 cilindros), pero este propulsor de Sym de 399,9 cc incorpora un tratamiento interior cerámico de alta tecnología que reduce las perdidas por rozamiento y por tanto optimiza sus prestaciones. Rinde 34 CV a 7.000 rpm con lo cual está a la altura de los mejores de su categoría. Va unido por medio de un embrague automático a un variador con una relación final muy correcta.

sym maxsym 400

He leído criticas por parte de algún colega sobre su comportamiento un tanto áspero a bajo régimen pero he de decirte que no estoy nada de acuerdo con ellos, para mi funciona fenomenal, nada raro para tratarse de un monocilíndrico. No presenta vacíos y tarda poco en pasar de las 4.000 rpm, momento en el cual se muestra claramente más vigoroso que la mayoría. De hecho, y a pesar de que es un scooter grande que pesa 225 kg, se mueve y acelera con mucho dinamismo, y en carretera abierta, no es difícil ver a la aguja del velocímetro superar los 160 km/h.

En cuanto a su parte ciclo tampoco se sale de la norma, lleva un bastidor fabricado en tubo de acero pero esta muy bien estructurado y está dotado de una sorprendente rigidez. Las suspensiones son convencionales, con una horquilla telescópica delantera y dos amortiguadores de doble efecto detrás. Su tarado esta equilibrado y acorde a su utilización tipo GT, tal vez le achacaría cierta “sequedad” en la amortiguación trasera, pero también te diré que es uno de los scooters de su categoría que más solidez me transmite abordando curvones rápidos de autopista a alta velocidad. Su andar es firme y me transmite seguridad y confianza.

En ciudad evidentemente no es un “cientoveinticinco” pero me gustó mucho como se mueve. Tiene un radio de giro muy bueno, una distribución de masas bien colocadas y la altura al suelo contenida, por lo que se maniobra bien a pesar de ser un scooter grande.

Los frenos tampoco desentonan, lleva tres discos ligeramente lobulados y nuestra unidad de pruebas no montaba ABS, que se puede pedir en opción. Lo que más me gustó es su buen tacto y progresividad en la frenada más que su contundencia. Nunca pase apuros y aún en agua me sentía seguro gracias a su buena modulación. Cuenta también con un freno de estacionamiento que es otro buen y útil detalle.



¿CUANTO CUESTA ASEGURAR LA SYM MAXSYM 400?

En la fecha que hemos realizado la prueba de esta SYM MAXSYM 400, tomando como referencia un hombre de 35 años, que vive en Barcelona, guarda la moto en garaje comunitario y recorre hasta 5.000 kilómetros al año, es pareja de hecho, y con el carnet de coche, el precio del seguro es de 234.52 euros al a terceros con robo e incendio, en Regal, con una calidad en la póliza de 7.28.



CONCLUSIÓN

Para terminar te diré el Sym MaxSym 400i es una verdadera y real alternativa a los “cabezas de serie” de su categoría. Juega la carta de un mejor precio y un nivel de acabados y confort muy competitivos respecto los modelos de referencia. Para quienes valoren por encima de cualquier otra cosa el realizar una buena compra y conseguir una excelente relación calidad/precio este puede ser su maxi-scooter. Ofrece calidad, buenas prestaciones, buen comportamiento, buena habitabilidad, buena capacidad de carga y buen equipamiento. En definitiva es un compendio de “maxi-cosas buenas”.

Equipamiento Probador:

Casco: LS2 Cruiser

Chaqueta: Kappa Urban

Pantalón: Arpem

Guantes: RS Taichi

Botas: Caterpilar

 



A favor

- Su comportamiento en conjunto.

En contra

- Tacto de la suspensión trasera.

Prueba y Redacción: Mariano Urdín
Fotos: Javier Ortega
Marzo 2013

Tu seguro en un click

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos