Prueba SUZUKI SFV 650 GLADIUS

UNA VICTORIA FACIL

Cuando acudimos a la presentación de la Suzuki Gladius, muchos se suponían que no sería más (ni menos) de una versión más o menos remozada de la ya veterana SV, una de las motos realmente buenas, bonitas y baratas que podemos encontrar en nuestro mercado desde hace años, pero que por motivos que sólo los expertos en mercadotecnia podrían descifrarnos, nunca ha alcanzado el éxito de ventas que se merece.

 

suzuki 650 gladiusPero no. Es cierto que usa como propulsor su ya conocido V2 a 90° que también incorpora la excelente trail media Strom 650- con ligeras pero definitivas modificaciones explicaremos más tarde- pero lo cierto es que a efectos prácticos podríamos considerarla como la heredera de la desaparecida superventas durante lustros, la GS 500.

Si, a algunos les puede parecer un error nuestro considerar que una moderna bicilíndrica medía “de diseño” sea la sustituta de una moto que, casi desde su aparición en nuestro mercado (¡Dios mío, recuerdo haber probado una de un amigo a finales de los 80! Cómo pasa el tiempo) fue el paradigma de moto “entrada” al mundo de la moto grande para los usuarios novatos barata, asequible, robusta.

suzuki 650 gladius ¡Pues claro!, eso es exactamente lo que han buscado en Suzuki con la Gladius. La verdad es que si por ellos hubiera sido la GS se hubiera mantenido en el mercado. Estaba más que amortizada a todos los niveles, con una mecánica archiconocida por cualquiera que tenga mínimos conocimientos de mecánica y que se había ganado una fama en el mercado que le permitía mantener una buena cuota de ventas a pesar de poder ser considerado como un modelo ya, más que veterano, antiguo… o mejor sería decir clásico. Pero lo cierto es que el bicilíndrico “twin” refrigerado por aire, de aspecto voluminoso y funcionamiento- aunque refinado en las últimas generaciones gracias al TPS y otros retoques- ya bastante tosco, no podía pasar las cada vez más exigentes leyes anti emisiones europeas. Por lo tanto, y ante la imposibilidad de incorporar inyección electrónica a un motor de estructura tan antigua, se pasó a la acción.

Y la acción fue jubilar a la gloriosa GS y desarrollar una naked que, cubriendo ese mismo espectro, lo hiciera con más eficacia, modernidad, ecología y, algo muy importante, mucha mayor elegancia y diseño. Así nació esta preciosa moto que, según nos han comentado los chicos de Suzuki, está cosechando el éxito de ventas que se merece incluso en un panorama tan duro como el de nuestro mercado. No solamente es buena, bonita y barata como la vieja 500, sino que además logra tener un estilo que la acerca al cierto “glamour asequible” que ha hecho de ciertas motos italianas, y concretamente estamos hablando de la Ducati Monster, un éxito de ventas absoluto durante años. Ducati supo condensar en un solo modelo cierto toque y comportamiento sport, un aire retro con un motor suave, progresivo, más que probado y con potencia suficiente (sobre todo en las últimas generaciones) para prácticamente conseguir crear el concepto de naked deportiva como lo conocemos hoy día.

 Pues Suzuki tenía la mejor base posible para adentrarse en este terreno, que era ese V2 a 90° con el funcionamiento más refinado y efectivo de toda la categoría, algo que se demuestra gracias a su longevidad (ya lleva 10 años en el mercado con total éxito y sin perder ni un ápice de efectividad) y que, incluso, ha sido comprado por otras fábricas para impulsar sus modelos como fue el caso de la Cagiva Raptor. Así que pasó a la acción desarrollando una naked que pudiera cubrir por igual las necesidades de cualquier “urbanita” que necesitase hacerse con los servicios de una moto de cierta cilindrada y potencia, pero que al mismo tiempo tuviera un diseño atractivo que le diera cierto “estatus” en lo que imagen se refiere. En principio, tanto era ese su enfoque que, durante su presentación a la prensa en las cercanías de la fábrica en Gijón, no permitieron a ninguno de los periodistas presentes hacernos ninguna foto en carretera abierta, solamente en las preciosas calles y paseo marítimo de la capital asturiana.

suzuki 650 gladius Además, no hay más que ver el video oficial de la marca (te recomendamos que eches un vistazo tanto a éste como al de la presentación en los que algunos periodistas damos nuestra opinión sobre esta 650) para comprobar este hecho. En él, un chico y una chica estilosos, dinámicos y, por supuesto, guapos y “yuppies” la usan desde por la mañana para ir al trabajo hasta por la noche para acudir a una fiesta en el barrio más “chic” de la ciudad. Está claro que la elegancia es uno de los elementos fundamentales en esta Gladius. No tienen más que echar un vistazo a su sinuoso y particular escape lateral de doble salida, o a la posibilidad de personalizar tu Gladius cambiando simplemente los plásticos, incluyendo las tapas que cubren el depósito. De ese modo puedes combinar diversos colores y decoraciones.

En fin, es respetable este enfoque por parte de los chicos de marketing de Suzuki, pero lo cierto es que en carretera va tan bien que sorprende, y colmaría a las necesidades de muchos usuarios que buscan también un poco de adrenalina los fines de semana. Y nos sorprende no porque no conozcamos ya las excelencias de las que es capaz este motor y las que ha demostrado ya muchas veces la fábrica japonesa en sus modelos, sino porque tratándose de una naked de este tipo con un precio realmente contenido, parece mentira lo que puede “cundir” y disfrutarse su conducción en carretera. No solamente es estable y facilísima de llevar, sino que el ligero pero eficaz trabajo hecho sobre su motor permite rodar rápido y seguro sin que apenas notes el más mínimo esfuerzo.

Pero te preguntarás cuáles han sido esos pequeños cambios y como es la Gladius. Pues aquí te lo decimos.

AL ÉXITO POR LA SIMPLICIDAD

 Como verás, el chasis sigue la senda de la Ducati Monster siendo un multitubular de acero aunque, eso sí, de excelente facturación conveniente pintado en el color de la moto, en este caso azul cobalto. Se une así también a sus compañeras de segmento como son la Yamaha XJ6, aunque incorpora un motor tetracilíndrico, y la Kawasaki ER6N, con un bicilíndrico aunque paralelo en lugar de en V.

 

En cuanto a la amortiguación, delante cuenta con una horquilla de 41 mm con un recorrido de 125 y sólo regulable en precarga de muelle al igual que el monoamortiguador trasero progresivo. Es decir, que se une con bieletas al basculante, lo que le da una clara ventaja respecto a algún modelo de la competencia que cuenta con un sistema de anclaje directo, bastante más básico y rudo de funcionamiento. 

suzuki 650 gladius En cuanto al motor, ya te hemos hablado de su estructura. Por otro lado, tiene cuatro válvulas por cilindro, doble árbol de levas, refrigeración por agua e inyección electrónica con sistema de doble mariposa, lo que le confiere parte de su proverbial progresividad. Es decir, un propulsor realmente moderno y actual a pesar de los años que lleva en el mercado. Para mejorar su rendimiento en la Gladius se ha incorporado un cigüeñal más pesado incrementa su inercia y mejora la entrega de potencia, junto con un sistema denominado TI-ISC que mejora el arranque en frío, cuidando la mecánica en estas condiciones (las más críticas), ahorrando más gasolina de la que te puedas imaginar en un principio sobre todo en un uso urbano, y reduciendo las emisiones totales. También se ha trabajado sobre los accionadores del embrague para hacerlo más suave y dosificable (aún) que antes y, como siempre, se ha modernizado el apartado electrónico instalando un procesador más rápido y una nueva ECU.

 

Todo esto consigue exactamente los mismos caballos que antes-es decir, 71- pero con una entrega en bajos y medios aún más consistente manteniendo esa fantástica suavidad y progresividad que siempre ha caracterizado a este motor.



A ESPADAZOS

Por si no lo sabías, Gladius es el nombre que se daba a la pequeña espada que usaban los gladiadores como apoyo a su arma principal durante sus peleas a muerte. Hasta el nombre tiene estilo.

Bueno, si lo analizamos puede que resulte un poco duro o agresivo para una moto tan agradable como ésta, pero lo cierto es que suena muy bien y, francamente, se adapta bastante bien a sus características: pequeña, ligera, compacta, manejable que puede resultar letal para sus competidoras tanto en el atascado y agobiante entorno urbano como en el mucho más despejado y divertido de la carretera abierta, ya sea con buen asfalto o “del otro”…

Al montarte en ella por primera vez, todo te resulta tan fácil y rápido de adaptación que te encontrarás como sobre tu moto de toda la vida en pocos instantes. La ergonomía es buena, todos los mandos parecen estar en su sitio, son fáciles de accionar y, como se busca un espectro tan amplio de usuarios en que muchas serán féminas recién llegadas al mundo de la moto, también cuenta con diferentes alturas de asiento: 785 mm. de serie con una opción de 20 mm más a los usuarios de mayor altura.

