Presentación PEUGEOT e-VIVACITY

MIRANDO AL FUTURO

No está “el horno para bollos, que se suele decir, pero las grandes marcas saben que esto es temporal. Llegarán mejores momentos para el mercado de la moto, y de hecho, para los scooters de 125cc no es tan malo como en otros segmentos del mercado. Por ello Peugeot se prepara para el futuro y nos ha presentado dos novedades importantes.

 

Y para ello ha reunido a la prensa en Saint Tropez, donde han mostrado las dos novedades que, presentadas en Milán el año pasado, se incorporan ahora a la gama de la marca del León. Por un lado, el esperado e-Vivacity, el regreso de la marca al segmento de los scooters eléctricos y por otro un nuevo scooter que viene a sumarse a lo que ya es una de las gamas más completas de scooters del mercado, sobre todo, en 125cc: no hay un tipo de scooter que se te ocurra que no encuentres en Peugeot.

Presentación PEUGEOT e-VIVACITY

Es uno de los scooters pequeños más esperados de los últimos años. Peugeot, una de las marcas más involucradas de Europa en el desarrollo de vehículos eléctricos lleva ya un par de años enseñándonos prototipos de este scooter eléctrico de 3Kw, equivalente (legalmente y en cuanto a prestaciones) a un scooter 50cc. No es la primera experiencia de los franceses de Peugeot en esto de los scooters eléctricos: hace 15 años Peugeot comercializaba el Scoot´Elec, uno de los “pioneros” en esto de los eléctricos. En estos años la cosa ha cambiado mucho, y si las baterías de níquel-cadmio de aquel Scoot´Elec pesaban 39Kgs, las de ion-litio del e-Vivacity, pesan 16kgs con 3 veces más capacidad de carga; si aquel desarrollaba 1,5Kw, este los duplica y llega a los 3Kw. 

Como era de esperar, el e-Vivacity reúne todas las características para convertirse en la referencia de esta nueva categoría: muy cuidado en todos sus detalles, se mueve gracias a un motor sin escobillas situado en la posición tradicional, (donde todos los scooters llevan el motor, no en la rueda trasera como es habitual en otros scooters peugeot e-vivacityeléctricos) y con transmisión fija (sin variador ni otros mecanismos intermedios de transmisión), para así aprovechar mejor los 14Nm de par continuo que ofrece el motor.

El “deposito de voltios”, las baterías, alojadas en el suelo y en la parte delantera bajo el asiento, se han desarrollado por Saft, una empresa líder en el campo de las baterías de alta tecnología, están garantizadas por 4 años o 40.000 kilómetros y aseguran que aguantarán sin problemas más de 1000 ciclos de carga. Con una autonomía de 60km a 45Km/h en modo normal, la recarga puede hacerse en cualquier enchufe de 220v gracias a los cargadores instalados en el propio vehículo y al cable rizado de 2m que llevan. En 3 horas, en carga con dos cargadores, puede alcanzar el 80% de la carga y en 5 la recarga total. Las baterías no tienen efecto memoria y los cargadores llevan un software que protege las baterías, por lo que las cargas parciales no afectarán a la vida útil de las baterías.

La parte ciclo y la carrocería se toman del Vivacity de 50cc. Cambian, lógicamente, las decoraciones, más “curradas” en este e-Vivacity y el cuadro, especifico para él. Lleva una llave de contacto codificada para evitar “tentaciones” de los que quieran probarlo sin tu permiso y cuando lo enciendes, el cuadro, una pantalla LCD en color ilumina unas barras con la carga de las baterías. Te informa de la autonomía restante, hora, velocidad, kilómetros recorridos y temperaturas del motor (refrigerado por aire, claro), baterías y exterior. Muy completo, desde luego para un “ciclomotor”. Cuando está en carga, enciende sólo las barras de carga, la temperatura y unos logotipos. Y lleva un sistema para evitar que los “despistados” nos montemos e intentemos salir zumbando con él mientras está enchufado. Mantiene también de los Vivacity de gasolina el doble maletero, con un total de 35 litros de carga, ya que las baterías no han “robado” nada de este espacio. Puedes guardar dos cascos, uno bajo el asiento y otro en el maletero delantero.

peugeot e-vivacityPor supuesto, en marcha no hay ruidos. La suavidad de marcha es absoluta y las prestaciones similares en aceleración a las de cualquier ciclomotor automático. Tiene cuatro modos de funcionamiento, seleccionables desde una tecla en el cuadro: Normal, para aprovechar todo el potencial de su motor; Eco, para reducir el consumo eléctrico si vas “pillado” de autonomía; Marcha, es decir, a paso de peatón (6 Km/h), para maniobrar o circular muy despacio y marcha atrás, útil también a la hora de maniobrar. Y como cabía esperar, en un vehículo de alta tecnología como es este e-Vivacity, el motor “revierte” su funcionamiento cuando cortas gas y se convierte en generador, contribuyendo así a mantener la carga de las baterías.

Desde luego, no es ningún “tiro” en cuanto a prestaciones. Ni es un enorme y elegante scooter GT. Posiblemente, si buscas ese tipo de scooters, este no es para ti. Pero a lo que “no le gana nadie” es a económico. Diseñado para desplazamientos en la ciudad, se ha tenido en cuenta que la media de los movimientos en ciudad es de 7Km y que el 40% de estos desplazamientos es de 1km. Con estos datos, una velocidad de 45km/h y una autonomía de 60Kms son más que suficientes. Y con estos datos y con un mantenimiento mínimo, sumado a que su consumo eléctrico es “ridículo”, Peugeot calcula un coste de 0,4€ por cada 100km recorridos.



Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Peugeot
Mayo 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar