Prueba PEUGEOT VIVACITY 125

¡VIVA LA CIUDAD!

No se si lo de Vivacity podrá entenderse también en francés como “viva la ciudad” pero desde luego a mi es la frase que me viene a la cabeza cuando veo este scooter de Peugeot. Un scooter básico y de buen precio pero con un “look” algo más sofisticado que lo normal en estos scooters.

  

¡VIVA LA CIUDAD!

No podrás encontrar muchos scooters 125cc que no sean chinos por debajo de los “dos mil pavos”. Sólo algunos scooters básicos de origen asiático (no chino) y en casi todo esos casos se ha buscado precio y utilidad, dejando el aspecto estético en un segundo plano. Por eso este Peugeot es algo distinto. Un scooter de una marca europea de primera línea, con un diseño moderno y un aspecto muy agradable y urbano no suele costar por debajo de los 2.000€. Sin embargo este Peugeot es así. Lógicamente, esto no se consigue “así por que sí” peugeot vivacity 125y como Peugeot es una marca que no se va a jugar su renombre con un producto de baja calidad han tenido que recurrir a su socio chino Qingqi para este proyecto. Pero que no se alarme nadie: no es lo mismo un scooter como este, fabricado en China, bajo marca y estándares europeos que el típico scooter importado por no se sabe quien, bajo marca “Nisupa” (ni su padre los conoce) y comprado a un fabricante chino por “tres pesetas”. Los chinos también saben fabricar de dos formas: bien o mal, todo depende de lo que quieras pagar por la fabricación y los materiales.

En el caso del Vivacity, el scooter es un Peugeot y la calidad de la fabricación es la normal en la marca. Si se ha recurrido al motor de aire Qingqi que ya empleaban en la Sum-Up pero se ha “metido” en una carrocería del Vivacity 50cc que ya conocíamos. Con ello se ha pretendido un scooter que si mecánicamente es similar al Sum-Up, y por tanto, igual de básico en sus prestaciones, tiene un look mucho más “currado”. Además, al mantener el tamaño del 50cc se convierte en un scooter ciudadano, ágil y útil. Suelo plano, doble hueco para objetos, gancho para colgar bolsas, 118 kgs de scooter, con sólo 790mm de altura al suelo son buenas razones para considerar su utilidad y agilidad como dos de sus virtudes más importantes.

Lleva un cuadro bastante simple, con un cuentakilómetros analógico y una pantalla digital, como el del 50cc. Sin embargo, resulta agradable a la vista y denota cuidado en el diseño. Para aparcarlo tiene un caballete central, muy fácil de utilizar, con buena palanca y una pata de cabra “de las malditas”, con muelle automático en cuanto levantas un poco el scooter. Pero lo más curioso del Viva es su doble hueco. Bajo el asiento, como es habitual en todos los scooters hay un hueco para el casco, de buen tamaño para un scooter de su nivel. Cabe un integral, un poco justo y dependerá del tamaño del modelo de casco que tengas, pero deja hueco por delante de él para unos guantes o el antirrobo. Pero además de este hueco, peugeot vivacity 125el escudo delantero se abre hacia delante, y ahí aparece otro hueco donde puedes meter un casco jet u otros objetos. está bien pensado. Si el hueco bajo el asiento se abre desde el contacto, este hueco delantero se abre con un botón escondido en la parte superior del escudo, de forma que cuando giras el manillar y bloqueas la dirección este queda oculto bajo la carcasa del faro, de forma que nadie pueda abrir el capó delantero.

No convence tanto, sin embargo, los mandos de luces y demás. Si bien son los normales en cuanto a disposición y situación, son de plástico de poca calidad y aunque durante esta prueba no han fallado, si que es cierto es que el mando de los intermitentes se atascaba algo de vez en cuando y el tacto de todos ellos si que es de “scooter chino”, algo que debería ser revisado en el futuro.



EN MARCHA

peugeot vivacity 125Como en cualquier scooter utilitario, en el Vivacity se ha buscado, ante todo, facilidad de uso. Y desde luego, se ha conseguido. Tiene el tamaño del 50cc y el suelo plano, lo que hace que subirse o bajarse sea realmente accesible a cualquiera. Se pone en marcha con facilidad, aunque en frío le cuesta mantener el ralentí. Cuando ya lleva unos segundos en marcha se normaliza y por el escape emite un sonido ronco. Tiene buena salida, buena respuesta al gas desde parado. Es muy fácil maniobrar con él y sube bien por rampas, muestra de que el desarrollo es un tanto corto, lo que le da esa buena salida, a costa de perder velocidad punta. Peugeot no declara potencia para este scooter pero es un motor muy sencillo, refrigerado por aire, de culata de dos válvulas y carburador: no es muy potente y se nota. En rectas, en carretera o cuando tienes espacio para acelerar se ve que le cuesta muy poco llegar a los 60 ó 70 km/h pero desde los 80 Km/h para arriba si le cuesta. Logras al final que pase de los 100Km/h, pero no corre mucho más. Es suficiente en ciudades en hora punta, pero no en carretera. Por el sonido tienes la sensación de que el motor no coge vueltas, que es muy tranquilo y no tiene muchos caballos.peugeot vivacity 125

La parte ciclo, directamente “traída” del Vivacity 50cc no pasa apuros con esta mecánica. El hecho de llevar ese motor y de que el Viva 50 tenga buen chasis hace que este sea suficiente para el incremento de prestaciones. Las suspensiones trabajan bien, son algo duras pero no incómodas y los frenos paran de sobra la masa del Peugeot. El delantero, de disco, tiene potencia de frenada y es dosificable. Su tacto, sin ser ningún prodigio, es correcto. Detrás lleva un tambor, suficientemente potente y capaz de bloquear la rueda pero, lógicamente, el tacto es algo más de “muelle”, un tanto raro, pero te acostumbrarás a él y no supone mayor problema.



EN CONCLUSIÓN

peugeot vivacity 125Está claro que la estrategia de Peugeot en los últimos tiempos es convertirse en una de las marcas más importantes de scooters en Europa. Para ello han hecho grandes esfuerzos para tener la gama más completa del mercado de forma que cualquiera que busque un scooter encuentre en la marca francesa una opción a su medida. Asi, tienen ya una gama de scooters que van desde el básico Sum-Up hasta el rapidísimo (y completo) Satelis 500, pasando por uno de los 125 más rápidos y mejores del mercado (Satelis también), el “tecnológico” Compressor, los rueda alta de todos los tipos, LXR, Tweet y Geopolis, amén de la gama 50cc. Para ello han desarrollado nuevos modelos, han llegado a acuerdos con Piaggio para suministrarles los motores de más de 125cc, con Sym para la fabricación de modelos conjuntos, con Qingqi para otros modelos e incluso vender los scooters franceses en China... es decir, no han parado un minuto. El Vivacity viene a “inventarse” un nuevo segmento del mercado, aprovechando parte de esos acuerdos y de las capacidades que ahora tiene la marca del León, y así, de la mano de sus socios chinos y aprovechando sus acuerdos de fabricación han montado el motor Qingqi y se les ha encargado el montaje de la moto allí, en China. Así, manteniendo las exigencias de calidad europeas consiguen ofrecer un scooter atractivo y de líneas modernas a precio de un scooter básico asiático, lo cual constituye su mayor ventaja.

Equipamiento Probador:

Casco: Givi X.07

Chaqueta: A-Pro

Guantes: Hebo

Botas: Axo



A favor

- Un scooter elegante y moderno, muy ágil y con buena capacidad de carga a precio de scooter básico.

En contra

- Se queda un poco escaso de prestaciones en carretera.

Prueba y Redacción: Daniel Navarro “DaniRacing”
Fotos: Miguel Méndez
Diciembre 2010

Busca tu moto

Marcas
Buscar motos
USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos y publicidad de interés. Si continuas navegando entendemos que aceptas las condiciones Política de cookies USO DE COOKIES. Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar la navegación por nuestra web, así como para mejorar nuestros servicios y mostrarte la publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de los hábitos de navegación. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies
Cerrar