suzuki 650 gladiusTodos sus componentes son básicamente simples, pero combinados y puestos a punto de tal forma que logran esa combinación de efectividad mágica a la que Suzuki ya nos tiene acostumbrados. La amortiguación, comportándose de realmente bien en un uso normal e incluso “sport”, sería el punto más revisable de toda la moto. La horquilla cumple bastante bien, pero sobre todo detrás llega un momento en que tienes que endurecer el amortiguador trasero si quieres mantener los ritmos que, a base de agilidad de la parte ciclo y la progresividad (y más prestaciones de las que pueden parecer un primer momento) de su motor, se pueden mantener en carretera. Y, claro, llega un momento en que queda demasiado duro o, si buscas cierta absorción de baches, quedaría un poco blando. Si quieres otro punto mejorable, los frenos podrían tener más mordiente, pero ese caso quizá fueran demasiado agresivos y pondrían en aprietos al potencial cliente de esta moto, que en principio no tendrá demasiado experiencia y querrá disfrutar de la mayor facilidad de uso que pueda, además forzaría la compresión de horquilla que con la frenada actual tiene un comportamiento realmente bueno

suzuki 650 gladius Aunque lo cierto es que no sé muy bien que hago comentando algo así de una moto que resulta tan homogénea, agradable y fantásticamente eficaz en todos los terrenos, pero algo hay qué decir… porque lo cierto es que si me pongo a pensar sobre qué puedo criticar realmente a la Gladius, me quedaría en blanco. No es una deportiva, por lo que hemos comentado sobre la amortiguación está claro que es mejorable aunque ni mucho menos supone un lastre, pero es que estamos hablando de una moto que ronda los 6.000 € y que, por otro lado, incorpora tecnología de última generación. Por ejemplo, su nuevo cuadro de relojes es un dechado de eficacia y buen hacer en lo que a diseño se refiere. Es compacto, bonito e incorpora toda la información que necesitas como pueda ser kilometrajes parciales, nivel de gasolina (fiable y exacto, por cierto) y, como novedad en el segmento, un gran y bien diseñado indicador de marcha insertada. Otro pequeño gran detalle que determina su eficacia en un uso “sport”.

Hablando de gasolina, una de las bazas del diseño con el que se ha jugado para mejorar la manejabilidad y estrechez de la moto es un depósito bastante pequeño y compacto con sólo 14,5 l de capacidad, pero que gracias a un consumo medio (y con zonas hechas realmente con el acelerador a fondo y las revoluciones muy altas) que apenas sobrepasan los 6 l, se logran autonomías de más de 230 km. Como estamos hablando de una naked sin carenado, por lo que como siempre en estos casos habrá que soportar la presión del aire, es más que aceptable. A este respecto, también he que comentar que el asiento “bajo” de serie no tiene mucho acolchamiento, por lo que resulta algo duro y es posible que tus posaderas te pidan encarecidamente que las dejes descansar bastante antes de los 200 km. Eso sí, la posición es muy cómoda y eso no te cansará, al igual que el posible pasajero que cuenta con un buen asiento, asas laterales de cómodo diseño y las estriberas a una altura razonable. Una buena rutera en conjunto, que agradecerá la pantalla que puedes encontrar en el nutrido grupo de complementos que Suzuki ha desarrollado para esta moto. Por cierto, si quieres echarles un vistazo puedes encontrarlas en http://moto.suzuki.es/Motos/Carretera/Gladius-650/2009/4/1/331/accesorios.html

suzuki 650 gladius Poco más te puedo decir sobre la Gladius que no que haya dicho. La prueba de lo buena moto que resulta es que, cuando la tienes en el garaje, siempre piensas en usarla para todo: desde ir al cine o con los amigos y también para ir de excursión con ellos por la sierra. No tendrás prestaciones estratosféricas- aunque sobrepasa realmente bien los 200 km/h, con lo que tampoco es precisamente un hierro- pero si lo mejor que puedes pedir una moto: disfrutar de cada metro recorrido con el mayor rendimiento y el menor esfuerzo posible. Además, por un precio de compra ridículo para la calidad que tiene y con unos consumos que no son de mechero, pero casi.

Suzuki ha logrado hacer fácil lo difícil: obtener la victoria en un mercado tan saturado y en unos momentos tan difíciles como estos. Un gran trabajo.



A favor

- Relación calidad precio

- Motor

- Consumos

- Facilidad de conducción

- Polivalencia

En contra

- Protección aerodinámica en carretera

- Mordiente de frenos mejorable

- Amortiguación trasera

- Asiento de serie algo duro

- Retrovisores vulgares en relación al resto de la moto

Prueba y Redacción: David García de Navarrete
Fotos: Miguel Méndez
Octubre 2009

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar