Prueba PIAGGIO TYPHOON 125

FELIZ REENCUENTRO

El Typhoon es uno de los scooters de más éxito de los últimos 20 años. En la versión de 50 cc y dos tiempos fue uno de los scooters más vendidos de los años 90. Y cuando parecía que la fuerza del Typhoon se apagaba, una profunda revisión, junto con esta nueva versión de 125 y 4T intenta recuperar aquellos “vientos de gloria”

  

FELIZ REENCUENTRO

Y no. Aunque no lo recuerdes, no es la primera vez que Piaggio tiene en su catálogo un Typhoon 125, ya que a mediados de los 90 ya hubo uno. Aquél, con motor de 2T y en unos años en que hacía falta carnet “de moto grande” para llevarlo, pasó con más pena que gloria por nuestro mercado, a pesar de su agilidad y buenas prestaciones. piaggio typhoon 125

Ahora es el mejor momento para este “renacer” del Typhoon 125. Un mercado donde los scooters de 125cc son “los reyes”, ahora que se pueden llevar con el carnet “B”, donde las ventas de los scooters ciudadanos, de precio asequible y ágiles en las ciudades masificadas de hoy día, están en auge, a pesar de la crisis.

El concepto del nuevo Typhoon 125 es perfecto en esos ambientes. Un scooter de ruedas “gordas”, con una acusada personalidad, original muy ágil y fiable, ahora movido gracias al motor de 4T que la marca denomina LEADER, en versión de aire y carburación, lo que le convierte en un vehículo ideal para moverte a diario por ciudad, con un estilo muy personal, distinto al que otorgan los scooters más convencionales.

Como siempre, la base es una estructura en tubo de acero. Se ha piaggio typhoon 125conservado de los Typhoon anterior no sólo ese estilo “playero” tan original, mantiene el suelo plano y un tamaño muy contenido, similar al de los 50 cc. Gira mucho y no es excesivamente alto de asiento, lo cual ayuda mucho a la hora de maniobrar en ciudad. Suspensiones y frenos son bastante “normalitos”, con un disco delantero de 220 mm y un tambor trasero de 140 mm. Tienen buen tacto, a pesar del tambor trasero y son suficientes para los menos de 120 kgs que ha dado en la báscula. Una horquilla bastante básica, con sólo 86 mm de recorrido y dos amortiguadores traseros de 82 mm dan idea de que realmente estamos ante un scooter utilitario, con pinta de off-road, pero de “campero” sólo tiene eso: la pinta... aunque también es cierto que las ruedas de tacos que monta tienen algo de agarre sobre la tierra, si algún día tienes que pisar fuera del asfalto. Son de 12” en ambos trenes, (de 10” en el 50 cc anterior), no tan grandes como a simple vista parecen: lleva, en concreto, una 120 delante y una 130 detrás. Pero con un perfil de 80 y los tacos, dan la sensación visual de “rueda gorda” que siempre ha caracterizado a esta familia de scooters.

En el capítulo de equipamiento, el Typhoon no puede presumir demasiado. No es un scooter muy equipado, más bien se conforma con lo básico que necesitas. Lleva un sólo sistema de aparcarlo, sobre el caballete, un hueco para el casco donde no cabrá un integral y que hay que abrir desde el propio lateral del asiento y un cuadro bastante simple. En este, sólo dos esferas, para el nivel de combustible y un velocímetro con totalizador de kilómetros pero sin parcial. Y no hay donde mirar la hora. Un gran descuido por parte del mayor fabricante de scooters de Europa.



CÓMO VA

Es ágil, fácil y agradable, con lo que cumple con lo que se le puede exigir a un scooter de este tipo. No pesa demasiado, de hecho y aunque la marca no da peso oficial, nosotros hemos comprobado, con los llenos hechos, que no llega a los 120 Kgs (119,7). Además tiene el peso bastante bajo, por lo que moverlo en parado es muy fácil. Con una altura al suelo de sólo 765 mm es un scooter recomendable para cualquiera, de cualquier tamaño, que necesita un scooter ciudadano.piaggio typhoon 125

Es fácil ponerlo en marcha: llave de contacto, botón de arranque con una maneta agarrada y esta en marcha. Lleva un sistema de arranque en frío, por lo que aunque sea de carburación no necesita estárter. Eso si, como se decía antiguamente es un motor “frío”, es decir, que cuando lo arrancas en frío le cuesta estabilizar el ralentí y hay que esperar unos segundos calentándolo para que no se pare.

Todos los mandos están muy a mano, todos con buen tacto, piaggio typhoon 125incluso el tambor trasero. El puño del gas tiene mucho recorrido, algo que no a todo el mundo agrada, pero que permite regular muy bien la cantidad de gas que quieres dar en todo momento.

Es ágil, como te decía antes y por ello, desde los primeros metros se demuestra que es un scooter agradable. Esa agilidad no comporta nerviosismo, si no todo lo contrario. Es estable y noble y hay que darle mucha leña para “sacarle de sus casillas”. En rangos de velocidad bajos y medios es una gozada y pasa por cualquier sitio: es muy estrecho y compacto. Ojo a los bajos: como te decía antes, de off-road, sólo el aspecto y es fácil darle un golpe abajo al subir o bajar bordillos un poco altos. Pero es una gozada en ciudad, donde la agilidad y comodidad son fundamentales.

La carretera no es su elemento preferido. Anda bien, roza (por debajo) los 100 Km/h reales llaneando, unos 110 en el marcador, y llegas a verle los 120 en el cuadro Km/h con un poco de cuesta a tu favor. En curvas, siempre que sean a baja o media velocidad, perfecto, van con su filosofía de vehículo ágil y la posición de conducción, muy centrada, ayuda a mantener el control. Según van siendo mas rápidas pierde algo de aplomo, igual que cuando son sobre asfalto bacheado: no es muy “duro” ni de tarados ni de flexibilidad de chasis, y se nota en que cuanto “le exiges”, bien sobre baches, bien con tumbadas importantes pierdes tacto: no notas lo que pasa bajo sus “grandes ruedas”.



EN CONCLUSIÓN

Por poco más dinero de lo que cuesta un scooter básico Piaggio te ofrece un Typhoon. No es más, técnicamente o en cuanto a equipamiento, que esos básicos, pero no cabe duda de que en cuanto a estética si aporta un puntito interesante. Es un tipo de scooter que se puso de moda en los años 90 y que ahora puede volver a ser divertido y original pasearte y moverte con él en el día a día. 

Cuesta 1.999 €, precio “sicológico” por debajo de los 2.000 €, una barrera importante. Y aunque por ese precio o menos hay donde elegir, hablando de scooters básicos, pocos de ellos pueden reunir una marca con el prestigio de Piaggio, los buenos acabados de este scooter y ese carácter “fun” que siempre ha caracterizado a los Typhoon, y que se convierte en utilidad en esta versión.

Equipamiento Probador:

Casco: Shark RSJ Jack

Chaqueta: Halvarssons Proximo (Cedida por 2TMoto)

Protector cervical: Moveo Brace Dynamic

 



A favor

- Un scooter original, muy atractivo, con buena terminación y a precio asequible.

En contra

- Un equipamiento un poco mejor: un reloj horario, parcial...

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Mayo 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar